martes, 2 de diciembre de 2014

VALERIA ASSENZA PARISI [14.168] Poeta de Argentina


Valeria Assenza Parisi

Nació en Buenos Aires en 1968. Vive en Bernal, Pcia. De Bs. As. Es socióloga.
Tomó talleres literarios con Carlos Patiño, Patricia Aliberti y Marcos Silber.
Colabora con “Araca la Poesia” en el Ciclo de Lecturas Poéticas de la Casa de la Cultura de Quilmes.
Realiza junto a Fernando Delgado los blogs de poesía:
www.estacionquilmes.blogspot.com
www.poesiadelmondongo.blogspot.com




“Es una antigua historia de amor”
  Jacobo Rauskin  

Danzan
la gran danza
arremeten
exploran
explotan
apuñalan
al viento
que separa

Danzan
la gran danza
lengua socrática
jónicas piernas
brazo discóbolo
en alto
en congreso
celebran
danzan
safo y maría
juan y platón





“Desnutridos es cosa de agarrase”
       Leónidas Lamborghini


En una cama arreglada
camisón limpio
y patas de tero
alucina jugar
una payana
con lentejas
al dominó con fideos
y arma un castillo
de polenta

Entra el sol
y nada calentita
en un plato
de sopa

El señor blanco
como vaso de leche
le dice comécomé.

En el espejismo del hambre
dios juega al sapo,
hoy
se acordó de su boca.






“Hablamos como los pájaros
         baten las alas, para sostenernos”
         Ponge.



Arte Poética

Y qué hacer
(cuando la palabra
es arrasar lo construido
allanar el terreno de sombras
y tormentas)
con las aristas del silencio?

Cómo sostener este baldío
estrellado de nomeolvides
y repetidos adioses?

Para qué convocar
las bocas del tiempo
si el poema, siempre,
es batir lengua
contra un viento de piedras?






Dudas

No se porqué mantener
los muertos atildados,
prolijitos, perfumados;
porqué guardar huesos
en cajas, bóvedas,
absurdas ciudades con llaves;
no sé porqué sembrarlos;
porqué no el aire?

No sé porqué la manía
de ordenar la muerte
si cuando muerde
lo revuelve todo.






Memoria

Sentada en la orilla de la memoria
quiero ver mis huesos
bailar.
Rengos/sordos/huesos huecos/
no se queden en las tumbas,
abran las puertas del olvido
y amanezcan
calaveras.
Bailen en ronda
bailen/ bailen
chocando las osamentas
que el reuma de mañana avanza.
Bailen huesos/chuecas cuecas
y espanten los fantasmas.

Del fémur al cráneo
de la memoria que dancen
todos los gusanos
¡Púdranse de vida!
Ya vendrá el silencio
para descansar. 





Vanguardias

Cuando la vida le hace el amor
a la muerte,
las cabezas vuelan sobre los cuervos,
y los cuerpos visitan a los gusanos,
el muy artista se hace insecto
y devela el revés de la historia.




Diosa

Juan preguntó desde el vagón
subterráneo de la poesía
¿y si dios fuera mujer?
y las señoras espantan las dudas
en misa de once
y la madre iglesia mantiene
el caldero encendido
batiendo/batiendo
y el cura trabaja
en el confesionario
eficientemente.

La madre mantiene
la señora espanta
el cura....

¿Y si dios fuera una mujer?

¿Y si pateara los permisos
corriera hacia la noche
y nos mostrara completamente
abiertas las piernas del alma? 





Granos y peces

Llueven peces y granos tibios
A. Castelpoggi


Si el oeste atrapa
y anochece hombre
llovete completa.
Desteñí los soles,
ahogá los peces,
aullá el cuerpo de soledad.
Arrancá el huesodoloramor
y descosete del alma al rabo.

Pasado el ojo de la tristeza
abandonate agujero
en el perro de la esquina.
Pintate las pulgas,
lamé las heridas,
acomodá las manchas.

Y,
como quien se aprende
a dar vuelta la noche,
una mañana te despiertan
sábanas perfumadas en café.

Buon giorno amore
siamo ritornati. 





Camino

Para no verla Señora
la vestimos con flores,
crespones y cementerios
porque de frente y desnuda
atraviesa las gargantas
siembra gusanos por sueños
pone piedras en las lenguas.
Para no vernos Señores
camisas de luto,
pantalones de parálisis,
tapados de ausencia.

Para no vernos desnudos/
para no verla

Entonces usted,
hábil Señora
nos libera los niños
y nos los deja solos
como crías arrojadas
a los dientes de la noche,
sin madres/
sin madrigueras.
Sólo aferrados
a nuestros ojos,
totales y desnudos
de cara al tiempo.

Para vernos...
           y verla 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada