lunes, 27 de abril de 2015

SUZANNE PARADIS [15.782] Poeta de Canadá


Suzanne Paradis

Suzanne Paradis (Nació en Ciudad de Quebec, Quebec, Canadá 27 de octubre 1936) es una poeta canadiense, novelista y crítico con sede en Quebec.

Libros 

Les Enfants
A temps, le bonheur
Les Hauts Cris
La Chasse aux autres
Les Cormorans
L'Oeuvre de pierre
Pour voir les plectrophanes naitre
Emmanuelle en noir
Il y eut un matin
La Voie sauvage
Quand la terre etait toujours jeune
L'ete sera chaud
Noir sur sang
Un Portrait de Jeanne Joron
Poemes, 1959, 1960, 1961
Adrienne Choquette lue par Suzanne Paradis
Miss Charlie
Les Chevaux de verre
Un gout de sel
Un Aigle dans la basse-cour
La Ligne bleue






El hombre periférico
(fragmentos)
Suzanne Paradis

el tiempo en pequeños recortes la tierra en bandas de eternidad  
la silueta del hombre con su hilo de estrella y una navaja entre los dientes  
sus brazos demasiado grandes cierran el horizonte  
un humor de ternura le cierra los ojos  
su traje se pierde en la cáscara de los armarios  
el tiempo se le asemeja tiene pestañas en las lágrimas y rocío en las uñas 
él es quien silba por encima de los huesos en los que se encarama  
duerme menos que antaño el tiempo en pequeños recortes  
el premio de la noche estrecha soles redondos y blandos  
enjambres de planetas frescos surgen de sus párpados  
crea amuebla con colores que chorrean de su boca  
él cuya silueta se asemeja a la de un colgado  
con la garganta cercenada por el grito crea  
y el objeto atraviesa su cuerpo desnudo como un ala de rayo  
que lo mancha de sangre 

tierra de viento mudo detrás del hombre bajas a  
reductos austeros para una paz de lana y de lino  
el espacio de las mesas y de los alimentos  
el largo diente del sol muerde lo más secreto hasta el hueso  
cúbrete con el abismo en el que su memoria se hunde  
limpia la sangre con el vestido de las mujeres 

no sabes nada del hombre que se anuncia  
su frente tiene la dureza del huevo el centelleo de la oscuridad  
el audaz dibujo de sus miembros arrastra el miedo milenario  
mejor que dos gallos espulgándose la vida con violencia  
levantará sus alas y las incendiará 

la luz cierta del atardecer señala la muerte  
imágenes lentas de alas que se despliegan al revés del suelo  
pobres islas errantes escuchan a la ola  
y el dulce relato del sueño en los libros de poesía 






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada