miércoles, 29 de octubre de 2014

CLAUDIA M. CAPEL [13.878]


Claudia M. Capel 

(Buenos Aires, Argentina, 1963). Poeta. Autora de "Vos, por ejemplo, Animalidad, Bestiales" (obra incluida en la Antología de poetas argentinos contemporáneos), "Corazones y maletas" y Trigramas (Lumen, 2013).
Durante sus diez años de residencia en España (Sevilla) colaboró con artículos de opinión para la revista "Andalucía económica" (1992-1996). 



Poemas de "Corazones y maletas"


I.

Hace varias vidas que me preparo
para conocerte

cuando era gitana ya sabía
cuánto iba a quererte
y mientras pintaba en Roma
mezclaba colores
pensando en tu boca

en mis tiempos de sultana
andaba por la arena
soñando con tu espada
porque ya tenías
el arma que más me gustaría

cuando vendía cántaros de piedra
guardaba agua para lavarte el pelo
recuerdo
que robaba humo en los mercados
para dibujarte en el espejo

te espío hace miles de años
y en varios idiomas
incluso algunos que no existen
salvo en el libro para leerte 
palabras de amor

antes de ser yo fui muchas otras
pero nunca dejé de quererte

ni cuando conquistaba tierras celestes
alrededor del mar
ni cuando bailaba sardanas en el Ampurdán
para conseguir monedas
que usaría para visitarte
ni siquiera
cuando morí la última vez
y no llegaste

antes era sabia del té
en una isla de limón
ahora soy poeta
quizás ya lo sepas
y te escribo tan enamorada
como en la primera vida
no sé cuántas me quedan
ni cuáles faltan todavía
pero siempre supe que te encontraría
en el camino
cuando el corazón quiera.




II

De costumbres y velas
está hecho el amor

cuando es tiempo de besos
en la cama hay fiesta

más difícil es el corazón

no sale de noche
prefiere poner nombres
en sus hielos con ron
y beberlos como si tuvieran piernas.

Hay un secreto
que no conocemos
entre la manera de andar
y los sentimientos.




III

Desde la punta del cielo
hasta la almohada
entre velas y vinos
invisible y real
color espejo
larga
–en años y metros–
redonda, quizás alunada
alrededor del mar
cuando la arena
donde el viento
más allá
al norte de los sueños
entre árbol y pájaro
semilla arriba
estrella abajo
a la izquierda de la verdad
secreto adentro
ancha
–en gramos y distancias–
al azar
desde el centro del agua
hasta este verso

vive mi soledad.




Poemas del libro Trigramas (Lumen, 2013), inspirado en la simbología del I Ching.



Cuando en la nada 
no queda más 
que uno mismo 
uno aprende a quererse de nuevo 
a perdonarse 
a sentir el abismo como un jardín 
y el don de la semilla 
porque el corazón merece 
una flor todavía.




Los ojos

Hay que ir corazón adentro
para ver lejos

percibir del tiempo 
este momento

la emoción del ahora
en lo infinitamente
pequeño.




El vientre

Hacer una casa
cada mañana
y sostenerla
como si estuvieras 
en el aire.





La boca

La poesía es un viaje
acampa en los labios
busca un tesoro

frota papel 
para quemar silencios
espera un murmullo

(el ángel que cae del cielo
el cielo que esconde 
sus intenciones)

es un devenir
y la constante novedad
del mundo.





El oído

No sé del violín.
Mi corazón apenas
vive entre grillos.




Los pies

Lento camino
llévame entre las piedras
hasta su corazón.





La adivinación  
es el arte 
de la pura emoción  
de lo antiguo  
de las señales del cielo  
del grillo  
de la repentina intuición 
que caza respuestas 
en el aire del corazón.





Cha No Yu 

En las estrellas  
la ceremonia del té  
es un poeta.  

Dice constelaciones 
alrededor del agua. 

Lo único que hay 
entre la vida y la muerte  
es este momento 

cómo late 
tu nombre 
en el aire.  

Hace trescientas noches 
que no te veo  

y trescientos días 
que no te doy un beso 
por suerte el corazón  
es más enorme que el tiempo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada