miércoles, 20 de mayo de 2015

ANNA FRANCISCA RODAS [16.038]


Anna Francisca Rodas     

Nació en Puerto Mosquito, Cesar, Colombia el 3 de mayo de 1968. Ha publicado los libros de poemas: Obsidianna, 2010; y La soledad de las clepsidras, 2014. Algunos poemas suyos han sido  traducidos al italiano, inglés y rumano.  De su poesía dice el poeta peruano Johnny Barbieri: «Su inserción a lo más profundo del ser, parece develar una idealización de la esencia. Mirar así sólo hace que habitemos, de una u otra forma, la poesía más honesta».

Miembro de la Corporación MECA (Escritores y Artistas de Medellín). Es presidente de CADELPO (Casa del Poeta Peruano) en Colombia. Coordinadora del Área Metropolitana de Medellín, Antioquia, para el Parlamento Nacional de Escritores de Colombia. 

Poemas suyos han sido publicados en Piedraluna, 2010;  Como verdes guitarras de eucaliptos, 2011; Ontolírica del viento, 2012; Poetas en el Equinoccio Día Mundial de la Poesía, 2013; Antología Poesía Colombiana del Siglo XX escrita por Mujeres. Tomo 2. Poetas nacidas a partir de 1950, 2014; Antología Internacional de Mujeres Poetas “Grito de Mujer”, 2014; Vértice de Encuentros 86 Poetas en los Vientos del Lago Azul, 2014. Obtuvo accésit de reconocimiento en el III Concurso Nacional de Poesía Inédita Meira Del Mar, 2008.  



VIOLÍN

Violín mi alma de arpegios callados
¡despierta las cuerdas! desde lo ignoto a la locura,
levántame en vuelo de intuiciones
desanda el embate de mis dedos
cerrando los labios, donde escribí las noches
                                       a tu cuerpo. 

Violín
violín pausado que gravitas la luna en su centro,
ciñe la cintura al resonar la marcha    
calma de tus notas -los besos- 
acrecienta la llama, bébeme en aguaceros
desde las laderas sinuosas o del empinado cerro 
¡láteme! en la cerrada cresta 
interpreta mis “te quiero”

Recuéstate en mi hombro
violín de viento,
ciérrame los ojos, cierra mis ojos al cielo
ténsame al arco, a tu sombra
sombra y fuego, fuego y cielo
solfeando estas notas 
corteza fina 
atril donde me sostengo

Que se recubra el alba, trémula, dúctil
barnizada entre tus dedos,
resuena, suéname en bajos
partitura hendida, crepitante 
ardiendo calmo y certero.

Madera conjuntada, vibrato  acorde
(los dos)
sed de almas en silencio





ANTÍDOTO

Atavío de luces encendido en umbrales 
¡Acúdeme! 
cuando la noche apague
cuando rompa el desvelo bajo esta gota
quemada en tu beso.

No hay cielo sobre la esfera invertida 
si pisas el frenesí, desde la coronada encina 
inmóvil y férrea 
tibia y callada al remolino ardiente en su centro. 
Longitud que nunca alcanzas a medir este aguacero 
desbordando océanos en mi nombre.

Sin pausas, 
sin pausas que el tiempo me baila la sombra 
desde el oráculo inmisericorde de la muerte.

Qué corcel vadeó las cometas sumergidas de sueños. 
Quién, respiró mis vientos apostillados de sal y bruma 
desde la venda que pretendió el letargo a la existencia.

Qué espada, cortó la noche.

Fue poca la inmensidad 
nos supo a poco 
y fuimos antídoto donde el áspid inoculó la sangre a los ríos.

No te buscaba y me volcaste…

El fruto, ha madurado despacio 
(muérdeme) 
que anuncio un temporal resonando campanas 
al puerto de tu boca.





CONTRACARA

Prefiero intuir a confiar en certezas.

Conmino la oscuridad
avatar que emplaza dudas
-al costado-

Sólo tú, reflejas mis sombras.

Sin límites, soy tu niña de agua
instrumento acústico
resonando tus vados.

No hay lluvia demarcando territorios
si la humedad nos baña, sobre esta avenida 
que en dos puntos…nos espera

Ráfagas cifré a tu boca
escrutinio a las corrientes en huracán 
donde naufragamos.
Las siluetas, mordieron cortinas a la noche.
Aún hoy, los botones reclaman la urgencia de respirarnos
… palmo a palmo

Hay tanto amor, ¡Tanto! 
Cómo fue  que en susurros guardamos tantos besos
crepitando un marco de penumbras     
dando paso al acople de las formas.

Calor a escala desentrañando milímetros
en las turgencias del cuerpo.

El sol, traspasó la aurora
sutil centinela al despertar pletóricos
-observándonos- 
El brillo en tus ojos buscó el de mis labios
y nos faltaron horas
horas, 
para seguir amándonos. 





ESCRUTINIOS

No tiene fecha de caducidad un poema 
…se hizo ciudadano en tu geografía

Así  descubro el escrutinio de mis dogmas 
ellos, hacen fila sin importar 
-horas 
tiempo 
espacios- 
se aferran desde la perspectiva única en la bocanada 
y marcan todo lo que atraviesan.

Amniótica en la nada, 
en la nada más ilegítima que alucinarte
sobre el reflejo de mi sombra, 
al encierro de verte tras la cinta horadada (de mis días) 
al desvelo 
mudo narcótico planeando sin alas; 
todo y más, en la página hecha barco para navegarte.

Perdurar la antonomasia de un verbo al aire 
es aferrarte entre nudillos 
y diluviarte 
y amarte 
…simplemente amarte

¿Dónde el retorno que atraviese las partidas, 
la aldaba vuelta melodía, 
el esfuerzo inaudible por escucharte?. 
La búsqueda hecha sentencia en las cortinas de la tarde.

Sola, en silencio, pasajera en la tormenta 
-sin nombre- 
Devorada por la urna donde soy todo 
tu alegría que renace 
democracia impoluta 
sin más ley, que la de amarme.






INMEMORIAL

Regreso 
-anónima- 
al movimiento que hace del domingo un sagrario 
proscrita de lluvias por mojar pies de barro 
reconociendo esta culpa 
-de amarle- 
Ahogo los gramos que pesan las noches cobardes 
esas que sumergen chardonnay como tinta de soledad 
vaciando las naves 
las que escriben partidas, las que reinventan vacíos 
instalándose por doquier a la penumbra.

Regreso 
punto hilarante, 
conductual suburbio de barcas sin playa. 
Me acomodo en la ciudad de nadie, 
la de desencuentros y chimeneas dormidas, 
la de lluvia que moja oscuridad sin costumbre 
…vagón de labios violeta
succionando equipajes tardíos 
al papel sin ruta, 
sin bulevares que exhiban la imagen de espera.

Yo escucho su latir, donde silba el viento 
… yo lo escucho, y duele donde la condena es cielo 
-sin glorias- 
donde el murmullo afirma intuiciones 
de seguir reescribiendo el brillo en sus ojos 
y reconocerme en los suyos.

Amar es cruzar aspas, 
desmoronarse,
reinventarse al regalo diario de un roce
que envuelve sentidos.

Nadie dice que sea fácil…nadie, 
sin embargo,
es de usted el aire que besa mi nombre 
de usted el silencio, la flor de mi boca. 

La estación del tiempo aguarda los pasos, 
mientras, acrecentemos este abecedario 
en la inmemorial travesía de sabernos 
…de latir y sabernos,

testigo 
el proverbial 
destino. 





INFILTRÁNDOME

Abrigo las puertas de invierno
acallo murmullos de asfalto y greda
desde la gárgola que oprime este corazón bajo el aliento del beso
-ausente_

Cae en susurros la aurora
pende el rocío sobre la desnudez que desconocen dos cuerpos
…Pasajera, preanunciando alboradas
redituando el abeto que observa en silencio
este paisaje de renuncias… estos nudos deshechos
este asomo a la incertidumbre que me lleva a amarte
incondicional y sin tiempos

No estoy, y, aún no estando… es tanto lo que te quiero

Los péndulos acarician la suerte
humedad obcecada que filtró su halo
arraigando la simiente

Un cristal vacío…resuena.
La tundra lleva consigo las pausas
la herida abierta sobre los lirios que vistieron en rojo
sacrificando las sombras

Y tus manos…que jamás me suelten
aunque ya no amanezca
que sean tus manos las que siempre me siembren
...siempre





ALEGORÍA DE AGUAS

Qué importan las brújulas
si estás en el centro mismo
de mi geografía.

Surcándome en los pliegues 
confiscando mis bolsillos 
buscando el último resquicio 
de una letra para componer mi nombre.

Podría hacer mil rondas  
-en tus fases-
aligerarme 
fundirme al orgasmo de una melodía sin apegos 
a tus pasos.

El destino, baña este viaje de tópicos.

Me basta abrir este corazón
que no necesita aldabas para anunciarte. 
Me basta deslizarte en mis dedos 
sumarte a las orillas de un sueño 
fundir acordes sin rumbo 
pese a la soledad, pese a todo.

Me lates fuerte…en cada aliento
(suicida)
en este amarte que eleva tormentas de hambre.

Insaciable historia hecha de lluvias, 
alegoría de aguas en libertad infringiendo normas 
bajo este necesitarnos en segundos de angustiosa espera.

¡Creo! 
aún creo 
presente condenado al ayer 
vistiendo de luz, los infranqueables días.





ANCLAJE

Para que se desaten batallas,
no hacen falta dos mundos
basta enfrascarse con los silencios
arremeter contra un recuerdo
descoser heridas
deshipotecar la inocencia.

Llueve,
mientras los pájaros refugian la esperanza
(del qué, del cuándo),
ignoran que ella expía tras la ventana
sus múltiples aleteos dormidos
de embarcadero sin naves.

Aferrada
al astro que despierta escotillas tras un barandal 
del semanario
la procesión diaria

un
dos
tres

la madera duplica los bolsillos cargados de nácar
quizás para mantener despierta la ilusión
fugada en globos

al infinito





A OSCURAS

Tengo 
afinidad contigua en margaritas mutiladas, 
…besos hilados para arrebatar embates al olvido

Supongamos que no hay ruta fijada
en los desencuentros 
que, reconocerse
predestina escudriñar la noche 
al buscarnos sobre lejanas luces 
y, encontrarnos observando un mismo horizonte 
de interrogantes abiertas.

Dos corazones palpitan
la -no resistencia- 
se acompasan, 
desentrañan la vocal no escrita, la no inventada 
que espera intuirse entre sombras.

Rebosa la sensación de saberme un beso 
-su beso- 
Descubrirle esculpiendo mi rostro, 
ofrenda cerrada,
vigilia acompañando la espera.

Algo me atrae, hace recinto de colmenas 
desangra el plenilunio
arrobando esta veta que pintó en mi alma.

¡No encienda la luz! 
no la encienda, 
temo al espejismo de los faros refractando las olas

…No encienda mi luz 
no 
la encienda 
nos baste el destello y ser dos ante la noche, 
nos baste amarnos sin tiempo en los renglones 
para sobrevivir la ausencia

..No encienda la luz, 
no 
la 
encienda. 





DE USTED

Puedo ser subversiva 
-en esta rebelión de amarle-
llenar de estampillas un baúl antiguo
apuntar arquetípicos marcos de florecitas secas 
perfumar los rincones 
(es que las cartas si se aroman esquivan la conciencia del tiempo)
ese que revolotea y hace garabatos esquivando los días
para hacerme sentir que vuelve, 
que volverá un día a reencontrarme
entre pruebas gastadas por salvar esta enmarañada selva 
que aleja los pasos.

No se imagina las noches,
qué largas estas noches donde me falta.
Qué profundo vacío que posa la vera en los  labios
del que partió con su navío de soledades.

No siempre entendemos este 
–aguardarnos-
no siempre.

Basta gesticular la esperanza adosada en las cornisas
dejar que arda
-sin quemarnos- esta corazonada,
esta plantilla de tímidos hilos que vacilan sus puntales 
de nocturnos.

Usted 
usted es el revolucionario que inquieta
haciendo un manifiesto de mis días,
usted apuntó a este corazón  para su ideología
conspirando  las horas en mi contra
a la jornada que embiste su coraje de quererme.

Nadie parte cuando los espacios cobran vida 
cuando el argumento desborda razones
para enfilar pasos a insalvables distancias.

Créame,
ser depositaria de su beso y su desvelo 
marca el preámbulo, que hará temblar su universo
en las alforjas que le aguardan.





GOTAS

Anclarme, sobre tu vientre de fuego,
al vicio de la jaula que libera y retiene.  
Hacerme designio sin cábalas, 
moldear la teoría que hallé en tus ojos
concatenando al destino.

No es título 
- el murmullo y la prisa-
la forja no avivada en los fragmentos
la huella marcada que resuena latidos 
pisando la ausencia

El mañana abrió sus puertas
y reconocí
tus ojos de agua destilando mi sueño
levando cenizas vestidas de elucubraciones y aristas.

Cobijo tu sombra
al horizonte que observa siluetas donde me pierdo
…donde me siembras y me pierdo
musitando tu nombre.

Éramos calor de hoguera, 
somos, el vuelo grabado sobre los espejos
el gesto reverdeciendo intenso  a la humedad del labio,
al calor de las manos 
a la memoria en contrasentidos guardando la gloria. 
                                                               
Fue abril, esparciendo sintaxis 
rearmando las quiebras de otoño 
desandando el miedo
…fue abril,  cuando comprendí la lluvia 
humedeciendo  la incógnita 
de un barco, anclando mi puerto.

G
        o
                 t
                         a

gota dulce, reposada entre tus cuencos




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada