jueves, 22 de enero de 2015

WANG WEI [14.568] Poeta de China


Wang Wei

Wang Wei (chino: 王維, pinyin: Wang Wei, wade-Giles: Wang Wei) (701- 761) fue un poeta chino.

Conocido a veces como "el Buda poeta", oriundo de la provincia Shanxi, fue un famoso poeta, músico, pintor y estadista, de la Dinastía Tang. Aprobó los exámenes imperiales en el año 721 y luego llegó a ser Censor Imperial en el año 758. Durante la rebelión de An Lushan contra la dinastía Tang perdió su cargo. Durante esta rebelión evitó servir de forma activa a los insurrectos durante la ocupación de la capital, fingiendo ser sordo. Posteriormente retomó su condición de funcionario y alcanzó el rango de ministro. En sus postreros años abrazó la fe budista y llevó una vida pasiva de ermitaño. Estuvo diez años estudiando con el Maestro Ch'an Daoguang. A la muerte de su esposa en el año 730, no volvió a casarse y estableció un monasterio. El logro artístico de sus pinturas de paisajes es muy alto.

Es bien conocido por sus cuartetas, que pintan tranquilas escenas de agua y llovizna, con pocos detalles y poca presencia humana. Expertos comentan que su arte confirma la belleza del mundo, a la vez que cuestiona su realidad última. También establecen una comparación entre la engañosa simplicidad de sus trabajos y el camino Ch'an hacia la Iluminación, el cual se construye con una preparación cuidadosa, mas se logra sin esfuerzo aparente.

No ha sobrevivido ninguna de sus pinturas originales, aunque sí copias de trabajos atribuidos a su mano, así como paisajes con cualidades similares. Wang Wei influyó en lo que acabó conociéndose como la escuela sureña del arte paisajístico chino, que se caracterizaba por pinceladas fuertes contrastando con suaves trazos.

La poesía más famosa de Wang Wei, tal como el poema titulado "El parque de los Ciervos", forman una colección conocida como La colección del río Wang. Recogen el viaje de un poeta, presumiblemente el que hicieron Wang Wei y su amigo íntimo, Pei Di. Representa mucho más que un simple viaje, y ha inspirado a generaciones de poetas, incluyendo recientes adaptaciones en la actualidad.





LOS POEMAS

POEMAS DEL RIO WANG



EL HUECO DEL MURO MENG

Nuevo hogar este Muro Meng
Viejos árboles -algunos sauces murientes aún-
¿Y quién vivirá aquí en el futuro
Para aflijirse en vano por aquel que le precediera aquí?




COLINA HUATZU

Pájaros volándose hacia espacios interminables
Colinas alineadas todos los colores del otoño otra vez.
Subo hasta la Colina Huatzu y vuelvo a descender-
¿Será que mi tristeza jamás se terminará?




PARQUE DE LAS MAGNOLIAS

Colinas otoñales tomando lo último de la luz
Pájaros volando, el macho siguiendo a la hembra
Brillantes verdes aquí y allá distintos
Las nieblas del atardecer no tienen lugar de descanso.




CASA DE MADERA DE DAMASCOS

Damascos rectos y ásperos cortados para hacer los tirantes
Fragantes juncos tejidos para hacer el techo
Tal vez las nubes se forman en estas vigas
Y van y hacen la lluvia entre los hombres.




COLINA DE BAMBÚ

Altos bambúes reflejados en las serpeantes aguas
Así el ondulante río vira azul y verde
Somos invisibles en la huella de la Montaña Shang-
Algo que ningún leñador entendería.




RIBERA DE LOS CORNEJOS

La fruta se está formando roja y aún verde
Y es como si las flores estuviesen abriéndose de nuevo
Si yo detuviese a un visitante en estas colinas
Podría ofrecerle esta copa de cornejo*.

(*Cornejo: arbusto muy ramoso de 3-4 mts de altura, de cor-
teza roja en invierno, flores blancas en cima y por fruto dru-
pas redondas, carnosas y de color negro con pintas encarna-
das. Real Academia.)




PARQUE DE LOS VENADOS

Colinas vacías, nadie a la vista
Solamente ecos de voces humanas-
Con la luz regresando al bosque profundo
La cima del musgo verde se enciende de nuevo.




COLINA SUR

Mi barca iluminada puede llegar a Colina Sur
Colina norte es difícil, al agua ancha
Sobre la otra orilla podemos hacer nuestras casas
Lejos lejos, personas que no podemos reconocer.




BAJÍOS DE PIEDRAS BLANCAS

En los claros Bajíos de Piedras Blancas
Varas verdes casi al alcance de la mano
La gente a ambos lados del río
Lava aquí su seda bajo la brillante luna.




CASA DEL BOSQUECILLO DE BAMBÚ

Sentado solo en los oscuros bosques de bambúes
Toco mi laúd y canto y canto
Hondo en los bosques donde nadie sabe que estoy
Pero la clarísima luna viene y brilla sobre mí.




LADERA DE LAS MAGNOLIAS

Flores de loto en la punta de las ramas
Envían bermellón a través de las colinas
-La casa del valle vacía, no queda nadie allí-
Por todas partes por todas partes florecen y caen.

[Toda esta serie de poemas pertenecen al Pergamino del Río Wang y constituyen el trabajo más conocido y característico de Wang Wei. La casa que compró le había pertenecido a un distinguido poeta, llamado Sun Chih-wen, quien murió en 712 y a quien puede que aluda el primer poema, aunque dejando abierta la posibilidad de que la persona en cuestión sea el mismo Wang Wei.
Por cierto que las flores de loto que aparecen en el último poema de esta serie, representan además del efecto vívido de las flores, una ilustración de la imposibilidad, ya que los lotos no crecen en las ramas de los árboles.]




OTROS POEMAS



LA DAMA XI

Ningún favor real actual podría borrar
La memoria del amor que ella alguna vez conociera.
La visión de una flor llenó sus ojos de lágrimas.
No le habló una sola palabra al Rey de Chu.

[Se refiere que en 680 a.C. el gobernante del estado de Chu destronó al de Xi y tomó su reina, quien, en un gesto de lealtad hacia su ex marido, y a pesar de darle hijos al segundo, nunca le dirigió a éste la palabra.
Una flor es un conocido símbolo de un amante.]




LAMENTO POR HAO-JAN

Nunca volveré a ver a mi viejo amigo.
Día tras día las aguas del Han fluyen hacia el este.
Aún si preguntara por el anciano, las colinas
Y los ríos parecerían estar vacíos en Caizhou.

[Men Hao-jan fue un distinguido poeta, unos 10 años mayor que Wang, que murió en 740. Se dice que Wang Wei escribió este lamento en su camino a China del Sur en una misión oficial. El trabajo de ambos poetas tenía mucho en común, y sus nombres se asocian a menudo.
Caizhou: lugar natal de Meng, una isla en el río Han. "Los chinos, para decir "paisaje", dicen "chanchouei": Montañas y Aguas". Víctor Segalen. Viaje al País de lo Real.]




EL SENDERO DE LA MONTAÑA

Guijarros blancos en el lecho del río,
Hojas enrojeciendo en el frío otoñal-
Aún sin que haya una sola gota de lluvia en el sendero
De la montaña, la ropa se humedece en ese aire tan verde.




UN ADIÓS

Nuestra despedida en estas colinas ha terminado
El sol se pone y yo cierro mi puerta
La primavera será verde otra vez el año que viene-
¿Volverá también mi buen amigo?

[Basado en el Chao Yin Shih o "Apercibimientos para un Caballero que se convirtió en un recluso", con una referencia particular a los siguientes versos en la traducción de Hawkes:

Un príncipe anduvo vagando
Y no regresó
En primavera el pasto crece
Fresco y verde.]





DE CARA A LA ALTA TORRE DE GUARDIA
UNA DESPEDIDA AL COMISIONADO LI

Nos separamos y veo desde la torre
La llanura del río toda oscurecida
El sol descendido y los pájaros volando a casa
El viajero está en camino.





TRES POEMAS

Vivo al lado del río en el puerto Meng
Mi puerta da hacia la boca del puerto Meng
Naves provenientes del sur siempre están arribando-
¿Hay alguna carta para mí?


*

Recién has llegado de mi aldea
Debes tener noticias de mi aldea-
El ciruelo de invierno afuera de su ventana-
Dime, ¿había florecido cuando partiste?


*

Veo que el ciruelo de invierno ha brotado
Y escucho a los pájaros cantando nuevamente
Estoy enfermo de corazón de ver las hierbas primaverales
Y me aterra que puedan crecer hasta mi puerta.

[El primero y el tercero de estos poemas deben leerse como las quejas de mujeres cuyos maridos están lejos por cuestiones oficiales. El segundo representa los pensamientos de tal marido.
El ciruelo de invierno seguramente tiene un significado simbólico, pero ignoro cuál.]


Fuentes
1. G.W. Robinson. Wang Wei: Poems. Penguin Books, 1973.
2. Vikram Seth. Three Chinese Poets. HarperPerennial, 1993.
http://inutilesmisterios.blogspot.com.es/2012/03/poemas-de-wang-wei.html




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada