jueves, 6 de noviembre de 2014

LUIS OSSA GAJARDO [13.940] Poeta de Chile


Luis Ossa Gajardo

Poeta chileno, humanista, crítico literario, compositor musical y libretista radial.

Su ciudad natal es el puerto de Valparaíso, donde nace un 20 de septiembre de 1940. A los siete años su familia se traslada a Quilpué, tierra en aquel entonces de viñas y trigales. Su quehacer lírico se manifiesta a los 14 años y sus primeros frutos poéticos se publican en los años 1962 – 1963 en El Mercurio de Valparaíso el periódico de habla castellana en activo más antiguo de Chile y del mundo. Posteriormente escribe entre los años 1982 y 1985 en La Prensa Austral y El Magallanes de Punta Arenas, Chile Actualmente pertenece a la Sociedad de Escritores de Valparaíso, al Círculo de Escritores de Viña del Mar, a la Agrupación Literaria Regional y al Grupo de Poetas Itinerantes Rubén Darío de Valparaíso.

Obras publicadas

Barco Abandonado. Ediciones Rondas, Barcelona, España, 1982.
Colección Divulgadora de la Poesía Hispano Americana.
Surco Azul. Himnos y poemas religiosos, Valparaíso, 2002.
Alzo la Voz. Poemas, Valparaíso, 2002.
Versos Ecologistas. Valparaíso, 2003.
Incluido en las siguientes antologías[editar]
Poetas de Valparaíso. Ediciones Rondas, Barcelona, España, 1977.
Azor en vuelo. Antología Breve de 10 poetas chilenos, ediciones Rondas, Barcelona, España, 1982.
Historia de la Poesía en Valparaíso Siglos XIX y XX. Ediciones Correo de la Poesía, Valparaíso, Chile, 1999.
Antología del Encuentro Internacional de Escritores Heraldo Orrego de la Agrupación Literaria Regional- Villa Alemana. Chile, 2002.
Breve Polifonía Hispanoamericana. Frente de Afirmación Hispanista, A. C. México, 2005.
Revista del Círculo. Ediciones del Círculo de Escritores de Viña del Mar, Chile, 2005.
Sociedad de Escritores de Valparaíso 50 Años. Ediciones del Pacífico, Valparaíso, 2005.
En el rescate del Patrimonio Poético-Literario de Valparaíso Sociedad de Escritores de Valparaíso, 2005.
Luces de Valparaíso. Grupo Poetas Itinerantes Rubén Darío, Valparaíso, 2005.
Poetas de Playa Ancha. Frente de Afirmación Hispanista, A.C. México. Capítulo de Valparaíso, Chile, 2006.
Valparaíso Alire. Agrupación Literaria regional, Valparaíso, Chile, 2006.
Por un patrimonio Cultural. Sociedad de Escritores de Valparaíso, Chile, 2006.
El mar en la poesía chilena. Ediciones del Frente de Afirmación Hispanista, A.C., Capítulo Valparaíso, Chile, 2007.
Lírico enjambre Hispanoamericano. Ediciones del Frente de Afirmación Hispanista, A.C., Capítulo Valparaíso, Chile, 2007.
Melodía de Colores. Centro de Estudios Poéticos, Madrid, España, 2007.

Premios Obtenidos

Premio Por la paz. Ilustre Municipalidad de Quilpué - Rotary Club de Quilpué. 2001.
Premio El gran pianista Don Claudio Arrau. Ilustre Municipalidad de Quilpué, 2003.
Premio Mario Metzger Araya. Ilustre Municipalidad de Quilpué, 2003.
Premio Pluma de oro – Reflejos del alma. Islas Canarias, España, 2005.
Premio Al Poeta más popular. Poesía es música, Quillota, 2007




ALZO LA VOZ

Alzo la voz
 como Juan en el desierto
contra la oscura sombra
de odio y muerte.
Vosotros los de la augusta frente,
vosotros hermanos del noble gesto,
vosotros enlutadas águilas del universo,
depurad las semillas del sustento.
Para que los siglos futuros se alimenten
de vuestra fuente
dejad el pecho abierto…
Inclinad vuestras gavillas
hacia la luz del oriente
Y sed el pan universal a los cuatro vientos.
En los brazos del silencio
la columna abstracta
comienza ir a la deriva.
Ved el horizonte,
una fresca lluvia avanza
a la piel de la fraternidad sombría.
Hondo júbilo veréis en las praderas…

Alzo la voz
como Juan en el desierto
                    
 Del libro “Alzo la Voz” © Luis Ossa Gajardo






UNA AURORA NUEVA

Una clara campanada
anuncia
lo que he sido,
Capitán de la palabra
azul en su navío.
Savia nueva y lejana
mi corazón sostiene;
la savia del ayer es fruto de hoy,
la sangre del mañana…
Mi lira pulsé como un loco
en un mundo de envidias mil,
de sombras y desvaríos.
Estrellas rojas
fueron el timón de mis desvelos,
el yugo de mi destino
en las sombras del desaliento,
en la túnica del olvido.
En las noches de las almas turbias,
-espíritus vacíos-
esperé al ruiseñor de la mañana.
Bajo
la llama fecunda
de mis sentidos,
en las fronteras del sueño
labro la cálida miel
de mis anhelos.
Para mis hondos campanarios,
el sueño que en mi surco
brota,
la aurora nueva espero,
…un sol glorioso
para mi corazón sombrío.





llorad

vosotros poetas que pretendéis ser el reflejo
de una época grotesca,
todo el pavor
sentisteis por ofrecer a los hombres
la palabra sencilla,
la palabra pura,
la palabra abierta.
vuestro puño convocó la palabra oscura
que mora
entre el labio y el diente
y no escuchasteis el hondo clamor de la sangre.
id poetas a las entrañas del sueño,
dejad las fronteras baldías.
dejad esos campos abstractos,
dejad esos ojos abyectos.
id a la médula roja de la vida,
escuchad el dulce trino
de algunos pájaros celestes.
bajo la fresca lluvia,
la semilla
cantando despierte.
bebed entre la verde hierba
el cristalino resplandor...
aún es tiempo de abrazar la aurora...
la última estrella trémula, alcanza.
poetas que al destierro enviasteis la poesía
al confiar en vuestros académicos destellos,
coged el corazón con vuestras manos
y en la cúspide
que alcanzaron vuestros nombres...
llorad.





hijos de la sombra

vosotros hijos de la sombra
que en la gruta extraña y oscura
nutristeis vuestra sangre 
y agitasteis sin rumbo el verso del abismo...
¿ es la aridez vuestro rubí encendido?
¡oh! turbios soñadores del universo
dejad de ser el espejo del hastío.
vosotros que labráis
en los surcos de la blasfemia
¿por qué no seguís el curso de los sagrados astros
en su rumbo celeste? ...
y en los verdes campos donde la virtud florece
agitareis henchidos de júbilo vuestro propio corazón.

¡ bajo los astros fraternos, hermanos despertad!
que el fuego de la virtud
en un hálito fecundo se transforme
y sea el pámpano que al mundo envíe.
tres columnas de gloria serán vuestras vigilias
en el valle de las musas
donde el poeta se tiende y reposa.
azules lirios en vuestros espíritus florezcan.
¡oh, que la sombra del mirto sea vuestra cubierta!



el cóndor

cóndor majestuoso,
hijo de la montaña, oscuro príncipe del aire
en las alturas sellan tu destino
el albor de tu cuello,
el rojo matiz de tu frente,
el pico fiero,
el ala fuerte.
el negro paño en fulgor
en ti florece.
el arpón
escondido
en tus garras vehementes
reflejan
un estertor constante
de agonía y muerte.
tuyo
el azul del abismo,
la esencia de los montes,
la trémula estrella de la mañana.



palma chilena

palma hermosa,
bajo el azul
alzas
el verde mástil
de
vida y esperanza.
copa dichosa
donde la sangre del fulgor
dulces trinos vertía.
en la remota ladera
la sangre vegetal
elevaste en juvenil riego.
nunca solitaria,
siempre hermana.
nativa savia,
fresca esencia.
la miel adolescente
en tu corazón mora.
siempre altiva os veo...
¿por qué el hombre
te derriba y exprime
como fiera?






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada