lunes, 25 de mayo de 2015

NATALIA NANJARÍ [16.094]


NATALIA NANJARÍ

NATHALIE ANDREA CASTILLO NANJARÍ [PSEUDÓNIMO NATALIA NANJARÍ], es una poeta chilena de ascendencia palestina, nacida el 12 de Agosto de 1976 en San Miguel, Santiago de Chile. Cursó estudios de Licenciatura en Francés en el ex Instituto Pedagógico de la  Universidad de Chile y es Profesora de Historia, Geografía y Ciencias Sociales por la Universidad Arturo Prat del Estado de Chile. 



EL SERMÓN DEL VIENTO

Venid a mi
los días estratos-nimbus
que todos rechazan.

Venid a mi la lluvia.
La negrura de la nube.
Los días nublados sin sombra
y tristes.

Venid.
Aquí estoy
en el Monte de la Bienaventuranza.
Aquí donde nos arrastramos todos los seres
estratos-nimbus.
Donde en solitario
caminamos
y observamos el mundo.
Aquí donde bajo un día nublado
y una estola carbonizada
convertimos el Monte de la Bienaventuranza
en el Golgota.
Donde no hay Dios.
Ni Diosa.
Ni Padre.
Ni Patria.
Ni Madre.
Ni Vientre.
Ni Matriarcado.
Ni Navidad.
Solo estratos-nimbus.
Venid a mi
todos los cansados y rebeldes
los melancólicos e incomprendidos del mundo.
!Que nadie os hará descansar!
Y seguirán
Tan Tristes
Tan melancólicos
Tan leprosos.
Colgaos del Golgota
y recibid las buenas nubes nuevas
los estratos-nimbus
de la Bienaventuranza.





NO FANTASY

La prisión de las ilusiones
Las invenciones
mentales
in-fer-na-les.
Propongo
el amor realista
a puerta ancha
que corra
que corra
que nadie lo socorra
que nadie lo detenga.
Sin cultura convencional.
Sin pánico.
Sin creencias.
Sin fantasías.
A desmaterializar las creencias
las ilusiones
y las fantasías:
Un punto de fuga cualquiera
alojado en el oído de un cavernícola.
Porque yo
mariposa nocturna
vuelo aún
en curvatura.





LOS FACHOS POBRES

Marchan con metales pesados
por la Alameda
los pobres fachos
los fachos pobres.
«La educación libre»
es su estandarte.
Como si Adam Smith
hubiese desaparecido
en un intento de reforma
«semi-educacional».
Marchan los fachos de clase media
los fachos de clase media baja
los fachos pobres
endeudados hasta las patas
encharcados hasta la cabeza
y en un intento desesperado
por intentar comprender
la realidad
marchan y se enrolan en combate
sin comprender mucho
o casi nada.
Con Alianza o sin Alianza
nunca comprendieron nada.
Como en las Guerras de Independencia
como en la Guerra del Pacífico
como en la Guerra del Salitre
como en la «Pacificación» de La Araucanía
como en La Guerra Civil de 1891
o como cuando llamaron a los pelados rasos
de los regimientos del norte
al sur
o a los pelados rasos del regimiento del sur
al norte
como cuando las viejas hacían sonar
las ollas en 1973.
Marchan los fachos pobres
los pobres fachos
los fachos endeudados.
Se enrolan en combate
perdidos en el espacio
y el tiempo
«!libertad en educación, queremos!».

Si acaso comprenden lo que exclaman:
Porque más parece un grito
desesperado de ignorancia.
Es la ignorancia histórica del bajo pueblo
reconfigurado
disfrazado
de Mass-Media:
Una vez más han bebido la Chupilca del Diablo.


Analecta Literaria | Punto de Partida
http://puntodepartidaautoresnoveles.blogspot.com.es/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada