miércoles, 12 de agosto de 2015

TIRZAH RIBEIRO [16.784] Poeta de Brasil


Tirzah Ribeiro

Tirzah Ribeiro nació en Ribeirão Preto, San Pablo, Brasil. 
Estudió en Río de Janeiro, Brasil, licenciándose en Letras y Literatura. 
Inició estudios de dibujo y pintura en Montevideo con el pintor Edgardo Ribeiro, luego con los maestros Félix Bernasconi y Guillermo Fernández. 
Fue catedrática de los cursos de Traductorado de la Facultad de Derecho en Montevideo (Uruguay) y ejerció la docencia en el Instituto de Cultura Uruguayo-Brasileño en la misma ciudad. 

Libros publicados: 

2010 – Do Esquivo Amor (portugués) 
2008 - Entrelinhas (portugués) 
2006 - Entrelíneas (español) 
2006 - Más allá del Azul (español) 
2004 - Transparencias (bilingüe, español-portugués) 
2003 - Diáspora (portugués) 
2002 - Claroscuro (español) 
2001 - Del Esquivo Amor (español) 
1998 - De Repente a Beleza (portugués) 
1991 - A Sigla do Silêncio (portugués) 
1982 - Solidária Solidão (portugués) 

Textos inéditos:

Tres obras para teatro; cuentos y crónicas en portugués / español (traducidos por la autora) 

Exposiciones Individuales (Selección) 

2007 - Muestras de Pinturas Digitales - Facultad de Humanidades, Jornada de Enseñanza de Portugués, Montevideo, Uruguay. 
2006 - Proyecciones de Pinturas Digitales - Club Brasileño, Montevideo, Uruguay. 
1999 - Sala Figari - Ministerio de Relaciones Exteriores, Montevideo, Uruguay. (Mini Retrospectiva – óleos, esmaltes, acrílicos). 
1997 - Sala Figari - Ministerio de Relaciones Exteriores, Montevideo, Uruguay. (óleos) 
1994 - Cabildo de Montevideo, Montevideo, Uruguay. (esmaltes) 
1980/81 - Galería Portón de San Pedro, Montevideo, Uruguay. (óleos abstractos) 




Poesía

siempre temí
crecer amar morir nacer

nacer            nací
crecer           crecí
de amor          morí

del libro Do Esquivo Amor 
(original en portugués) 
Abrace Editores, Montevideo, Uruguay, 2010






Baile

Hay cosas que suceden sorpresivamente.
Pasaba yo por un lugar público, en ómnibus, cuando llamó mi atención una pareja que bailaba.
El ómnibus siguió y me puse a pensar sobre el erotismo que emanaba de aquel baile. Apenas un hombre y una mujer abrazados, al ritmo de una música que no pude escuchar.
¡Cuán disfrazado se muestra el estímulo primordial de los sexos!
El hombre y la mujer no estarían conscientes, en aquel momento, del estigma de cazador y cazado, implícito en su baile. El hombre que enlazaba a la mujer con sus brazos, hacía gala de la supremacía masculina, aunque cumplía apenas con un ritual aprendido. La mujer, dejándose conducir, entregaba su femineidad en este instante mágico, sometida a los mandatos del baile.
Al terminar la música, ciertamente se rieron uno al otro, desatando el eslabón que los había mantenido en una suerte de confabulación, más allá de toda la realidad alrededor.
Cada uno de desprendió, entonces, de aquella efímera fantasía de ser dos gladiadores en un combate de seducción, lo cual, de cualquier modo, les habrá dejado una estela de gozo a condimentar su día.
A mí, igualmente, dicha escena me vino a matizar el trayecto en ómnibus, del cual bajé con el pensamiento atrapado por la idea de escribir un posible comentario al respecto.
Las motivaciones casi siempre surgen de hechos aparentemente banales.
Hay que encontrarles la magia en sus intersticios o en los intersticios de nuestra imaginación.

del libro Entrelinhas 
(original en portugués) 
Abrace Editores, Montevideo, Uruguay, 2008





La casa

Más que un abrigo contra la invasión del clima, es un abrigo contra la invasión del otro.
En verdad, el ser humano tiene a la casa como un escudo. Detrás de este escudo- o adentro - él se despoja de su tapa barnizada. Se deja explayar sobre
su propia inconsciencia, sintiéndose protegido por puertas y paredes. Un nuevo útero.
¿Qué es lo que lo aflige a tal punto?
El miedo de afrontar su propia agresividad lo lleva a codiciar un lugar donde pueda actuar sin ser juzgado. En su mini-universo se siente libre, desahogado…
Una libertad limitada, que considera como la posible en su situación de ser sociabilizado.
Convive muchas veces con el otro, pero un otro jerárquicamente posicionado, de tal forma que su agresividad se frena por medio de mecanismos aceptados. O se controla en base a previa y satisfactoria determinación.
Al entrar a su casa – y más – a su cuarto, encuentra el refugio contra todas las tapas sobrepuestas sobre su ser original, y las cuelga por allí, al lado de otras vestimentas del que le fueron impuestas por las circunstancias del día.
Acomoda el mundo a su manera, le da su apariencia. Está rodeado por sí mismo.

del libro Entrelíneas 
(original en español) 
Abrace Editores, Montevideo, Uruguay, 2007






Claroscuro

la hojarasca 
me arrastra; 
si me atajas, 
te pateo; 
si aúllas 
no te escucho; 
jugamos juntos 
a escondernos 
paro de manos 
vuelta carnero; 
yo no sé tu nombre 
el mío no lo sabes 
que para los juegos 
de nada nos valen: 

somos dos niños 

en ronda tan loca, 
que casi la risa 
no cabe en la boca… 
sin miedo sin prisa 
en tus remolinos 
me dejo arrollar: 
ceñida a tus alas, 
alzada en tu vuelo.

del libro Claroscuro 
(original en español) 
Bianchi Editores, Montevideo, Uruguay, 2002

 




Hormiga
soy tu verdugo 
lo sé 
tu gulliver gigante
tu exterminador 
tu goliat 

cuando barro 
tienes 
ese minuto apenas 
en el que te veo 
correr atareada 
como buscando... 

como huyendo 
del tsunami 
que te envío
con mi mano 
distraída 

como sabiendo
que la vida 
tu vida 
no vale menos
que la vida...

del libro Más Allá del Azul 
(original en español) 
Bianchi Editores, Montevideo, Uruguay, 2006





Invención
 
más que una visión
es un escuchar con apagados ojos
 
ver vibrar
aios sonidos entre colores
 
soltarse a la invención
de fantasías
 
mientras
envidiosas
hablan las bocas
 
sordos oídos y apagados ojos
cantan a la vida
 
 


Decisión
 
Todo lo que haces o no haces
(al filo de la navaja decidiéndolo)
 compromete el girar del mundo
 
hilo invisible
transparenta sin embargo
lo ingrato de cargar un mundo sobre el
hombro
cuando todo lo que de verdad quieres
 es que el mundo se encargue
de llevarte
decidiendo por ti
lo que tú quieres
 
 
 
Relojes
 
sus fauces burlonas
se apropian de las horas
mientras el hombre sale a cazar
su ventura
encaramado en su ilusión
 
desoír los relojes
en tanto el tiempo se teje
a la diestra de los soles
que los soles blanquean
las mañanas de la vida
atropellando a la sombra
que deshojan los relojes
desde el girar de sus hilos
 
 



Mis sueños
los tengo aprisionados entre mis manos… 

que no se adhieran a los breves vuelos 
de pájaros llevados por el viento: 
verlos volando sería no tenerlos 
y acaso no tenerlos sería morirme… 

sé que sobrevivirán 
por deberme 
sólo a mí 
su existencia.

del libro Transparencias 
(bilingüe, en español y portugués) 
Bianchi Editores, Montevideo, Uruguay, 2004





Impotencia
tan lejos 
y tan cerca 
para la lágrima; 
Impotencia 
tiempo 
y el gesto inútil 
para el socorro; 
sólo la lágrima 
que pesa, 
resbala 
y cae 
no sé… 
tan lejos 
y tan cerca 
como esta pena 
enorme 
y sin remedio

del libro Diáspora 
(original en portugués) 
Abrace Editores, Montevideo, Uruguay, 2003




Silueta
arrebatada 
en torrentes 
de lujuria 
tu silueta 
se delinea 
desgarrada 
del tiempo. 

es tu figura 
aunque no. 

te reconozco 
pero desvaneces 
al querer tocarte. 

no te miro 
para conservarte 
en la memoria 
donde te tendré 
concreto y mío.

del libro Del Esquivo Amor 
(original en español) 
Bianchi Editores, Montevideo, Uruguay, 2001






Cilicio

Conclamo tu silencio 

(puntas de lámina clavando) 

ensayo el canto y proclamo 

mayor cilicio 

que el silencio: 

este tu modo de decir callando.

del libro A Sigla do Silêncio 
(original en portugués) 
Ediciones La Urpila, Montevideo, Uruguay, 1991






(Des) mayo
sé de un camino en la distancia florecido; 
urge apartar de las flores las espinas. 

sé que una estrella existe en la distancia 
y un abandono de flor acontecida 
a mi espera en la curva del camino.

Llevo un (des)mayo de flor en mi destino.

del libro Solidária Solidão 
(original en portugués) 
Premio Bienal Nestlé de Literatura Brasileña 
LR Editores Ltda., 1982







 
Invenção
 
mais que uma visão
é um escutar com olhos cegos
 
ver os sons vibrarem
entre as cores
 
soltar-se à invenção
 da fantasia
 
enquanto
de inveja
as bocas falam
 
ouvidos surdos e apagados olhos
recriam a vida
 
 
 
Decisão
 
tudo o que fazes ou não fazes
(ao fio da navalha decidindo)
compromete o girar do mundo
 
fio invisível
evidencia o inglório
de carregar um mundo nos teus ombros
quando tudo o que deveras queres
é que o mundo se encarregue
de levar-te
decidindo por ti o que tu queres
 
 
 
Relógios
 
suas fauces traiçoeiras
se apropriam das horas
enquanto o homem sai
para caçar sua ventura
aboletado em sua ilusão
 
não escutá-los
enquanto o tempo é tecido
à direita dos sóis candentes
que os sóis vão alumbrando
as manhãs todas da vida
atropelando a esquiva sombra
que desfolham os relógios
enquanto rolam seus ponteiros
 
 
Extraído de TRANSPARENCIAS.  Montevideo: Bianchi editores- aBrace; Brasília: PilarEdições,  2004. 103 p.  (Colección Princípios de Milênio)





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada