lunes, 2 de febrero de 2015

ANASTACIA CANDRE YAMACURI [11.645] Poeta de Colombia


Anastacia Candre Yamacuri

Nacida en Adofiki (Cordillera), en el corregimiento de La Chorrera, Amazonas, Colombia 
18 de julio de 1962 – Murió en Mayo de 2014 

Hija de Lorenzo Candre -uitoto y Ofelia Yamakuri -ocaina, se crio con un fuerte arraigo a su cultura. Trabajó en fortalecer su cultura y la lengua uitoto, incluyendo las variantes dialectales mɨnɨka y nɨpode.

Después de ocho años de trabajo con el abuelo Alfonso Jimaido - Jimuizɨtofe (nombre tradicional), llevó a cabo una investigación sobre los cantos del ritual de yuakɨ (frutas). Investigación que la condujo a ganarse una beca del Ministerio de Cultura en el 2007.

Conformó con los cantos un compendio bilingüe para animar a aquellos jóvenes uitotos seducidos por factores externos a su cultura y que no querían seguir sus carreras tradicionales.  

Anastasia también escribió poemas en su lengua por lo que participó en recitales y algunos de sus escritos fueron incluidos en selecciones, es el caso de la publicación de Libro al viento: Pütchi Biyá Uai- Puntos aparte- Antología multilingüe de la literatura indígena contemporánea en Colombia. Al igual que uno de sus poemas fue incluido en Mensaje indígena de Agua, en Indigenous World Forum on Water and Peace.

Le gustaba pintar con tintes sobre cortezas de yanchama, así que hizo exposiciones de sus obras  y conformó el grupo Furayama, integrado también por indígenas uitoto con quienes buscaron hojas, cortezas, semillas, tubérculos, resinas, barro y toda clase de colores naturales para sus creaciones.

Investigadora incansable, observó junto con las mujeres de su comunidad distintos aspectos de sus costumbres como el trabajo en la chagra y la horicultura, base fundamental de la vida y del ritual del Dios de las cosechas. 

Los cantos, bailes, poemas, pinturas y trabajo de chagra fueron los ejes para explorar los rituales ancestrales de su pueblo.

El profesor Rubén Darío Flórez quien tras invitarla a presentarse en la casa de Poesía Silva la animó a profundizar en sus saberes y su cultura, se refirió a Anastasia como una virtuosa traductora, creadora, que hizo tanto por guardar con sabor narrativo propio de su cultura, páginas de la cultura oral, que ella vertía al castellano. Anastasia era letrada, mujer de voces, colombiana de cultura. Su memoria viva seguirá integra en las palabras. 





El yagé

Yo soy el yagé
Nadie puede decirme quién soy
Soy tu abuelo boa
Así me presento
Mi presencia es miedosa
Yo soy el yagé
También, soy como el jaguar, que me siento, con mi piel pintada
No te asustes de mi presencia
¡Abrázame!
Sólo es un sueño
No me diga, ¿quién eres? soy el abuelo yagé
Soy el espíritu que permanece de pie
Yo soy la sanación
El dios de los sueños maravillosos
Cuántas enfermedades he quitado con mi soplo
Mi palabra es de vida y de saberes
Maldigo aquellas personas burlonas
Si me piden perdón, perdono
He existido desde un principio
Y ningún ser se burla de mí
Yo soy el bejuco de la ciencia de los saberes
De mí, mi gente tuvo conocimiento
Soy el dios yagé





Corazón noble y sereno del hombre
del centro amazónico

Mi pensamiento es sanación
Soplo con el poder de la palabra de la coca y del tabaco
Con el aliento hago muchas curaciones milagrosas
Coca y tabaco plantas medicinales de mis ancestros 
La coca y el ambil estimulan todo mi ser 
Mis abuelos aprendieron miles de saberes con la palabra coca y 
tabaco
Dice el abuelo sabio soy la esencia del tabaco y de la coca
Palabra de crecimiento y abundancia
Palabra agradable de consejo
Palabra de saberes
Palabra buena y de fertilidad
Sólo un cuerpo y un corazón lleno de amor fraterno
Que se aman unos a otros
Amores inseparables de hermandad




Ají negro

Omai


Mi mamá y la abuela preparan el delicioso caldo de la yuca brava
Es el ají negro, sabroso y picante
Qué delicioso comer el ají negro con casabe y pescado
Y tomo la bebida cahuana y manicuera que vitaliza mi cuerpo
Los sabores y amores son incomparables
La mujer uitota prepara el ají negro con mucho amor
Mujer uitota trabajadora y furiosa sin trabajo
Alegre cuando trabaja en su chagra
Llega en su casa prepara los alimentos con mucho amor
Mujer uitota su corazón lleno de bondad y generosidad





Picante como el ají

Sabroso y picante
Su aroma delicioso
Así es el corazón de la mujer uitota
Furiosa y sus labios ardientes
Mujer uitota
Su cuerpo oloroso
Como el perfume de la flor del ají
Su voz fuerte y picante
Sola se apacigua la ira ardiente
Su dulce corazón
Y comienza a reírse jɨ, Jɨ, jɨ
El ají, corazón de la mujer
El ají, la fuerza femenina
El ají, planta medicinal de la mujer uitota
Es la verdadera enseñanza y conocimiento
La candela que no se apaga
En su dulce hogar.

PROMETEO 
Revista Latinoamericana de Poesía 
Julio de 2013.




Soy una soñadora

Como un sueño me engendraron;
soy el sueño de mi madre, soy mujer.
Cuando era pequeña, soñaba palabras bonitas,
y la palabra que escuché amaneció.
Cuando ya era joven, dormía dulcemente;
de mi sueño se hizo realidad, no era solo un sueño.
Soy mujer de despertar, verdadera mujer,
soy mujer dulce, mujer de yuca dulce;
Mi corazón es como el zumo dulce de la yuca,
a las palabras malas las endulzo,
como en un sueño.
Mi palabra es serena, palabra sanadora.
Soñé de curaciones, y me curé,
me fui curando y dormí dulcemente.
Amaneció y me desperté alegre.
Me sané y pensé en mi trabajo,
es mi sueño que se está realizando.
No hay persona que no sueñe,
toda persona sueña;
esos sueños se transforman en abundancia.
La palabra de la abundancia
hace trabajar, hace sembrar, no deja dormir;
ya no es sueño, ya es una realidad.
Verdadera mujer, madre de las criaturas;
soy mujer y mi corazón es dulce,
a nadie hago mal.
Me despierto bien,
con buenas palabras amanezco,
sigo adelante con buen corazón,
y regreso bien otra vez.
Fui bien plantada,
tuve buen retoño,
crecí bien,
florecí bien,
di buenos frutos,
me cosecharon bien,
finalicé en abundancia.
Así es mi palabra, nunca terminará
no muere, perdurará como el viento.



Nɨkaɨriyangodɨkue 

Nɨkaɨriya izoi komuidɨkue 
Eiño nɨkaɨdɨkue, rɨngodɨkue 
Kue duenia, ñuera uaina nɨkaɨritɨkue 
Kue kakana uai monaiya
ja jitaɨngodɨkue, kaɨmare ɨnɨdɨkue 
Kue nɨkaɨriya uafuena jaaide, fia nɨkaɨñede 
Kaziya rɨngodɨkue ua rɨngodɨkue 
Naɨmekɨ rɨngodɨkue fareka rɨngodɨkue 
Kue komekɨ farekabina ite
Fɨenide uai naɨmedɨkue
Nɨkaɨriya izoide
Kue uai manaɨde, jiyua uai 
Manuena nɨkaɨritɨkue, i kue manoriya 
Manoritɨkue, kaɨmare ɨnɨdɨkue 
Monaide, kaɨmare kazidɨkue 
Jiyodɨkue taɨjɨemo komekɨ uide 
Kue nɨkaɨriya dai monaiya 
Nɨkaɨriñede komena iñede 
Naga kome nɨkaɨrite
Moniya uai 
Tajɨtate, rijitade, ɨnɨtañede 
Ja nɨkaɨñede, ua raana ite
Ua rɨngo, urukɨ eina mameide 
Ie izoide, rɨngodɨkue komekɨ ñuera 
Kue buuna fɨeni fɨnoñedɨkue 
Ñue kazidɨkue
Ñuera uaido monaitɨkue
Ñuera komekɨdo baɨ jaaidɨkue 
Ñue meine bitɨkue 
Ñue rigakue 
Ñue zikodɨkue 
Ñue zairidɨkue 
Ñue zafedɨkue 
Ñue yɨzɨdɨkue 
Ñue ogakue 
Monifuena fuitɨkue 
Nɨ mei kue uai, jaka fuiñede 
Tɨinide, fia jagɨyɨna ite 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada