viernes, 23 de enero de 2015

JUAN JOSÉ POZO [14.570] Poeta de Ecuador

                                      Magdalena Salgado, Juan José Pozo e Isauro Puente.

JUAN JOSÉ POZO 

(Quito, Ecuador  1995) La poesía ha sido esencial en su vida desde la infancia. Realizó parte de sus estudios en la Unidad Educativa Paulo Freire, en el Colegio Bilingüe Neuquén y actualmente termina sus estudios en la Fundación Liceo Internacional. Ha participado en ambientes culturales como la Fundación Cultural Humanizarte. Conoce y practica otros idiomas como inglés y francés. Con Sísmicas Mariposas, su primera obra, busca demostrar en el haiku la esencia de lo simple.




Nota y selección por Xavier Oquendo Troncoso



El haiku siempre limita, pero siempre descarga, siempre brilla en el hallazgo. Es como el soneto de occidente. De él siempre salen los hallazgos. El verdadero poeta se deja notar en cualquier patrón. Y no es coincidencia que un poeta tan joven como Juan José Pozo -y tan hipersensible y tan lector y tan seguro de sí- se haya dejado atrapar por esta forma. No sé si él atrapó a las sílabas o si el ritmo oriental lo atrapó a él. Lo cierto que este novísimo y jovencísimo poeta se presenta con estos micro poemas de enorme visión, de sentida sensibilidad y de una riqueza sorprendente en la imagen.

La sorpresa está presente en su poemario, Sísmicas mariposas, con estos pequeños poemas trabajados con el cincel y el oficio: las dos redes que asisten al poeta. Pero el poeta es más: debe estar sumergido en la comunicación y querer entregar su mensaje a tiempo. Dejarse sostener por ese deseo imperante del amor a los otros. Esto lo tiene Juan José y con creces. Su libro es el principio de la pirámide que será su obra. Debemos saludar a este libro con asombro y con augurios, para que su obra siga caminando por las lindes de su imaginación. Juan José es el presente y el futuro de la poesía. El haiku es su esencia: en ellos ha guardado su asombro. Ni más ni menos. Aquí algunos de sus poemas:


MARIPOSA

Eres un niño fajado.
Y cuando pliegas las alas:
Folleto vivo del campo.



LLUVIA

Primera gota
De muchas por caer
Y nubes negras…



REFLEJO

Arriba en lo alto
Que es también allá abajo
Se baña el sol.



SUSPIRO

Alma que escapa
Cuando, invasora, ingresas
Vieja nostalgia.




CIELO Y MAR

Juntos se besan
En azul infinito
El cielo y el mar.




LOBOS

Transporta el viento
En su eterno vaivén
Un pobre aullido.




ROMÁNTICO NOVIEMBRE

Me guiñó un ojo
Aquella dulce guagua
De ojos de pan.




EL POEMA

Orgasmo libre
Cuando el poeta al fin
Deja su lápiz.




DOLOR

Lejos de tu al
Crece la flor oscura
De mi esperanza.




NIEBLA

Al fin llegaron
Los heraldos del frío
Desde la nada.



 ALEGRÍA

Vi un colibrí,
temblor de mariposas
en todo el cuerpo.





EL ÁRBOL

Nunca supieron
del árbol que murió:
lo hizo de pie
y fue su dignidad
la que lo hizo inmortal.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada