lunes, 9 de marzo de 2015

JAIME DE LA GRACIA [15.157] Poeta de Colombia


Jaime de la Gracia 

Nace en Manizales, 1957 / Colombia/, abandona los estudios de medicina y viaja a la Argentina por invitación del escritor Manuel Mújica Lainez, donde estudia Artes Plásticas. En 1987 colabora con el Festival Internacional de Teatro de Manizales como coordinador de teatro de la calle. En 1998 es invitado por la Casa del Caribe y la Casa de las Americas de Cuba para participar en el VIII encuentro de Poetas Latinoamericanos.

Es autor de:

Los Sueños de Acalanto y Canto, poemas Quito 1978
Abrepalabra, poemas Berlín 1994
La Opera de los Años locos / poema para desarmar / Berlín 1995
Poemas de La Dispersión, Berlín 1998
La Eternidad de un Día, poemas, Berlín 1999
Esta Primavera es Poco Seria, poemas, Berlín 1996
No le Pegues ese Garrotazo, novela, Berlín 1994
Los Lobos Hacen Milagros, novela, Berlín 1999
El Primer Día que El Turco vio el Mar, cuentos, Berlín 1996

Jaime de la Gracia vive en Berlín donde dirige la revista Café Berlin, que se edita en español y en alemán.




Nada he perdido

Si cierro los ojos y me duermo
No he perdido nada
Si abro los ojos y sigo despierto
No he perdido nada.




Esa espada

Esa espada sin brillo
Que cuenta historias
Del brazo que la empuñó
Es una estafa.




Declaración de amor a Colombia desde Berlín

He escuchado decir a las malas lenguas:
Todo colombiano que viaja al exterior está obligado
A hablar bien de Colombia, a hacerla quedar bien
Y yo les digo a las malas lenguas:
Eso no va conmigo
Yo no estoy dispuesto
A blanquear
Sus horribles
Crímenes.



la rebelión de la alcahueta

/ la noche oscura de los Andes /

la mujer desnuda abraza la columna y un pájaro
Quinche roza con sus alas de oro sus nalgas
El guerrero descansa del hartazgo sin conocer
la derrota pero sin saber del triunfo. Los
mendigos rasgan la lista con las nuevas promesas.
Los orantes se apretujan a la puerta de la
audiencia y los guardias defienden el ornamento.
La Diosa y el Orífice velan el Onice. Las
armas de obsidiana pertenecen al Dios de los
suplicantes. / Un pueblo jóven acaba de
renunciar a su futuro / una mujer con niño azul
patea un gato. y ese mar como de película con
sol rojo y bañistas / miríficas / parece un día
de una primavera que se pudre.

Es imperturbable la mujer que guarda el
Oblativo. La semilla se plantó y al tercer día la
devoró el Ibice. La inflorescencia ocurrió
después. / bajo el plenilunio /
el guarimán ofrenda su perfume
el mundo se lava la cara con jabón de perro
dónde se habrá metido el encargado de las
costumbres?

La audiencia de los suplicantes es disuelta por
la guardia del Príncipe. El reino cayó bajo la
insidia. / la inquina hace carrera / el Innominado
se asoma al balcón y ve la plaza desierta. Una
caravana de Yamas se atasca en el lodo que
dejaron las lluvias de consistencia vegetal. Es el
tiempo del ocaso del Dios / y de la restauración
de la paganía /

Las armas de obsidiana pertenecen
al Dios de los suplicantes y son descolgadas y embadurnadas.
Los antepasados son invocados.
El ministro de fronteras no escucha los
tambores y las flautas que llaman a la guerra
/ está como ausente /. Una Esclava del Oficio pasa
por el gran salón de las consagraciones
la Audiencia la ve pasar / en silencio /.
Lleva el Oblativo.

La torre que mira al desierto fue reforzada con
dos compañías de Arqueros. La torre que mira al
poniente guarda a las esposas .....a las hermanas y
es defendida por una compañía de Honderos.
La torre que mira al Sur guarda a las
Concubinas y es defendida por los que pagan
Vasallaje.

/ nadie se acuerda de las Vírgenes /.

Es la hora del milagro
lo dice el humo de los hachones
y el canto de los perros

/ hay que amarrar las penas a las patas de la cama /.

El Innominado está de pie en el Alcázar rodeado de
los Augures que escrutan los cielos en busca de
las señales propicias.
Fue difícil leer el futuro en las entrañas de
los animales sagrados. El jefe de los magos
adivinos si vio en ellas el desenlace y calló.
Se lo aconsejó la prudencia del hollín. El sabe
que es siempre lo mismo que las disputas
de los Príncipes consumen a los pequeños.

/ el mito también mata /

Llegó el momento de las libaciones para entrar
al recinto del Dios. Las Ofrendas sápidas se
amontonan para ser elevadas al Ofertorio. Serán
consumidas en presencia de los Antepasados.

El Indubitado solloza en la gran biblioteca. Los
defensores de la puerta que fue edificada hacia
la salida del Sol / para los rogatorios / y
por lo tanto orientada hacía la pirámide ..... la
cierran para siempre de los siempre ..... después
de la entrada de los últimos Yameros.
/ el salitre corroerá los goznes y la puerta caerá
florecida de salumbre /.

La Diosa y el Orífice que guardan el Onice
dentro de la pirámide ..... calzan las ojotas.

El Consejo de los Ponderados preparó la defensa
y los defensores mantienen el santo y seña
las mujeres comenzaron los Mitotes y los
Areítos.

y como era de esperarse la orden vino de lo alto
/ del Alcázar / partió del Innominado y rodó por
las piedras lavadas por las lluvias de consisitencias
vegetales .....y .....se instaló en el último de los aposentos
fue precisa y lacónica .....se evitó el tortuoso y
fatigante ceremonial de los días paliatorios
decía así la orden:

Los pérfidos y los idiólatras junto con los
impudentes y los incastos serán apartados
de sus oficios y arrojados al Odeón donde
serán vigilados por el Ibice.
Los que dan forma a los metales y los que manejan
los secretos de las aleaciones se les confinará
en el interior de la pirámide para preservar
sus conocimientos.

Los entalladores y los constructores de templos
serán sacrificados en la gran piedra para honra
del Dios.
El Litio y la Roseda harán parte de la Oblación
Esta orden mana del Innominado / que cuenta /
con el apoyo del Consejo de los Ponderados. 

Tomen nota de ello los Escribas
fijen rollos en las cuatro torres para
conocimiento de los defensores

Las Vírgenes serán sepultadas vivas

/ sólo la Alcahueta permanecía impávida
y conservaba la serenidad /.

Berlín / París 1993




el cazador de cometas

/ ese libro lo hemos hecho tantas veces /

el Amanuense tenía la razón.
se opuso hasta el
último momento a que se enviase al cazador de
cometas para ír en busca de la palabra
/ estaba ciego / lo habían cegado el brillo de las
estrellas errantes a las que largamente
contemplaba ..... descifrando la ruta de los cometas
pero el Inca era terco ..... y más terco su ministro
administrador de los atajos y trebejos de la
noche / señor de la luna / responsable del
conocimiento de amansar eclipses y remansarlos
Y como donde manda capitán ..... no manda marinero ...

el Amanuense se recogió a sus aposentos
situados en el barrio Alto del Cuzco
la Esclava / traída / de las tierras calientes del
norte y conquistada con sus versos ..... se le acercó
solícita y enjugó una lágrima de cristal / opaco /
que dejó en sus mejillas una raya como de tigre
hizo sus oblaciones y se extendió bajo la
manta / de lana virgen / con los ojos pelaos para
ver entrar lo irreparable ..... lo que no tiene nombre
lo que ya estaba escrito / sobre el lomo del aíre /
la palabra estaba impresa en las hojas
verdes ..... del árbol conque se cura el mal de ojo
pero ..... la palabra ..... había que buscarla / debajo /
en las nervaduras ..... El Cazador de Cometas ..... llegó
/ se arrojó / a los pies del inca sentado sobre
la piel de leopardo y le enseñó / sus ojos /
borrados y sin luz ..... fue entonces cuando el
gran señor del Cuzco supo que lo del águila
esa tarde no fue berrenchín de un presentimiento
sino la lejía de una confirmación
se levantó y dió la orden para que las mujeres
comenzaran los Areítos
el Amanuense soñó con la palabra CABALLO pero
no entendió ni jota
en la mar óceano un hombre enfurecido / poseído /
por el terror del abismo
trama ..... cómo será la
mejor forma
de asesinar al Almirante.

Praga / 94
Poemas tomados de Abrepalabra / 1994 /
Flor y Piedra Editorial / Berlín / Germany.




ABREPALABRA

La alga que vuelve al pez
que vuelve al pato
al pelícan gaviota lobo
que vuelve al cabeza roja
que vuelve y devuelve
toda la vida al mar
todas las cosas que fueron inventadas
toda la vida
vuelve al mar:
el poema
la bicicleta
la fuente de Moquegua
la catedral del Cuzco
la minería
la pedantería
la policía
la boleta de captura
la factura del agua
la cuenta del teléfono
la rifa
la lotería el beso de la mujer araña
la electricidad
el plomo
el cobre
el perro que mea en la luna
el beso de judas
el beso negro
besa un virgo
sagitario
escorpión
piscis
el pez vuelve al pato
al pelícan a la gaviota
al cabeza colorada
toda la vida todos los inventos
todos los intentos vuelven al mar
como tuyo es mi corazón
amor.



DOCTOR JEKIL

La máscara de conversar
la máscara de la simpatía
la máscara de fingir
la máscara de estar alegre
la máscara de la piedad
la máscara de amor al prójimo
la máscara para el abandono
la máscara para la memoria
la máscara para el olvido
la máscara de saludar
la máscara para la simpatía
la máscara para ser amable
la máscara de la corrección
la máscara para quedar bien con los demás
la máscara de los buenos modales
la máscara de moda
la máscara para ir al siquiatra
la máscara del poder
la máscara para gobernar
la máscara para ganar elecciones
la máscara para la falsa paz
la máscara bien educada
la máscara del buen humor
la máscara para curar el mal de ojo
la máscara para empezar
la máscara para continuar
la máscara para triunfar
la máscara del racismo
la máscara para mirar a Dios
quiero amarte Teresa
también tú haces parte de mi sueño.




DESENVOLVIMIENTO

el verso
el hombre
la nostalgia llega fácil
la piel de la distancia
la coqueta cintura del agua
en el corazón el asombro
un feto patea ovarios
un conejo muerta en la luna
un silencio alimentado de palabras
el plomo de levante que se exportaba por Cartagena
la plata de Goslar que hizo posible la orfebrería alemana en el siglo décimo
el mercurio de Almadén
el hierro de Vizcaya
el paño de lana de Flandes
la sal de Hallee
el caballo
el gato
el ratón
el mono
la cabra
la poesía acto genésico
preámbulo del magaverbo
la espada en la mano del ángel
la vida sin ti es una mierda.



LAS HORAS SUCIAS

la mosca posó sus patas de hombre mosca
sobre el mostrador
es sucia y bella
fumo el humo del cigarrillo sube a un
cielo de óxido limpio sin astronautas
la mujer me mira desde la pared y su
esfuerzo por asombrarme es inútil
/encantamiento/
sus ojos arrutanados carecen de fantasía
canto acalanto el ensueño
un pájaro Quinche nada en la palangana
y persigue pescaditos con escamas de plata
el color /pegostes/ se toma por asalto la
superficie impiadosa del lienzo y el pintor
ingrávido medita en lo que piensa
la fiebre de mala catadura es la mujer incásica
que abandona y abona
los cuentos de amor y amar
la tinta que embriaga
el poema /condumio/
el bus que frena /DEDALO/
el taxista que canta
y el teléfono que suena /pálpitos/
al extremo la voz reclama
y los hilos se rompen y unen
en los mundos invisibles
pero Ella no sabe y sabe que son
cáñamos de amarrar barcos los que nos atan.




LA MOSCA EN LA SOPA

Con el invierno
con la lluvia
la música esta en los huesos
en la cabeza
en la cadera
en los pies
en el sexo y en el seso
tu sexo me huele a yerba
a canela a cedro
a pescado rabioso
la gaviota que voló
olvidó la nostalgia.



BUS_UR_BANO_O

Sube al bus lo bello y
pisa el escupitajo
la palabra reposa
acosa aprieta
el sudor - olor-
como la mañana
rosa - cosa - que te vi
a voz - sssssssssss






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada