viernes, 8 de mayo de 2015

MÁRCIA THEÓPHILO [15.904] Poeta de Brasil


MÁRCIA THEÓPHILO 

(Nacida en 1941 en Fortaleza, Brasil) es una poeta brasileña. Estudió en Río de Janeiro, San Paulo y Roma, donde se graduó en antropología. Ha vivido y trabajado en Roma desde 1971. Es una poeta bilingüe; sus libros se pueden encontrar en Portugués, Italiano y Inglés.

Ha publicado cuentos, ensayos y once libros de poesía. Estos libros incluyen I bambini giaguaro /Os meninos jaguar, which won the Fregene Prize, Kupahuba Albero dello Spirito Santo, and Amazonia Respiro Del Mondo.

La selva amazónica es el tema de la vida de Márcia y su trabajo: su río, la gente, los mitos, la vida animal y vegetal, y el esfuerzo y la persistencia para salvar el patrimonio natural y cultural del Amazonas.




Extraídos de
ANTOLOGÍA DE LA POESÍA BRASILEÑA
Org. y Trad.  Xosé Lois García
Edicións Laiovento
Santiago de Compostela, 2001 


LA NOCHE

Al principio no existia la noche
no se sabía qué era la noche
solamente había luz y era tan intensa en los trópicos
que se tenía la sensación de pasar períodos de azul,
de rojo, de verde,
era tan fuerte la luz que las personas tenían
la sensación de flotar
dentro de los colores
dentro de las plantas
todo lo que hoy no habla, hablaba,
se intercomunicaba entre sí
los árboles se hablaban
y estimulaban el pensamiento con sus flores
no se sabía qué era lo negro
existían solo los colores que emanaban de la luz
y distribuían energia-pensamiento
pero no se dormía
el hombre no conocía el cansancio
pero tampoco conocía la ternura del descanso
el silencio y la música
porque la música nació con el silencio y con la noche
la música nació con la conciencia de los primeros ritmos
y con la noche nació el primer canto.

                   1979




LOS COQUEROS

El rostro de aquella mujer
me impresionó mucho

éramos cinco
uno murió en el camino
y los otros
¿estarán vivos?

—¡mirad el chupa chupa criaturas el chupa chupa!—

Otro día viaje
por tierras desconocidas
por los contornos de las playas
en los cocoteros

—¡agua de coco helada agua de coco!—

Las parcelas de azúcar están creciendo
el aliento
estoy perdiendo aliento

está aumentando la tierra
ya no existe más água.

         Eu Canto Amazonas,  1972




LOS NIÑOS JAGUAR

I

Inmóvil es la tierra, cuando la diosa Jaguar
de noche entra en la aldea
y con ella Urucu, Pajurá
Jupichay, Tauari
Arari, Mangalô
los rostros iluminados, una antorcha de luz
baila un guerrero dentro de cada uno


II

es ella la divinidad Jaguar.
Abre el universo cerrado oscuro
la concha, nido de todos los seres
Murucu Maracá


III

los niños guerreros
—cada uno encarna a un mito—
ornados con trenzados de plumas de papagayo
pendientes de pluma de papagayo
collares de uñas de jaguar
brazaletes de cangrejos de río.


CXLII

entran en la ciudad los niños
Mucura se transforma en jaguar
la gente se encierra dentro de las casas:
los frutos maduran, los árboles germinan
el grito de los animales infunde miedo


CXLIII

la diosa Jaguar
se transforma en todas las cosas
que viven en el agua
se transforman en todas las cosas
que viven en la tierra
plantas y animales
rios y lluvias


CXLIV

por la noche uno cerca del otro
duermen los niños
envueltos en periódicos, en casas de cartones
un ojo cerrado el otro abierto
ojos en forma de luna naciente
y el brazo em ángulo recto.

         Os Meninos Jaguar, 1995



*



A NOITE

No princípio havia noite
não se sabia o que era noite
havia somente luz e era tão intensa, nos trópicos
que se tinha a sensação de passar períodos de azul
de vermelho, de verde
era tão forte a luz que as pessoas tinham
a sensação de flutuar
dentro das cores
dentro das plantas
tudo o que hoje não fala, falava
intercomunicava-se entre si
as árvores falavam
e estimulavam o pensamento com suas flores
não se sabia o que era negro
existiam somente as cores que emanavam da luz
e distribuíam energia-pensamento
mas não se dormia
porque a música nasceu com o silêncio e com a noite
a música nasceu com a consciência dos primeiros ritmos
e com a noite nasceu o primeiro canto.

                   1979




OS COQUEIROS

O rosto daquela mulher
impressionou-me muito

éramos cinco
um morreu pelo caminho
e os outros
será que estão vivos?:

—olha o puxa-puxa criançada  olha o puxa-puxa!—

outro dia viajei
por terras desconhecidas
nos contornos das praias
os coqueiros

—água de coco gela água de coco gelada!—

as porções de açúcar estão crescendo
o fôlego
estou perdendo fôlego

está havendo aumento de terra
não existe mais água.
     
         Eu Canto Amazonas,  1972




OS MENINOS JAGUAR

I

É imóvel a terra, quando a deusa Jaguar
de noite entra na aldeia
e com ela Urucu, Pajurá
Japicahy, Tauari
Arari, Mangalô
os rostos iluminados, um facho de luz
baila um guerreiro dentro de cada um


II

é ela a divindade Jaguar.
abre o universo fechado escuro
a concha, ninho de todos os seres
Murucu Maracá


III

os meninos guerreiros
—cada um encarna um mito—
ornados com trançados de penas de arara
brincos de penas de arara
cinturas de penas de arara
colares de unhas de jaguar
braçadeiras de caramujos do rio


CXLII

entram na cidade os meninos
Mucura se muda em jaguar
as pessoas se fecham dentro das casas:
os frutos amadurecem, as árvores germinam
o grito dos animais infunde medo


CXLIII

a deusa Jaguar
se transforma em todas as coisas
que vivem n´água
se transforma em todas as coisas
que vivem na terra
plantas e animais
rios e chuvas


XXLIV

na noite um perto do outro
dormem os meninos
enrolados em jornais, em casas de cartões
um olho fechado um outro aberto
olhos em forma de lua nascente
por boca um triângulo
e o braço em ângulo reto.

         Os Meninos Jaguar, 1995










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada