miércoles, 1 de abril de 2015

LI SHANGYIN [15.367] Poeta de China


Li Shangyin

Li Shangyin (c. 813-858), nombre de cortesía Yishan (義山), fue un poeta chino de finales de la dinastía Tang, nacido en Henei (ahora Qinyang, Henan). Junto con Li Él, que fue muy admirado y "redescubierto" en el siglo XX por los jóvenes escritores chinos por la imaginista calidad de sus poemas. 

Li tenía una carrera de éxito moderado en la imperial administración pública, aunque nunca obtuvo una posición alta, ya sea debido a disputas entre facciones, o debido a su asociación con Liu Fen (劉蕡), un destacado opositor de los eunucos.

Fue un nativo de Ho-nei, en la provincia de Ho-nan. A pesar de su gran talento y de su éxito en los exámenes oficiales, su carrera se vio obstruida por rivalidades políticas y las luchas por el poder. Es el más famoso de los poetas líricos de fines de la dinastía T'ang, y sus poemas de amor son posiblemente los más hermosos del idioma chino. Muy afecto a alusiones literarias y a juegos con los homófonos del idioma, es muy difícil, a veces imposible, de traducir...



La Orilla del Cielo

Sol de primavera justo a la orilla del cielo,
a la orilla del cielo el Sol se pone.
El ruiseñor *
 habla como si tuviera lágrimas,
para mojar la flor más alta.

*El ruiseñor es un ave migratoria que anuncia el final de la primavera (N. del T.), traducción, introducción, y notas de Roberto Curto 



Chang O *

La pantalla de mica obscurece la luz de la vela,
la Vía Láctea gira, las estrellas de la mañana se desvanecen.
Chang O lamenta haber robado el verdadero elixir,
mar verde, cielo azul, noche tras noche, amor. 

*La diosa Chang O robó el elixir de la inmortalidad de Xi Wang Mu (la Reina madre del Oeste).
Había planeado dárselo a su marido, y se escapó a la Luna. Pero fue condenada por Xi Wang Mu a vivir ahí sola para siempre. Esto es tal vez una alusión a una mujer reclusa, una dama del palacio o una monja taoísta, con quien el poeta deseara un amor prohibido (N. del T.), traducción, introducción, y notas de Roberto Curto 






Li es famoso por su dedicación a los motivos amorosos, lícitos e ilícitos, y cuenta en su obra de sus propias experiencias, por ejemplo, de su inclinación por una monja taoísta. Los versos de él que cito a continuación dicen sutilmente del desarrollo femenino desde la infancia hasta la adolescencia, en cuyo florecimiento se vislumbran las inevitables penas del amor.




A las seis se miró en el espejo,
capaz ya de pintarse sus largas cejas.
A las diez salió a pisar el césped,
con su falda de flores de loto.
A las doce aprendió a tocar la pequeña cítara:
de los plectros de plata nunca se desprendió.
A las catorce, seguía con sus parientes,
y, cabe imaginar, aún no se había casado.
A las quince, llora bajo el viento de primavera,
apartando su rostro del columpio.




Flores caen

Los invitados han salido del pabellón, 
en el pequeño jardín las flores siguen dando vueltas. 
A lo largo del sinuoso camino hay pétalos;
ellas se inclinan desde el suelo para saludar al sol poniente. 

Con el corazón roto, no puedo soportar la idea de barrerlas; 
la primavera pronto desaparece de mis ojos. 
Languidezco con la muerte, se perdió para siempre el deseo del corazón; 
nada queda sino una túnica manchada de lágrimas.

Versión de Juan Carlos Villavicencio





A Cicada 

Pure of heart and therefore hungry, 
All night long you have sung in vain 
Oh, this final broken indrawn breath 
Among the green indifferent trees! 
Yes, I have gone like a piece of driftwood, 
I have let my garden fill with weeds.... 
I bless you for your true advice 
To live as pure a life as yours. 





To One Unnamed IV 

A faint phoenix-tail gauze, fragrant and doubled, 
Lines your green canopy, closed for the night.... 
Will your shy face peer round a moon-shaped fan, 
And your voice be heard hushing the rattle of my carriage? 
It is quiet and quiet where your gold lamp dies, 
How far can a pomegranate-blossom whisper? 
...I will tether my horse to a river willow 
And wait for the will of the southwest wind. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada