lunes, 17 de agosto de 2015

KARL KRAUS [16.820] Poeta de Alemania


Karl Kraus

Karl Kraus (28 de abril de 1874 - 12 de junio de 1936) fue un eminente escritor y periodista austriaco, conocido como satírico, ensayista, aforista, dramaturgo y poeta. Generalmente es considerado un escritor satírico de lengua alemana del siglo XX, sobre todo es conocido por su crítica ingeniosa de la prensa, la cultura y la política alemana y austriaca.

Kraus nació en una familia judía adinerada en Gitschin, Bohemia, Imperio austrohúngaro (ahora Jičín, República Checa). La familia se trasladó a Viena en 1877. Su madre murió en 1891.

Kraus se inscribió como estudiante de leyes en la universidad de Viena en 1892. A comienzos de abril, de ese mismo año empezó a colaborar en el diario Wiener Literaturzeitung, empezando con la crítica de Die Weber (Los tejedores) de Gerhart Hauptmann. Alrededor de esa época intentó sin éxito trabajar como actor en un pequeño teatro. En 1894 cambió sus estudios por la filosofía y la literatura germánica.

Escritor

En 1896 abandonó la universidad sin finalizar los estudios y comenzó a trabajar como actor, actuando como intérprete y director de escena. Se unió al grupo Jung Wien (Joven Viena), en el cual estaban Peter Altenberg, Leopold Andrian, Hermann Bahr, Richard Beer-Hofmann, Felix Dörmann, Hugo von Hofmannsthal, y Felix Salten. En 1897, sin embargo, Kraus rompió con este grupo con una sátira mordiente Die demolierte Literatur, La literatura demolida. Fue nombrado corresponsal en Viena del periódico Breslauer Zeitung. Un año más tarde, como abogado inflexible de la asimilación judía, atacó al sionista Theodor Herzl con su polémica Eine Krone für Zion, Una corona para Sion (1898). El 1 de abril de 1899 renunció el judaísmo y en el mismo año fundó su propio periódico, Die Fackel. La antorcha, que dirigió, publicó, y escribió hasta su muerte, y desde el cual lanzó sus ataques sobre la hipocresía, el psicoanálisis, la corrupción del imperio de los Habsburgo, el nacionalismo del movimiento pan-alemán, la política de no intervención, la política económica, y otras numerosas bêtes noires. En 1901, Kraus fue demandado por Hermann Bahr y Emmerich Bukovics, pues se sentían atacados por Die Fackel. en años posteriores les seguirían muchos pleitos por diversos grupos que también se sintieron ofendidos. Aquel mismo año, Kraus averiguó que su editor, Moriz Frisch, se había apoderado de su revista mientras él estaba ausente a causa de un viaje de varios meses: Moriz Frisch había registrado la portada de la revista como marca registrada y había publicado el Neue Fackel, La nueva antorcha. Kraus lo demandó y ganó el juicio. Desde aquel incidente, Die Fackel fue publicado (sin cubierta) por la imprenta Jahoda & Siegel. Die Fackel, en sus inicios, era similar a diarios como la revista Weltbühne, si bien más tarde se hizo cada vez más una revista que fue privilegiada en su independencia editorial. En Die Fackel se imprimía lo que Kraus quiso imprimir. En su primera década, los colaboradores fueron muchos escritores conocidos y artistas como Peter Altenberg, Richard Dehmel, Egon Friedell, Oskar Kokoschka, Else Lasker-Schüler, Adolf Loos, Heinrich Mann, Arnold Schönberg, August Strindberg, Georg Trakl, Frank Wedekind, Franz Werfel, Houston Stewart Chamberlain y Oscar Wilde. Después de 1911, sin embargo, Kraus fue por lo general el autor único. El trabajo de Kraus fue dado a luz casi exclusivamente en la revista Die Fackel, de la cual se publicaron en forma irregular hasta un total de 922 números.

Además de sus escritos, Kraus dio numerosas conferencias públicas sumamente influyentes. Entre 1892 y 1936 puso en escena aproximadamente 700 representaciones para una sola persona, recitando dramas de Bertolt Brecht, Gerhart Hauptmann, Johann Nestroy, Goethe y Shakespeare. También operetas artísticas, acompañadas al piano y cantando todos los papeles él mismo. Elias Canetti, que con regularidad asistió a las conferencias de Kraus, tituló el segundo volumen de su autobiografía Die Fackel im Ohr, La antorcha en el oído en referencia a dicha revista y a su autor.

Su último trabajo, que rehusó publicar por miedo a represalias nazis, fue la verbalmente rica Die Dritte Walpurgisnacht, La tercera noche de Walpurgis. Sin embargo, largos extractos aparecieron en la apología de su silencio -Sobre Hitler no se me ocurre nada- en la subida al poder de Hitler, Warum die Fackel nicht erscheint, Por qué La antorcha no aparece, una edición de 315 páginas de su revista. La última publicación de Die Fackel apareció en febrero de 1936.

En 1911 recibió el bautismo católico, pero en 1923 abandonó la Iglesia católica porque desaprobó el renacimiento del Festival de Salzburgo. Karl Kraus murió de una embolia pulmonar en Viena el 12 de junio de 1936, tras una corta enfermedad. Está enterrado en el cementerio Zentralfriedhof de Viena.

Kraus nunca se casó, pero desde 1913 hasta su muerte tuvo una relación muy estrecha con la baronesa Sidonie Nádherný von Borutin (1885-1950). Muchos de sus trabajos fueron escritos en el castillo Janowitz, propiedad de la familia Nádherný. Sidonie Nádherny fue una musa muy importante a la cual dirigió muchos libros y poemas.

La persona

Karl Kraus generó opiniones contrarias en todos los momentos de su vida. Esta polarización indudablemente fue reforzada por la conciencia que tenía sobre su propia importancia. Esta imagen de sí mismo no era completamente infundada: los que asistieron a su desarrollo resultaron fascinados por su personalidad. Sus seguidores vieron en él a una autoridad infalible, alguien que haría cualquier cosa por ayudar a aquellos que le apoyaron.

Se hizo numerosos enemigos debido a la inflexibilidad y a lo intenso de su parcialidad; sin embargo, era un misántropo amargo y un supuesto pobre (Alfred Kerr). Fue acusado de revolcarse en denuncias odiosas y sentencias judiciales.

Karl Kraus y el lenguaje

Karl Kraus estaba convencido de que cualquier pequeño error, aunque su importancia estuviera aparentemente limitada en el tiempo y el espacio, muestra los grandes males del mundo y de una época. Así, podía ver en el fallo de una coma un síntoma de aquel estado del mundo que permitiría una guerra mundial. Uno de los puntos principales de sus escritos era mostrar los grandes males inherentes a lo que aparentemente eran pequeños errores.

La lengua era para él la más importante reveladora de los males del mundo. Vio en el tratamiento descuidado de sus contemporáneos hacia la lengua un signo de descuido del mundo en general.

Trabajos seleccionados

Die demolirte Literatur [La literatura demolida] (1897)
Eine Krone für Zion [Una corona para Sion] (1898)
Sittlichkeit und Kriminalität [Moralidad y justicia criminal] (1908)
Sprüche und Widersprüche [Dichos y contradichos] (1909)
Die chinesische Mauer [La muralla china] (1910)
Pro domo et mundo (1912)
Nestroy und die Nachwelt [ Nestroy y la posteridad](1913)
Worte in Versen [Palabras en versos] (1916-30)
Die letzten Tage der Menschheit [Los últimos días de la humanidad] (1918; 1922)
Weltgericht [Juicio universal] (1919)
Nachts [De noche] (1919)
Untergang der Welt durch schwarze Magie [El fin del mundo por la magia negra](1922)
Literatur [Literatura](1921)
Traumstück [Función en sueños] (1922)
Die letzten Tage der Menschheit: Tragödie in fünf Akten mit Vorspiel und Epilog [Los últimos días de la humanidad: tragedia en cinco actos con preludio y epílogo] (1922)
Wolkenkuckucksheim [El hogar del cuco de las nubes] (1923)
Traumtheater [Teatro de sueños] (1924)
Die Unüberwindlichen [Los insuperables](1927)
Epigramme [Epigramas] (1927)
Literatur und Lüge [Literatura y mentira] (1929)
Shakespeares Sonette [Los sonetos de Shakespeare](1933)
Die Sprache [La lengua] (póstumo, 1937)
Die dritte Walpurgisnacht [La tercera noche de Walpurgis] (póstumo, 1952)

Algunos trabajos han sido reeditados recientemente:

Die letzten Tage der Menschheit, Bühnenfassung des Autors, 1992 Suhrkamp, ISBN 3-518-22091-8
Die Sprache, Suhrkamp, ISBN 3-518-37817-1
Die chinesische Mauer, mit acht Illustrationen von Oskar Kokoschka, 1999, Insel, ISBN 3-458-19199-2
Aphorismen. Sprüche und Widersprüche. Pro domo et mundo. Nachts, 1986, Suhrkamp, ISBN 3-518-37818-X
Sittlichkeit und Krimininalität, 1987, Suhrkamp, ISBN 3-518-37811-2
Dramen. Literatur, Traumstück, Die unüberwindlichen u.a., 1989, Suhrkamp, ISBN 3-518-37821-X
Literatur und Lüge, 1999, Suhrkamp, ISBN 3-518-37813-9
Shakespeares Sonette, Nachdichtung, 1977, Diogenes, ISBN 3-257-20381-0
Theater der Dichtung mit Bearbeitungen von Shakespeare-Dramen, Suhrkamp 1994, ISBN 3-518-37825-2
Hüben und Drüben, 1993, Suhrkamp, ISBN 3-518-37828-7
Die Stunde des Gerichts, 1992, Suhrkamp, ISBN 3-518-37827-9
Untergang der Welt durch schwarze Magie, 1989, Suhrkamp, ISBN 3-518-37814-7
Brot und Lüge, 1991, Suhrkamp, ISBN 3-518-37826-0
Die Katastrophe der Phrasen, 1994, Suhrkamp, ISBN 3-518-37829-5

Ediciones españolas

Contra los periodistas, 1998, Taurus, ISBN 978-84-306-0312-1
Dichos y contradichos, 2003, Ed. Minúscula, ISBN 978-84-05587-16-9
Escritos, 1989, A. Machado Libros, ISBN 978-84-7774-523-5
Karl Kraus y su época, 1998, Ed. Trotta, ISBN 978-84-8164-270-4
Palabras en versos, 2005, Pre-Textos, ISBN 978-84-8191-600-7
La tercera noche de Walpurgis, 1997, Icaria.
La tercera noche de Walpurgis, 2010, Argitaletxe Hiru, ISBN 978-84-96584-35-8
Los últimos días de la humanidad, 1991, Tusquets, ISBN 978-84-7223-304-2
Edward Timms, Karl Kraus, satírico apocalíptico, 1990, A. Machado Libros, ISBN 978-84-7774-527-3
"La Antorcha". Selección de artículos de "Die Fackel", Al cuidado de Adan Kovacsics, 2011, Acantilado, ISBN 978-84-92649-87-7
El laberinto de la palabra, Sandra Santana, 2011, Acantilado, ISBN 978-84-92649-91-4




José Manuel Recillas nos presenta la poesía de Karl Krauss (1874-1936). Figura imprescindible de la vida intelectual de la primera mitad del siglo XX, polemista, periodista, compositor, dramaturgo y crítico feroz.



Figura imprescindible de la vida intelectual de la primera mitad del siglo XX, polemista, periodista, compositor, dramaturgo y crítico feroz, la admiración que se le profesa suele olvidar que fue un conservador sui generis ―véase su célebre poema Elegie auf den Tod eines Lautes, Elegía para la muerte de un sonido, dedicado a la desaparición de la “hache” intermedia entre consonantes, publicado en su primer libro―. Casi desconocido como poeta, publicó toda su poesía en su propia editorial con el lacónico título de Worte in Versen, Palabras en verso, reunida en nueve volúmenes, entre 1916 y 1930, y publicada bajo el sello de su propia editorial. En ellos reunió no sólo sus poemas sobre la naturaleza y el arte, sino sus monólogos y ditirambos, aforismos y epigramas. Su poesía es prácticamente desconocida en cualquier otra lengua que no sea alemán, y en no pocas ocasiones ésta se halla circunscrita a situaciones históricas tan específicas de la cultura de su época, que resulta de escaso interés y trascendencia por su cualidad específicamente satírica y crítica.



Wiese im Park

(Schloß Janowitz)


Wie wird mir zeitlos. Rückwärts hingebannt
weil’ ich und stehe fest im Wiesenplan,
wie in dem grünen Spiegel hier der Schwan.
Und dieses war mein Land.

Die vielen Glockenblumen! Horch und schau!
Wie lange steht er schon auf diesem Stein,
der Admiral. Es muß ein Sonntag sein
und alles läutet blau.

Nicht weiter will ich. Eitler Fuß, nach Halt!
Vor diesem Wunder ende deinen Lauf.
Ein toter Tag schlägt seine Augen auf.
Und alles bleibt so alt.



Prado en el parque

(Castillo Janowitz)


Cómo se nos viene lo eterno. Hechizado allí
por causa mía e inconmovible en el praderío,
como aquí en el verde espejo el cisne.
Y esa fue mi tierra.

¡Oh, tantos jacintos! ¡Oíd y mirad!
Cuánto tiempo está sobre esta piedra
el almirante. Debe ser un domingo
y todo suena azul.

No iré más allá. ¡Detente, vano pie!,
antes que este milagro termine su decurso.
Un día muerto abre sus ojos.
Y todo sigue tan viejo.



Man frage nicht

Man frage nicht, was all die Zeit ich machte.
Ich bleibe stumm;
und sage nicht, warum.
Und Stille gibt es, da die Erde krachte.
Kein Wort, das traf;
Man spricht nur aus dem Schlaf.
Und träumt von einer Sonne, welche lachte.
Es geht vorbei;
nachher war’s einerlei.
Das Wort entschlief, als jene Welt erwachte.



Uno no pregunta

Uno no pregunta qué hice todo el tiempo.
Permanezco mudo;
y no dice, por qué.
Y desde que la tierra chocó hay silencio.
Ninguna palabra que afecte;
Uno sólo habla desde el sueño.
Y soñó con un sol que rió.
Pasa;
todo fue lo mismo.
La palabra se durmió mientras ese mundo despertaba.



Le Papillon est mort

Falter der Nacht mit traumentbunden Schwingen,
wie irrst aus deinem Dunkel du ans Licht!
Und langst nach Lust um größeren Verzicht,
und dieser Taumel wird den Tod dir bringen.

Starr staunt die Runde. Doch der Retter nicht
ersteht, der aus dem schauerlichen Ringen,
verwirrtem Schwingenschlag und Ampelklingen,
bewahrt dein gottgegebenes Gesicht.

Noch einmal faltest, Falter, du die Flügel.
Kein Menschenblick mehr bleibt dir zugewandt.
Und diese Lampe ist dein Grabeshügel.

Doch eine Stimme dringt zu die empor –
ein Knabenherz, von Schauspiel übermannt,
ruft bang dir nach: Le papillon est mort!



Le papillon est mort

¡Las mariposas nocturnas del oscilante sueño revelado
vagan desde tu oscuridad hacia la luz!
Y ofreces después del placer sobre la más grande renuncia
y este vértigo la muerte te traerá.

El círculo es asombrosamente rígido. Pero el Salvador
que protege de la espantosa lucha,
se turba desconcertado y titilante,
sin comprar tu rostro protegido por Dios.

Doblad una vez más, mariposas, vuestras alas.
Ninguna mirada humana volverá a dirigirse hacia ustedes.
Y ese farol es vuestro túmulo.

Pero una voz atravesó hacia esa altura
un corazón de niño, rendido por el drama,
te llama ansioso: ¡la mariposa ha muerto!



An eine Heilige

Mutig trägst du die Last, daß sie die andern nicht drücke.
Liebend liehst du dein Licht allem was finster um dich.

Immer gibst du, als ob dein Sein allein nicht genügte;
dich zu wissen, beglückt mich mit dem herrlichsten Lohn.

Nimmer gibst du dich aus und einst wird selbst nicht im Himmel
so viel Huld für dich sein, wie du hienieden vergabst.



A un santo

Valientemente llevas la carga que a otros no oprime.
Amando prestaste a todos la luz que estaba en tu tiniebla.

Siempre te das como si no estuvieses bastante solo;
pero tú sabes hacerme feliz con el más espléndido don.

Nunca te das y para ti en el cielo nunca
será suficiente la gracia como aquí abajo olvidaste.



Nächtliche Stunde

Nächtliche Stunde, die mir vergeht,
da ich’s ersinne, bedenke und wende,
und diese Nacht geht schon zu Ende.
Draußen ein Vogel sagt: es ist Tag.

Nächtliche Stunde, die mir vergeht,
da ich’s ersinne, bedenke und wende,
und dieser Winter geht schon zu Ende.
Draußen ein Vogel sagt: es ist Frühling.

Nächtliche Stunde, die mir vergeht,
da ich’s ersinne, bedenke und wende,
und dieses Leben geht schon zu Ende.
Draußen ein Vogel sagt: es ist Tod.



Hora nocturna

Hora nocturna que pasa para mí
desde que la invento, la pienso y dirijo,
y esta noche ya va a terminar.
Afuera un ave dice: es de día.

Hora nocturna que pasa para mí
desde que la invento, la pienso y dirijo,
y este invierno ya va a terminar.
Afuera un ave dice: es primavera.

Hora nocturna que pasa para mí
desde que la invento, la pienso y dirijo,
y esta vida ya va a terminar.
Afuera un ave dice: es la muerte.











.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada