viernes, 2 de octubre de 2015

DORIS ARAYA [17.166] Poeta de Chile


DORIS ARAYA

Calama, Chile 1949.

Doris Araya López, nació en Calama y durante muchos años se desempeñó como docente de la asignatura de castellano, ella misma confiesa que la docencia y la literatura son sus grandes pasiones.

Es casada y tiene tres hijos, todos artistas, quizás fue por eso que llegó a ella la idea de crear este territorio de artistas donde la bondad es uno de los principales ingredientes.

Doris, cuenta con una destacada trayectoria como poetisa y narradora donde destacan libros como "Yaraví" y "Ecos circulares, balada en sol sostenido", los cuales fueron distinguidos por el Ministerio de Educación como material didáctico complementario para la Enseñanza Media de todo el país. Así como también su primera novela "Desde el abierto límite de la Tierra de los Chucos" que ya tiene dos ediciones y está ambientada en Chuquicamata.

Pero Doris no se queda tranquila y ya prepara sus próximos proyectos, que son una cantata realizada al extinto campamento minero de Chuqui y que pronto estará terminada, así como también un libro de poemas que no quiso revelar el nombre.





Lanzamiento de la Segunda Edición del Libro “Yaraví” de la poeta regional Doris Araya. La obra consiste en un conjunto de poemas y cuentos en prosa ambientados en la zona andina, principalmente en el poblado de Caspana, sus paisajes y sus creencias.




Tata iu, Tata iu

Por qué lloras?
Acaso te han herido las guerras,
las palabras
o la inocencia mancillada de la pampa.
Mi abuelo desfloró la Pacha Mama
y en el éxtasis de ese encuentro trascendente
su aliento
se hizo
Fumarolas
en El Tatio.




ROMANCE DEL RÍO LOA    
                                                    
El río de los silencios,                                                        
el de las barbas mojadas,
llega cansado de invierno
huyendo de la montaña.

El breve pie de cristal
salta guijarros callados
y en su constante brindar
es rebaño alborotado

Débil cuerda de guitarra
dormida sobre la pampa,
dulce quena que olvidaba,
dejó el viento entre las ramas.

Tiene zig zag de puna
el brillo de tu mirada,
mil tesoros de alborada
guarda tu bolso de escarcha.

Sangre de pampa inmortal,
breve surtidor de lo lejano
¿Quién se robó tu caudal
y te ha dejado descalzo?

Romero de andar pausado,
jinete de verde manta
yo montaré tu corcel
para saciarme de pampa.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada