martes, 30 de junio de 2015

IZI JARIK [16.413]


IZI JARIK

Nacido en 1898 en Zembrin, aldea de la Rusia Blanca, su padre era zapatero. En 1919 se alistó como voluntario en el Ejercito Rojo, luego fue diputado al parlamento de Bielorrusia y miembro de presidium de la Unión de Escritores Soviéticos.

Acusado de “desviaciones ideológicas” murió deportado en 1937 siendo rehabilitado en 1956 de manera póstuma.




Cantos acerca de cantos

Para qué habré aprendido a componer canciones,
¿no me bastaba con la inquietud del viento?
Ven cabeza mía, tonta y agobiada,
voy a acunarte como a un niño.

Tu padre no sabía nada de poesía,
leía dificultosamente letra a letra.
Hubieras podido ser como él, un simple zapatero
huesudo, sano y sencillo.

Y cuando la mañana se atragantara de colores
y el viento hamacara tu casita,
cantarías como él, trabajando,
sin darte cuenta tú mismo…

Y andarías ligero, con miembros cansados,
y siempre llevarías despejada la cabeza,
¡para qué habrás aprendido a componer canciones,
cabeza mía, criatura inquieta!




Novedades golpean los vidrios…

Novedades golpean cada mañana los vidrios;
arrojo afuera mis dos inquietas manos
y que en algún lugar ya arde otro país
estoy listo a escuchar confiado.

El corazón comienza a echar fuego;
siento que un tirón me arranca de mi casa;
en cada plaza roja vuelve a hablarnos Lenin,
y cada plaza roja hierve y llama… 

De nuevo esta ardiendo el horizonte.
Levanto mi cabeza iluminada, y la llevo.
El calor empuja; el clima es de fiesta.
Y así todas las noches y cada día nuevo…

Enero 1925




Sobre la tierra

Coloquen cuanta más carga sobre mi nuca;
tal vez apriete un poco mas los dientes
pero cuánto sea que carguen voy a decir: —¡es poco!
Y por pesado que sea, voy a gritar: —¡Más!

Que hacer si me siento ligero
y cualquier tarea me resulta digna.
Necesito cantar, me pongo de pie y canto,
y, mojada de rocío, me responde la vía láctea.

Creo que toda una vida podrían andar sobre la tierra
con el primer rocío y la juventud sobre los labios,
y cuando se me haga gravoso… pero ¿cómo puede hacérseme gravoso
si energías juveniles manan todavía y manan. 



Antología de la poesía
ídish del siglo XX
Selección y versión de
ELIAHU TOKER 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada