lunes, 25 de agosto de 2014

JULIA SIMONA GUERRERO [13.031]



Julia Simona Guerrero

(Seudónimo de Ximena Gutiérrez) Cali, Colombia. Arquitecta. Ha participado en encuentros literarios y de poesía en Colombia, Alemania, España y Chile. En 1999 Realiza en la ciudad de Cali, el primer encuentro de poesía en escena. Jurado para el concurso de escritores discapacitados de la Secretaria de Cultura de Cali.

Libros Publicados:

Algo Hiela La Tierra, Editorial Nostromo prólogo de la escritora Sonia Truque. Del Alba Hasta La Tarde, Secretaria de Cultura del Municipio de Cali y Fondo Mixto, Editorial Apidama, de Guiomar Cuesta prologo de Águeda Pizarro Rayo. La Discordia de la Manzana, Editorial Feriva.

Antologías y otras publicaciones:

Memorias 1er Encuentro de Poesía Las Santiagos
Universos antología poética del Museo Rayo
Nuevas Voces de fin de Siglo, Editorial Epsilon
Revista Clave de Poesía, Periódico El País, El Tiempo, La Palabra
Alfabetos Poéticos, antología Pen Colombia de escritores.



LA LIBERTAD ES NADA

Fui  esbirro
desollé la bondad
saqué a la luz su petrolea
y viscosa sangre
esclavicé los sueños
encadenados
costado a costado
para que se entorpecieran
los unos a los otros
desaté las lenguas
para que los mal pensantes
hicieran delicias con sus límites
exhibí lujuriosa la belleza
fui imbécil
para darle  la razón a los inteligentes
hice un amasijo de ideales
para darle la razón
a los verdugos
corrí cual infante
inocente
sobre los filos
de lo sombrío
deslicé una varita
entre  sus inhóspitos barrotes
detonó la música
soy el amante ultrajado
la escama de un pez
la respiración del protozoario
el discernimiento de una flor
todo y nada





LOS INQUILINOS


POEMA I

Ese músico del cuatrocientos dos 
toca el violín desde las siete 
y muere a diario 
en el silencio de su alcoba
Envuelto en un abrigo gris 
desciende cabizbajo 
con su instrumento a cuestas 
y se mezcla con la neblina húmeda
Ese músico 
es profesor en un liceo 
organiza coros juveniles 
y tose en armonía con su pipa
Ese hombre 
de barba rojiza y ojos claros 
se refugia en el humo de su soledad 
cada vez que pulsa el arco 
como anunciando su existencia.


POEMA II

Hay quienes afirman 
que esa mujer aceita las visagras 
para que nadie se entere de sus amantes nocturnos
Se oyen golpear copas 
boleros antiguos a bajo volumen 
y sollozos en las madrugadas
Hay quienes afirman 
que esa mujer enviudó 
para turnarse los placeres 
otros dicen 
que su esposo no murió en la guerra 
sino que le hace el amor 
desde el portarretrato.





TE SALUDO

Desde
ese lugar ignorado
invisible quehacer de los días
recibe este saludo
con el mismo cariño que te es enviado
aun te parezca incomprensible
un error + otro error son un acierto
 o el acertijo en el que alguien se extravía
agradezco que aun sienta
aun sea ese sentir una daga
de cristales marinos
teñidos de brioso bermejo,
verso fruto jugoso
para quien ahíto reniega
sea la voz del amor
alta y ancha
igual al vacio
no existo
sin embargo
doblo cada luna
intentando
penetrar
en el esmero
sea la voz del amor
                     alta y ancha





NORIA

Soñé el camino interminable
insistente y volátil
me besaba tu boca
un aletear de mariposa
danza elíptico en mis labios
el tiempo
incesante perfume
onírico ovillo
nos circunda
se suspende en tus ojos
solo tú y yo
en este abrigo
en este silencio
donde la incredulidad
no alcanza
abro lo ojos
los vuelvo a cerrar
loca de habitar
este mundo






EPIFANÍA

Volver  al silencio
dejarse habitar
del ser interior
el usurpado





ESO

Eso que construyen los humanos
Eso que trepida en las maquinas
En los ascensores
Eso que circula en las calles
Eso tenso en las cuerdas de la luz
En el teléfono
Eso friccionante
en el afán de los peatones
eso hablante en los radios
y la prensa
eso cayendo pesado en el vacío
sonda espacial en el oscuro
hueco del cerebro
eso sin ojos
sin tacto
sin olfato
sin gusto
eso








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada