martes, 28 de octubre de 2014

CLAUDIA ROQUETTE-PINTO [13.874]


Claudia Roquette-Pinto 

(Río de Janeiro, Brasil   1963)

La poesía de Claudia Roquette-Pinto (Río de Janeiro, 1963) es una extraña simbiosis entre intimismo y violencia. Su sensibilidad femenina, de gran delicadeza, se orienta principalmente por el tacto y anima unos poemas que se deslizan como sierpes por el desierto blanco de la página o como ondas por el espacio trasparente del aire, donde su voz suena a ráfagas. Son poemas llenos de citas que proceden de otros libros o de personas anónimas, que se incorporan plenamente a la expresión del momento histórico que sus palabras, escuetas y desnudas, quieren retratar: el amor de una pareja y el jardín de flores silvestres que despliegan sus cuerpos, una bala perdida –como la picadura de un mosquito– que acaba con la vida de un niño o el fuego de una pasión que incendia y calcina a los que la padecen. Para la poeta la vida está llena de belleza y de horror: son paisajes diurnos, llenos de contradicciones, donde la miseria y la opulencia conviven dramáticamente al igual que, por las noches, se debe avanzar, a brazadas, entre sueños y pesadillas. Se trata de una escritura que quiere recuperar la temporalidad de una existencia densa de sentimientos y sensaciones, donde una pluralidad de voces se incorpora al poema mediante numerosos subterfugios sintácticos como son los paréntesis, las cursivas, los guiones, las frases rotas por nuevas frases intercaladas al igual que el tejido de voces que uno se encuentra al abrirse paso entre la gente.

Claudia Roquette-Pinto es también traductora crítica literaria y artista plástica. Dirigió de 1985 a 1990 la revista Verve, de literatura y arte. Hasta el momento ha publicado cinco libros de poesía: Os dias gagos (1991), Saxífraga (1993), Zona de sombra (1997), Corola (2001), que obtuvo un prestigioso Premio Jabuti de Poesía en 2002, y Margem de manobra (2005), que fue finalista del Premio Telecom de Portugal en 2006. Actualmente ha concluido su primera novela, Entre lobo e cão. Sus poemas han sido recogidos en las últimas antologías en lengua castellana de poesía brasileña como Norte y sur de la poesía iberoamericana, coordinada por Consuelo Triviño en 1997, Correspondencia Celeste. Nueva poesía brasileña, del antólogo y traductor Adolfo Montejo Navas en 2001 y, recientemente, en La poesía del siglo XX en Brasil, edición de José Javier Villareal, en 2012.




Los poemas pertenecen a su libro 
Margem de manobra.
Traducción de Antonio Maura


CHAMIZO

El monte está que arde. 
El aire incómodo, denso,
hace del menor movimiento un esfuerzo,
como andar bajo otra atmósfera, 
entre paños húmedos, mudos,
en un caldo sucio de clara montada.
Los coches, en el viaducto,
engarzan su ciempiés:
ojos encendidos, sudor de diesel, 
ruido motor, desesperación sorda. 
El sol se debería poner ahora,
¿pero cómo saber su trayectoria
bajo esta cúpula de polvo,
este cielo invertido?
Mirar el mar no da ningún consuelo
(cuando es un perro inmenso, trémulo,
vomitando espuma de bilis
y viene a morir a nuestra puerta).
Un plumaje antagónico
se posó en las hojas de los crisantemos
y va oscureciendo, día a día,
los ojos de las margaritas,
el corazón de las rosas.
De madrugada,
muda en la cámara frigorífica,
la carga de agujas cae quemando
tímpanos, párpados:
El niño jugando en la terraza.
Dicen que no se dio cuenta.
¿De qué de otro modo hubiera podido 
girar el rostro: “¡Papá!
¡Creo que me ha picado un bicho!” cuando
la bala atravesó su cabeza?





ROL

En la noche sin remedio, 
en el cuarto cansado,
la pareja repite la escena:
se desviste se enlaza
se inclina muellemente entre las cubiertas
sobre las partes encubiertas
por los retazos pulidos del día.
Se inclinan sin ruido,
sin sed,
detrás de la cosa ausente
que no se perdió de repente,
en un estruendo.
(se rasga en el uso diario,
media olvidada
en el armario, desgarrada
en la lista de la lavandería).
Repite la coreografía
― pausa para las reticencias.
En el último instante atenta
(antes que la onda del sueño
a cámara lenta, recaiga
sobre su cuerpo)
ella recuerda la invitación de las flores:
mareo de abejas,
brotando heridas en el tronco
del pie del árbol del pan





KIT Y PORT

Hacen el amor a la orilla del abismo.
La arena la grava tiznan, rasguñan,
rasgan el vestido y la piel, el cinturón
se recogió en inerte serpiente
al lado de la chaqueta arrugada,
el pendiente rodó cuesta abajo,
las palmas de las manos se agrietaron y
pasean su aspereza por el rostro,
cubren de polvo el seno trémulo,
expuesto.
La cúpula la concha indecisa
que por encima de los cuerpos se cierra
nada guarda: párpado durmiente,
anestesiado bajo el atardecer,
que fosforesce.
En el momento en que la penetra
(apenas la cremallera abierta)
centrípeto en su ímpetu, habla.
Repite, mientras arremete
su cuerpo contra el de ella,
hiere araña rasguña yergue
su tienda de palabras
bajo el cielo que no protege.

http://www.espacioluke.com/2013/Abril2013/maura.html






Poemas extraídos da revista TSÉ=TSÉ n. 7/8 otoño 2000
[Traducciones de Florencia Fragasso, revisadas por C.R.-P.]



mínima moralia

só a pétala mais rara
carna-
dura estriada
sem transparência de luz
só a pétala folheada
de água
onde mora (aguarda)
o som de uma floresta
pulsação dos fluidos das floresta
quando o tímpano estala



mínima moralia

sólo el pétalo más raro
carna-
dura estriada
sin transparência de luz
sólo el pétalo hojoso
de agua
donde mora (aguarda)
el sonido de un bosque
pulsación de los fluidos del bosque
cuando el tímpano estalla





os reinos

1.       tempo
         a se desprender do tempo
         lenço a lentamente
         elucidar-se em frêmito
         enquanto cai

2.       insone
         crivo por crivo
         ergueu-se do exíguo leito
         e abandona a sombra atônita,
         desatada

3.       nimbo
         globo que assoma
         de halo hialino
         explode
         contra a lâmina das águas




  los reinos

1.       tiempo
         a desprenderse del tiempo
         lienzo a elucidarse
         lentamente en áspero rumor
         en cuanto cae

2.       insomne
         punto por punto
         se yergue del exíguo lecho
         y abandona la sombra atônita
         desatada

3.       nimbo
         globo que asoma
         de halo hialino
         explota
         contra la lámina de las águas




vão

palavra-persiana
poema-lucidez
imanta o ar fora do cômodo
das frases              um outono
rente à janela
ouro tonto sobre a tarde derrubada
entrementes, entre dentes
(e quatro paredes)
tua boca ainda invoca
equívoca e pobre.
na penugem além da vidraça
os deuses-de-tudo-o-que-importa
cerram as pálpebras de cobre



vano

palabra-persiana
poema-lucidez
imanta el aire fuera de lo cômodo
de las frases                    un otoño
junto a la ventana
oro tanto sobre la tarde derrumbada
entremedio, entre dientes
(y cuatro paredes)
tu boca aún invoca
equívoca y pobre.
en la pelusa más Allá del vidrio
los dioses-de-todo-lo-que-importa
cierran los párpados de cobre




De Heloisa Buarque de Hollanda 
Otra línea de fuego - Quince poetas brasileñas         ultracontemporáneas. 
Traducción de Teresa Arijón. Edición bilingüe. 

Málaga:  Maremoto;  Servicio de Publicaciones, Centro de Edciones de la Diputación de Málaga, 2009.  291 p
ISBN  978-84-7785-8




Cinco líções de inglês

That summer he missed his lover — Ele puxou do bolso, com máximo
cuidado, a última carta, a qual imediatamente rasgou-se ao longo das
dobras puídas.

The letter confused her — Mesmo depois de ler e reler a carta, ela não
conseguia impedir que suas maiores expectativas e seus piores temores
—crianças numa gangorra— se alternassem em sua mente.

She felt very sad — Ela andava, dia e noite, como se levasse no peito a
vidraça que uma pedra acabara de acertar.

He was angry — Ele batia com insistência a ponta do sapato no rodapé,
e, repentinamente, repetia entre dentes alguma frase incompreensível,
que pontuava com um soco.

She begged him to stay — Ela agarrou-se à manga de sua camisa sem
dizer palavra.




Cinco lecciones de ingles

That summer he imssed bis lover — Saco dei bolsillo, con sumo cuidado,
la última carta, que se rasgo a lo largo de las dobladuras gastadas.

The letter confused her — Aun después de leer y releer la carta, no conseguía impedir que sus mayores expectativas y sus peores miedos
— niños en el subibaja — alternaran en su mente.

She felt very sad — Andaba, día y noche, como si llevara en el pecho elcristal que una piedra acabara de quebrar.

He was angry — Golpeaba con insistencia la punta del zapato contra el zócalo, y, repentinamente, repetía entre dientes alguna frase incom-prensible, que puntuaba con un puñetazo.

She begged him to stay — Se aferró a la manga de su camisa sin decir ipalabra.



CLÁUDIA ROQUETTE-PINTO

nasceu no Rio de Janeiro, em 1963. Formou-se em tradução literária pela PUC-RJ. Dirigiu, durante cinco anos, o jornal cultural Verve. Tem cinco livros de poesia publicados: Os Dias Gagos (Edição da autora, RJ,1991);  Saxífraga (Editora Salamandra, RJ, 1993);  Zona de Sombra (Editora 7 letras, RJ, 1997); Corola (Ateliê Editorial, SP, 2001 – Prêmio Jabuti de Poesia/2002) e Margem de Manobra (Editora Aeroplano, 2005).

Página da autora:  www.claudiaroquettepinto.com.br





POEMA SUBMERSO

olho: peixe-olho que 
desvia a mão enguia 
a pele lisa a 
té o umbigo e logo 
a flora de onde aflora
(na virilha) o 
barbirruivo a 
ceso bruto an 
fíbio: glabro

dedos tão tentáculos
e crispam esmer 
ilham dorso abaixo a
cima abaixo brilha 
o esforço — bravo 
peixe tentando escapar       mas

ei-lo ao pé da frincha que
borbulha (esbugalha?)
roxo incha e mergulha em
brasa estala
e agora murcha
peixe-agulha e
vaza
vaza



RETRATO DE PABLO, VELHO

da sombra seu rosto se lança 
um peixe
uma lua africana
boiando à superfície gasta e gris
a calva não dava um aviso
dos olhos vivos
de água, vivos
que engendram antes de ver
a testa de touro tem brio
empurra um nariz repartido:
uma face enfrenta,
a outra subtrai
o resto são rugas e ricto
papiro
e o som de cascos ancestrais



NO ÉDEN

peça a ela que se desnude
começa pêlos cílios
segue-se ao arame dos
utensílios diários
(insônia alinhavando-se
de tiros,
a infância     seus disfarces)
é preciso
que se arranque toda a face
deixar que os olhos descansem
lado a lado com os sapatos
na camurça oscilante
de um quarto
isso, se quer (sequer desconfia)
tocar o que se fia (um par
de presas, topázios)
entre os vãos das costelas
abra o fecho ela desfecha
no escuro o quadrante onde vaza
a luz e suas arestas


Poemas extraídos de NA VIRADA DO SÉCULO: poesia de invenção no Brasil, organização de Claudio Daniel e Frederico Barbosa.  São Paulo: Landy, 2002.  348 p. ISBN 85-87731-63-7





De
ROQUETTE-PINTO, Claudia.  
Claudia Roquette-Pinto / por Paulo Henriques Britto.  
Rio de Janeiro: EdUERJ, 2010.   84 p.  (Coleção Ciranda de Poesia)   
ISBN 978-85-7511-177-2



“Já uma peça como “Blefe”, porém, o manejo dometro é muito mais flexível, com enjambements, quebras de ritmo e efeitos de som e sentido (como adjetivo “gago” comentando a sucessão de “quês” do mesmo verso) que prenunciam a maestria écnica dos livros posteriores —

         catódica essa luminosidade
         estranha o sol repele o sol. Intacto
         o tique que quedou meus dias gagos

—, tudo isso respeitando as convenções do decassílabo clássico.”       
                                                                           
PAULO HENRIQUES BRITTO



Blefe

pois esse é o mês bastardo, azinhavre
engole o que há de doce nos metais
silêncio embaça a pele dos diários
lençóis têm cor de áridos lençóis

existe azul, mas é um azul de asma
que a nitidez da tarde faz em cápsula
espelhos só devolvem olheira e pragas
um gesto que de fácil despedaça

catódica essa luminosidade
estranha o sol repele o sol. intacto
o tique que quedou meus dias gagos

a rima fica lívida nos lábios
e dor sem voz passeia o seu contágio
um gato eletrifica. arrisco maio.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada