martes, 16 de septiembre de 2014

ISABEL LIPTHAY [13.346]


ISABEL LIPTHAY

Poeta, nació en Santiago en 1952, escritora, cantante, periodista y profesora. Estudió periodismo y canto. 
A causa de la dictadura militar, emigró a Alemania en 1983, donde vive en la actualidad. Fue corresponsal de la revista opositora Análisis y ha escrito para taz, Lateinamerika Nachrichten, Ila, Ila Latina, entre otras publicaciones. Desde 1986 toca con el Dúo Contraviento composiciones latinoamericanas y propias. Su libro Curiosas Plantas y otros sueños (en alemán: Seltsame Pflanzen und andere Lebensbilder), fue publicado bilingüe en 1995 bajo la editorial Unrast, de Münster (Segunda edición: 1996). Su segundo libro de narraciones, Aquel Encuentro, (en alemán Die Begegnung, bilingüe) se publicó en septiembre de 1998, bajo la editorial Unrast, de Münster.

Isabel Lipthay es miembro de VS (»Verband Deutscher Schriftsteller«, Asociación de Escritores Alemanes) y de ALA (Autores Latinoamericanos en Alemania). En 1997 ganó el Primer Premio del 2. Münsterschen Literaturmeisterschaft, en la ciudad de Münster. Ha realizado lecturas en Alemania, Chile y los EEUU.



Sombras

cada cual esconde
su sombra
pero la sombra
nos sigue cual sombra
pegada a los talones

el cuarto oscuro
de cada cual
el útero 
con un hijo muerto
la ausencia de algo
en el cuerpo, en el alma
una pérdida
un sueño no cumplido
una herida no cerrada

cada cual arrastra
un cuarto oscuro
que llegada la hora
revela sus fotografías
a la luz del día

la luz hiere los ojos
la fotografía no miente

cara a cara
con el fantasma 
del cuarto oscuro
a la luz del día
nos cobra la cuenta
de tanto silencio
y grita

entonces el fantasma
herido por la luz
y su propio grito
regresa despavorido
al cuarto oscuro
de cada cual
o ya no regresa

28.6.94






HUBO UN VIAJE

Hubo un viaje
largo y profundo
a la tierra de mi niñez
es decir
a mi propio corazón

como filigranas
caen palafitos
en copa de cristal

en mi brebaje
caen volcanes y lagos
amigos, susurros
múltiples palabras
silencios, gestos
manzanas

bebo suavemente
poción tan delicada
crecen girasoles
en mi vientre
y mis ojos
en medio de la nieve





MALA SUERTE

en el momento preciso
en que él pasó en bicicleta
había una mujer desnuda
tras las cortinas
de aquella ventana

pero él no la vió





RAROS TIEMPOS

en estos raros tiempos
de aniversarios y guerras,
de revoluciones perdidas
y ganadores violentos
que todo lo arrasan,
no sé adónde posar mis ojos
en qué hueco poner
la ternura de mis manos
para construir una historia
que aún sea común

el pequeño yo se ahoga
en el gran YO que se predica
el YO colectivo burlón
de soledad enfermo
enjuto, seco, voraz
miserable, explotador
como el que más

¿qué hacer
en estos raros tiempos
de ideologías muertas?
¿qué hacer para no matar
el nosotros tierno en cada cual?
¿qué hacer
para no estrujar
el corazón en pedacitos,
seguir sintiendo mi latido
seguir sintiendo el tuyo?




EL JUICIO

qué hiciste con tu vida
preguntó Dios
envejecer
respondió ella
con las manos llenas
de tierra

(“Curiosas plantas/Seltsame Pflanzen”, Unrast Verlag, Alemania, 1995







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada