martes, 9 de junio de 2015

RICARDO NANJARI ROMÁN [16.216] Poeta de Chile


Ricardo Nanjari Román

Ricardo Nanjari Román, (Valparaíso, Chile  17 de Octubre de 1953) ingeniero y poeta chileno. Ha destacado por combinar el desarrollo organizacional con el arte y la cultura. El año 2004 obtuvo el Premio Julio Donoso Donoso que otorga el Instituto de Ingenieros de Chile al ingeniero con la más destacada contribución en las relaciones humanas en las empresas y hacia la comunidad. El año 2013 obtiene el Premio Carlos Fuentes Bizama, otorgado por el Círculo de Ejecutivos de Recursos Humanos CERH Chile por su contribución, desde el ámbito de su gestión, al desarrollo organizacional y de las personas. La versatilidad como autor la ha reflejado en sus numerosos libros publicados, en el área de poesía, crónicas, gestión organizacional y novelas. Sus poemas han sido musicalizados por destacados músicos y grupos chilenos, tales como Rudy Wiedmaier, La Rue Morgue y por el grupo VITA.

Ricardo Nanjari Román, (Valparaíso 1953). Poeta, Ingeniero Civil Industrial de la Pontificia Universidad Católica de Chile (1981), Ingeniero de Ejecución Electrónico de la Universidad Técnica Federico Santa María (1977) y Magíster en Dirección de Empresas de la Universidad Adolfo Ibáñez (1998).

Ha escrito numerosos libros de poemas, crónicas y de gestión. Sus poemas han sido musicalizados por importantes músicos chilenos. El año 2013 incursionó en la novela, con “Siempre será lo mismo”, un relato ambientado en Valparaíso del año 1973.

Fue Gerente de Recursos Humanos de Enaex S.A. desde 1992 hasta 2008, donde participó en el diseño e implementación de políticas en materias de gestión de recursos humanos, coordinó el proceso de incorporación de sistemas de gestión de calidad y normas ISO en la compañía y desarrolló diversos proyectos culturales, en el ámbito de la responsabilidad social empresarial.

Dirigió el proceso que permitió a Enaex obtener el Premio Nacional a la Calidad Versión 2001, estar entre las 25 Mejores Empresas para Trabajar en Chile, según encuestas realizadas por el Great Place to Work Institute y la Revista Capital, en las versiones 2001, 2003, 2005, 2007 y obtener el Premio Carlos Vial Espantoso, en la versión 2002. También lideró el proceso de incorporación de políticas de Responsabilidad Social Empresarial en la organización, que le significó a Enaex obtener el Premio RSE 2005 que otorga la Fundación PROhumana. En mayo de 2007, fue portada junto a su equipo de trabajo en la Revista Capital Humano, por el reportaje central: “Enaex, el impacto de los RR.HH en la gestión de la calidad.”

En noviembre de 2008, asumió como Gerente de Personas en EFE, donde ha participado de los procesos de cambio de cultura que ha iniciado la empresa, con énfasis en comunicaciones internas, implantación de Balanced Scorecard, desarrollo organizacional y control de gestión. El año 2009 logró que EFE quedara seleccionada como empresa con las mejores prácticas de recursos humanos en el concurso: Premio Innovación en Recursos Humanos Meta4. El año 2011, lideró el proceso de negociaciones colectivas, desarrolladas con nueve grupos negociadores en forma simultánea, en un ambiente de alta complejidad y el año 2012 participó del proyecto Human Capital Management de SAP en el contexto de modernización de Ferrocarriles del Estado. El año 2014 certificó la gerencia de personas bajo norma ISO 9001:2008.

Además ha sido profesor de Gestión de Recursos Humanos en la Universidad Alberto Hurtado. Hasta el año 2010, fue profesor de la asignatura Dirección de Personas, en el MBA de la Universidad Diego Portales y profesor de la cátedra de Liderazgo en el Diploma de Calidad y Desarrollo Organizacional de la Universidad de Chile (Prodecal). Ha sido miembro de las Comisiones Educación y Laboral de Asiquim, Consejero de Filiales del Hogar de Cristo y Director del Instituto de Ingenieros de Chile. Es relator en seminarios de calidad y recursos humanos y ha participado en Congresos internacionales en EEUU, Suiza, México, Inglaterra, Argentina, Cuba y Rusia. También, es columnista de revistas especializadas en Recursos Humanos y calidad, tales como RH Management, Trabajo & Empresa y Revista Certificación.

Premios y Distinciones

2013: Premio Carlos Fuentes Bizama que otorga el Círculo Ejecutivo de Recursos Humanos-CERCH Chile a los profesionales que prestigien el área, con aportes al desarrollo de las personas y la sociedad.
2005: Obtiene un reconocimiento del Instituto de Ingenieros de Minas de Chile por sus 25 años de carrera y su vínculo con la minería.
2004: Premio Julio Donoso Donoso que otorga el Instituto de Ingenieros de Chile al ingeniero con la más destacada contribución en las relaciones humanas en las empresas y hacia la comunidad.
2003: Escogido como delegado ante la OIT en Ginebra, representando a los empleadores de Chile, para analizar el tema “Prácticas de Trabajo Flexible en la Industria Química”.
2001: Premio por el mejor trabajo presentado en el VI Congreso Mundial de Quality Management, realizado en Santiago de Chile, con el tema: "Importancia del Liderazgo y las personas dentro del modelo de Gestión de Calidad".

Obras

Literatura

“El arte de la dirección” (Segunda Edición, RIL Editores, 2014)
“Siempre será lo mismo” (Novela, Editorial Huma, Chile, 2013)
“Mi hijo escucha canciones cubanas” (Crónicas y Poesía, Editorial Betania, España, 2011)
“El arte de la dirección” (Gestión Organizacional, Editorial UAH, 2010)
“Encantos de una pobre esfera atormentada” (Poesía, RIL Editores, 2007)
“Sol de La Habana” (Ril Editores, 2006)
“Mirar de Afuera” (Poesía, RIL Editores, 2004)
“Recuerdos Prestados” (Poesía, 2003)
"El Viaje de Regreso" (Poesía, Chile, 2000)

Música

“Sueños de una canción” (CD musicalizado por VITA, 2014)
“Mirar de Afuera” (CD musicalizado por Rudy Wiedmaier, 2005)
“Hija de los bosques” (CD musicalizado por Rudy Wiedmaier, 2006)


De Ricardo Nanjari han dicho:

“Nanjari, poeta y promotor cultural. No sólo sabe juntar las letras, sino que lo hace en una bien dosificada combinación de rigor escritural, honestidad y pasión; esta última a ratos dolorosa, tímida, seca; otras, voluptuosa, sensual y exquisitamente erótica”.
Ximena Ceardi

“Una poesía de palabras simples y no de opulencia, pero calculadas milimétricamente. Donde el sentido final parece ser solamente el transcurrir de una tarea sencilla y profunda a la vez, en el tranco diario de la existencia."
Rudy Wiedmaier

“Poesía honesta y a veces sangrante, que ha permitido perseguir sueños, sin doblegarse ante los accidentes del camino”.
Gonzalo Rojas




Mirar de afuera
Ricardo Nanjarí Román
RIL editores - 2004


Sueños Profundos

Mi cama nace en el extremo inferior izquierdo, donde el pie se
aferra al borde externo del colchón, como ancla sumergida
en lo más profundo de mis zonas oscuras.

Alcanza las estrellas en el lado superior derecho, donde las
manos dejan volar los pensamientos más hermosos y donde 
puedo jugar con la imaginación en forma leve.

A veces es tan ancha que no alcanza a cubrir las vueltas que 
doy cada noche.
A veces tan angosta que me aprieta los sentidos
y me deja inmóvil e insomne. 
De vez en cuando recibe alguna compañera imaginaria que 
viene a ofrecerme los placeres del amor eterno.

Algunas tardes me sumerjo como en un mar violento, enredado
en alguna vieja película que permanecerá en mi memoria.
Luce blanca y limpia, esperando ansiosa por contener mi
cuerpo cansado.
Se presenta brava e indócil, como temporal que ocasionalmente 
me expulsa en consonancia con el reloj.

Recoge las palabras que sobran en mis poemas, atrapa los
sueños que caen desde el techo y comparte los dolores de Los 
Amantes de Estocolmo y otros libros apilados que esperan por mí.
Es hoguera de los sentimientos y nubes de almohadas para mis lamentos.

Dura como mis días de soledad. Blanda como mis sueños más 
profundos de felicidad. 
Extensa como el desierto florido.
Acogedora como esa mujer que ya no está. 
Es mi cama y a veces soy de ella.




Cobre de Chile

El salitre muerto y sepultado en un mercado de Europa,
resucitó convertido en cobre,
se vistió de lentos atardeceres y oscuras profundidades en los 
pueblos olvidados
haciendo soñar a los primeros mineros indígenas.

Formado en el remoto tiempo
con la música del viento y los rayos del sol socavando la rubia
madre tierra, vivió entre sus voluptuosas grietas
que gimieron ásperas caricias erosivas.

Nacido de una penetración furiosa
que culmina día a día en orgasmos de dinamita,
eleva el sonido metálico del trueno
para luego reposar envuelto en humos y humedad
antes de iniciar el ritual de parto.

Aparece el rojizo cobre vaginal y virginal
que recorre historias fugaces de volcanes, nieve y lluvia en 
desiertos que resplandecen de soledad,
esperando compasivamente una nueva penetración.
Se cubre el desierto de flores azules
brotando entre los sepulcros de los mismos mineros
que celebran entre explosiones de deleite,
el dolor expansivo de la roca fragmentada.

Y llegan las maquinarias feroces y hambrientas
haciendo correr a los obreros
junto a la tierra que sigue gozando y sufriendo,
con sus piernas abiertas entregadas
tristes y compasivas por esta lujuria que la va dejando vacía.

El mineral concentrado juega a bajar
juega a fundirse, juega a oxidar los sulfuros del resto de los minerales
atrapado en una rueda de metal
desde donde lo enviarán en un barco a lugares desconocidos.

Baja el cobre disfrazado de país por el río Loa
vestido de trueno y de luces,
baja veloz en danza de luna
moldeado por los cauces y las huellas del tiempo.

Baja un ascensor por el cerro
soltando las raíces del barco que se aleja cargado,
reflejando en el invisible sol la despedida de colores
y en la ventana suspendida,
una madre piensa en el hijo que la abandonó.

Viajará el cobre para encender galaxias,
se ocultará en un Volvo último modelo
y regresará como jarro Made in Turkey,
luciendo un lluvioso traje verde.

Las acciones subieron en Wall Street
mientras explota una bomba en Irak
y se compran hilos de cobre
para iluminar los procesos que permitirán obtener más cobre,
que cerró en alza esta vez.




Sin Piedad

Estaré ausente
como un ascensor en blanco y negro,
como los cerros que desaparecen de tu vista
y las imperdibles visitas del día sábado.

Estaré ausente
como esos techos antiguos y descascarados,
como los rieles amenazantes y desgastados
cerca de un café sin olor a café.

Estaré ausente
hasta que te duela mi ausencia,
hasta que te aplaste sin piedad el sonido
del sube y baja de los ascensores ausentes.




Corazón de Hojalata

Como el Mago de Oz se pasea la mujer engañosamente
silenciosa en su jaula de oro,
iluminando su lado oscuro con la música de Pink Floyd.

Es una sincronía planificada que empezó con el tercer rugido 
del león trayendo la paz de los niños que sustentaron un sueño 
que se fue formando en la desconfianza.

Son miles de tormentas surrealistas que terminan como un 
gigante en el cielo volando con la magia de la luna que cae
sobre los amantes furtivos.

Es el dinero el que finalmente iluminará la fantasía de esa 
mujer que no es bruja, pero vuela lejos a buscar un amor que jamás existió.

Es el lado oscuro de la luna que la ilumina cuando se escucha su latir de hojalata.
Dos mundos ajenos que se sintonizaron durante años pero que nunca se conocieron entre sí,
pues ella aunque se escucharan sus latidos,
no tenía corazón.



Resurrección

Al octavo mes resucité de entre los muertos
miré mis manos y vi que las marcas habían desaparecido
mis amigos me veían pasar y decían
ahí va el muerto sufriente,
pero no me veían realmente y lloraban por mí.
Caminé junto a ellos pero no me reconocían,
sólo cuando partí el pan y lo compartí con mis hijos
uno de ellos dijo, hoy tus ojos están más blancos
y tus manos no llevan marcas.
Entonces me levanté y dije: hoy he resucitado,
visité el infierno, anduve por un túnel oscuro
y hoy vuelvo para amar y ser amado.





ENCANTOS DE UNA POBRE 
ESFERA ATORMENTADA 



El Amor es una esfera

El amor es un semicírculo
girando en torno a lo desconocido
en un imaginario eje azul,
que no es apego ni sentimiento.

Es el vacío aumentado de un sueño,
un contorno infinito
de una esfera maltratada,
que solo nombro por no entender. 



Discriminante de la función

Si tu silencio multiplicado por sí mismo
fuese menor a la altura desde donde abrazas
cuatro pensamientos de locura,
quedarías atrapada en un infinito sin solución.

Si lograras en cambio aplacar el silencio profundo
entre los pensamientos de esa locura repetida,
entonces cruzarás el eje de la verdad
entregándote al menos a dos amores.



Principio de Incertidumbre

Define tu ser,
el andar pasivo entre bosques celestes
o la velocidad con que cambian tus sincronías.

Define tu ser,
la mirada sensual y profunda 
o las carreras presurosas acomodando luces multicolores.

Eres partícula,
esperando inútilmente resolver
oscuras ecuaciones incoherentes.

Eres onda,
que choca con seres luminosos
destruidos con tu raudo pasar.

Define tu ser,
las partículas que te buscan 
porque has sido capaz de crear y lanzar estrellas.

O define tu ser,
aquel torpe padre desaparecido 
que sembró en tu madre heridas de aire.

Eres partícula u onda,
que sólo vaga sin ubicación precisa
robando pequeños instantes de ser o no ser.

Eres partícula y onda,
que sólo responde una básica pregunta a la vez
en un potencial renacer y morir simultáneos.



Amor en tres actos 

La primera vez
fue la nada,
sin mirarnos ni pensarnos
respiramos el mismo mar
y luego me dijiste adiós.

La segunda vez
fue un instante,
rocé tu cuerpo con ternura
nos miramos intensamente
y luego yo te dije adiós.

La tercera vez
fue definitiva,
conversamos sin medida
nos amamos hasta enloquecer,
proyectamos nuestras vidas
y nunca más nos dijimos adiós.



Mujer iraní

Un beso furtivo 
en el gran bazar de Teherán 
enciende a la mujer 
cubierta por ropajes negros. 

Su fuego interior 
no se aplaca en la mezquita 
ni con las miradas del Ayatolah 
que vigila los pensamientos de la ciudad. 

Es la esperanza callada 
y la pasión femenina 
el verdadero poder y razón 
del sentir futuro del pueblo iraní. 




Sangre de París

París bien vale un can-can del Moulin Rouge,
senos dorados y nalgas profundas.

Bien vale derramarse desde la Torre por el Sena,
caricias obscenas y húmeda vagina.

Bien vale besar lentamente a la Venus,
manos de seda en ese cuerpo deseado.

Vale soñar contigo una copa de buen primeur,
en un frágil abrazo dulce antes del atardecer.

Bien vale sumergirnos en el metro sangre de París,
y volver por siempre.




La esfera atormentada

La estrella alcanzó el camino del sol
para llevar el gran fuego
que derribaría los poderes de la tierra.

Arrastró la ira del cielo
y golpeó mortalmente el hemisferio norte
atraída por los pecados humanos.

Ni siquiera era una esfera
un montón de profundidades y cerros irregulares
por siglos plana de tanto ser golpeada.

Ni siquiera permaneció intacta en el tiempo
modelada por terremotos y huracanes
que la atormentaban.

Cuando descansaba
Bush u otro con sus guerras
perturbaban sus imperfecciones.

Infinito dentro de otro infinito
con días noches otoños primaveras
lavas y volcanes.

Era mar y desierto y ciudades
un viaje incompleto
en trastornos doloridos.

Geografía lastimosa
que gritaba por salvarse
de una incomprensión suicida.

Maltratada y golpeada
dejó caer lágrimas de mares
en gotas de un sol que la fundía.

Convertida en sustancia estelar
finalmente diseminó sus átomos de amor
en el cosmos que la vio nacer.



Basta de amarme así

Entre las dos torres que caen 
se levanta la verdadera razón de la duda 
y se cierran los ojos de la libertad. 

Entre las mentiras y el olvido 
se deslizan los letreros de Times Square 
y se funden las aceras de Wall Street. 

Entre los dos océanos que se unen 
se despliega tu cuerpo 
y se abren sus alas al infinito viaje. 

Entre los dos continentes que lloran 
se envenenan los inocentes 
y huyen los enamorados en un huracán. 










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada