viernes, 18 de septiembre de 2015

EFE BE -FABIÁN BURGOS- [17.092] Poeta de Chile


Efe Be -Fabián Burgos- 

(Santiago, Chile, 1987) 
Profesor de filosofía y poeta. Actualmente cursa el Magister de Estudios culturales en Universidad Arcis. Ha integrado los colectivos de poesía "Operaciones Secretas" y "Mal de Ojo". Ha participado en diversas lecturas poéticas. El 2014 ha sido antologado en Metalenguaje: literatura y escena metalera de René Silva Catalán y Pablo Lacroix. También publicó su primer libro de poesía Paralogismos de la Sombra sin Mundo por AJIACO ediciones. 

Poemas introductorios para un proyecto de poema absoluto, publicado en México, por la editorial Montea, 2015, es su segundo poemario.




Paralogismos de la sombra sin mundo, Efe Be.
Ajiaco Ediciones.

Presentación “Paralogismos de la Sombra sin Mundo” de Fabián Burgos
Ajiaco Ediciones 2014

Por Raúl Zurita


Muy buenas tardes:

Quise acompañar a la presentación de este libro porque me gustó mucho, tan concreto como eso y porque creo que se da algo bastante único, que es una tensión permanente entre el máximo conceptualismo y lo que yo llamaría el inconsciente del lenguaje. Es un libro que en cada página, en cada poema para decirlo en el sentido más arcaico del término, entra en tensión con la estructura. O sea, es un libro de un claro diseño, perfectamente consciente, pensado, una estructura donde la suma de las partes es distinta al todo. Una serie de tensiones internas, de referencias internas como nos contaba Pablo, a la poesía, a la literatura, citas de referencia y al mismo tiempo la sensación de que el lenguaje hace absolutamente lo que quiere finalmente, lo que quiere el lenguaje no lo que quiere el operador del lenguaje. Entonces, es un libro primero altamente conceptual, tiene imágenes que son absolutamente y para que ninguna racionalidad las puede prever:


“Sombra
/
Mundo
Ropa guardando las almas
Sombra
y se nos abraza la lengua al pescuezo.”


“Y se nos abraza la lengua al pescuezo”, eso no hay ningún programa que pueda predecir o profetizar esa frase, entonces es donde el inconsciente del lenguaje entra finalmente en conflicto con la voluntad del que escribe y eso en el fondo es una lengua y una creación poética, la tensión feroz entre el que escribe, lo que el poeta quiere decir con la lengua, con la lengua materna y lo que la lengua quiere decir a través del poeta. Entonces, todo el aparato conceptual que tiene este libro se estrella –y esto no lo veo como una falta sino como uno de sus grandes méritos- se estrella contra un lenguaje que es más poderoso que la estructura que el poeta le quiere imponer y es imposible que un poeta no intente imponer su estructura, sino no habría literatura. La poesía, no la literatura, la poesía surge del conflicto de estas dos voluntades opuestas y en oposición.

A mí me gustó mucho precisamente porque está lleno de imágenes, de giros que se escapan completamente a lo programático. Yo debería tal vez si quiero escuchar una filiación, tú lo nombras bastante, tal vez el lenguaje de De Rokha, el lenguaje iluminado, brillante, coloquial de Pablo De Rokha, de muchos planos que va desde lo coloquial del habla chilena, del habla campesina hasta el lenguaje alucinante de imágenes absolutamente sorprendentes, inesperadas. Creo que este libros recoge en muchos momentos de la poesía chilena, entre otros creo que recoge lo que se llamó malamente, muy equivocadamente, la neovanguardia, en el sentido de libros que se perciben como una totalidad, no se conciben como una colección de poemas y adhiero a todo, a toda la caracterización que hizo Pablo, es decir, la metafísica de éste libro.

Realmente me alegro, me alegro que exista, me alegro que pertenezca a la más reciente generación de poetas chilenos. Cada cierto tiempo uno necesita un libro que le desmienta la muerte de la poesía, este es uno de los libro que le desmiente la muerte a la poesía. Entonces felicito también a los editores, que han publicado a estupendos poetas, han publicado si no me equivoco “Magnolia” de Felipe Ruíz a quien aprovecho de saludar, gran poeta y me alegro, los felicito. Fabián, empiezas una ardua tarea con esto.

Fuerza, ánimo, coraje.

Raúl Zurita






“Textos introductorios para un proyecto de poema absoluto” 

Autor: Fabián Burgos
Editorial: Montea. León, México 2015

(RESEÑA) Pensemos en la derrota. Esa realidad innegable con la cual convivimos y rabiamos en cada instante entre lo consiente y lo inconsciente. En ese plano el poeta Fabián Burgos nos amenaza con quitarnos o arrebatarnos las más mediocres fantasías que nos han tirado los poderosos. Con la idea de “Textos introductorios para un proyecto de poema absoluto” no hace otra cosa que el ejercicio poético de perdernos en los miedos y que logremos visionar como verdaderos Modernos.

Por:
Mauricio Torres Paredes



En estos instantes estamos sucediendo, más allá de coincidencias y señales, más allá de desapariciones o tachados ¿Entonces por qué se nos quiere hacer creer que todo se transforma? Las grandes cosas de la vida no cambian mucho, se soportan, se entremezclan, se adsorben y disuelven en los infinitos misterios de lo por venir.

Entonces ¿Qué papel le concedemos a la poesía en una realidad ficcionada, manipulada y figurada? El principal. Si entendemos que este es nuestro preciso momento, como lo creyó Dante cuando bajó a los infiernos a buscar a Beatriz o como cuando Gonzalo Millán invierte el curso de la historia malvada de Chile, en su poema La Ciudad.

La búsqueda del misterio, el juego a jugar a imaginar que encontramos algo, son fundamentos más que suficientes para comenzar a mirar en la poesía una forma de entenderse.

Fabian Burgos, poeta chileno, nos propone en su poemario “Textos introductorios para un proyecto de poema absoluto” el atrevimiento del juego que consta en pensar fuera de las condicionantes, códigos y marcos de la normalidad, moderna, que entrega radiografías veladas de lo penoso. El poeta juega a demostrarnos que el pensamiento, el pensar, contiene más intuición que reflexión. Paisajea a las nuevas multitudes en un espectáculo de desaparicienses, que nombra con el miedo de todo aquel o aquella que se sabe perseguido por el capitalismo en busca de su cabeza.



“Como traductores flaites del espectáculo de las pobres esferas
elevamos un refugio a partir de estructuras óseas proletarias
habitamos el degradé social de las caminatas por la Alameda
de Providencia a Estación Central se nos destiñeron las pisadas
dejando una estela a derrota…”



Pensemos en la derrota. Esa realidad innegable con la cual convivimos y rabiamos en cada instante entre lo consiente y lo inconsciente. En ese plano el poeta Fabián Burgos nos amenaza con quitarnos o arrebatarnos las más mediocres fantasías que nos han tirado los poderosos. Con la idea de “Textos introductorios para un proyecto de poema absoluto” no hace otra cosa que el ejercicio poético de perdernos en los miedos y que logremos visionar como verdaderos Modernos.

Este nuevo poemario de Fabián Burgos, publicado por Editorial Montea, nos convoca a pensar en el juego de descubrir de qué manera y porque forma la poesía tiene que ser entendida cotidiana, cercana y subversiva. Su canto no ha desaparecido y por más que se piense erróneamente, que solo se remite al espacio de la cultura y de la literatura, el poeta nos sigue insistiendo que ésta se encuentra en el cotidiano y que es el momento de desenfundarla.



ROKHAS

¡SIENTO COMO SI TODA LA HISTORIA HUMANA SE RECONSTRUYERA EN MIS                    [ENTRAÑAS!

Callamos
porque la lengua se nos hizo una bandera trenzada que se empapaba de carne
cuando se balbuceaba el propio nombre a la intemperie del canto
Nos dijeron que tú y yo
no éramos más que huesos sobre huesos frotándose para esquirlar las vitrinas [transnacionales
y que un trozo de alma vertebral
se nos quedaba en cada huella dejada sobre el cemento fresco de las patrullas policiales
Entonces nos miramos con las pupilas dislocadas
me prometí caer de un salto de la cuneta al Mundo y tragarme el miedo con cerveza [ardiente
De rodillas
sobre las botellas quebradas vender la saliva al mejor postor inmobiliario
…prometí tanto apocalipsis cotidiano…
¡ARRIMADO A LOS ÁRBOLES DEL CEMENTERIO DE LA LIGUA ESPERANDO [QUE GERMINASE UN AROMO DESDE LA CALAVERA DE TEILLIER!
que terminé siendo cáncer oculto en la propaganda televisiva del almuerzo de día domingo
mientras los perros desgastaban sus dientes en los pómulos del niño de sueño
al que le llovían lo ojos tejiendo los rincones que las arañas abandonaron por falta de pan
Nadie fue capaz de redactarnos la genealogía del cemento
en tanto yacíamos recostados en las azoteas de los edificios metropolitanos
limpiándonos las uñas
echando a volar las pestañas sobre las cenizas del cosmos
Allí arrojamos nuestros Gemidos a mansalva esperando derribar algún avión comercial
es que aún creíamos en el verso kiltro derramando alguna esperanza vagabunda en el [nombre de los desaparicienses
es que aún creíamos en esos ojos carnívoros tragándonos para llevarnos a otro lugar
en donde los comerciantes aún decoraran la cuadra barriendo la vereda a las siete de la [mañana
con boina de cielo y overol bordado de pájaros
donde la única sangre fuese la de la nariz del niño que se jugó la tarde en bicicleta al sol
con la polera amarillenta manchada de chocolates regalados por los abuelos
donde la Sombra aún fuese dada por los árboles y lo más cercano a un rascacielos fuese el [padre
intentando cambiar las ampolletas transculturales a los signos zodiacales
…porque en ese lugar…
las palabras lengüeteando los ronquidos de la especie sanarían las desventuras del bosque
Nadie fue capaz de pintarnos un cordero degollado en las pasarelas peatonales
cuando los suicidas hacían filas para retratar sus poemas de sangre
en el parabrisas de los automóviles sin tiempo
¡COMOROKHASNOSQUEDAMOSENSARTADOSALATIERRAVIRGEN!
…para desbarrancar en nausea y cuesta abajo desenrollar la columna vertebral de la década
Entonces nos llevaron engrillados a recorrer las casas comerciales
nos ultrajaron nuestros poemarios de fuego mercenarios de los magnates literarios
nos llenaron de penes los versos
-¡VALE MÁS LA PIEDRA QUE EL FALO!- gritamos frente a los obeliscos mundiales
pero nos trasmutaban la capucha en horca y fuimos el asta de los que saludaban a la patria
cuando la bandera ya no era mordaza
era péndulo danzando entre los polos de los viajes astrales
y al igual que a un saco que secuestrase la tierra entera
les regalamos el alma mordida por ansiolíticos y electrochoques santos
Aún así nos negamos al protocolo del viaje
Nos negamos a la inocencia originaria de la montaña rascándole los sobacos al infinito
colgados de los testículos del espíritu dejamos vaciarse los bolsillos del hambre
Nos negamos a la comodidad de los recuerdos
Nos negamos a embalsamar las catedrales con hipocresías metafísicas
 y con los cuellos fracturados nos negamos
Nos negamos a todo y sin necesidad de ser salvaje lobo aullé:
!!!JUAN DE DIOS LUIS MARTÍNEZ
TU NOMBRE ME RECUERDA AL MIO QUE PERDÍ JUGANDO RULETA RUSA [CONTRA LOS PÁJAROS
CUANDO COMPREDÍ LA INSIGNIFICANCIA DE LA PALABRA: MADRE!!!
Nos negamos a la infertilidad del lenguaje místico prometiéndole descendencia a las [gargantas más secas
que escupían el polvo llevado por los ríos a los imperios modernos
Y así
edificando intimidantes monumentos a la cultura de masas
fuimos invitados a posar nuestras mentes sobre los pedestales de la Plaza de Armas
Pero nos negamos
Nos negamos a todo y sin necesidad de ser salvaje lobo aullé:
!!!PADRE CIERRA LAS VENTANAS PARA HUIR ROMPIENDO LOS VIDRIOS CON [LAS OJERAS
PARA BEATIFICAR CON LAS MONEDAS QUE TE ROBÉ EN LA INFANCIA A LOS [VIEJOS BORRACHOS
QUE YACEN SENTADOS EN LOS COLUMPIOS DEL ABSOLUTO!!!
Coloreábamos todas las veredas con el alquitrán que arrastrábamos desde el nacimiento
nunca escondimos la mano después de tirar un verso por las alcantarillas
para que fuesen leídos por los leprosos Posmodernos
a los que a pedazos se les caía la realidad desde los rostros
COMOROKHASSELESCAÍALAREALIDADDESDELOSROSTROS
sólo porque nosotros hallaríamos el lenguaje marginal de los espíritus
Fuimos de frente y escribimos nuestras vidas amarrándonos desde las venas
El coloso de Rodas fue testigo de la energía nuclear
que emanaba desde la muñeca derecha cuando se la anudamos a la garganta
y en el nuevo año que nunca llegaría
los fuegos artificiales de la Entel cauterizaron los tajos de la otra muñeca
¡¡¡FUIMOS LA CRUZ MISMA QUE ATRAVEZABA LA HISTORIA CON EL [TATUAJE DEL INFINITO HACIÉNDONOS POLVO LAS ESPALDAS!!!
No quedó más que preguntarnos
¿Cuántos poemarios son necesarios para transparentar la miseria del hombre?
¿Habrá que llenar con el prefijo “anti” diccionarios y epitafios
para que la poesía capitalista que nació desde la mala cobertura psicopatológica de los [consultorios del Estado
brote nuevamente como una flor de barro
expandiendo sus pétalos desde la macabra carnicería humana?
Entonces te dije:
“bésame con un beso que recopile la poesía Universal para comprender de que hablan estos [imbéciles”
pero quisiste conjugar voluntad y deseo en un clavo que encarnarse a la tierra
los pies institucionales que nos forzaban a caminar directo al matadero
mientras de memoria gritábamos el macho anciano furiosos desde la ventana edificada a [patadas cartesianas
remojábamos nuestras gargantas con el llanto de la población desmembrada y a punta de [orines nos adueñamos de los callejones
¿Quién iba a imaginar que nos caminaríamos tantos versos escribiendo con las tripas la [palabra “hambre”
y que nos seguirían los perros fracturando la herencia que dejamos oculta en los vientres [continentales?
La sábana santa cubrió nuestros rostros y el Grial cual molotov estalló en el pecho amargo [de aquella patria
que se nos quedó enganchada al lomo cuando bautizamos los árboles con el nombre del [Mundo
el que metimos dentro del papel con el que nos echamos a los pulmones todo el nihilismo [del barrio Bellavista
Como traductores flaites del espectáculo de las pobres esferas
elevamos un refugio a partir de estructuras óseas proletarias
habitamos el degradé social de las caminatas por la Alameda
de Providencia a Estación Central se nos destiñeron las pisadas
dejando una estela a derrota en las botellas existenciales
mientras en la cancha del barrio quedaba el puro pelo del perro muerto un mes atrás
comimos sopaipillas en el carrito de un lugar perdido
y de alguna manera ayudaste con estas líneas
cuando mirabas con rabia los espejos destrozados del Siglo.







.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada