jueves, 18 de septiembre de 2014

CARLOS LUIS SÁENZ [13.372]


Carlos Luis Sáenz

Nació el 9 de junio de 1899 en la ciudad de Heredia, Costa Rica, donde transcurrió su infancia y adolescencia. Realizó sus estudios universitarios en la Escuela Normal de Heredia, donde se graduó con el título de Maestro Normal a los 20 años de edad, en 1919. Como maestro, entre 1926 y 1930 trabajó en distintas escuelas rurales del país, hasta recalar finalmente en la Escuela Porfirio Brenes, luego en el Colegio Superior de Señoritas, donde impartió clases de Castellano, y más tarde, en la Escuela Normal de Heredia, donde impartió lecciones de Pedagogía, Literatura infantil, Historia de la educación y Metodología y luego, fue director de este centro de enseñanza.

Fue militante del partido comunista de Costa Rica, Vanguardia Popular, de tendencia marxista. Su militancia política motivó su expulsión de la enseñanza pública en 1936. En 1940, fue candidato a diputado y Presidente de la República por el partido comunista. Tras ser separado de la enseñanza, fundó, junto a Adela Ferreto y Luisa González, la revista «Triquitraque», la revista para niños más duradera de la historia de Costa Rica (1936-1947), donde publicó muchas de sus obras y cuentos infantiles. También colaboró con gran cantidad de revistas como «Repertorio Americano», «Brecha», «Costa Rica de Ayer y Hoy», «Farolito», y para los diarios «La Nación», «La República», «La Prensa Libre», «La Hora», semanario «Libertad» y para el periódico «Trabajo». Junto con su esposa Adela Ferreto, trabajó en la recopilación y la preparación de libros de lectura para escolares.

Tras la guerra civil de 1948, se exilió primeramente en Panamá, y luego en México, en compañía de Adela Ferreto. En estos países desempeñó el profesorado en materias de su especialidad: en la Escuela Normal de México y en la Escuela Normal Justo Arosemena en Panamá. En 1949, a un año de su exilio, fue publicada en Costa Rica su obra más recordada, «Mulita Mayor».

En 1966, la Dirección de Artes y Letras del Ministerio de Educación le otorgó el Premio Nacional de Cultura Magón por toda su labor. Continuó publicando y en 1974 el Ministerio de Cultura y Juventud de Costa Rica le otorgó el Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en la rama de cuento. En 1975 publicó su única novela, «Yorusti». En la Universidad de Costa Rica, impartió las cátedras de Literatura costarricense y Apreciación literaria.

Un año antes de fallecer, el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica concluyó una película autobiográfica que recrea su obra artística y educativa: «Carlos Luis Saénz, las palabras del poeta».

Falleció en San José el 8 de noviembre de 1983.

Obras

Navidades (1929), teatro infantil.
Raíces de esperanza (1940), lírica.
Mulita mayor: rondas, cuentos y canciones de mi fantasía niña (1949)
Memorias de alegría (1951), versos para niños.
Cuadros del 56 (1955), teatro infantil.
Maternales (1955), teatro infantil.
Yorusti (1975), novela.
El viento y Daniel (1976), versos para niños.
Pilares del viento (1977), lírica.
El abuelo cuentacuentos (1981), cuento.
Nido de la canción (1981), lírica.
En lo que quedó el baile (1982), teatro.
El gato tiempo (1983), libro infantil.
Hijo de la tierra (1983), lírica.
Libro de Min (1983), lírica.





LA INDECISA 

Hay en ti una distancia, un no, distinto 
al vacío de la copa ya agotada: 
capullo de canción, que si cantada, 
poblaría de emoción tu laberinto. 

Niegas y ofreces, y con vario instinto 
hieres, o te sometes esposada; 
echas al mar tu perla acrisolada 
o en llamas, dejas tu rosal más tinto. 

Cuando reclama el corazón, adentro, 
no lo escuchas, y luego, arrepentida,
de la voz que sonó buscas el centro. 

Tal vez como una abeja que quisiera 
hallar en flor de nieve amanecida 
la miel que el sol le dio a la primavera. 






CAMINO 

Tú que vas, por donde vas, 
camino solo, sin nadie 
-viento dormido en el polvo, 
polvo, dorado en la tarde-
¿sabrás de este anhelo, anhelo, 
de corazón con celajes 
que se va, que no se va, 
en espera y soledades? 

¿Podrás, camino, camino, 
por tu silencio llevarme 
-las horas ya son de cobre 
en el color de los árboles-
llevarme adonde me espera 
lo que el suspiro se sabe 
para su vuelo callado 
de revelador arcángel? 

Una vuelta da el camino 
al pie de unos verdes sauces ... 





PASA EL TIEMPO 

Pasa el tiempo 
como un ángel 
sobre la casa en paz. 
El silencio de la tarde 
florece en la eternidad 
y, aunque no se han dicho 
todos los poemas, 
en los aires futuros 
ya se dirán. 






OSCURA ES LA FUENTE 

Oscura es la fuente 
en la noche y canta. 
Escucha en silencio, 
no enciendas tu lámpara. 
En lo hondo de la estrella 
palpita ya la semilla 
de la mañana. 





LA VIEJECITA 

Toma el sol de la tarde 
sentada a la puerta. 

Mita, suspira, 
las manos achaconas le tiemblan. 

La ola del tiempo 
-ahora mansa- la deja 
en esta clara tarde 
como en playas inciertas. 

Es copa de cristal 
que ya no espera 
ningún ardiente vino 
de los viñedos de la tierra. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada