miércoles, 22 de octubre de 2014

EMILIA BERNAL AGÜERO [13.786]



Emilia Bernal Agüero

Emilia Bernal Agüero (Nuevitas, 8 de mayo de 1882- 1964) fue una poetisa cubana, que también cultivó otros géneros como el ensayo, la traducción y la novela autobiográfica.

Vida

Nació y se crio en Nuevitas (provincia de Camagüey), donde su madre era maestra. A raíz de la guerra de 1895 la familia emigró brevemente a Santo Domingo, pero pronto regresó a Cuba, donde pasaron a vivir en La Habana. Allí comenzó a darse a conocer colaborando con diversos periódico. Pasó la mayor parte de su vida en el extranjero, viajando por América y Europa. En España, pasó por la Residencia de Estudiantes y viajó hasta Granada donde conoció a Manuel de Falla.1 Tuvo una relación con el mallorquín Llorenç Villalonga, a quien inspiró obras que reflejaban las diferencias de edad y de formación entre ambos escritores.2

La Fundación que lleva su nombre otorga anualmente el «Premio literario Emilia Bernal».

Obra

Alma errante (1916)
¡Cómo los pájaros! (1922)
Poesías inéditas (1922)
Layka Froyka; el romance de cuando yo era niña (novela autobiográfica, 1925, 1931)
Vida (poesía, 1925)
Cuestiones cubanas (prosa, 1928)
Exaltación (1928)
Martí por sí mismo (prosa, 1934)
Negro (poesía, 1934)
América (1937)
Ensayo sobre el problema de la raza negra en Cuba (prosa, 1937)
Sentido (prosa, 1937)
Sonetos (1937)
Mallorca (prosa y verso, 1938)






Ediciones La Gota de Agua publicó en Miami esta magnífica antología de la escritora y poeta Emilia Bernal Agüero, Poesía escogida. 


L’Incroyable

De mi escritorio en lo más alto había
un “incroyable” de biscuit muy bello:
Eran sus ojos verdes, y el cabello
de vivo rubio, como luz del día

¡Cuántas cosas intensas me decía
de la mirada en el fugaz destello!

Y cual si fuera de victoria el sello,
siempre, al mirarme, ufano sonreía.
Yo era la excepcional “maravillosa”
que en su silencio erótico llamaba
a sonrisa y mirada voluptuosa.

Mas cierta ocasión, lanzóse entre mis brazos
para decirme en ellos, que me amaba…
Y rodó al suelo… Y se hizo mil pedazos…







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada