domingo, 8 de noviembre de 2015

SERGIO FELIPE MATTANO [17.429] Poeta de Argentina


Sergio Felipe Mattano

Sergio Felipe Mattano nació en Parque de los Patricios (Argentina) y vive desde entonces en Moreno, conurbano oeste de la provincia de Buenos Aires. Es subpoeta, tarólogo y profesor de Literatura en escuelas secundarias.

Fue incluido en las antologías Poesía argentina actual (Círculo de Poesía, México, 2010), Muestrario de poesía iberoamericana (Rep. Dominicana, 2011) ; 2017. Nueva Poesía Contemporánea (Milena Caserola, 2014) y Los sobrinos bastardos de Arlt (Ediciones de la Eterna, 2015).

Publicó numerosos chapbooks, entre ellos: Réquiem para Charly García (2009), Micropoética (2011), Las moscas sobre la nata (2013), Subpoesía. Manual del Usuario (2014) y #Subtroskometrocleta. Haikus y tankas coyunturales (2015).

Tiene tres poemarios publicados: No Hablaré de Ellos (2011); Canope (Ed. Lenguaraz, México, 2009 – Chorizo Brujo Ediciones, Argentina, 2013) y En tu nombre (Ediciones de la Eterna, 2015). Próximamente se publicará Ready-mades, su último poemario.

Mantiene, desde 2007, el blog Canope (http://mattano.blogspot.com.ar).



Lamento por las tetas de Angelina Jolie
                                                                  
                “Empecé por los pechos”                                                               
                        Angelina Jolie, My medical Choice


Esta tarde los noticieros han informado
que en Los Ángeles, California
Angelina Jolie se sacó las tetas.
Lo dicen con profilaxis, por supuesto,
…se ha extirpado las glándulas mamarias…
…doble mastectomía…
e ínsulas del pensamiento de igual calibre
Lo ha dicho ella /en una carta/
q la amenaza de cáncer y etcétera
Lo ha dicho Brad Pitt
que la llamó héroe
porque ya no tiene sus pechos de cardumen
sus exquisitos pezones atiborrados de ganglios
porq sin tetas no hay paraíso
y aquello es Hollywood
dígase el Paraíso
o la región donde dos ubres
te transforman en carne de exportación
o semidiós o héroe /en los labios
del Aquiles de la Troya hollywoodense/
porque como un caballo de madera hueco
se instaló la anomalía y amenaza arrasar la ciudadela
en medio de una orgía celebrando
el éxito el excitado el fuera de sitio
pero todo está en su sitio
salvo las mamas de la jolie
o el amor de Patroclo q ya no introduce
su sexo en la rubia heroína
/hablamos del travestido en Pirra/
ni la aguja en el brazo
/hablamos ahora de Pitt/
Un héroe sacrifica su cuerpo
se extirpa un riñón o una teta
y se lo informa a la prensa internacional
en conmovedoras líneas
por lo menos en el Paraíso
o Hollywood, dígase el Paraíso
en movimiento rectilíneo uniforme
foto a foto / 24 por segundo
pero en ninguna de ellas
un ósculo entre Aquiles y su cousin
o la cicatriz del vacío pectoral
Ay, pobre muchacho q no succionará
lo q tampoco succionó ningún infante somalí
adoptado o redimido de su infierno
o redentor del Paraíso perdido
¿Ya dije muchas veces Paraíso?
Si valiese, diría  Pugliese /3 veses
Pugliese /3 vezes
Pugliese /3 veces
pero han visto que los mitos y el cine no
mejor callar / mejor esconderse en el placard
de la historia / mejor extirpar / preventivamente
Tmb me han extirpado del Paraíso, señores de la Prensa
me han sacado de las ubres donde bebía ambrosía
y sin embargo ya me ven aquí
asumiéndome en este derrotero
en este lamento por las desgracias bajo la alfombra
en este lamento por un Edén homofóbico
por un dios censurante / por un héroe sin tetas
Nos han extirpado del Paraíso para q aquello dígase Paraíso
para que limpiemos su mugre /somos el mito latinoamericano 
para que cosamos sus vestidos /somos el mito asiático
para que paramos sus hijos /somos el mito africano
para que compremos su Prensa sus miedos su profilaxis sus heroicos despechados su eterna ficción que se corre la cola como el perro del vecino /cuyo patio resulta ni siquiera ser su patio sino la deuda q un mister reclama/ su dolor fingido su culparnos o desplazarnos o torturarnos o asesinarnos bombardearnos invadirnos hasta la luna hasta los mares hasta los nombres hasta los deseos hasta los mitos

Esta tarde, en Los Ángeles, California,
Angelina Jolie, desnuda, frente al espejo,
mira
y
no ve.



Álter ego (esquizofrenia)

¿Me permite cortarle el ojo?
Soy Buñuel, déjeme.
Puedo ser también la erótica bailarina de Notre Dame
o la golfa que le visita los soñares
cuando fiebre.
¿Me permite amarlo, succionar su sexo
hasta la estrella apagada de Verlaine?
Soy Aquiles, el huracán
la nafta tóxica…
soy un punto del infinito
que separa a Zenón y a ud.
Soy el punto luminoso.
Y el puñal
Y la flor
Deje que mi párpado bese la navaja
Soy Buñuel, casi desde unos días,
soy el espejo roto
y el puño

y la sangre
Somos.



Asma

Para ud es sencillo:
el aire ingresa y egresa de sus pulmones, 
infla uno a uno sus alvéolos, 
oxigena la sangre y así
sin que ud note el mínimo
acontecimiento.
Pero nosotros no:
nunca fue un acto reflejo, 
duele cada centímetro cúbico de aire
y, por lo general, nunca alcanza.
Aprendimos a morir desde pequeños
entre vapores, ventolín y el infierno rudo
de los rezos del nebulizador.
Nosotros conocemos la muerte antes que a ud
se le muriera un abuelito, que en pack descanse,
arriando el ínfimo retoño de O2 hacia el pecho
entre chillidos de la carne que le niega el paso
meditando para vencer el nervio histérico de yacer
ahogados sin una mano que nos seque la febril testa.
Aprendimos a morir y en eso sacamos ventaja, 
aunque los años de catecismo insistan
en igualarnos mortales.



Canto II

Los habitantes de la noche
pájaros de alas sangrantes
me despiertan
me seducen
me atormentan 
me vuelven ave
forma clítica del pronombre
escudo contra espolones
que el rostro desfiguran
cordero de dios
que quita 
el pescado del mundo.
Tras las torres se alza
hambrienta
una dama sepia.
Deglute los pájaros
me desea
me inventa
me recorre.
Luego yo,
desnudo / anquilosado
respetando las comas
atrapado por las cicatrices
de sobreviviente
diciendo yo
creyendo ser yo
la sombra de mi padre y hades
el miasma enérgico de las prohibiciones por venir
expulsando verrugas por los ojos
y penetrando fieramente
a la mujer sepia
que se orgasma
y eyacula canciones por la boca.



Se

Ser un ataúd de lo q no
la bestia
del carnaval
la sagrada madeja deshilada
el perfume del sexo retraído
la garganta ácida
la niña q cruza la calle
y descruza las piernas
cuando papi no la ve
la resistencia
en las formas imperecederas
imperceptibles
del aire
las tres cicatrices 
cruzadas sobre la pared




Canto cinco

Se sienta a la mesa y escribe
Juan Gelman

Ahora es mañana.
mi pelo se enreda
entre los lentes
mi boca tiene besos
de café
poco, vicente, tengo de dios
—y sin embargo—
Ahora es mañana
mi piel se deshace
de la piel de ayer
de la sábana ya cansada
de abrigarme
poco, huidobro, tengo de fe
—y sin embargo—



Antirrimbaud 

Callar en negro
    cuando el habla es gris
    no hay vocales de colores
    una es azul (y no se nota)
Tonos de gris
    a, gris
    e, gris
    i, gris
    o, gris
    u, gris
Pero
    el
        grito 
            es
                rojo.




Canto Séptimo

Ahogaré en el whisky
    la pierna de la mujer muda
en el café la vulva
    del dragón dormido.



BENDICIÓN

Como acto reflejo de mártir
bendigo tu Nombre
y nos prometo que esta noche
de estas heridas
emergerá el Paraíso.



APRENDO

Aprendo a nombrarte
como silencio
como cicatriz de una herida
que todavía no.




AHORCADO

vive en mí
tu nombre
la ilusión difusa
de parirme
y no cortar el cordón
enredado en el cuello.



MANIFIESTO

los poetas mienten demasiado
F. Nietzche

El que escribe es un ególatra
que sólo habla de su dolor
tal si fuera importante,
que juzga todo su derredor
como si su miseria
rigiera el mundo.

El que escribe es un lunático,
metafísico de mermeladas,
con agujeros en las medias.
Él cree, ciertamente, que es el único Mesías,
que su lumbre libera de la estupidez al vulgo.

El que escribe es un poeta.
Un patético, infame e imbécil
decidor de mierda.




Exequias

    Exequias, 1 
        de la luna, 2 
    y una corte de duendes,3   
        maquillados con cal,4 
    dan pesares al mar.5 

El viudo que ya nunca será reflejo de reflejo, ni musa de utopía.6 

1Un ritual infinito de luz que, crisálida ebria, perfila una sombra que todo invade y tiñe mora.

2Un imperio de gritos 
      como gusanos penetrando mis antes 
          van devastando la madera dulce de ternura... 
mis iniciales descansan / en el caldo de la nada / que en la noche soy.

3 Anclados cantares grises: 
            ¿qué colores ahogan? 
      Los juglares migran al frío otoño, 
            a la culpa sicaria 
                        de la lluvia.

4 Naden entre los humores gelatinosos que me aniquilan: rabia, odio, sangre... ella.

5 Miren: aquí mi agonía; 
      aquí la ternura agusanada; 
             aquí se oxida el hijo del hombre.

6 El viudo que ya nunca será reflejo de reflejo, ni musa de utopía. 





La despedida

“¿Qué hacer con la muerte?
Nada, nada”
Allen Ginsberg



¿Quién me despedirá de la biblioteca?
Porque de vos tendré tiempo
y tendré boca que besar
Pero ¿Quién le dirá /en mi nombre/
adiós al gato? ¿Al perro cómo le explicarán
que yo no más yo?
¿y cómo se declarará mi ausencia
en foros y escenarios virtuales?
¿Quién anunciará que en el día de la fecha/
a temprana / a mediana /
 a la avanzada / edad  dejé esta realidad?
¿Iré envuelto en mortajas
río abajo? / ¿Se harán cenizas estas jaulas
del ego? / Porque en vos arderé
siempre
y seré mastaba/cicatriz/pulguita
Pira incendiaria seré en tu cuerpo
Entonces
¿le advertimos al viento que son mis restos?
O diremos la verdad
: diremos que son mis sumas las que abandono
Q son mis sumas vitales las que se viajan en su barriga
mis caprichos incompletos / los bares / tus besos
lo que ya nunca
¿Pero quién le dirá adiós a esa colección de caricias
q vive en tus ojos? No seré yo
/por ternura o hálito faltante o cobardía
no seré/
¿Quién hará las bromas en mi velar
despidiéndose con un hasta el próximo?
¿Quién será el próximo
en un más allá  habitado de Seres o Nada?
/Pero mirá qué cosas digo/
¿Tan importante será la muerte
como para dejar enfriar el mate?
¿Tanto como para olvidar besarte hoy?
Esta mañana o noche se llueve
Somos la Rue de la Mort / Rue de la Amour
patinando en clichés de amantes / haciéndonos
en el cuerpo otro / intensos / jugando a olvidar
Mejor: recordando la esencia de nos
irnos / gorrioncitos perdidos en la ciudad
jugando con hojitas grises a dibujarnos
mapas / libros / aromas
que nos aniden
¿Tenemos tiempo, Gorrión? Me duele dolernos
despidiéndonos /por primera y última vez/
en cada despedida
Nos inventaron un cuerpo
para perderlo, pajarito
¿Me encontrarás cuando
no sea cuerpo? ¿Cuando me sobreviva
el sustantivo insustancial?
Cuando labren mi nombre en el salón de los durmientes
cuando mi nombre, pajarito / pajarito sea
y en las alas de vos se sobreviva
el beso de esta lluvia / de esta tarde o madrugada
en que inventamos la tristeza en la sangre
/conjuro raíz de ausencia futura/
como personajitos de un film de trasnoche.

(a Carol Dunlop & Julio Cortázar)



Museo

“después de auschwitz 
la poesía /
sin adornos”

Andrés Kischner


Después de Auschwitz
haremos el Amor / la barbarie de a dos
nos daremos el Sexo
ese valle siempre nuestro
ese túnel de promesas olvidadas
ese brillo ebrio en los ojos
como mujeres riendo
al viento / tus pechos
mi boca / es llama que llama
tu boca / y se sacia
invadiendo el espacio del placer
territorio ocupado / arrasado / abandonado
Haremos la barbarie
serás pleamar / diástole del Mundo
de este mundo donde se muere
bajo las bombas si se ha nacido
con la lengua equivocada
/con la lengua correcta se recorre
un cuerpo
un continente de vos
un mapa de fantasmas/
Haremos la barbarie
en un mundo donde se tortura para que conste
que morir es un privilegio
que después de la Muerte
habrá poesía para escribir
y bárbaros que digan en lenguas incorrectas
las formas correctas
de hacerte el amor
Será la Paz /¿aun a fuerza de bombas
será?/ un amarizar en tu piel
un dolernos final / un agonizar
¿y si me arropo en tus alas, poesía?
¿habrá menos muertos? ¿tendré menos culpa?
¿Seré menos de este mundo donde?
¿Cicatrizaré por los heridos, los atormentados
los impíos, los amortajados?
Fundaré en tus alas
un Museo del porqué se muere
: es una obligación
ya no seremos impunes
ni colgarán de nuestros sexos
exhaustos
cadáveres / cuerpos vejados
mártires de la barbarie
y aullaremos /finalmente/
el orgasmo de Caín





Barro

¿y si nos
hacemos agua en la noche
repudiando todo lo
aprendido y hendido
de lo q llamamos sabiduría?
¿Y si nos volvemos
tierra
derribando celos
escuelas
y las ansías de dioses?
Regresar al barro
a la costilla de lilith
al pecado orgiástico
de unir los elementos
y llamarnos
hombres.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada