jueves, 16 de abril de 2015

RAIMUNDO NENEN [15.636] Poeta de Chile


RAIMUNDO NENEN 

Nació en Punta Arenas, Chile en 1983, pero la mayor parte de su vida la ha vivido en Tierra del Fuego y Punta Arenas. En 2001 publica en esa misma ciudad su primer poemario La poesía ya no es poesía (link a Cyber) Hace 4 años que vive y estudia en Valparaíso, Pedagogía en Castellano en la Universidad de Playa Ancha. Ha sido invitado a un encuentro de la Sociedad de Escritores de Magallanes de poetas jóvenes de la región y a “El invierno en la provincia” en torno a la figura de Rolando Cárdenas, ambos en 2001. En 2004 fue invitado al Encuentro Internacional de Poetas Jóvenes Poquita Fe y al Encuentro de Escritores Magallánicos Patagonia Escrita. Ha publicado esporádicamente poemas y escritos filosóficos-políticos-chamánicos en varios medios impresos y electrónicos nacionales y extranjeros. Es editor de la revista-panfleto CIRENA 



::óccido::

En el principio era el miedo

Viento noche veo piedra serpiente arena tumor providencia virtud sangre piel saliva pupila vida seca


No arrepentimiento No estrellas No cruces
El cielo, un mar de hojas negras



acantilados infestados vuestra locura no forja serenidad grandes tormentas caen a pedazos y se despedazan como el tiempo hace algún tiempo
Sentados en pétalos, en tulipanes los empolvados y frívolos nuestra era este destino todos los caminos
Roma se ha derrumbado
junto al parto, la nueva vida no caen ángeles de la luna contra esta tierra, este crimen esta verdad de verdades los serafines romperán sus huesos
cuántos corazones hemos visto en esta vida sin duda pocos, -si es que alguno– y no han dejado de parecer grotescos por eso hacemos del mundo una aguja
es verano en tempestad verano en acantilados verano vuestra locura en carroza de plata los antiguos tesoros escapan y así caminando, en mis pupilas el ácido terciopelo lascivo


No habéis aprendido la sombra, el estornudo, el asco tal vuestros padres os han condenado hoy yo condeno la paternidad del plañido
'¡Retórica, retórica!' - gritan sus jaulas '¡Retórica!', incriminando los deudores de la dicción
Y nosotros los que no llamamos las cosas por su nombre nos revolcamos como cachorros en la crítica en la paternidad en el llanto
¡Líneas!, paralelas, imposibles líneas en el corazón del mártir así en su cráneo así su espíritu


'¡Nunca encontraréis el hambre cuando alguien haya soldado el último gruñido!'- advierte aquel cáncer pero nosotros, las nuevas brujas, repartimos nuestras piedras, si como de corazones se tratara
El terror, ¡Oh, madre! ¡padre!, ¡El terror!
saberse libres de crear dioses ¡Oh, padres! ¡El terror!
No es suficiente un día de fotografías y besos con nuestros peores amigos
Balbucear con tedio el himno nacional y, de pronto, el estío, que quema el fuego mismo.
Besamos por vez última cantamos la canción frente al espejo lloramos, ¡Sí, padres, lloramos!


Dormí entre diástoles y sístoles y toda patria me pareció idiota y mi corazón fue musgo y se esparció sobre todo jadeante lo seco, seco quedó, ¡Sequía, mía mater!
Y en su fragilidad nos revolcamos cuando no estábamos ni tan solos ni tan locos el verbo, de una vez, dejó el aplauso se extinguió.
No había dioses. Los niños lanzaban papas cebollas a sus patrias.
¡Oh, doncellas! no manchéis vuestros vestidos.
Ellos, que se arrastran y se alimentan de corazones secos ellos, los nuevos elegidos, el rebaño



Golondrinas azuladas rasgan el cielo con su vuelo en un abrir y cerrar de ojos.
Nuestra volátil esperanza dios crece en las entrañas de un perro muerto



Disculpad, Infantes, la amargura en mi rostro.
Disculpad que hoy hable con hastío
Se jacta Cristo de las llagas en sus manos
En verdad, disculpad Infantes.
Sólo música puede enseñar esta oveja descarriada.



Mares vi antes que alas. Nunca sol tuerto ni dios bailarín.
Mares de gemidos transitaban mi odio. Mares vi antes que alas.
Qué hacer con mi tumor con hostias. ¡Muros fragmentados!
No hay vicios en cruz no cruces viciosas. Los hombres comen dioses.
Desnudez vi en ti que ríeme llora, me arde.
El sol está tuerto. Cetros, sueños. No hay vientos, dioses amargura mi cruz.
Vístete, me dijo vístete o me cuelgo ¿No hay mariposas aquí?
Reinan los cánceres en este planeta.
El desierto, el cristo los dioses comen hombres.



Miro el suelo. A mis pies, un reloj.
Es la hora.
Desenfundo mi arma, la cargo, y disparo.
Sólo dios no sabe por qué hacemos las cosas.
Y el miedo se hizo carne y habitó entre nosotros



Última

Sea el espíritu de época enfermo y mimado: moderno pero hay algo en el hombre industrial que me pone triste triste a negarlo todo todo un niño enfermo y mimado niño hambre niño atómico niño látex niño ciencia con los moquitos tan negros de petróleo muerto en el aire
Ay ay ay sean los últimos éstos versos de la última era tienen los genios del hombre los pulmones negros tienen la vista tan atrofiada que no ven la realidad el verbo el hijo del hombre se comerá a su padre su madre es una probeta polvo de hombre las palabras sean
Hay algo que me pone triste triste en el rostro del señor triste pasajero triste hay algo que me pone triste triste en el rostro del señor micrero triste peatón y los niños desentierran la tierra jugando amoldan el humo en el aire jugando polvo de niño sea el juego
He la consciencia del hombre diseccionada al progreso y sangrante hasta la médula he lo que me pone triste el músculo inútil torpe el hocico deformado he el cuerpo del hombre muerto al esplendor de su técnica al brillo de su cultura al estruendo de su napalm
Al hombre a la mujer culpa a la especie la gran culpa la labranza original y la palabra pecado La experiencia de los viejos madre revolucionaria barbados o no barbados experiencia del fracaso Polvo la historia los ojos el símbolo el ego polvo.



::amores modernos::

el fuego que antes fue mi madre a daphne
todo es caos madres las rocas impresionan en su tranquilidad y pronto mi rictus de cristal será envidia de todos los faroles
nada es así recordarme como el hombre más feliz
caminaba con la gracia de quien silva pero mudo



uno

el mundo y tú ignoran que el mundo y tú son imagen y huella de un silencio agudo y grueso
el mundo y tú desfilan que el mundo y tú creen vacío y arruga para el tiempo lloroso y cruento
el mundo sonríe cuando ustedes derriten amor y dinero con la vida odiosa y divina
me descascaraste que ustedes son felicidad y estimulante sobre un mundo pálido



acerca de estoicismo a daphne

dices estás sola poco perceptivo escucho                                           estás sola digo oculto                      estoica
oculto                      siglo xxi Latinoamérica                      casi pobres casi ricos                      nueva vieja clase
las manos atoro entre tus palabras
                                          oculto dices estás sola                      no escucho
                                          preguntas afirmas niegas                      niego
inconclusa es la mirada inconclusa las palabras
                     palabras atoras entre mis manos
Me sonríe en enfermedad una ninfa enlutada por la muerte de dios, eso que tú y yo llamamos lágrima.



::ataraxia::

armonía
con las manos come
manos a la cara con la fruta acerca
con olor a madre acerca las manos a la boca hambrienta
Como un pájaro más la luna se posa sobre los cables del alumbrado público. Sólo existe un tic tac, inmemorial e invisible, y cada estruendo no hace más que recordarnos el ahora, y que sus manecillas, antes visibles, hoy, no tienen dirección.









Qva, KonFuxiÆn, desencanto
escuché historias de viajes
de pequeñas travesías en balsa
travesías del socialismo conservador al fascismo liberal
historias de gente avara
de bio-transeúntes débiles y cobardes

hoy nada es lo que parece
y pareciera que nada es
los pirómanos encienden su caos organizado
melodías eróticas te transmiten en diferido

el humo del cigarro demora años en desaparecer
melodías laxativas, humo y cafeína
llevan gloriosos estandartes
verte desnuda, pero con ropa
verte inocente, pero en lujuria

melodías libidinosas, siluetas aburridas
por 7 segundos soy del todo agnóstico
qué más queda cuando el horizonte desaparece
cuando el cielo se mezcla con la tierra
cuando las olas y el viento son una sola fuerza
cuando mirar hacia adelante pierde su gracia



Imperfección

Miraba el suelo cuando mi vista tropezó
con dos plataformas de base amorfa,
al observar mejor tan extrañas cosas
noté que en cada una de ellas nacían 5 derivaciones,
qué cosas más poco simétricas ésas
todas eran de distinto largo,
pero no eran plataformas del todo absurdas
al mirar más arriba noté que sostenían dos largas torres
torres igual de amorfas que sus bases
del todo anti-rectas, totalmente no-rectangulares
Y la imperfecta estructura continuaba
aún más arriba las dos torres se unían
se unían en una forma
con tendencia a redondearse por detrás
pero adelante sólo había una pequeña abertura
justo en medio de las dos torres poco rectas
la abertura se encontraba rodeada de pelos
pelos despeinados, pelos descuidados
qué cosa más desordenada ésta
Aún más arriba la curvatura cambiaba su ángulo
y giraba extrañamente
hacia el interior de aquella amorfa estructura,
y al comienzo de este raro accidente había
casi al medio podría decirse, un pequeño cráter
¡qué cosa más rara ésta!
La estructura a esa altura cada vez se hacía más estrecha
pero aún más arriba recuperaba su ancho
e incluso lo aumentaba,
y en ese momento todo se volvió aún más absurdo
enfrente de mí se encontraban dos intentos de semicírculos
dos bolas amorfas, cada una con un peculiar accidente
en lo que, podríamos decir, era la punta
qué esferas más imperfectas eran ésas

Toda esta estructura no tenía ningún sentido de la geometría
entonces, me enamoré de la imperfección



Juegos

Crecen crisantemos engrasados
otoñales y eufóricos
ñandúes violetas
ostentosos y desnudos parecen en sus sueños

Parecen boquiabiertos
osados y
lascivos
lanzando sus ojos
al tiempo


***

Ella cuelga del hangar
        y yo no sé el porqué

ella cuelga vestida de niñita sudaca
                harapienta y hermosa

           se balancea como si estuviera muerta
                llora como si estuviera viva
                y la aurora no le impresiona

lleva zapatos de charol
y luce ojeras tan obscuras como su mirada

           ella cuelga, discreta y moribunda

con el corazón en la garganta
          y los brazos cansados

ansiosa y desanimada

tan silenciosa como solía ser en las tardes de otoño furioso
           me comunica su defunción
                     y una lágrima se escapa exasperada de sus ojos

                                ella cuelga y mancha las paredes


***

aquella muchacha camina
sobre la húmeda acera de una callejuela vacía
respira aire húmedo
traga humedad al despegar sus labios
y, seguramente, su mente también está húmeda

hace un extraño movimiento de piernas
que interrumpe su marcha
luego, con una de sus manos,
retira su braga de entre sus nalgas
piensa que nadie la observa
de haber sabido que yo sí lo hago,
enjaulado en aquel taxi colectivo
con la frente transpirando apoyada en a ventanilla,
se hubiera muerto de vergüenza
y yo hubiera estado ahí para bailar sobre su tumba



Pick a shoe

bajo el dorso de una mirada estrafalaria
          en las dunas de un parque siniestro
                    encontré el horizonte

          encontré la lujuria a la deriva
                   un cigarro humeante de rabia

ciclistas adornados como arbustos hilarantes
          convulsiones gaseosas, arcadas hipnóticas

saliva impregnada en tus labios
sangre seca en las membranas de tus ojos

ladra niño hermoso
ladra como las aceitunas bajo la luna cancerosa


***

muéstrame la velocidad de tu automóvil
           muéstrame cómo disfrutas de tu agonía

muerde mis piernas
           pervierte a mi familia

                      dime cómo te a apellidas
           y yo me tragaré tus dientes con un beso

                           permíteme seguir el curso
              de una pelusa influenciable con la mirada
                           en su recorrido por el vacío

permíteme voltear la cara al ínfimo escarabajo con alas


desEKILIVRIO


***

las estrellas nacen del caos
caminan cabizbajas y tranquilas
aburridas del desorden

          no tienen a nadie que las consuele
                          a nadie que las detenga

caminan desconsoladas y arrítmicas
con su sexo entre las manos
escuchando el palpitar de nuestro infierno

          bailan cansadas y molestas
          llenas de vicios y adicciones
          esperando que la noche se las trague



Martes Azul

Otro martes azul
el mundo mantiene su apatía
y ella pierde su inocencia
Otro martes azul
los colores fríos me congelan
y se mezclan para decorar el paisaje
árboles azules, construcciones de insensibilidad
se arrastra un mendigo con navajas en las manos
se retuerce en mi cabeza, a cortes destruye mi conciencia
se ahoga en sangre y desaparece
Otro martes azul
sin glamour, de sangre violeta
de silencios y efes
frente a cuadros de opacas flores
exigir silencio a su discreta silueta me parece absurdo
mas, entre estas cuatro paredes, todo lo es
Otro martes azul
todo cruje, mi alma cruje
la risa me calla, y todo se vuelve azul como una manzana



Nostalgia

no tengo recuerdos de amargos sabores
no tengo recuerdos de lunas en soledad
por más que me esfuerzo no recuerdo la tristeza
por más que me esfuerzo no recuerdo las cadenas
por más que me esfuerce no recordaré nada
cuánto añoro esos días libres de recuerdos
ésta es la nostalgia del que alguna vez estuvo muerto



Dios

***

es la verdad que escupen tus labios rencorosos
es la pudrición en mi rostro
la desventaja natural que me hace humano

me río de todo
           de tu ventrículo izquierdo
           de tu ventrículo derecho
           de las piedras marchitas
           de las monedas de $10

hoy no habrá función
se acabó la lenta agonía de tu madre
la plaza de mayo está vacía
como cuando comenzó a cultivarse el juego

dios come albóndigas mientras tú lloras por un vaso de agua
          ay padre vuestro, dejadme disfrutar del infierno



Vientos de olvido

el viento se llevó la historia
la leyenda de los valientes proletarios
recorrió todo el mundo
y aquí, en la Patagonia, nada se sabe de ellos



Lucro

necesitamos capital

necesitamos capital
para derrocar al capital
necesitamos acumular capital
para terminar con la acumulación de capital


***

las cenizas abrasadas que acaban de desprenderse
del filtro del cigarrillo
que hace algunos segundos consolaba mis labios
se estrellan contra el hormigón, rebotan en él
permiten conducirse por la fuerza gélida
del viento crepuscular de la provincia
viajan hacia su metamorfosis a la velocidad del viento
viajan hacia la muerte
rebotan, vuelan
y de ellas se desprenden luciérnagas
que mueren asesinadas por los párpados inocentes
de un silencioso e imparcial espectador
iluminan con recelo su espacio en las tinieblas
aluzan su presencia ínfima e intrascendente
como cometas necios de inocencia
cautivan los desordenados sentidos del aprendiz de poeta
y sin quererlo trazan poesía
sin desearlo conmueven la piedad del vidente







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada