jueves, 5 de febrero de 2015

JUAN RAMOS ÁLVAREZ [14.716] Poeta de Chile


Juan Ramos Álvarez

Juan Segundo Ramos Álvarez (Vallenar, Chile    6 de septiembre de 1908 - Murió trágicamente el 16 de junio de 1949), fue un abogado, poeta e historiador chileno.

Sus padres fueron Juan Antonio Ramos, rico propietario freirinense, que descendía del primer encomendero del valle del Huasco, Jerónimo Ramos de Torres y Saa; y su madre doña Tránsito Álvarez de Ramos, perteneciente también a una de las más antiguas familias del Huasco.

Sus estudios básicos los realizó en la Escuela Particular y luego en la Escuela Superior Nº 1 de Vallenar. Posteriormente ingresó al Seminario Conciliar de La Serena, lugar en que realizó brillantes estudios humanísticos y sacerdotales. Allí nació su inquietud literaria, dirigiendo con acierto un periódico estudiantil. Trabajó en esa publicación con el sacerdote Pedro Vega, querido y destacado periodista y escritor. En esa época el religioso era estudiante como él.

Ramos Álvarez quedó sin padre a temprana edad. Su madre, ya viuda no autorizó que su único hijo viajara a Europa para continuar su formación religiosa para la cual ya estaba seleccionado. Por esta razón, ingresó primero a la Universidad Católica de Chile y posteriormente a la Universidad de Chile, donde realizó con distinción estudios de Derecho.

El destacado estudiante vallenarino en los medios universitarios perteneció a esa pléyade que encabezó entre otros Eduardo Frei Montalva de quien fue compañero de curso en la Universidad Católica.

Los medios de comunicación de Vallenar, lo destacaron en sus páginas por su vibrante oratoria. Como historiador y poeta, poseía una prosa plena de belleza y un depurado estilo. Escribió para La Nación, El Diario Ilustrado y otros medios de prensa de Santiago. En Vallenar, lo hacía para El Noticiero Huasquino, editado por la familia Rojas González, El Eco del Huasco, que publicaba Oscar Emilio Carvajal y la Revista literaria Atacama, que conducía el poeta Carlos Eduardo Proby.

Falleció trágicamente en su ciudad natal, la noche del 16 de junio de 1949, tras celebrar el término de los preparativos de su único libro, y en camino a la residencia de sus familiares en la Hacienda La Compañia.

Libros

1948 - Historia del valle del Huasco, (Primera edición años 1948-1949, Inserciones en El Noticiero Huasquino, diario de Vallenar. Segunda edición año 2007, Compilación Agrupación Cultural Paitanasartes, Impreso en Vallenar por Dos M; tiraje: 500 ejemplares.), relato que se centra casi exclusivamente en la ciudad de Vallenar, con solo menciones en capítulos cortos a otras entidades pobladas de la zona como Freirina, Puerto Huasco y otros enclaves mineros).




ROMANCE DE VALLENAR

(FRAGMENTO)

En el verde corazón de un valle perdido en las montañas,
bajo un cielo siempre azul y arrullada por la blanda música del río,
engastada como una perla y airosa como una flor de los desiertos,
estás Vallenar, hermosa, blando terruño de apacibles sueños.
Deja que al conjuro de tus huertos olorosos,
de tus melancólicos sauces,
de la gracia sensual de tus mujeres,
refresque mi espíritu en la fuente cristalina del recuerdo
Y como un amante al oído de su adorada,
te hable con la palabra teñida de lejanas
Lontananzas sobre el paisaje azul de los saudades.
Fuiste en un tiempo lejano, selvática morada,
Paitanás cubierta de chañares, pacules y algarrobos,
a cuya sombra los indios
Rumiaron su fatiga minera
y endulzaron su ancestral melancolía
al compás tristemente sostenido de sus flautas aborígenes.
El río Huasco, Monarca del Valle, destrozó enfurecido
la mitad más hermosa de tu población en 1906...
La furia ciega del cataclismo de 1922,
te hizo caer, al fin deshecha en ruinas...
Pero, hoy Vallenar, carne de milagro, alma cuajada de nobleza,
Has vuelto a renacer, aún más bella, aún más grande, aún más buena...
En tus lindes seguirá eternamente conjugando el romance de tus huertos olorosos
con la gracia hechicera de tus mujeres y el esfuerzo progresista de tus hijos.

(Publicado en "El noticiero huasquino" de Vallenar, 5 de enero de 1949)






















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada