lunes, 13 de abril de 2015

DIEGO ROJAS ARIAS [15.573] Poeta de Ecuador


DIEGO ROJAS ARIAS 

Pasaje, Ecuador 1986. Poeta. Co autor del libro de poemas y relatos Amor escupido (Manta, 2013), ha publicado el poemario La poesía con sangre entra (Marfuz Ediciones, 2015). 



Ha realizado estudios de comunicación social. Gestor cultural independiente y coordinador del primer taller literario de la Dirección de Cultura y Patrimonio de Machala. Ha sido invitado a leer su poesía en diversos recitales y encuentros de escritores en varias ciudades del Ecuador.


CANCIÓN DE HOGAR

-con todo el dinero malgastado en tu crianza
ya tendría una casa más grande que esta pocilga-
solía gritarme papá
en medio de su borrachera
y no lo culpo,
con el revólver que mi amigo sicario
pidió guardara en mi cuarto
para que no lo encarcelaran
le robé toda la ternura a mi madre
para empeñársela al brujo de la esquina,
oh dulce cielo azul
de nubes de humo de bazuco,
el tiempo ha sido una terrible diarrea
de horas enfermas
(los años tóxicos de mi juventud)
el tiempo me ha cambiado,
y si antes estaba mal
ahora estoy mucho peor
y no los culpo
he aquí el fruto de tu vientre mamá
pudriéndose




SAN VALENTÍN

 “¿…que quieres decir con la palabra “Puta”?
Discúlpame pero estoy aquí para aprender.”
MARQUÉS DE SADE en LA FILOSOFÍA DEL TOCADOR


La soledad  puede ser cualquier cuerpo infiel
que te encuentras en facebook
instagram twitter
badoo
enviando CUPIDO al 7040
puede ser cualquier video de Youporn
cualquier verso forzado
en un momento de desesperación
algún sábado por la noche
en el que te has quedado en casa
escribiendo cartas lloriqueantes
mientras ella folla con otro
porque cuando ataca el olvido
y la luna se vuelve una asaltante de sueños
una arranchadora de sentidos
una sacapintas de amores
y hay sobre la mesa
demasiado de nada
y un ramo de mentiras
y una copa de sombras
una caja de condones sin abrir
marca: TU AUSENCIA
y de marzo se muere febrero
y de invierno se muere el verano
y de hambre se muere el pan
y de pasados se muere el presente
¿te imaginas el infierno
detrás de este poema?




TETOSTERONITIS HEMORRAGICA AGUDA

“El Fantasma De Mi verga eyacula su venganza”
FERNANDO ESCOBAR PAEZ en MEIN KAMPF


los poemas son cárceles de tinta
y yo con sangre he anotado esta verdad,
mi verdad,
mientras escribo esto con el Diablo entre las manos,
aprendí que la música
no comparte con nadie su agonía,
que no quieran joderme
los que piensen todo lo contrario,
tampoco es que yo vivo
porque el verso es gratis,
he llenado de tropiezos mi camino,
sufrí el más cruel de los abandonos,
pero en las buenas y en las malas
lo real siempre atado a lo vivido,
gasté hasta el último centavo de mi juventud
en tantas drogas invisibles,
licores baratos,
malas compañías,
mi alcancía llena de desilusiones,
masturbé cadáveres
en noches extraviadas,
he leído mucho
y he vivido poco
pero no soy un genio
(los genios son putas
cuyo chulo es el vicio)
hice de las mías
ya robé, traicioné, mentí,
declaré mi transtextualidad,
viví a costillas de mis amigos,
me acosté con sus mujeres,
alimente a los dioses con mi esperma
¿algo más?
mi talento ha sido todo el odio provocado,
mas hoy con toda la mierda que me lanzan
me he dedicado a abonar mis flores
y aquí estoy,
no le corro a nadie
los poemas son cementerios de papel
y yo lo peor que le ha pasado a la poesía.




LAS CHICAS MODERNAS NO SALEN CON POETAS

otro trago del alcohol guardado
de la parranda de ayer
y el ardor de la quemadura del cigarrillo
que me apague en el alma
(me han cortado la inspiración
por falta de pago, entiendan)
es domingo por la tarde
y no pasa nada
nunca sucede nada,
afuera llueve aburrimiento
y yo no estoy de humor
para porno de setentonas
que han dejado en mi laptop,
yo no estoy de buenas
para escuchar los reclamos
que lanza mi silencio,
hilvano:
debí ser abogado como quería mamá,
debí ser el futbolista exitoso que quería papá
que por algo me bautizó Diego Armando
para forrarme de billete
y así tener la casa, el carro
la mujer y el hijo
que tanto me reclaman,
28 años y un completo desperdicio,
desempleado vicioso,
apenas unos cuantos dólares
por dictar un taller de literatura
los martes por la noche
fingiendo interés por un arte
que me importa una verdadera mierda,
no pasa nada,
nunca ocurre nada,
mi amigos solteros pasean con sus novias,
van al cine y luego a los moteles
o lo hacen en sus departamentos
o en sus automóviles,
mis amigas casadas
me confían sus infidelidades
porque la culpa les pesa
pero ya yendo directo al grano
las chicas modernas no salen con poetas,
ellas prefieren feos con plata
antes que poetas aburridos
con un montón de poemas guapos,
las muchachas de hoy
prefieren  orinarse en los parnasos
y secarse con tus páginas de amor
pero nada más,
no pasa nada,
nunca sucederá nada,
bostezo,
el único arco iris que conozco
son estas pastillitas de colores
que consumo con el alcohol de ayer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada