domingo, 15 de marzo de 2015

LECKO ZAMORA [15.219] Poeta de Argentina


Lecko Zamora

(El Algarrobal ‒Jwayuk en wichí‒, más conocido como Misión Chaqueña, Salta, Argentina) Poeta del pueblo wichí, parcialidad Wej Woos. Autor de Ecos de la resistencia y El árbol de la vida wichí. En Venezuela, donde coordinó el periódico Orinoco indígena (Ciudad Bolívar), es miembro fundador del Movimiento Indígena de Guayana (MIG), del Consejo Indígena Kari’ña (CONIKA), de la Asociación de Empresarios Ye’kwana (ACEY), en Caura-Erebato, y de la Empresa de Turismo Indígena “Kuyuwi”, en Maripa. Colaborador de la Federación Indígena del Estado Bolívar (FIB) y del Consejo Nacional Indio (CONIVE) en Venezuela, de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB) y de la Organización de Capitanías de los Pueblos Indígenas Tapiete y Wennhayek (ORCAWETA), Villamontes, Bolivia, y del Consejo de Caciques de la Zona Bermejo, Salta. Ha sido docente y miembro de la Comisión Asesora del Programa Pueblos Indígenas de la Universidad Nacional del Nordeste, en Resistencia, y trabajador del Instituto de Cultura de la Provincia del Chaco. Creador del Ciclo de Cine Indígena. Preside la Fundación Chaco Artesanal. Es obrero, artesano y trabajador de campo.



ESTAMOS 

5 Siglos de opresión y sometimiento
500 Años de silencio y masacre
6.000 Meses de desconocimiento y olvido
24.000 Semanas de despojo sistemático
183.000 Días de supervivencia y dolor

Doscientos millones de cadáveres en el camino de este tiempo
Cientos de pueblos indios masacrados, extinguidos y desaparecidos
Millones de voces ahogados en sangre y lágrimas
Trescientos años de colonización, mas doscientos años de republica.
Y todavía nos quieren seguir mintiendo que es quinientos años de civilización

Soles vienen, soles van
Lunas llegan, lunas pasan
Noches oscuras sin estrellas
Otoños e inviernos se quedaron
Veranos y primaveras no regresan

Ríos, lagunas, cañadas y vertientes
Secándose agónicamente, martirizados
Nuestros territorios escalpados,
Desnudos, sin la hermosa piel verde
Adornado por nuestro Creador, Ahát.

Montañas, cerros y lomas
Violados en sus entrañas para saquear
Su espíritu y preciosas piedras
Cavernas pestilentes testigos de injusticias inhumanas
Sepulcro generoso de esclavos negros e indios.

La historia duerme embriagada de mentiras y falsedades
El olvido es la religión de los filibusteros y embusteros
Los sin memorias se revitalizan libando el vino del saqueo y crimen
El pan de nuestro pueblo es el hambre y la miseria
Nuestros derechos son las injusticias y felonías.

Pueblo mío, no desesperes y rescatad tus antiguas canciones
Unamos nuestras manos, voces y espíritus
Cantemos con fuerza y valentía cada palabra de nuestros versos
Despertemos a la historia y dancemos alrededor de nuestro territorio
Sembrando las melodías en los surcos de los corazones de nuestros semejantes.

Afilad tus punzantes palabras y con ellas adornad tus flechas
Alongad el arco de tu corazón milenario hasta llegar a tus ancestros
Avanzad en pos de tu futuro que es la continuación de nuestro pasado
Abrasad al cóndor y al águila ancestral y cobíjate bajo sus alas
Aprestaos, no dejéis que las vanas imaginaciones os confundan.

Remontad a la cima de tu conciencia milenaria
Recordad tus bravíos ancestros bizarros
Resistid como ellos, Tekumseh, Chalimin, Guaykaypuro, Lawtaro
Razonad como Wanady, Wiracocha, Quetzalkoatl, Makwnayma
Recurrid a los sueños de los Piasan, Hayaw, Huway, Machi, Piogonak.

Sacudid el polvo de los prejuicios pestilentes
Seducid a las ninfas libertarias dadoras de futuros y
Socavaras el suelo de la opresión miserable
Sumido en el canto de la hermandad penetrad en los corazones
Sincerad vuestro espíritu con todos y con El Eterno.

Pletórico de luz iluminad a las almas de la oscura civilización
Que con su plan global están sometiendo pueblos tras pueblos
Romped los nudos opresivos de vuestras memorias injertadas
No soslayes el sufrimiento del Continente de Mandela
Escudriñad más de 5.000 mil años de historia de Abya Yala.

Veras con tus propios ojos en el vuelo del águila y del cóndor guerrero
Ve a las profundidades del mar del conocimiento ancestral y
Vuela en el cielo de la sabiduría antigua
Vosotros sois el cumplimiento de los últimos días
Venas abiertas cicatrizará por amor a la humanidad.

Invocad a los espíritus ancestrales idos
Alabad las hazañas de nuestros héroes ignorados
Armaos de valor y enfrentad a los fantasmas incoloros
Id a la batalla destrozando mundos ilusorios
Rasgad los velos y descubre ante el mundo lo que somos y como estamos
Y sed las luces del mundo.

Lekoot
Julio, martes 19 del 2.005
Chaco, Argentina.






68 días

Hoy se cumplen 68 días del Indio Americano
El indio, el aborigen, el nativo, el originario, el indígena
Los verdaderos dueños de este suelo
Hoy olvidado, invisibilizado, marginado, excluido
El Wichi, El Qom, El Mokoy

Como el quebracho, el wayakan, el mistol, el algarrobo
El yaguareté, el anta, el cóndor, el tatú
Poco a poco se están yendo
Donde están los Vilelas, los Lules, los Charruas y otros pueblos indígenas?

Sus cantos en la quietud del monte los susurran las hojas de los árboles
Sus huellas son borradas por los tractores y la soja
Sus danzas son celebradas por las ramas al son de los vientos
Sus territorios aun permanecen usurpados y destrozados

El Wichi, El Qom, El Mokoy
No se fueron, viven, ríen, juegan, lloran, trabajan, están con nosotros
Dan vida con sus mágicas manos convirtiendo al barro en arte
Transforman las fibras de la caraguatá en tejidos llenos de vida

Somos 19 pueblos indígenas en Argentina, Vivimos en 19 provincias
Salta, Jujuy, Chaco, Formosa, Misiones, Santiago del Estero, Santa fe, Mendoza
Buenos Aires, Catamarca, Tucumán, Neuquén, Río negro, Tierra del fuego
La Pampa, Santa cruz, La Rioja, Chubut 

Wichi, Qom, Mokoy, Chulupi, Guarany, Tapiete, Chorote, Pilaga, Kolla, Huarpe, Mbia, Chane, Mapuche, Tehuelche, Diaguita Calchaquí, Ona, Yagan, Rankulche, Chiriguano.
Naciones primarias aun sumergidas en colonias
Queremos vivir en armonía en nuestro suelo, con las lluvias, ríos, montes y pueblos.

“Nuestros paisanos los indios” dijo San Martín
“Dale tu mano al indio”, dice Viglieti
“Reconocer la preexistencia étnica”, dice la Constitución
“Estamos convocados a pensar nuestra historia de otro modo”, dice T Artieda
“Oid Mortal, el grito sagrado” dice el himno nacional 

“Después de todo, tal vez seamos hermanos…
Sabemos algo, que tal vez el hombre blanco descubrirá algún día:
Que nuestro Dios es el mismo DIOS… El es el Dios del hombre, 
Y Su Compasión es idéntica con el Indígena y el blanco”. Lo dijo el gran Jefe Seatle 

La educación es el camino para lograr una nueva generación
Que respetando la diversidad nos lleve a un verdadero progreso 
En la unidad en diversidad.
“la tierra es un solo país y la humanidad sus ciudadanos” lo dijo un Sabio Persa

Lecko Zamora del Pueblo Wichi
Puerto Tirol, Chaco, Argentina, 16 de abril.2008






El pescador

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
lloverá, lloverá, lloverá.

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
estoy aquí, estoy en el río, espero al pez y a los días que vendrán.

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
sol no me abandones, nubes hazte luz, viento no llegues aquí.

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
soy el espíritu de mis ancestros, sólo soy un hombre nomás.

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
sólo soy una rama tierna en busca de la luz.

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
Invoco ayuda a todas las criaturas.

Hoy es mi día de aprender y de saber.
Ahea, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he Ahea,
heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he.




Wahát Wo’

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
Iwomchammla, iwomchammla, iwomchammla,

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
O’ihi tajna, o’ihi tektaj, o’taye wahat o’taye Jwalas ta inamen.

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
Jwala yej wom no’, pul’ley a i’si’ innwok yej hokana

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
O’hap o’jwetes la kha’huseks, o’hap hinojwaj dtat.

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
O’hap halá lhacha te ak’khas te dtukwe isí

Aheya, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he
U’watlak I’lhokej mak ta I’chotnoye.

Jwala’ná háp le huai te u’chujwenyaj ihí
Ahea, heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he Ahea,
heh, heh, heh, heh, heh, yahee, he he he.





Estamos en el centro

Soles vienen, soles van
lunas llegan, lunas pasan
noches oscuras sin estrellas
otoños e inviernos se quedaron
veranos y primaveras no regresan.

Río y, lagunas,
secándose agónicamente, martirizados.
Nuestros territorios escalpados,
desnudos, sin la hermosa piel verde
adornada por nuestro Creador, Ahát Taj.

Montañas, cerros y lomas
violados en sus entrañas para saquear
su espíritu y sus preciosas piedras.
Cavernas pestilentes, testigos de injusticias inhumanas,
sepulcro generoso de esclavos negros e indios.

Todo lo que los almas extraviadas nos dijeron, no es verdad.
Solamente nos quitaron lo nuestro
y masacraron a nuestros pueblos
y quieren que olvidemos lo que nos hicieron.
El hambre nos está matando.

Pueblo mío, no desesperes y rescata las antiguas canciones.
Une manos, voces y espíritus.
Canta con fuerza y valentía cada palabra, cada verso.
Despierta a la historia y danza alrededor de nuestro territorio
sembrando las melodías en los surcos de los corazones de nuestros semejantes.

Que tus palabras sean tus flechas.
Rememora a tus ancestros.
Avanza en pos de tu futuro.
Aprende de los mayas e incas.
No dejes que las vanas imaginaciones te confundan.

Recuerda tus bravíos ancestros bizarros.
Resiste como ellos, Tupak Amaru, Tekumseh, Chalimin, Guaykaypuro.
Razona como Wanady, Wiracocha, Quetzalkoatl, Makwnayma, Tokwaj.
Recurre a los sueños de los Piasan, Hayaw, Huway, Machi, Piogonak.

No condenes a tus semejantes
Busca las cosas que te dieron en los buenos tiempos,
despójate de la maledicencia,
sumido en el canto de la hermandad, penetra en los corazones.
Sincera tu espíritu con todos y con El Eterno.

Pletórico de luz ilumina a las almas de la oscura civilización
que con su plan global están sometiendo pueblo tras pueblo.
Rompe los nudos opresivos de las memorias injertadas.
No soslayes el sufrimiento del Continente de Mandela.
Escudriña más de 5.000 mil años de historia de Abya Yala.

Vé con tus propios ojos en el vuelo del águila y del cóndor guerrero.
Viaja a las profundidades del mar del conocimiento ancestral.
Vuela en el cielo de la sabiduría antigua.
Eres el cumplimiento de los últimos días,
dales la curación a la humanidad.

Invoca a los espíritus ancestrales idos,
alaba las hazañas de nuestros héroes ignorados,
ármate de valor y enfrenta a los fantasmas incoloros,
ve a la batalla y destroza los mundos ilusorios,
rasga los velos y muestra lo que somos y cómo estamos.
Ilumina con tu luz esta oscuridad.

Extendiendo tus brazos abraza la vida.
No mires los colores, que en la luz están todos ellos.
El Gran Espíritu nos creó para aprender a convivir.
Todos somos de una misma raza. La raza humana.
Sobre la memoria, justicia.
Sobre la memoria, justicia.





Na’ Ihi Chowej

Jwala’s i’namen, jwala’s’ te yiken
Wela’s i’namen, wela’s te yiken
Honatsi wuj, ap tik hiwen kates
Fwiyetilh ’malhiyejnamehen
Chayokwe honát

Tewok thaye jwisek dti
Timchayen ap yihnen
Lha wetes tik hiwen halayis
Tik hiwen watsancheyaj
Ta Lhawuk hi’weno

I’lhokej chenhnaj
Wasi la ka’chowej
Ilanhni yen la ka husek
La chowej hap
Lha ka pumfwas chalajitas lhaye Wichí tesyek hi’

I’lhokej mak te ahattalhayis i’jwennamohen tik matche
Lhamet ta i’sonamejen lha ka mayek
Ap i’lahnen i’lhokej Wichí
Tam i’watlak petettla mak te i’woye
Nemla’ta i’lan Wichí.

Ya’nyaj chuma lha jwetes chos
Hut’wek a kweyey, a pak lhaye a husey
Am aitají ta le choilhy
Nohmhat lha ka pajlhayis, koype lha ka honat
Tuychey lhaka pumjwas la ka dtolelis

En a’cha’hi à lhamtes
Tichunè a’jwetes tetselh
Hoye jwalas ta inamlà
A’chufwené Mayas lhaye Incas khey
Yej la winlanlhey

Tichune lha ka nijwotas
Te’en, Tupak Amaru, Tecumseh, Chalimin, Guaykaypuro,
Tichun malhiej, Wiracocha, Quetzalkoatl, Makwnayma, Tokwaj
Wanady, Wiracocha, Quetzalkoatl, Makwnayma, Tokwaj
Ukwe Piasan, Hayaw, Huway, Machi, Piogonak, jwilhek

Yej nañiho a’elh
Ukwe mak ta i’wen’ahmo jwalas ta iss
Lahnì mak tan e is’sa
Tatò a chos ta is i’lhokej a pumfwas dtolelis
En isì a husek malhiej i’lhokej thaye Lha Wuk

Hutumpe ahatalhayis husek
Ka wewnè ta i’lahnen Wichí
Lahni’mak ta ne isì ta ihi le dtolelis
Yej petet’tla Mandela wetes
Yahyin 5000 nichams ta hi’wen lha ka honat

Wenpe malhiej Ystiwyn lhaye kot lha ka nijwotas
Dtilinpe awalak ta ai chufwen
Jwiyahe lha jwetes la khapule
A’hap hino ta ihi’jwalas nà te hap le pess
Wehno Wichí kacha

Alhe lha ka jwetes husek
Jwen lha ka nijwotas mak te yenlhi
Yej nuway, nuyé ahát te ne isá
Am wasi mak te ne isa
Painè honat, mak ’tan a hape
Hutumpé hané a khá ’isí, ilhokej honát

Tsujwelej lha ka nayij
Yej yahyin ta i’lhokej mak ta ne i’sí
I’lhokej Wichí le wét honat nà
Ahat Taj, i’yenlhi i’lhokej mayek
I’lhokej Wichí wetes honat nà.
Nenlhí mak’ ta iss.

I’lhokej namelh na’háp u’ñalha Wichí







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada