sábado, 14 de marzo de 2015

CARLOS CORTÍNEZ [15.204] Poeta de Chile


Carlos Cortínez


(Santiago de Chile 1934)

Escritor y abogado chileno; ha colaborado en numerosas revistas y diarios y obtuvo el premio de la Municipalidad de Valdivia; Como poeta ha escrito los libros Opus cero (1966), La estación de las flores (1969), En el mundo una casa, en mi casa una pieza con puertas y ventanas (1968) y Treinta y tres (1969). Se le debe la novela Lo visible y lo secreto (1966).
Miembro del Grupo de poesía Trilce




Si fueras frágil

Si fueras frágil
Como la pintura de las casas viejas
Si como una carta aérea
No excedieras mi palma

Si pudiera extrangular
Tu presencia
Viva
O hacer vivir en mí
De nuevo la infancia ya enterrada
Cuando aún tu osamenta
No fraguaba

Si libre al fin por sortilegio
Dueño de todos los caminos
Desligado de horarios e ideales
Lograra rescatar un día
Veinte horas solamente
Dejando el mundo intacto
Las montañas la distancia
La estupefacta mariposa atrapada
El metálico utensilio del orbe
Las uvas el cincel el odio las bacterias
Lo espantoso y lo débil
Pero sin ti

Sin siquiera tu lápida o tu olvido
Sin una huella tuya sin que nadie
Modelase ni por burla tu semblante
Con tu madre sofocada en su doncellez furibunda
Definitivamente solo

Así
Antes que yo
Alguien ha estado
Recuperándote en la noche más fría de tu ausencia
Defendiendo y enterrando la semilla
Con tu sangre
Insuflando en su horma única el oro transparente
Multiplicándote como un eco
Que se instala en el salón de la memoria
Alfombrada de espejos y de luces

Así alguien ha ido
Atestando las cimas y los valles
Con tus colores
Tiñendo las alas de las mariposas liberadas
Y en las grandes uvas del verano
Tus delicias tan odiadas

Así aunque se arañen todos los adobes
Y se destruyan todos los papeles
Escritos con tu nombre

Por si alguien vuelve a amarte
Con esta misma desesperación
De no perderte.

En Poesía Chilena (1960-1965)





Grupo de poesía Trilce




© 1964 Eduardo Hunter, Carlos Cortinez, Enrique Valdés, Luis Zaror y Omar Lara.

En los últimos días han aparecido, en la prensa, diversos comentarios acerca de la fundación del Grupo de Poesía Trilce y sus 50 años de existencia, con datos exactos, con datos erróneos, con omisiones, con fundadores que no lo fueron, lo que se encuentra en algunos artículos sobre nosotros, certificación de la muerte del Grupo que no comparto, etc. Lo que escribo puede tener omisiones, pero sin ninguna intención, por la brevedad que requiere el texto.

Un día de abril de 1964, desplazándome por los pasillos de la Universidad Austral de Chile, se me acercó un joven delgado, con rostro de niño bueno y cara de soñador, que me abordó. Me dijo que le habían contado que yo escribía poesía y que quería invitarme a una reunión, para el viernes 24 de abril, en la caseta telefónica de la universidad, que funcionaba al lado del antiguo Instituto de Botánica. Acepté.

Nos reunimos, ese día, Omar Lara, Eduardo Hunter, Enrique Valdés, Claudio Molina y Luis Zaror. Por un breve tiempo inicial perteneció al grupo Libertad Ramas. Luego se incorporaría Carlos Cortinez, quien se desempeñaba como secretario general de la UACH. Con estos nombres, aclaramos varios errores, sobre los fundadores y miembros iniciales, que aparecen en varias publicaciones. En años posteriores, se incorporarían Federico Schoff (1966), Walter Hoeffler y otros.

Ese día de abril, después de explicar su idea, Omar Lara, desde la perspectiva de la poesía y del interés común en desarrollarla, sin por ello tratar de ser tolstoyanos, pasamos a definir el nombre, acordando, posterior a una discusión, llamarlo Grupo de Poesía Trilce, en honor al poeta peruano Cesar Vallejos. “Con el tiempo vimos que no había un programa ni una proposición, ni siquiera un darnos cuenta, todo eso nos era dado, estaba ahí, y nuestra lucidez única fue que lo tomamos y lo gozamos” Fue una especie de paternidad irresponsable donde el hijo al crecer nos sobrepasó.

Recuerdo la fecha con especial cariño, a pesar de discrepar fraternalmente de Omar Lara en ella, porque ese mismo día, pero al año siguiente comencé a pololear con mi mujer. Además marzo, recién iniciando sus actividades la universidad no era el momento más propicio para un acción como esa. La fecha es ratificada por E Valdés en su artículo “Recuerdo de Trilce”, en el número 26 de la revista en conmemoración de los 45 años del grupo. Luego apareció el número 1 de TRILCE, con subtítulo de HOJAS DE POESÍA, fechado en abril de 1964, sin indicar el día. De ahí en adelante evolucionaría a una revista de formato clásico, bellamente diagramada por Guillermo Monforte.



© 1964 Sentados Luis Zaror, Enrique Valdés, Eduardo Hunter, de ppie Carlos Cortinez y Omar Lara.

Rápidamente, el espíritu organizador de Omar Lara se hizo visible. Acordamos pasar a la vida pública con nuestro primer recital de poesía. Este, se realizó el día 3 de junio de 1964, en la sala El Círculo de la UACH, donde, además de leer nuestras obras, se distribuyó copias de las poesías impresas en hectógrafo (las fotocopias de la época, de las cuales conservo mi ejemplar). Nos reuníamos en el Hotel España, El café Turismo, la Bomba bar o donde la Marichen. Allí fluía nuestra vida bohemia, con sesudas discusiones sobre la poesía, la situación nacional e inclusive desde una perspectiva política y si esta debía o no estar al servicio de la ideología.

El espíritu descentralizador, innato, del grupo, nos llevó rápidamente a dos acciones. La publicación de un libro que aparecería el año 1965 bajo el título de “Antología de poesía del grupo Trilce” y a organizar el Primer Encuentro de la Poesía Chilena. La Universidad Austral de Chile, en la persona de su rector Felix Martinez Bonatti y de profesores de literatura, inquietos, como Jaime Concha, Gastón Gainza, Guillermo Araya, Carlos Santander, nos acogió rápidamente y desde la Biblioteca Municipal y su Revista Cauce, el profesor Carlos Ibacache. Luego será la generosa crítica de los Profesores Iván Carrasco y más tarde de Oscar Galindo.

Sacar la poesía desde la capital no era cualquier cosa. El profesor Jaime Concha, dice en el prólogo de la antología: “Trilce no teme a nada. Huye de las mutuales donde se juega al cacho, abre de par en par la imprenta, descerraja burocracias, entra en la casa de los profesores y les quita sus anteojos, reparte libros, cruza el río, distribuye tareas a los holgazanes y escribe poemas”. Era romper con lo establecido. Y la Universidad Austral se embarcó con la poesía. "Trilce fue el grupo más poderoso dentro de su generación, sobre todo, porque fue capaz de mantener en circulación, durante varios años, una revista de alta calidad, en la cual se paseaban los más prestigiosos poetas nacionales y latinoamericanos. Si aquello lo hacía ser un grupo institucionalmente fuerte, fueron los encuentros nacionales de poesía los que lo fijaron definitivamente en el panorama de la literatura nacional y latinoamericana de ese entonces.”

El día 19 de abril de 1965, a pocos días de cumplir un año de vida y como parte de los 10 años de la Universidad Austral de Chile, con el teatro universitario repleto de gente, se cristalizaba otra idea e inaugurábamos el PRIMER ENCUENTRO DE LA POESÍA CHILENA donde se analizaba y reconocía la obra poética de la generación del 50 y algunos poetas anteriores. Al inaugurar Omar Lara, en representación de TRILCE dice:” En poesía, en Chile, ahora, hay los mejores, un puñado de evidentes primogénitos. Hay, también, los que se sienten crecer, los que recién se esfuerzan en el paso y en el canto. Es nuestra falible jerarquía, una desinteresada ordenación de la joven poesía chilena. Para que aquí, entre nosotros, por tres días, deje una huella simple y ardiente la palabra poética; porque ella es siempre y juntamente hacer y conocer, hemos querido organizar una audiencia pública de la poesía, hemos querido convocar a todos-los más altos y los menores- a un testimonio mutuo de creación y conocimiento. Es un modo de sumar 1 año de nuestra vida a los 10 de la Universidad.”



© 1964 Enrique Valdés, Luis Zaror, Eduardo Hunter, Carlos Cortinez, Omar Lara.

Se hizo un análisis de la obra de Miguel Arteche, Efraín Barquero, Enrique Linh, David Rossemann, Alberto Rubio, Jorge Teiller, Armando Uribe. Presentaban distinguidos críticos o estudiosos como Gaston von dem Bussche, Jaime Concha, Luis Bocaz, Armando Uribe, Alfonso Calderón, Jorge Vélez, Floridor Pérez. También participaron como invitados especiales Gonzalo Rojas y Braulio Arenas. Acto seguido, los poetas analizados hicieron una lectura de su obra. En los días siguiente numerosos poetas jóvenes, venidos de distintas partes de país (y nosotros) tuvieron un espacio para leer parte de sus poemas. Fue un éxito para la poesía y para la imagen de la UACH y de Valdivia, puesto que estaban allí un número importante de críticos literarios del país y de estudiosos y la prensa especializada. Para que este hecho perdurara, en 1966 se editó una antología del encuentro “POESÍA CHILENA 1960-1965, preparada por Omar Lara y Carlos Cortinez. Nosotros mismos no alcanzábamos a entender la resonancia que tuvo ese encuentro en la literatura chilena de la época. Como diría Enrique Valdés:” Estoy seguro que nunca pensamos durar tanto, ni siquiera hacer de este grupo literario un referente epocal o generacional”. No éramos un grupo ideologizado aun cuando teníamos posiciones políticas divergentes. Al decir de Yanko González e Iván Carrasco éramos “un grupo partidario de la camaradería y del diálogo”; concepto refrendado por Juan A Epple, Universidad de Oregon. Lo que si tenemos claro, es que a partir de TRILCE emergen grupos posteriores, como fueron a nivel local Murciélago, Mantra, Índice, entre otros.

Después vendría el SEGUNDO ENCUENTRO DE LA JOVEN POESÍA CHILENA, en 1967, donde los invitados eran los poetas de la generación de 1960. En este caso, se publicó las ponencias y poemas presentados, en el número13 de la revista Trilce. Ese mismo año visitó la UACH Pablo Neruda, quien gentilmente nos autografió sus libros

Para ese tiempo ya se había iniciado la publicación de los libros individuales de algunos de nosotros. Antes, lo había hecho Omar Lara con” Argumento del día”. Tal vez el fragmento que sigue de su poema “Jugada Maestra” explique la aventura: “esta/ jugada maestra de sentirnos necesarios/ha ganado terreno, nos ha solicitado sabiamente:/ nos hemos vuelto locos”. Eduardo Hunter había publicado “Poemas desde las sombras”; como expresa Jaime Concha, con lecturas “bien decantadas y positivamente resueltas” donde bellamente nos dice: “Entonces pensamos a Dios/mientras rezamos,/ como a un anciano enorme/ al que le brota/ mucha, pero mucha,/luz/de los costados./ De la sombra/no le dicen nada a uno”. Yo, sería el último en publicar un libro, en 1988.

Hacia 1970 el Grupo se enriquece con la llegada a Valdivia de Luis Oyarzún.

En 1972 se conmemoran los 8 años de Trilce a través de la “Semana de la poesía en Valdivia”, con conferencias, recitales, mesas redondas, lecturas y exposición pictórica. También creamos “Los Martes de Trilce”, (23/6/1967, Cronos, diario El Correo de Valdivia) actividad quincenal, destinada a analizar y conversar la obra de poetas mayores.

Después, vendrá una serie de libros de los miembros del grupo, además de la obtención de premios nacionales a internacionales, especialmente de Omar Lara y Enrique Valdés.



© 1964 Enrique Valdés, Luis Zaror, Eduardo Hunter, Carlos Cortinez, Omar Lara.

Trilce se desarrollaba rápidamente. Vino el golpe militar de 1973. Se produjo la ruptura irremediable entre algunos miembros por cuestiones ideológicas y de detenciones, que sigue penando hasta hoy. Cada uno dio su versión de los hechos. Perdió la poesía.

Antes de 1973, Cortinez se había ido a vivir a USA. Omar Lara y Enrique Valdés partieron al exilio. Omar Lara a Perú, Rumania y España. Siguió publicando y traduciendo a los poetas rumanos. Su obra comprende más de veinte libros. Ha obtenido numerosas distinciones, como el Premio Casa de las Américas, la Beca de Creación John Guggenheim, Premio Nacional de Poesía Fernando Santiván (2007), Premio Casa de América de Poesía Americana, Premio Internacional de Poesía Ciudad de Trieste, Premio Ovidio. Ha sido postulado al premio nacional de Literatura.

Enrique Valdés obtuvo su doctorado en literatura en USA. Ganó varios reconocimientos: Premio Municipal Gabriela Mistral de Santiago (1974), Premio Presidencia de la República en el Centenario de Pablo Neruda (1979), Premio Academia de la Lengua (1984) y el Premio de la Crítica (2002).

Cuando Trilce cumple 40 años, Lara y Valdés reciben, en Valdivia, la Medalla Pablo Neruda del Gobierno de Chile. Ese día Trilce se reunió una vez más. Estaban Carlos Cortinez, Omar Lara,Arturo Flores, Juan A Epple, Luis Zaror, Walter Hoeffler y Enrique, quedando documentado en fotos. También estuvo Enrique Valdés, que fue el primero en partir. Murió a fines de diciembre de 2010.

En el exilio Omar Lara, incansable, convicto por la poesía, reinició la publicación de la revista TRILCE (segunda etapa), la cual pasó a su tercera etapa una vez que regresó a Chile. Esta revista sigue publicándose. En Paris, con la acción de Patricia Jerez y Luis Bocaz, se formó el Centro Cultural Trilce. La revista estaba siendo editada en Madrid.

Uno de los números de Trilce, publicó una lectura en honor de la revista, realizada en el Centro de Altos Estudios Latinoamericanos de la Universidad de París –Sorbona- el 15 de noviembre de 1982. Luis Bocaz, habló de Trilce. Se realizaron otros encuentros como el de Rotterdam. Luis Bocaz ha propuesto que se coloque una placa recordatoria en el lugar que nació el Grupo de Poesía Trilce, en la UACH.



Para los 45 años se editó un bello número, especial, de la revista Trilce con testimonios de casi todos sus miembros y compañeros en la aventura de escribir. Durante este tiempo se ha producido una valoración crítica de lo que significó Trilce, a través de artículos en revistas de especialidad, tesis de grado o libros. Juan A Epple al referirse a los 25 años de Trilce recoge alguna bibliografía crítica que destaca: Luis Bocaz, "Trilce l964-l969: datos para una historia", Trilce N.18, Madrid (l982); Javier Campos, La joven poesía chilena en el período l961-l973 ( Mineapolis: Institute for the Study of Ideologies and Literature-LAR, l987); Jaime Concha, "La poesía chilena actual", Cuadernos Americanos, N.5, México (l977); Gonzalo Millán, "Promociones poéticas emergentes: el espíritu del valle", América Joven N.43, Amsterdam (l986); Waldo Rojas, "Los poetas del sesenta: aclaraciones en torno a una leyenda en vías de aparición", LAR N.2-3, Madrid (l983); Federico Schopf, "Las huellas digitales de Trilce y algunos vasos comunicantes", LAR N.l (l983); y Ricardo Yamal, ed. La poesía chilena actual (l960-l984 y la crítica (Concepción: LAR, l988). De ese tiempo para acá la documentación se ha multiplicado.

Con el golpe militar nos dispersamos, pero con el regreso de los poetas exiliados, con la correspondencia, mantuvimos vivo al Grupo de Poesía Trilce. Cuando se dieron las oportunidades nos volvimos a juntar y muchas veces y hay pruebas de ello.

Solo la tenacidad, el empuje de Lara, su pertinacia, obstinación heroica, ha conseguido mantener viva la revista Trilce en sus tres etapas, llevándola a ser una de las más antiguas en América y la de mejor calidad, en su área.

El 4 de abril de 2014, recibí un correo desde USA, me dicen que Carlos Cortinez sufre una enfermedad que no le permite escribir. Por otra parte, se fue un amigo como E Valdés.

El mejor homenaje a estos dos poetas de Trilce, en estos 50 años, es conmemorar donde corresponde, con palabras limpias. Conmemorar con la sabiduría de los años, pero con la vitalidad del primer día. Con grandeza, con la generosidad de la vida.

Como Trilce no es un equipo de futbol o un grupo de faranduleros “famosos” con una fama, que dura lo que demora en apagarse un fósforo, ni la ciudad ni la institución que les vio nacer se acordaron de él. Pero el grupo es más que olvidos. Sea esta remembranza el rescate de la memoria de TRILCE y su presencia permanente en Valdivia, la UACH y muchos lugares nacionales y del resto del mundo. Trilce me ha dado además, por ser morador de Valdivia, el privilegio, de representarlo siempre. Así, donde nos juntemos allí estará Trilce presente.



© 2001 Carlos Cortinez, Omar lara, Tuly Flores, Jyan Epple, Luis Zaror y Walter Hoeffler.Valdivia


Publicado por Dr Luis Zaror











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada