viernes, 3 de abril de 2015

WEN TINGYUN [15.377] Poeta de China


Wen Tingyun 

(821-870), poeta chino de la dinastía Tang, gran maestro de yan yu.
Nacido en el seno de un ambiente aristocrático, Wen Tingyun lleva una vida de libertinaje en Chang'an, capital de Tang. Su datación disoluta a permitir adquirir conocimientos musicales que lo hará el primer maestro del género antes de que se convierte en el gran género poético de la dinastía Song. Su carrera en el servicio público sigue siendo pobre, y Wen acabó con su vida en la pobreza.
Wen Tingyun fue durante un tiempo el compañero del poeta Yu Xuanji.


Dos poemas de acuerdo 
con la melodía Jiuquanzi (1)

1

Las flores se reflejan en las ramas de los sauces; libres cuelgan hacia el estanque de las lentejas de agua.
Se apoyan en la baranda; furtivamente miran las finas olas; cae una débil lluvia.
Vino correspondencia; ellos dos están distantes y solitarios; en la vacía habitación interior vive en soledad.
Oculta tras el biombo de plata; cuelgan las cortinas verdes de tablillas de bambú; pasaron las noches de primavera.



2

El sol se refleja en la ventana con cortinas de gasa; el pato se dora en el horno; verde montaña en el pequeño biombo.
Primavera en la aldea natal, separada por la bruma; llevan a cuestas faroles con orquídeas pintadas.
En la habitación se maquilla; desconsolada se apoya en un alto pabellón; delgadas sombras de nubes cubren gran distancia.
Las primeras yerbas brotan juntas; las flores han caído; las golondrinas vuelan en parejas.



(1) Jiuquanzi literalmente significa “fuente de licor”. Era el nombre de una canción popular durante la dinastía Tang. Posteriormente se usó para señalar los tonos en los poemas ci.Posee de cuarenta a cuarenta y cinco palabras.


El poema más conocido de Wen Tingyun:

菩薩蠻

小山重疊金明滅
鬢雲欲度香腮雪
懶起畫蛾眉
弄妝梳洗遲
照花前後鏡
花面交相映
新貼繡羅襦
雙雙金鷓鴣



Bodhisattva man

Sobre el biombo doblado riela el oro
Una nube de cabello desea ocultar la nieve de las fragantes mejillas
Lánguidamente se levantó y se pintó las hermosas cejas 
retardando en hacerse el lavado y tocado.

Espejos, reflejando la flor, frente y detrás
rostro y flor se realzan una con la otra
Por el vestido de seda nuevamente bordados
En parejas perdices dorados. 



EL BRASERO EXHALA SU PERFUME

El brasero de jade exhala su perfume,
Las velas se derriten con rojas lágrimas
Iluminando los cuartos de las mujeres;
Me pongo triste cuando pienso en el otoño.
Las cejas negras se decoloran y el cabello
Húmedo se desordena,
Las noches largas; el cubre lecho y las
Almohadas están frías.
Llueve hasta entrada la noche y los bosques se pudren,
Nunca había creído en el dolor de una separación.
Cada hoja que cae retumba en mis oídos.
Golpe a golpe,
Las gotas chocan en los peldaños vacíos hasta que rompe el alba.



En la montaña, a principios del otoño

Ya se deja sentir
el otoño en los montes.
Delante de mi choza
brilla la blanca escarcha.
La arboleda amarilla
se yergue cara al sol,
y las aguas susurran
en medio del estanque.
Caen frutos de árboles,
y veo pasar los monos.
Suenan hierbas secas,
y oigo correr ciervos.
Mi modesto laúd sirve
para calmar mi inquietud,
y la fuente cristalina
es mi única compañera
en las noches melancólicas.

en Poesía clásica china, 2001





SOÑANDO  AL SUR DEL RÍO AZUL

Ahora que estoy vestida me recuesto
sola, contra la ventana del pabellón 
mirando el rio:
cientos de veleros van pasando
pero ninguno trae a quién amo.
El sol se oculta mientras las aguas fluyen
eternas, a lo lejos;
cuando veo las grullas blancas de la isleta
mi corazón se entristece







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada