sábado, 26 de diciembre de 2015

JORGE ÁLVAREZ T. [17.814] Poeta de Chile


Jorge Álvarez T. 

Valparaíso, 1960. Poeta, Editor. El año 1984 viaja a Buenos Aires Argentina, estudia teatro, participa de la Comunidad teatral TAIET, y se incorpora al under bonaerense como poeta y performance.  Desde su regreso al país en el año 1992 es un reconocido Activista Cultural. Trabaja en Valparaíso organizando Lecturas, Dirigiendo distintas Revistas Culturales, Agendas; Dirige, realiza Performance en bares, discotecas, centros culturales.  El año 2002 cambia residencia y va a vivir al Valle de Elqui, Cordillera de Los Andes, en donde aprende y practica distintas técnicas de Meditación, ligado a la comunidad Agni Hotra en Cochihuaz. El año 2005 comienza sus viajes a Santiago para promocionar su poesía,  desde el año 2013 mantiene residencia en Santiago y la zona rural de Quilpué, V región. Ha  publicado QX, Revista Libertad 250; Textos Para el Tom Lupo Show, Serie el Vaciadero Poesía, Conflicto deja libro Inédito y Otros Poemas, Serie el Vaciadero Poesía; Poemas Metafísicos, Colección Cuadernos de Poesía; El Objeto y La Invención de la Hoja en Blanco. Serie El Vaciadero Poesía; Escribe Críticas para revistas digitales, conocido en circuitos de Valparaíso y Santiago por su venta personalizada de libros de poesía. 




“el vaciadero poesía”, Ediciones Caronte. Diciembre 2015

      “A veces, cuando estoy dormido, duermo": el símbolo Jorge Álvarez T.*

Por Víctor Rojas Farías*

“¿Qué hago en estos lugares, tan ajeno”

Entre nuestros artistas existe una figura que –con diversas actualizaciones- se presenta desde que existen registros.  Precisamente el primer poeta que llegó a Chile corresponde a esa tipología: tocaba el clarín para Pedro de Valdivia y -luego de embriagarse en la primera gran curadera de Chile, la “cena de Valparaíso”- cantó la primera canción de la cual hay registro en nuestro país (“cata el lobo do viene”) y –tras creerse estafado y robado en un pésimo negocio-  se transformó en el primer suicida.  El personaje recibió diversas denominaciones y tuvo diversas actualizaciones (entre ellas el hombre que –cuando le contestaron por su ocupación- contestó “Mi oficio es andar andando”)  hasta que Rubén Darío lo prestigió en nuestro medio con el recurso del ejemplo:  Rubén vivía en la precariedad, andaba recitando ebrio en los bares marineros, no trabajaba en nada formal aunque lo contrataran para ello, y era un genio.  Un reconocido genio.  Y su triunfo fue un triunfo colectivo: después de él el arte rimaba más con los bares que con los salones particulares de clase ilustrada.

Para entonces el nombre de ese ser ya no era calavera sino bohemio, con leve matiz distintivo: aquel artista que en comportamiento y conversación evade la vida cotidiana en un ambiente de etilos y estilos.  El concepto se actualizó perfecto en un poeta que  retornó, al comenzar los años 90, de Buenos Aires, Argentina, con la condición resaltante de haber vivido en adelantadas casas ocupa –que acá no eran comunes-, haber escrito poemas underground y hecho perfomances con grandes nombres: Jorge Álvarez.   Reunía también características de otro ser intemporal: el poeta maldito, aquel que –signado el concepto por Rimbaud o Villon- es capaz de guiarse por valores otros, vive al margen del bien y del mal, y de la economía.  Jorge coincidía.  Se le veía de noche, siempre como organizador/participante de múltiples lecturas o actos en los bares, o vendiendo unos curiosos libritos empastados –precursores también- que armaba él mismo, pertenecientes a su propia colección: El Vaciadero Poesía.

Los libros El Vaciadero son textos con elementos ajenos a las estéticas “vigentes” en ese momento,  en que el péndulo daba otra vuelta: salíamos del mundo de las peñas o los actos en que la palabra estuvo confinada y se valoraban las “publicaciones” en editoriales, producidas por personas más o menos cercanas estética o políticamente a un mundo más oficial y visible, resultado natural del oscurantismo y hasta persecución que –por ejemplo- había originado la poesía de escenarios, en que la obra literaria era concebida con música o cuadros teatrales para ser presentada en peñas o actos.  Y luego arrancar.

Ajeno a todo andaba Álvarez, protagonizando además sus perfomances, que siempre tenían elementos de provocación.  (En una, fingía dispararse con la mano a modo de suicidio y caía desde la silla, golpeándose fuertemente.  Repetía la escena, con más fuerza.  El público al principio indiferente se iba conmocionando cada vez más al presenciar tamaña golpiza, que terminaba con el artista que se paraba y decía “gracias”).  Sus textos,  reacios a ser memorizados, de difícil comprensión en algunos lineados, dispuestos en tiradas grandes, a veces en verso alternado con prosa,  a veces en prosa alternaba con verso, con extrañas mezclas rítmicas y piruetas del pensamiento, que eligen palabras vinculadas al campo semántico de la desintegración y del mirar, adscritas en pasajes al minimalismo, en otros al concretismo, constituían un producto estético en que se meditaba sobre el oficio de escribir, sobre el rol de la mirada, y hablaba de desesperanza, de amores sin amor a través de los motivos aparentes de los bares, de las calles sucias, de las camas desarmadas.  No obtuvieron grandes críticas: ni escritas ni orales.  Y, sin embargo, al releerlos hoy  se advierte que no han sufrido la magulladura del tiempo (que ha afectado a tantos) y –además de poder examinarse vinculadas a un periodo- ostentan ese valor individual que las hace obras que presentan diversas oportunidades de estudio e interpretación.

Los textos que se presentan en “el vaciadero poesía” son los siguientes:

X-Q     Publicado en revista Libertad 250 (Sech. Filial Viña), estos versos pueden leerse como un diálogo entre ideas que se contraponen, tituladas con letras de alfabeto: se expone una postura, luego la diversa y finalmente hay discordia o concordia.  Ennio Moltedo, riguroso editor de la revista, dijo en su oportunidad que X-Q representaba  una obra con carencia de anécdota y despojo de recursos que, por ese sólo hecho, se constituía en un hecho estético interesante.  “Lo visto y la mirada no es lo mismo” comienza el texto, y ese punto de reflexión (el parecer y el no ser del ser)  persigue la estética del autor hasta el final: la última imagen evocada en Poema Inédito, es –como corolario- la  “apariencia del espacio que habito, otro lugar deseado”

Textos para el Tom Lupo Show.  Textos compuestos para su presentación en un programa de radio, en momentos en que el autor realizaba actuaciones o perfomances, estos poemas  pueden ser leídos en forma fragmentaria o suelta aunque admiten la lectura unitaria como una aventura en que el hablante se compromete y descompromete con un afán (amor o idea, según se interprete).  Los Tom Lupo se recubren con características de aquellos textos para ser presentados en medios no escritos, la poesía de escenarios.  Versos unificados por la presencia  de un fuerte autoexamen de circunstancias implacenteras que encuentran justificación en la escritura ( “Es terrible la espera en los bares/hay una libreta amarilla en la mesa/ la mesa llena de acción/ este puro ámbito de mesa”).

Conflicto entre poetas.   Texto breve que representa las obsesiones y afanes del autor, que  sigue los motivos aparentes de Tom Lupo y X-Q. Presentado con el subtítulo de “fragmentos hallados en casa abandonada”  alterna comienzos o explicaciones en prosa en cursiva con versos sin nombre pero con función asignada según el orden.  Son “impresiones” interiores,  como los fragmentos paisajísticos que producía Federico Gana, por ejemplo, en una mecánica de diálogos y contraposiciones cercanos a un tipo de composición parriana.  La malditez que venía perfilándose en Tom Lupo alcanza pasajes líricos y aparece el tema del sexo como descanso y el amor como escape a la otredad.

 Otros poemas.   Estos poemas -titulados, por primera vez en la obra del autor- nos presentan variaciones de textos de Conflicto y Tom Lupo: se explicitan –por ejemplo- algunas perfomances (en Perfomances), algunos puntos de decodificación del mundo o de enunciación (en Mezcal) y pareceres sobre el oficio (en Lo Cotidiano o Textual)

 Libro inédito.   De una curiosa forma hecha de ideas desarrolladas y divididas en versos pareados, en que el primero va en minúscula y el segundo en mayúscula, que presentan un conflicto o una afirmación entre sí, en donde la primera afirmación proporciona elementos  que serán sellados con el segundo verso, que generalmente es un aforismo que podría tener valor autónomo.  Libro inédito es un ejercicio de estilo que presenta la consolidación de los recursos que venían perfilándose en los textos anteriores.  La voz reconocible en forma y fondo de Jorge Álvarez.

Posteriormente el autor abandonó al arquetipo bohemio, o al revés,  y sin duda sus temas aparentes serán otros, pero los hilos ductores a nivel de forma y fondo seguirán conduciéndolo.  Serie El Vaciadero –por las circunstancias antedichas- es un texto que no podemos ignorar.



Conflicto Deja Libro Inédito
Y
Otros Poemas

Serie “El Vaciadero” Poesía

Jorge Álvarez©
1er. Edición: 1995
Valparaíso.Chile
Serie “El Vaciadero” Poesía.


Prólogo

Hay textos que por involucrar a otros seres nunca se llegan a publicar, textos que por esos desenlaces purifica el tiempo.
Este escrito que presento nace a partir de un encuentro que quedó diseminado en algunas libretas.
No es la importancia de los hechos lo que siento que los reafirma, sino en el hecho estético de ser traducidos a poemas descodificables en esta lengua que nos es común. Lo demás es anécdota.




I

FRAGMENTOS HALLADOS EN CASA ABANDONADA.



No es cualquier instancia. Sí un consejo de caballeros, una impresión, esta misma propuesta para conciliarnos.
Es otra historia.


Hola, veme, te he venido a visitar
Hace tanto tiempo que he esperado
Que ya ni siquiera respondo
No es imaginación
Es cuerpos entrelazados
Transmisión en la distancia
Encuentro virósico
Más que una historia de amor, es estar
La letra encontrada
Un discurso sin palabras
La perfección del encuentro




No te voy a reprochar la nariz ensangrentada, mi incomprensión, tu falta de cariño, es el amor que nos tocó vivir.


Hay el lugar de la cita
La reiteración de un punto
En donde hicimos contacto
No puedo decir cuando empezó
No es una cuestión de tiempo
Es habernos pensado
Hago un esfuerzo innecesario
Porque sé que sólo es traducción
Que en ello me escapo

Me verifico para ti
Marco un número en el teléfono
El auricular filtra tu sonido
Hola



Quiero que se dé por entendido que no es esto lo conveniente en cuestiones de amor. Lo que pudo ser no fue y lo que fue jamás  podremos revivirlo.
Me impresiono en la superficie
De los lugares que hemos visitado
Un regalo para mí en tus besos
Traducción de tu deseo
Será siempre otro el equivocado
Que implora silencio, se alimenta de olvidos
Solo palabras, una canción al paso
Súbito estremecimiento



La reconstrucción de los hechos es imposible. Los sueños humanos son los mismos. Siempre en el mejor o peor de los casos nos transportamos sobre una bella conversación, que dio sus frutos. Que ofreció su panorámica, fijó su tiempo irrepetible.


Sólo tenía palabras para ti
Ocupabas un espacio de costumbres
Demasiado agotadoras
No era para cuento
Me dejaste sobreviviente
Nuevamente en mi cuerpo
Reconociendo la sombra
Sobre algunos materiales dispersos
Hice un gesto sobre el planeta
Modifique un espacio
Reconocí una voz
Estuve nuevamente en viaje



No pondremos en duda que hubo sexo, miradas, angustia, resentimiento. Sólo quiero reseñar al margen como por descuido algunas frases que marcaron esos desenlaces.

Quiero saber los límites de la confusión
Una manera para confabular en tus alegrías
Hacer más próximas las dimensiones
Estar
Instigador en la evidencia de un discurso
Desarticular los nexos
Mírate ver
No es una historia
Un mutis
No hubo supuesto. Aconteció
Te ausculto voyeur incansable de la proximidad
Uno ojos y una caricia razonable.
Jamás viví fuera de la sospecha. Había algo no comprendido, un temor a enfrentar mis propias fantasías. Esto me perseguía.



Sí, eso fue. Un paseo
La misma playa siempre diferente
Me sentía sorprendido
Intensificado en el contacto
Miré subrepticiamente. No estuve en imagen
Conciencia absoluta
En la no necesidad de pensar
Tenía la claridad del que llega
Perdido y se encuentra
Amores para lamer aire, sonido
Estuve contigo

Ya no amo
Pervierto un sentimiento
De días en que simulo
Me siento justo sobre este ejercicio
De transmitir un amor
Transparente



Podría explicarme por los litros de vino consumidos, los papeles emborronados, por ese mismo segundo en que no hubo confusión. Fumábamos mucho. Bailábamos hasta que el peor inmiscuido prometía ser el mejor en el baile.



Un registro de tu existencia se filtró en mi cuerpo
Apareciste tan concreta en un ahora
Te digo como una aproximación a algo que vi
Que se conformó en mis ojos
Tal vez un delirio de amor
Nació una idea de ti en mí
Te mantengo como una reserva
De cuerpo encontrado




Tomé conciencia del mar, pedí por un amor que no concluyera. Vil me desligué en esas mismas olas. Ahora sobre la ciudad, es el mismo cuerpo, otro el lápiz que escribe.


En el amor no se dice
Que estuve allí
Se dice, me abandoné sobre la ciudad
En ese minúsculo espacio
Que señalaba en la lengüetada
Unos labios, un aroma
Se dice que es así
Que nunca tuve que llegar
Una suspensión de caderas, senos
Sexos conectados
Ficcionales en su sueño
Se dice lo necesario
En ese espacio cualquiera
Se dice con todo el cuerpo
Se establece un silencio cómplice



Parece serio. Puede significar nuestra verdadera ruptura. Para los enamorados siempre hay otra oportunidad, pero ese no es nuestro caso. Siempre será otro ser imposible al que endilguemos nuestras falsas esperanzas.


Sobrevivir es un presentimiento
La reiteración como signo
La llegada a ninguna parte
La intervención del límite
La respuesta mágica en el amor
Sí, existe una manera exacta
Pulsar y mirarla con el misterio del ahora



Cada cual busca explicaciones en otras experiencias. Nada importante. Sólo la reminiscencia de un mundo que gustó. Con sabor a poco, como descripción desde otra distancia.


Cómo la agarré, apreté su nalga
O ella gozó no está bien decirlo
Si la acaricié y bebí de su mejor licor
O fue mi madre bien amada
Qué importa
Si lamí sus senos y pronunció mi nombre
Como jamás lo hubiera escuchado
Si soñé con ella y estuve ahí coiteando
Sobre su bello cuerpo y ausculté esfínter
El amor sigue amor y no es espera
Le dije, amor nunca he sido tan feliz
Me abrazaba
Pedía un placer mas prolongado
Qué importa nuestro amor para el mundo
Qué importa decirlo
Fue la última y la primera
Pertenecemos a esa vivencia del cuerpo
Nuestras transpiraciones
A despertarnos abrazados mirándonos a los ojos
Fui feliz, comí de un plato único
Dejé de pertenecer al planeta
Como extraterrestre visité esa tierra extraña
De los seres conectados a la galaxia del siempre jamás
Si rocé su intimidad y estuve
En sus lugares más preciados
Nos permitimos el abandono
Luego quedamos como sonámbulos
Qué importa ahora haber vivido, la entrega
La vida, la muerte
Qué importa despertar a ese lugar
Vacío de esperanza
Qué importa estar acá buscando algún brillo
En otros ojos y llorar
Qué importa la memoria
Abandonar o ser abandonado
Nos permitimos ser humanos
Qué importa la guerra
Estar garabateando un texto
Llenarse de desesperanza
Sentir la angustia
En la boca del estómago
Qué importa algún día habernos conocido


No es a ti a quien hablo. Son pequeñas divagaciones, humor macabro. Una despedida para ir a otra ciudad, a otra mujer, otro bar. Para no huir más, que quede la risa, un mundo menos buscado. Dejar la falsa conciencia sobre algunos papeles. Para que otros se enteren.



Aquella noche le dije
Amor, conspiremos por sobre el tiempo
Construyamos un espacio para vivir juntos
Ella nunca me contestó
Esa noche no quiso besarme
Yo sabía todos los caminos para llegar a ella
Pero me quedé silencioso
Diciéndome, tendré que cambiar un mundo
Y ya no era amor, era desolación
Toda nuestra naturaleza mostrando
Ese lugar para el desencuentro
Desde ese instante la amo
Ya no la busco


Carne de mi propia carne, mi sueño menos doloroso, otro de romántico fantaseando su próxima cerveza.



Hay generaciones espontáneas de misterios
Niños con ojos perversos
Nombrando oscuridad
No estoy triste
Sólo preparando
Un plato exquisito
No hay cadáveres
Sí, sueños


(No pudo ser más oportuno el encuentro con estos textos., que si bien son fragmentarios ponen quizá una nota humorística y romántica necesaria. J, A. T.)


II

Otros poemas



Dedicarme con el mínimo esfuerzo
Concentrarme con la mayor pereza
Un ojo de perro artificial

Quietud placentera la de observar
La reacción del ojo
Diluir los estigmas diarios
Prismas de ensoñación
Integración de la palabra
Sobre la superficie del ojo
Como una gran envestida de superficie
Un ojo de perro artificial


Estar a la altura de los hechos

Trató y no pudo
Señaló y quedó atrapado en la señal
Dijo que valía la pena hacer  el intento
Yo le dije que era innecesario hacer tanto ruido
Que mínimamente tuviera cuidado
Hay demasiado signo suelto
Que en la confusión
De nuevo estaría en eso de andar buscando
Dijo que no hay espacio para tanta tragedia



Prenom

Prenom maría te dicen
La inmaculada
Sin ti no vivo
Sin ti cómo puedo nombrarme
Con pronunciarte ya estoy perdido
Un acto innecesario
Textual
Se fue por la tangente
Prenom maría, lo haces tan evidente
Inmaculada que haces tan vidente
Al desaparecido
Prenom maría te amo

Nada

Perfectamente conmovido
Ansioso de posibles desenlaces
Lentitud, cuerpos transformados
Verosimilitud y piel
Vano recuerdo
Beso y abrazo
Beso y contacto
Nada



Performance

Mi presentación no será tan breve
Comenzará con muerte
Terminará con un suicidio simulado
La primer parte consiste en resaltar
Algunos rasgos propios del autor
La segunda será  reiterar la ausencia
Señalando cierta presencia
La tercera será la participación del autor
Donde:

a)en una especie de irreverencia programada
el supuesto se bajara de los zapatos
b)el autor se permitirá disparar tres veces
con arma simulada
tres tiros simulados en su sien derecha
c)el público presente no aplaudirá
como un acto de simple negación cómplice
d)no habrá mas palabras
Acto continuo
Otro escritor menos muerto
Tomará el lugar del desaparecido



Las probabilidades de relación entre X e Y

Y) Yo nunca pensé estar contigo


      X) No tengo nada que decir

Mezcal

Mirar cuadros, transcribir, mirar fotos, memorizar, ver televisión, intervenir, establecer códigos, soñar; llevar las manos a mi cabeza, tocar mi rostro, soñar, tomar un trago, decir rozar con las manos este rostro, mirar la pared y comprender; memoria, tomar un trago, verificar un cuerpo, estoy tan lejos, lejos
Miro una foto, miro la página, fumo, pulso sobre el próximo registro, lentitud, veo una foto, memoria, tomo la botella, observo el pequeño gusano, sueño, tomo un trago, miento, memoria, sueño, escribo, rescribo, llevo mis manos al rostro, miro una foto sobre la mesa, tomo un trago, miro la botella pienso en la habitación, el corredor que une, la distancia que separa; la foto, un libro sobre la mesa, la botella, tomo un trago, prendo un cigarrillo, miro un cartonero anaranjado, una hoja con pequeños trazos entre la botella y el libro con la foto, tomo un trago, pienso en ella, miro la foto, tomo un trago, prendo un cigarrillo; Santiago de Chile, hay sangre en mi saco y estoy tan lejos
La foto, memoria, sueño, tomo un trago, escucho ruidos casi imperceptibles, imagino ruidos insoportables que me trastornan, una foto, memoria, sueño, tomo un trago, pulso una , varias teclas, fumo, sueño, tomo un trago,  un libro sobre la mesa, la foto, el libro, la botella, memoria tomo un trago, fumo, un gusano en la botella, un mapa de Santiago pegado a la pared, un cartonero sobre la mesa, un sonido que no se escucha, cigarrillo encendido, hoja escrita con lápiz grafito, llevo mis manos al rostro, veo un cuerpo, veo la foto, tomo la botella, observo el pequeño gusano, miro, miro la pared, tomo un trago, abro los ojos




Poema

Si conoces el amor, ámame
Permite un gesto amable
Cuando esté con otra
Dime que soy desafortunado
Que me amen dos mujeres
Dame una razón más válida
Que tu mirada
No me digas las olas del mar
Ni la embriaguez del desesperado


Mañana

Prefiero las horas de la mañana
Cuando me despierto
Abrir los ojos al sentido del día
Abrir el día en la somnolencia
La fruta ácida, quedo despierto
Me deslumbra, dicta
Tú no puedes ver
Cifra una vez más
No nombres la mañana
La vida no se prende
Prefiero las mañanas, estas mañanas

No es lo obvio

Lo cotidiano no asombra
No lo voy a negar

Envuelvo en diarios los pescados
Lo señalo con una fecha cualquiera

Fui de compras, no molesta
Caminar o volver es lo mismo

Me siento donde está puesta la mesa



“El Objeto” de Jorge Álvarez* por Jorge Álvarez:**

(Tengo que reformular la lectura, ofrecer otro sentido. En alguna de sus partes su lectura es  incomprensible, o es dado decir que una lectura posterior abrirá, posibilitar otra legibilidad, nuevas comprensiones para lo que en este momento es poco claro, tal vez otros lectores señalen lecturas que no hace este primer lector y que clarifican otras relaciones, más ciertas, verosímiles , postergadas. El sistema del habla se reorganiza continuamente, se modifican las percepciones y de alguna manera  un texto se registra justamente para organizar esas distintas lecturas (la evidencia en la realización del Poema); leo para ofrecer un registro que en la simultaneidad del Sistema leeré siempre por primera vez y esta acción establece un primer plano que leo y transcribo.)

¿Puedes tener una lectura provisoria, mientras lees?

Transcribir que “El Objeto” existe es irrelevante. Verificar la realización de “El Objeto”, no tiene objeto. Transitar un Proyecto de Obra, presentar “El Objeto” reiterando, superponiendo otra lectura sin salirse de la realización de “El Objeto”; sería un gesto, realizar por fuera de su imposibilidad.                      

Verificar un hecho de lenguaje. Al parecer lo interesante está  en salirse siempre de esta diligencia.

5/09

Si la elementalidad del Libro Objeto, su particularidad radica, se hace efectiva en su” materialidad” (Leo  que su presencia  es otro paso), los elementos constructivos, conceptuales, antropológicos están en relación directa con su lectura, con transitar una lectura desde un sistema, en el sistema, que en su “presencia” es el lenguaje, el habla, un hecho de lenguaje (realiza Sistema); en esta construcción, en esta visualización de conocimientos, de procedimientos, el Libro es una variedad de convenciones, un Objeto  que en su lectura, en su decodificación se evidencia.

En un primer momento leo desde la negación de distintas convenciones, procedimientos que hacen al Libro, realizo el Libro Objeto desde una “deconstrucción”:

Un Libro desautorizado

Un Libro cuyos Títulos son tentativos, provisorios

Un Libro que finaliza en su primera página

Un Libro que siempre está comenzando

Un Libro que no sustenta un saber

Un Libro que niega toda Autoría

Un Libro que no es  original, no se sustenta en la novedad

Un Libro que se presenta como pura presentación

Un Libro en donde lo único que se evidencia es la Hoja en Blanco

Un Libro que ficcionaliza el concepto Libro

Un Libro simultáneo, que está por fuera de su propia materialidad

Un Libro en donde la materialidad de los signos está por encima de su significado

Un libro que se vuelve puro significante

Un Libro en donde la ignorancia, y su imposibilidad lo presentan

Un Libro en donde no hay progresión, no hay término

Un Libro de múltiples formatos

Un Libro en donde la materialidad está por sobre lo conceptual

Un relato pormenorizado de procedimientos es una falacia; el desarrollo en que se hicieron evidentes en “El Objeto”, su presentación es la evidencia de su “múltiple dimensionalidad”.

La transcripción de esta lectura en un discurso  inscrito en el formato de la web obedece a la múltiple- dimensionalidad de “El Objeto”, una más de sus páginas perfectamente citable en alguna de sus partes ya impresas, o supuestas.

El Objeto está clausurado en “su” materialidad. Lo demás es lectura para despejar aspectos accesorios, conceptuales, simbólicos. El Objeto es lo que es; en este sentido su “objetividad” (Una cualidad buscada en determinadas lecturas). La materialidad de su significante remite a “su” signo, “su” grafismo, “su” visualidad (podré separar “su” visualidad, de “su” materialidad. Con esto probamos una imposibilidad. El lenguaje “ficcionaliza” cuando hace relato, discurso (reitera la pertinencia del Sistema)

Tanto Lo innombrado, como la materialidad del Objeto se realiza en el Sistema, es un hecho de lenguaje, he ahí mi desinterés por estos temas. El Libro Objeto, es Objeto en la multiplicidad de lenguajes  que lo cruzan, en la múltiple dimensionalidad que lo lee. La materialidad se lee múltiple, su visualidad es signo.

Lo que está por fuera del Sistema, lo que no podemos leer, pero que de alguna manera  nos lee, participa de la “unidad” innombrable en que se desdibuja como inexplicable. Poéticamente participo de esta imposibilidad. Ficcionalizo en el entramado del discurso al primer lector. (Lo que Ud. Lee es un discurso desautorizado)

Interesa aquello, cuando en la realización se transforma este primer lector, y lo realizado nunca es lo mismo. Hacer una reseña sin salirse de tema, porque el tema es realizar lo que dicta la letra ahora.

REITERACIONES A TENER EN CUENTA PARA UNA LECTURA DE “EL OBJETO”.

CONCLUSIONES DE LA 1ra. PARTE (EL OBJETO, Serie El Vaciadero Poesía, Santiago 2011), Y 2da. PARTE (LA INVENCIÓN DE LA HOJA EN BLANCO. Serie El Vaciadero Poesía. Santiago 2012) DE “EL OBJETO”, POR J.A.T.

Se transforma el Concepto Autor por  “Primer Lector”.

El concepto originalidad, en el sentido de la novedad cambia a una lectura en donde la simbiosis de lo conocido y lo desconocido aporta a una primer lectura. Lo simultaneo y multidimensional del Sistema redimensiona nuestras percepciones. Puedes dar cuenta de todos los tiempos, todos los espacios a la vez; estos ya están contenidos en el Sistema del Lenguaje. Somos hablados.

Tanto el Libro, como el objeto se leen en el Sistema, son hechos de lenguaje. Lo ficcionalizamos en su materialidad, en su visualidad, lo presentamos: siempre presentamos la novedad del Sistema, el Sistema siempre se está presentando por primera vez, presenta su simultaneidad espacio temporal. El lector reitera esta primer lectura.

No existe la ”pureza del Libro Objeto”, tanto libro, como Objeto nombran el Sistema, el primer lector se integra en la lectura al Sistema, se nombra, se ficcionaliza. La realización del Objeto, la r e a l i z a c i ó n ¿qué es la realización? ¿Qué es el Objeto? ¿Qué es el Libro? ¿Qué es la realización del lenguaje, en la reiterada primer lectura?

LA SUBJETIVIDAD ES UN HECHO DE LENGUAJE, MANTIENE EN SU SIGNO LA ARBITRARIEDAD  DE SU LECTURA, LA ABOLICIÓN DEL SUJETO. EL SUJETO ES HABLADO POR EL SISTEMA.SE PRESENTA AUSENTE,  SE FICCIONALIZA EN SU RELATO. NO SE LEE (PRONUNCIA) COMO UN “YO SOY”, SINO COMO “ESO ERES”.

RECUPERACIÓN DE UN APUNTE, UN REGISTRO YA FORMULADO EN OTRAS LECTURAS:

Procedimientos flotantes y propuestas para una nueva lectura. En este caso la modificación del Primer Lector en la realización de un Objeto que no abandona su tentatividad, su indeterminación conceptual.

INCORPORAR LA “PUREZA DEL LIBRO OBJETO”, COMO EL LIBRO EN LA MENTE CRÍTICA DE OTROS LECTORES. UNA EXTENSIÓN NO SEÑALADA “ANTES”. “LA MENTE CRÍTICA DE OTROS LECTORES” REFIERE A UNA LECTURA INDETERMINADA QUE EL PRIMER LECTOR LEE DE UN SOPORTE SIN GRÁFICA, COMO UN ESPACIO A CONSIDERAR INCLUÍDO AL SISTEMA LINGÜÍSTICO. OTRO ASPECTO FICCIONALIZADO DEL RELATO.

INCLUYO” LA PUREZA DEL LIBRO OBJETO” COMO UNA RESEÑA, COMO UN ENUNCIADO EN LA “REALIZACION DEL POEMA”, SIN UN REFERENTE OBJETIVO, ESTO ES POR FUERA DEL LENGUAJE, SIN LECTURA. ESTE ESPACIO SIN LECTURA QUE AQUÍ SE INTUYE, ES LO QUE PUEDO LEER EN” LA MENTE CRÍTICA DE OTROS LECTORES”. LO QUE ESTÁ POR FUERA DEL LENGUAJE, EN SU IMPOSIBILIDAD DE TRANSCRIPCIÓN Y REALIZACIÓN.

Señalo estos espacios anómalos, y recurrentes en mi lectura. Algo que está por fuera de mi lectura, que no es lectura, que está por fuera del Sistema del Habla, que de alguna manera se hace ver cuando se evidencia el Sistema, el sistema se lee a sí mismo, como algo que está fuera, que puede ser nombrado como por fuera, como se nombra una imposibilidad, como cuando leemos ciertos Símbolos, que se revelan en sí mismos, son su propio sistema, se simbolizan así mismos sin reiteración. Lo puedes llenar de significación en otro Sistema; puede ser el lingüístico pero, algo sigue ahí, sin lectura como un punto (.).

EL PRIMER LECTOR EVADE CUALQUIER SENTIDO CRÍTICO. Pide a otros lectores que tengan control sobre su incapacidad de ver el Sistema en el Sistema mismo, de verse mirar como lectores y leerse sin reiterarse en el texto, sin nombrarse como “otro”, ya que la costumbre es leerse como “otro”, y con ello ficcionalizarse en el relato.

REALIZAR EL POEMA. La realización del poema transforma al primer lector. “El Objeto” es tentativo.

Hacer una lectura desde lo conceptual, explorar desde distintas lecturas, despojar de convenciones lo nombrado nos remite hacia el hablante, un espacio ambiguo conceptualmente, pero objetivo desde la sintaxis. Puro discurso. Ficción.

APUNTES ANEXOS:

Estas relecturas, estas reiteradas primeras lecturas me leen en distintas comprensiones, en olvidos relevantes que se transforman en verificaciones, momentos que fueron formando, aproximaciones que se concretarían en otras lecturas, tal vez extraviadas, derivadas en otros formatos que por efecto de algún proceso aparece, se leen.

Si comprendía que la realización del Objeto, transforma en su lectura al primer lector, que este Objeto nunca será el mismo en esta múltiple visualidad, en donde se lee como signo, en esta simultaneidad en que se lee el Sistema. En cada signo se Simboliza la totalidad del Sistema. Se reitera el Sistema .

No leo nada novedoso en estos apuntes, que no se haya pronunciado desde los albores del Siglo XX, y que está en la base de todo Arte Experimental.  La evidencia del desarrollo, de los procesos con determinados materiales, el incorporar el  proceso del mismo Artista como parte sustancial, como Obra, y en este proceso todo concepto se relativiza; podemos saber dónde comenzamos (tentativamente), pero es difícil saber los resultados, y puede ser mucho más interesante esta indeterminación. Lo podemos comprobar en la Socialización de los procesos visuales, el Arte Efímero, Los Happening, en todo el Teatro Experimental Contemporáneo, etc. “El Objeto” se lee en este registro.

Las implicancias, la permanencia en esta lectura relativiza todo concepto, relativiza el concepto “Libro Objeto”, relativiza  toda  definición, incorpora un elemento que aún no leo.

Este “elemento que aún no leo” es esencial, en la “Realización del Poema”. 

Este proceso, desarrollo en los que el primer lector realiza “EL Objeto”, es esencial para incorporar, provocar lo provisorio como lectura.

Esta decodificación del OBJETO, deconstrucción, desligar toda convención para llegar a una especie de materialidad se verifica en el Sistema, la materialidad se lee dentro del Sistema. Reitero como una incursión provocadora. No puedo hacer la pregunta por lo que está fuera del Sistema. ¿Habrá Sistemas paralelos? Puedo leer esta pregunta. Seguramente leo alguna respuesta, pero es impropio, sin Objeto. Si leo, reitero. (Al igual que la pregunta por el Tao, la explicación anula toda comprensión. Siempre será otra cosa) Abro una puerta hacia la visión del Símbolo. El entramado mágico de lo que desconocemos. (Puedo leer la pregunta; leer  la pregunta es formular una respuesta. Leo una respuesta, debo leer  una pregunta que desconozco.)

Reiterar que nada sabemos de esta tecnología que es el lenguaje, una tecnología que reitera su Sistema, ficcionalizando para bien de esta lectura, particularizada en “LA REALIZACIÓN DEL POEMA”.       Leer que es una tecnología que nos viene del futuro, en  donde toda posibilidad de lecturas y lectores ya está contenida, esperando su lector ávido, primer lectura, evidencia impropia. Siempre será otra cosa.

El Objeto nos remite al presente, la presencia, a lo que leo en estos grafismos, al espacio ya no de la hoja en  blanco sino, a la desmesura del espacio al interior de la propia letra, que lo llena todo, otro espacio a explorar en “la realización del Poema”.

La transformación del lector en la realización de múltiples lecturas posibles. Así como el primer lector se transforma en la realización del Objeto, los lectores posibles se transforman en una lectura que realiza  por primera vez al lector.

Un Sistema que siempre se pronuncia por primera vez reitera su indeterminación. Se lee  Simultáneo y multi-dimensional.

La inclusión de lecturas simultáneas  como La Entrevista es otra lectura fortuita que en su realización reiteró el diálogo, el presente de los lectores, esa particular manera de detener el tiempo, al  incorporarse el “Tiempo” de los hechos. Cuando integro a El Objeto la entrevista que realiza “el autor” al “hablante”, pongo el énfasis  en el diálogo que posibilita, y aquí hago un paralelo a lo conversacional, a la dimensión temporal en que se ficcionaliza la lectura, el presente . Este recurso por desconocer la convención, las buenas maneras incorpora una práctica que en su ironía hace evidente una pura relación sintáctica, en donde el lenguaje se vuelve objeto, algo manipulable, exhibible.

Paradojas de la lectura transcribo otras percepciones que se organizan en un primer plano, que tienen una flotabilidad que las evidencia sobre la superficie en donde leo que el “Arte Conceptual es la metafísica del Objeto”, en donde los procesos artísticos comienzan a reconocer una especie de mística que envuelve la totalidad que se lee como humano, la experiencia como “Obra”. Una mística que si se quiere inconsciente no podremos desestimar, cuando la pertinencia del Objeto es experimentado en  lo puramente material, desconociendo la lectura, el estar siendo leídos,  el sustrato conceptual , sistemático en el que están inmersos, y desde el que se teoriza.

Incorporar algún saber es imposibilitar otras respuestas. La letra “A” tiene la perplejidad de una piedra. 

Arte Conceptual o la Metafísica de El Objeto:

En un principio es la evidencia de “El Objeto”, mostrar este Objeto desligado de su ámbito Simbólico, poético (una tarea inútil), lo que leo es la presentación de El Objeto como algo que en su presentación se realiza. No tiene una existencia antes o después. Creo necesario dejar hasta aquí, inexplicado



*JAT ha publicado: ”QX” Poemas 1990, Revista Libertad 250,Sech. Viña del Mar. “TEXTOS PARA EL TOM LUPO SHOW” Poemas 1995. Serie el Vaciadero Poesía. Bs. As. Valpo. “CONFLICTO DEJA LIBRO INÉDITO Y OTROS POEMAS”1996.Serie el Vaciadero Poesía. Valpo. “INSIGNES POEMAS Y CARTA AL LECTOR DE POESÍA”2006. Serie el Vaciadero Poesía. Santiago,valle de Elqui.”Umbra-l”2010. Santiago.”EL OBJETO”2011. Serie el Vaciadero Poesía. “LA INVENCIÓN DE LA HOJA EN BLANCO”2da. Parte de “El Objeto”2012.Serie el vaciadero Poesía. Santiago

**La transcripción que Ud. Lee pertenece a la 3ra. Parte de “El Objeto” aún inédita.

(Correo de contacto alvareztjorge@gmail.com Agradecería nombrar la fuente en caso pertinente.)



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada