sábado, 28 de marzo de 2015

GUSTAVO BRAVO FIGUEROA [15.313] Poeta de Argentina



GUSTAVO BRAVO FIGUEROA

Nació en Colombres, Tucumán, Argentina el 12 de Marzo de 1916, murió en 2007. 

Presidente de la Peña El Cardón durante cinco décadas. Fue distinguido como "Personalidad ilustre de las letras y de la cultura" por la Universidad Nacional de Tucumán en 2005.

Bravo Figueroa fue presidente de la peña El Cardón durante más de cinco décadas (1952 y 2005). Fue poeta, periodista y docente. Una larga vida dedicada a la difusión de la actividad intelectual. Un hombre querido que defendía la independencia de la actividad cultural del monopolio del estado. Tuvo una larguísima y laboriosa tarea a favor de la cultura.

Fue un hacedor, de aquellos que son fundamentales para la cultura, para la sociedad. El escritor, periodista y profesor de Letras, Gustavo Bravo Figueroa fue un hombre múltiple. Mucho antes de haber fundado  la Peña El Cardón en 1947 junto a otras personalidades clave de la sociedad tucumana, Bravo Figueroa había iniciado una carrera vertiginosa en el campo de las Letras y de la Filosofía (fue el primer egresado de esa facultad). Durante los 53 años que presidió la peña cultural El Cardón, fue, según sus amigos y compañeros, “el alma”.

A fines de la década de 1930 fue cronista en el diario El Orden y fue el primero en entrevistar al filósofo español Manuel García Morente, que se encontraba en la Facultad de Filosofía y Letras dictando un curso de Introducción a la Filosofía y Psicología.

Se decidió a fundar su propio diario llamado “Rebeldía” como testimonio de la vigorosidad de la juventud de su tiempo, y decidió ser socialista para siempre. Decía que había que mantener los principios políticos y éticos que son los sostenes de la Cultura y de la Solidaridad con los que aspiran a vivir un mundo mejor. 

Es autor de cinco libros, entre ellos, 27 Cuentos del Norte Argentino, Antología de la poesía de Tucumán y Visiones de Amaicha del Valle. 

Se desempeñó en la Universidad Nacional de Tucumán,  como jefe de trabajos prácticos en la cátedra de “Introducción a la Literatura”. Fue cesanteado en 1947 por cuestiones políticas (era militante socialista). Años más tarde, ganó un concurso para reintegrarse pero le opusieron “cuestiones formales” de dudosa índole. Se insertó (felizmente para los jóvenes) en numerosas cátedras de los principales colegios secundarios de la ciudad, dedicándose entonces de lleno a la enseñanza de la lengua y de la literatura en colegios secundarios (Instituto Técnico, Colegio Sagrado Corazón, escuelas Normal y de Agricultura), donde muchas generaciones de alumnos aún lo recuerdan con cariño. 

En una entrevista realizada en 1999, le decía a La Gaceta acerca de internet y de la globalización: “por abarcar mucha información perdemos la profundidad, que es lo que vale. Yo valgo, no por lo que veo en televisión, sino por lo que he leído, por hacer apuntes y tomar notas. La mente humana tiene una limitación para poder asimilar todo lo que viene de afuera”. 

Ameno, sencillo, conversador, hospitalario, Bravo Figueroa hizo de la peña El Cardón no sólo su segundo hogar, sino un faro de la cultura y de la amistad. 
Su vasta erudición y su relación amistosa con notables intelectuales del país, le permitían abordar diferentes temas con autoridad.


Visiones de Amaicha del Valle

Como siempre, el silencio
pone distancia entre los hombres.
En Amaicha del Valle
las puertas y ventanas
permanecen cerradas para ocultar los ruidos.

*

Ni los ríos llevan agua por no quebrar silencios,
ni los pájaros trinan.
Ni los vientos agitan
su espesa cabellera.
Todo, todo es silencio
un silencio que abruma
y a la vez mortífica.

*

El tiempo es un silencio
que subyace debajo del olvido.

*

De pronto irrumpe el carnaval
Que se adueña del tiempo de seres y de cosas.

*

Comienza el viernes,
sin disfraces ni máscaras
con cantos de bagualas,
con bailes y bebidas.

*

El sábado topadas,
encuentro de comadres y compadres.
Continúan los bailes, los cantos y bebidas.
"Domingo, lunes y martes,
miércoles lo ha de enterrar...."

*

Al día siguiente, Amaicha.

Extraido de Visiones de Amaicha del Valle, San Miguel de Tucumán, Ediciones El Cardón, 2003.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada