jueves, 23 de abril de 2015

ALEJANDRO RAÚL MUJICA OLEA [15.748]


Alejandro Raúl Mujica Olea

Nació en Santiago, Chile el 8 de agosto de 1947.  Llegó a Canadá 1975 y se nacionalizó en 1980.

Es autor de seis libros, cinco libros han sido traducidos al inglés.  Alguna poesía ha sido traducida al japonés, coreano, hindú, alemán, tagalo, italiano y francés.

Alejandro ha sido publicado en 7 Antologías Internacionales.  También es ganador de innumerables premios, nacionales e internacionales.

En 1998, junto con Ariadne Sawyer, formaron “El Mundo de la Poesía en un Café” en el café “Miles of Beans” de la ciudad de Burnaby.

En 1999, un segundo evento fue creado, “El Mundo de Poesía en un Café” en la radio cooperativa 102.7 FM.  www.coopradio.org.

En 2001, Mujica y Sawyer crearon “Las Series de Lecturas del Mundo de la Poesía” en la biblioteca pública central de Vancouver.  Hoy hay más 500 poetas de 64 países.




Historia del poema “Cinco Estrellas Luminosas”

Cinco cubanos que vinieron a Estados Unidos, para infiltrarse en los grupos terroristas que atentan contra Cuba y entregarlos a las autoridades Americanas (previo acuerdo con los servicios de inteligencia).  Resultaron traicionados y condenados a altas sentencias por la corte de Miami.  Detrás esta la sucia política de Estados Unidos contra la pequeña isla de Cuba. 


CINCO ESTRELLAS LUMINOSAS 

René González, 
Antonio Guerrero, 
Ramón Labaniño, 
Fernando González, 
Carlos Hernández. 

Cinco hombres 
de Cuba, país del ron y 
de la caña de azúcar, 
tierra del Che, 
Fidel y José Martí. 

Cinco estrellas 
que aborrecían la maldad 
ellos amaban la justicia, 
y odiaban la perversidad, 
separaban el bien del mal. 

Cinco hombres 
detenidos, juzgados y condenados ha cárcel 
sin derecho ni defensa, 
sin facultad de ver sus familias, 
sin permiso de ver Senadores y amigos. 

Cinco estrellas, 
valientes monjes de la paz y la luz 
viven en la frontera de la injusticia 
habitan en la tinieblas 
de la sombras y la muerte.

Cinco hombres 
sus espíritus de purezas, luz y ternura 
es una lección para las nuevas generaciones 
tus voces de trompetas reprimidas por diez años, 
son las campanas de madera que claman justicia. 

Cinco estrellas 
llegara el día y la hora 
donde se abrirán las grandes puertas de la libertad 
desde lo alto de la aurora el mundo justo los abraza, 
y un pueblo que canta y ríe les aplaudirá.





CHE

Che, partió a conquistar 
el ancho mundo. 
Che, paladea el triste vino 
en el café de la revolución, 
del alba al crepúsculo estas 
prisionero, encadenado a un ideal. 

Che, guerrillero de gloria, 
brazo fuerte con tu fusil. 
Che, coraje en la guerra, 
triunfos ganados 
contra el opresor, 
misericordia 
con los perdedores. 

Che, caminaste por senderos 
de la selva virgen, 
el pueblo gritaba 
viene, viene el guerrillero 
viene, viene el comandante Che. 

Che, luz encendida, 
resplandor de relámpago, 
tormenta de aguas dulces, 
al alba, junto a la orilla de un río 
tu callada sonrisa esta 
leyendo un libro de poemas, 
versos como dos alas 
libres de la esclavitud, 
la selva te pone la música 
clásica de las aves 
de plumajes mágicos. 

Che, mi poema, 
no puede dejar de cantar 
una canción para ti. 

Che, cuando mi mente 
no tiene miedo 
mis conocimientos son libres, 
mi cabeza esta alta 
quiero ser como tu, 
luchar hasta morir por la paz 
y la justicia en este mundo. 

Che, no tengo orgullo, 
solo tengo en mi sangre un mar, 
es mi unión entre tú y yo, 
tú en la selva 
yo en la fábrica, 
entre el campesinado, 
al lado del minero, 
junto al pescador, 
marchando con los estudiantes. 

Che, mi poema no acallara 
un canto hacia ti, 
amo de la justicia 
y de un mundo mejor. 
Mi vida será una lucha 
y un canto como una flauta 
que da música de justicia. 

Che, mis palabras, 
mis versos 
se romperán como vidrios, 
como cristales 
cuando recuerdo a los ejércitos 
que masacran a los pueblos indefensos. 

Che, queremos que un día 
amanezcamos en un mundo 
lleno de libertad justicia y amor. 

Che, tu tumba en la selva 
es tierra negra y fértil 
fue una alfombra de hojas 
flores fragantes, manto de ilusión. 
Tú sangre floreció 
los insectos tomaron tu polen 
de libertad y lo repartieron 
por nuestra América Latina, 
ahora tu semilla esta renaciendo 
entre Presidentes y Presidentas 
amantes de sus pueblos, 
de la América Morena.

Che, hoy voy gritando 
en la brisa del día y la noche 
Che vive junto a Allende, 
al Padre Romero, Manuel Marulanda, 
Otto Rene Castillo, Gabriela Mistral, 
Pablo Neruda, Roque Dalton. 

Compañeros todos ustedes 
viven en nuestros corazones, 
en la estatua inmortal de nuestras almas.



La historia del poema “Los Estudiantes y los Sitkas”

El escritor mira las noticias en la televisión y se da cuenta que en los dos bloques capitalistas y comunistas no hay justicia; no hay un perfecto equilibrio de humanidad.  El compara dos realidades, la canadiense y la china.  En Canadá son arrestados y encarcelados los “Defensores de los bosques de sitkas”.  En China un grupo de estudiantes que se llaman “Pro Democracia” son asesinados en el mes de junio de 1989.



LOS ESTUDIANTESY LOS SITKAS 

En la plaza de Tiananmen 
los estudiantes chinos 
piden libertad y como respuesta 
son asesinados por los soldados verde oliva. 

En el valle de Carmanah 
los árboles sitkas, llenos de aroma 
y hermosura, son cortados 
por la empresa MacMillan Bloedel 

Los chinos albergan 
sus sueños de libertad, 
y los árboles sitkas 
su derecho a la vida. 

A los alumnos 
los torturan y los matan 
en el nombre de 
las leyes comunistas. 

A los sitkas 
los tumban y los hacen madera 
para las ganancias de 
las empresas capitalistas. 

Los cuerpos de los chinos 
y los troncos de los sitkas 
son quemados y al cielo infinito suben 
en espiral protesta de humos sus almas.




LAS FLORES DE ABRIL  *1

En Victoria, 
los tibios rayos del sol de abril, 
y el trinar melodioso de los pajaritos 
anuncian la primavera. 
Las semillas que sembramos 
para las ancianas bonitas, 
para los niños y niñas juguetones, 
hacen estallar una explosión 
de flores, de aromas, de paz y amor. 

En Oklahoma, 
un soldado americano, 
un veterano de la guerra del Golfo Pérsico, 
usa su fertilizante de odio 
para hacer estallar su explosión 
de cardos, ortigas y cicutas, 
asesinando más de 168 víctimas, 
entre ellos diecinueve niños y niñas. 

En la fosa de hierro y cemento 
niñas y niños de todas las razas 
en la aurora de sus vidas, 
cuerpos pequeñitos, 
adoloridos, extirpados, 
angustia de niños heridos, 
agonía de niñas ensangrentadas, 
sangre caliente que sale gimiendo, 
rodando lentamente por mil caminos 
dejando un río rojo de flores. 

¿Dónde están esos niños en el alba de sus vidas? 
Soldado, yo desprecio tu miseria humana, 
enemigo del sueño y del amor, 
contrario de la luz y la alegría. 

Militar, la muerte mana de tus manos, 
voces de muerte, lluvia de sangre, 
charco de agonía, 
sangre derramada de inocentes, 
sangre de niñas, niños muertos. 
¡Muertos que no se olvidarán, 
madres, yo las acompaño en el dolor! 

Hijas e hijos de Oklahoma, 
de vuestra sangre nacen las flores de abril. 


MIRAD SOLDADO HONDUREÑO

Poema publicado en la antología “World Poetry almanac 2009” pagina # 40 ISBN 99962-59-15-9 Mongolia. 


Mirad militar, 
como mis porotos 
con sus manos verde amarillo 
las levantan al cielo 
y saludan al sol. 

Mirad aviador, 
como mis tomates, 
con sus hojas de manos 
verdes oscuro las levantan 
y saludan al sol. 

Mirad marino, 
en ti no hay gloria. 
¿Porque tú no levantas 
tus manos ensangrentadas? 
y saludan al sol de la Democracia. 

Mirad militar, 
al pueblo con sus puños hinchados 
los que caerán en sus caras de payazos, 
y esas manos destrozaran 
sus uniformes que traicionaron. 

Mirad aviador, 
el pueblo vencerá 
y con sus propias manos 
te arrancara el corazón de traidor 
y sobre tu pecho plantara maíz. 




RÍNDETE SOLDADO 

Ríndete maldito militar, 
enemigo del amor y la paz, 
de nuevo con tus golpes de estado 
estas derramando la sangre 
del pueblo inocente en las calles. 

Ríndete aviador, 
el pueblo de Honduras 
y los pueblos de América Unida 
defenderán la democracia y a su 
Presidente elegido Manuel Zelaya Rosales. 

Ríndete marino, 
te lo ordeno, 
en nombre de los pobres, 
de las trabajadoras, de los campesinos, 
de los mineros, de las intelectuales. 

Ríndete soldado, 
porque mi ejercito de poetas 
te bombardeara de papeles, 
de poemas, denunciando tus tristes nombres 
de pecadores y ladrones de democracia. 

Ríndete aviador, 
el pueblo es fuerte por la razón, 
el pueblo es el templo del hombre, 
el pueblo es capaz de todos los heroísmos 
¡El pueblo Hondureño Vencerá! 




OH CANADÁ

(Del libro “Perlas del Alma de un Preso Político”)

¡Oh Canadá! 
Tu tierra ofrece una aventura, 
de un nuevo continente 
de países unidos, 
uno dentro del otro 
es nuestra nación llamada Canadá. 

Canadá eres una trenza de personas 
que forman la arpillera de tu naturaleza 
del ser que florece en una explosión 
de caras, culturas y razas, 
cerámica humana que forma el gran mosaico 
de tus sentimientos nacionales. 

Canadá, 
loza de nácar en invierno 
geografía verde, 
dorada o blanca, 
tus praderas son un mar dorado, 
tus cereales son el pan del mundo. 

Canadá tus venas, 
son tus miles de arroyos, que forman, 
las aguas diáfanas y puras en tus lagos, 
los que alimentan los grandes caudales que corren 
en su loca carrera hacia el mar. 
Glaciales, montañas flotantes de esmeraldas. 

Canadá, 
sobre ti en invierno 
cae una capa de estrellas, 
nieves suaves de sedas heladas, 
que se transforman 
en mármoles inmaculados. 

Canadá tus tierras vírgenes 
del Polo Norte, 
son una corona de perlas. 
Tus tres océanos bañan 
tu litoral, sembrados 
de mariscos y peces sabrosos.

Canadá, 
tu pueblo, 
es el tejido vasto 
que forma el retazo de la tela, 
en la cual se borda 
La Hoja del Arce. 

¡Oh Canadá! 
Tus inmigrantes 
tus refugiados, expatriados, 
sudamos vertientes de transpiración, 
en tus campos, en tus fabricas, 
en tus hospitales, en tus minas en tus trabajos. 

Canadá, 
somos tu alma, 
somos tu pueblo, 
espíritu de tus razas 
que formamos el mosaico étnico, 
de la patria, de este nuestro país, Canadá. 

¡Oh Canadá 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada