viernes, 5 de junio de 2015

EDVIN SUGAREV [16.200] Poeta de Bulgaria


Edvin Sugarev 

Nació en 1953 en Sofía, Bulgaria. Se graduó en la Universidad de Sofía en 1979 y trabajó en el Instituto de Literatura de la Academia Búlgara de Ciencias. Su disertación: "La literatura búlgara después de la Primera Guerra Mundial y el expresionismo alemán." 

En 1991, Sugarev fue elegido en el Parlamento búlgaro. (Es seguro llamarlo un poeta políticamente comprometido.) 

Sugarev fue miembro de la Asamblea Nacional Great; esto significa que él ayudó a escribir la actual Constitución de Bulgaria. (Piense en eso por un segundo. Un poeta ayudó a escribir la Constitución búlgara.) 

Sugarev utiliza para servir como embajador de Bulgaria en Mongolia y la India. Dimitió en 2002 para protestar por la elección de Georgi Parvanov (un ex miembro del Partido Comunista Búlgaro) para la presidencia búlgara. 

También tiene algunos fuertes sentimientos acerca de la falta de posición oficial sobre la cuestión de la independencia de Kosovo de Bulgaria. 

De Verve Revista : 

Los poemas de Sugarev llevan el espíritu sarcástico del ex activista político decepcionado, pero la misma palabra "política" está ausente. Sus personajes son animales, plantas, y rara vez la gente. La patria se compara simultáneamente con el "destino", un "hacha", y un "regazo de la madre." La lengua afilada de Sugarev hace que el tono oscuro de sus poemas sea más fuerte, y se lee su trabajo con una pasión subyacente. 

Cuando se le preguntó acerca de su carrera política, dijo Sugarev: "Yo soy una de las últimas figuras sociales activas desde el comienzo de los años noventa que se retiraron de la política. Lo hice tarde y asumo mi responsabilidad. No me arrepiento de nada de lo que he hecho. [...] El error de todas las personas pensantes democráticamente [en Bulgaria] fue que asumieron demasiados compromisos. "




El periodista, hombre público y poeta Edwin Sugarev ha publicado un nuevo libro de poemas titulado “La temporada del espantapájaros” en que aborda el tema de la deshumanización. A juicio del poeta, ésta es provocada por la pérdida del norte espiritual y por la comercialización de la vida. 

“Hemos sido dejados a vivir como personas insignificantes que saltan de una posición a otra, de una preocupación a otra; como personas que no saben para qué viven ni qué pretenden en esta tierra”, declara el poeta y agrega que es difícil oponer resistencia a esta tendencia, pero que cualquiera podría hacerlo en su fuero interno. 
En su obra Edwin Sugarev prioriza la poesía. Incluso la novela que publicó en 2005 se titula “Los refugios imposibles de la poesía” y conjuga la prosa con versos. A pesar de que la poesía cede cada vez más ante la prosa en el interés del lector y en las ventas, esto no tiene mayor importancia para el poeta.

“Son cada vez menos las personas que leen poesía y a nivel global son cada vez menos quienes leen literatura. Para mí, sin embargo, la poesía es un arte cuyo objeto es lo inexpresable, lo más íntimo de toda persona”, dice Edwin Sugarev. En su opinión, la poesía podría mantener su actualidad en el siglo 21 al desarrollar nuevas formas y temas ajenos a lo netamente material y al brillo del kitsch. 




 MOMENTOS LIMINARES 

 la luz languidece
 disminuye

 como si alguien raspara
 los frescos de una antigua iglesia con una piedra bruta
 como si una mortaja ocultase los colores
 o un monje demente hundiera su pincel en tinta negra
 y las sombras crecieran en densidad
 más visibles y sólidas que las cosas reales

 cae el atardecer
 la tierra cálida se perfuma
 con nueces y vino
 y los murciélagos
 en sesgados vuelos
 observan de soslayo
 los pequeños lagos secretos

De la versión al inglés de Lumilla G. Popova-Wightman.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada