lunes, 16 de febrero de 2015

VICTOR PUEYES ZÚÑIGA [14.894] Poeta de Chile


Víctor Pueyes Zúñiga 

(Santiago de Chile, 29 de enero de 1952). Poeta, Músico e investigador. Ha participado en varios talleres de poesía Como “Taller de poesía” de la Municipalidad de Renca, dirigido por la poeta Ruth Merino y el “Taller de Reparación de letras “dirigido por el poeta Reynaldo Lacamara de la SECH. Miembro fundador de la Coordinadora cultural de Renca. Fundador de la asociación de músicos de Linares. Su obra ha sido publicada en diversas antologías como:”Senda Poética”, “La comuna de la Poesía,” “Muestra Literaria”, “Antología poética comunal”, “El segundo infinito de la ciudad imaginaria”, “Diccionario Bio-Bibliográfico de Chile de Efraín Smulewickz, Ed Rumbos, 1997, “Cien poemas de amor y lucha”, Y en revistas como “Derrame”, como ha si mismo ha sido objeto de diversos reconocimientos. En 1991 publica su primer libro “Frente al espejo” (Aforismos, Epigramas y Sentencias), Eds del Aquarius, (con ilustraciones de Ruth Fuentes) y en 1993 publica “Los hijos de Urano” (con ilustraciones de Ruth Fuentes). En 1994 compila y publica la antología poética comunal “La espiral de los iconoclastas”. 





PROYECTO DEL GUITARRISTA CÓSMICO
 
Hay hombres implorantes de amor
Fornicando
La mano sola ensalivada penetrando
Al meretriz órgano en decadencia,
Exacerbando
al muladar del andrógino
En el lecho del planeta
ellos y ellas añoran
la ruptura hemisferial del paraíso
y hoy se conforman
con la crueldad de las musas electrónicas
que arrancan sus entrañas
con el zarpazo conscupicente.
Hay ciudades, prisiones y burdeles
Repletas de seres desamados,
Prisioneros de teorías intrascendentes
Seres solos ¡Mierda!
SOLOS Y DESESPERADOS
En el residuo del mundo que nos queda
Restos de hombres deambulan
Su alucinación kármica
Entre basurales y casas de piojos
Con los esfínteres sin control
Y el alma desconectada,
Regurgitando su impotencia cirrótica
En el excusado social.
Felizmente quedan HOMBRES COMO TÚ
Que salvarán esos despojos
Con la terapia del samaritano.
Así, renacerá
El hombre bueno que estaba equivocado.
 






.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada