martes, 30 de septiembre de 2014

SADIEL MADRAZO REYES [13.504]


SADIEL MADRAZO REYES

Sadiel Antonio Madrazo Reyes (Cienfuegos, 1980)
Miembro de La AHS de la provincia de Cienfuegos.
Ha participado (desde el año 2006 hasta la fecha) en los diferentes encuentros y talleres literarios provinciales y municipales, recitales de trova en La Casa del Joven Creador, UNEAC, Galerías de Arte, Casas de Cultura municipales, etc.
Ha realizado diversos recitales en los eventos nacionales de trova que se realizan anualmente en el país,y donde ha compartido escenario junto a trovadores como Ariel Barreiro , Junior Navarrete, Diego Gutiérrez, Leonardo García , Alain Garrido, entre otros.
Su primer libro será publicado proximamente por la editorial Reina del Mar Editores.






TRAS LA APARIENCIA un sinsabor
los largos años de sequía
el mito guillotinado por las realidades
toda una nación en el vértigo
Regresan sus hijos para celebrar
una ausencia
Y beben su propia
sed





LUCIA
Es un invierno
Un olor a nieve tranquila
que mañana habrá pasado
Aún eterna sabrá esconderse
y lenta regresar
por la puerta de un cuento
En verano es el trompo silencioso
de nuestros bares
La cuchara cargada de plagas
Mordida, miedo al miedo,
la burla que olvidó sus trampas
y solo nos hace reír,
mis llaves sin tiempo
En otoño apenas alguien
ya nadie espera si hoy baila
Porque bailar también es soltar
Quemar, hallarse, tirar de la suerte
que más le da a Lucía
A mi santa Lucía
que a veces arde







DEAMBULAR, oficio de solitarios
que agotan las horas lúgubres del día
Se detienen los sabios ante tu imagen
han probado el sabor de tus muros, lloviznas
La vista detenida en los perros guardianes
de cualquier noche,
la amarga taza del café trasnochado que me brindas,
la risa inmersa en tal locura
volviendo más lejano aún el horizonte,
las promesas, el sueño.
Todo desequilibrio acecha.
Deambular : ya conoces mi puerta
podrías ser aliado o enemigo,
tal vez revisor de mis faltas
te voy reconociendo cada noche ,
pero en algunas
te olvido.







A MERCED
No creo que el espejo pueda
acumular viejas verdades,
solo se traga la luz y nos anuncia
otro día
Envejece
Queda a merced de nuestra ausencia
Atestigua penosos secretos,
alegrías
Ridiculiza ciertas escenas
Su oficio consiste en reflejar
momentos que no serán
de nadie
Ni siquiera
suyos






NOVIEMBRE marca mis años 
ignora los toques de queda
Reconoce cualquier dirección en noches dudosas
de pocos amigos
Repara luces que son salvables
distrae a las fieras
No encuentro en este forma de traición
y alguna que otra vez
recalo en los pechos
de una nueva mujer
Quiero recapitularte noviembre
imaginarte el resto de los meses
destacarte con tonos afilados de lucidez
sin la zozobra, otra prisa
Sin que falte espacio
cuando
tus días
tarden en llegar






SON ESTOS QUIENES TRAEN LA CULPA
Fantasmas erguidos ante un dios
que pronto morirá
Su ocaso será inapelable
Y temblaremos todos ante la dudosa paz
que logre habitarnos
Mas no habrá retorno , vestigio
sepulcro donde cobijar un recuerdo
Nos delatará el rito de ser los vivos
Izar la bandera del nuevo reino
apostar por la luz más cercana
donde no escapan estas culpas
ni estos fantasmas






ES LA TARDE
Es la tarde talgo mas que un desierto,
un punto negro, una herida,
y escupe sus botes contra el horizonte
Otro muro se inventan los paisajes
para ahogar nuestra risa,
otra ciudad queda abierta
y no habrá quien la condene.
Serán sus pescadores
quienes traigan el azar desde la orilla
y escondan nuestras monedas
con ansiedad.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada