sábado, 8 de agosto de 2015

GUILLERMO ROSS - MURRAY [16.726] Poeta de Chile


GUILLERMO ROSS - MURRAY

Guillermo Ross-Murray Lay-Kim (Chile, 23 de noviembre 1944). Iquiqueño, mezcla de un chino descendiente de escocés.

Guillermo Ross-Murray forma parte del paisaje cultural de Iquique. El integra la comitiva que representará a la ciudad en el Tercer Cabildo Nacional de Cultura.

Sobre este tema, este escritor e historiador afirma que cualquier iniciativa en favor del arte es positiva. "Sin embargo es necesario debatir y pensar muy bien lo que se pide y que se recibirá al final".

A su juicio aún es posible sentir las influencias que se manejan al momento de repartir los recursos que entrega el gobierno para la cultura. También encuentra irónico la rigidez con que hay que presentar los proyectos culturales. "Todo se debe hacer con la misma hojita, los mismos parámetros y orden. Todo me parece un poco fascista, incluso la idea que algunos tienen de crear un ministerio de la cultura".

Explica que este tipo de organizaciones eran comunes en los regímenes totalitarios donde el Estado pretendía manipular el arte para sus fines políticos.

Para él, lo importante es creer en los deseos del artista y en el anhelo de hacer realidad sus ideas.

"La solución es sencilla. Todos los creadores deben unirse para así presionar al gobierno para que tenga políticas claras en el tema de cultura".

INICIOS

Su acercamiento a la literatura fue algo natural. Su familia poseía la librería e imprenta "Victoria", que se ubicaba en el mismo lugar donde hoy funcionar el Banco de Chile frente a la Plaza Prat.

Sus primeras letras las conoció no a través del silabario, sino que con los titulares de los periódicos El Tarapacá y los libros que vendía su familia.

Con este tipo de infancia literaria, Ross-Murray ingresó al Colegio Don Bosco en donde en más de una oportunidad obtuvo el primer premio por las composiciones que escribía sobre las prédicas que entregaban los sacerdotes que llegaban especialmente desde Santiago. "Eran los ejercicios espirituales en donde casi siempre nos enseñaban que si nos portábamos mal, nos iríamos al infierno".

También recuerda a su profesor de castellano, Manuel Miranda, quien le prestó libros que no estaban dentro del programa, "pero que despertaban el interés por la lectura".

A su juicio actualmente ese interés por leer está alicaído, en parte por los libros que obligan leer y otra por el constante bombardeo de los medios de comunicación.

A mediados de los 60 viaja a Antofagasta e ingresa a la Universidad del Norte, en donde tiene el privilegio de conocer al escritor Andrés Sabella y al dramaturgo Pedro de la Barra, con quien tuvo un mayor acercamiento. Ross-Murray escribió dos obras que fueron montadas por la compañía de teatro. "En esa ciudad no sobran niños", una de las obras, relata varias historias relacionadas con el arsénico en el agua y el delirio por el fútbol.

En ese mismo ámbito tuvo la oportunidad de compartir en varias oportunidades con el cantautor Víctor Jara, "quien siempre fue un amante del teatro, mucho antes que se dedicara a la música".

Con Sabella lo unió el interés por las letras. "El no me llamaba por el nombre, siempre me nombró como el poeta japonés. Nunca supe por qué". Su amistad con Sabella duró hasta la muerte de este escritor ocurrida el 26 de agosto de 1989.

"Su legado es simple. Despertó en mí el interés por dedicar mi vida a las letras y también a la historia".

Este interés se tradujo en la publicación de sus trabajos en distintas revistas culturales que existía durante los 60 y a principios de la década del 70.

HISTORIA

En 1973 tuvo que regresar a Iquique. Fue en esta época cuando conoció a Oscar Bermúdez, historiador y creador de varios libros de investigación, entre ellos, "Historia del salitre". Ross-Murray se convirtió en el secretarios de Bermúdez. "El me enviaba a averiguar datos a los archivos y la biblioteca".

En este época inició su pasión por la historia y el patrimonio de Iquique que perdura hasta hoy. Actualmente es el administrador del Fondo Regional Histórico, hemeroteca que reúne la colección de diarios y documentos más antigua de la zona.

Actualmente este archivo funciona en el primer piso del Museo Regional y desde esa oficina Ross-Murray critica las políticas culturales del gobierno y apoya las iniciativas de literatura y arte que salen a la luz en esta ciudad.

http://pcavendano.tripod.com/2002/16ago2002.htm



APU (En la muerte de Pinochet)
10.12.2006

Para él,
ninguna gota de Poesía.
Tinieblas, tinieblas, tinieblas,
nada más.




BOHEMIA

Las noches se reducen
a tomar un poco
de café.

Rehuyo el sol
porque ya tengo miedo
de la novedad.




REBELDÍA

Siempre hay que intentar
el vuelo, aunque nos queden
solamente los muñones.




AJEDREZ DEL TERCER MUNDO

en memoria de ROQUE DALTON, poeta salvadoreño

La ventana en el rostro.
Peón confiado en campo verde
y...¡de súbito!
vasallo negro, esbirro negro, general
lóbrego.
Tenebroso avance de intereses rubios
con armas negras: entre alevosía
y odio,
¡enroque!
y perseguidos somos por rojas carreteras
y por montañas.

El país tajado
Algunos peones desaparecen.
Caballos negros fusilan a torre
roja
durante el año 75 del siglo veinte después de cristo:
¡Desolación en la Taberna
y en otros lugares!
Pero,
nuestro juego seguirá sin pausa.
Hasta que todo el tablero cante,
el turno, triunfal,
del ofendido.



QUISIERA CREER

                                            15 de sept. 1973 Antof.
        
                                     Yo...

                                      quisiera creer que se durmieron.    durante el crepúsculo, aquel sábado.

                                      Durante el crepúsculo, horario del amor escabullante y tenaz, yo quisiera pensar, que dormían frente al sol del puerto,
                                      cumpleaños de Eduardo, aquel sábado.


                                       Aquel sábado -nosotros- aún nada sabíamos y celebrábamos otro cumpleaños                              
de Eduardo: es una manera de decir: también de Eduardo nada, nada sabíamos y la cárcel ya era su guarida mientras camino a cerro
                                       moreno (dicen) eran muertos Nesko y Lula "por intento de fuga"

                                       yo quisiera creer en una pesadilla tonta; pero, mi dolor y desamparo son verdaderos                                
este sábado

                                           15 durante el crepúsculo.





"País de las flores de papel" 
Septiembre, 1982. Iquique 

"Combo, barreta y martillo,
tierra, viento y soledad,
cerros, desierto y cansancio,
diablos, cuando acabará,
combo, barreta y martillo.



Nadie,
y aquellas dos luminarias bíblicas
vigiles sobre el oleaje
veleidoso, fijo de la pampa.


II 

Aquí y allá,después, fue la vida:
lunes, martes, noche
tras madrugada, tras meses y lustros
¡pleamar prodigiosa! -
llegaron desde más allá del Mapocho,
desde aquel Chile fornido, lluvioso
y pobre llegaron
enganchados y creyendo en la buenaventura.


III 

Torso desnudo: el sol
cae de bruces sobre la pampa.
Afluyen saliva y polvillo,
sudor imperdonable de la tisis.


IV

"Combo, barreta y martillo,"
Entre Zapiga- "echar raíces y Wara.
Dolores; más lejos de Negreiros,
detrás de aquellos cerros-
Ramirez, capaz de chancar toda su mala suerte,
chuzcales y más chuzcales,
lagunas...
"tierra, viento y soledad,"



UN HOMBRE SIN OJOS PERSEGUIDO
POR LAS TRES MARÍAS,

BORRACHO DE FUTURO 



La vida más simple - aquí y allá - era novela.
Cualquier amorío, ¡pasión a rajo abierto!


VI 

Curiosos, reverentes,
por este oleaje unánime, estival, vadeamos
nosotros
(también pretérito del próximo siglo)

este ábaco - ya disperso
y reconocemos,
nos conmueve
un denso resplandor humano,
mítico,
desfallecido,
victorioso?..


VII 

Por más que grito, indago, busco,
me acosan
cruces y más cruces de madera y flores de papeles,
¡ningún asomo de alegría!
flores de papeles
papeles
fue la vida: hoy,
ojo mustio,
aniquilado y nadie como una campana seca que se
deshace
suavemente,
empapándose con nueva soledad.

Aquí y allá (ya lo dijeron) "también las cosas
parecerían llorar".

Pero, el silencio,
igual que una bandera.

Arrogante por Yungay
descansaba en Peña Chica. Vertiginosamente febril,
corría
por la Noria
galopaba y soñaría
alojado en Carpas,
con la Carmen

y con un colosal acopiode colpas de caliche,
"cerros, desierto y cansancio,"
UN HOMBRE SIN OJOS, PROTEGIDO
POR LAS TRES MARÍAS,

se detuvo, -¡la muerte escondida en mi tiempo
roto!-
y, quizás, pensaría en Gloria,
enamorándose de Annita,
Iris,
Sara,
Mercedes,
Amelia,
Rosita...
-Busquen, indaguen por mi nombre en la Coruña;
no olviden mi sombra
engullida por el viento: 'no
volveré!

"diablos, cuando acabará,"

cota madorosa;
con lonchera en mano,




UN HOMBRE SIN OJOS 

con el galáctico recuerdo de Virginia,
desandaba hacia Jazpampa, ¿dónde vivirás
limeñita?..

Invitaría, entonces,
en Franka,
en Maroussia tomaría en Santa Rita. Se tropiezan
las pisadas: Agua Santa, Progreso, Josefina

Democracia?...
rodando
y rodando - ¡una ficha
más!-
hasta
San José, resurrección, Esperanza,
San Gregorio,

"combo, barreta y martillo." 




PROLETARIADO 

Y para los niños de aquella familia genovesa, el relato del nono (recién llegado de il Cile - América) se confundía, no encontraban diferencia alguna con aquellos relatos fabulosos, exóticos, contados por Emilio Salgari y Julio Verne:

" Jamás he visto tantas y tantas colizas (sombreros) y la sangre, sangre inatajable que (a la manera evocada después por Neruda) corría calle abajo, corría calle Latorre, la sangre " .

Esa patria mía 

Más que la bandera
Más que una canción
Más que los desfiles domingueros...
Mi patria es
mi padre que muy de madrugada
y armado sólo con sus dos
manos
(sin que yo lo sepa)
Marcha y marcha hacia el trabajo
de la pampa.
Mi patria
es la mamá que, durante todo el día
y noche, despliega
su paciencia
su coraje
su amor para nosotros.
Aquel canto sin palabras
ni música
que escuchamos en aquellanoche
negra
negra,
apegados a la tierra,
es
mi patria:
¡Nosotros!




EL BASTIDOR 128.3 POETA, HIJO ÚNICO: ROSS-MURRAY AHORA TAMBIEN ES ARTISTA VISUAL (2015.04.25)

Guillermo Ross-Murray Lay-Kim, poeta iquiqueño, hijo único, encargado por siglos de la hemeroteca… hombre solitario, reflexivo, curioso… personaje imprescindible de la cultura iquiqueña… ahora nos sale con esta…
Además de poeta, también es y siempre lo ha sido, artista visual.

Programa El Bastidor de Iquique Televisión, Arte y Cultura en el Norte de Chile.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada