lunes, 18 de agosto de 2014

JORGE ARACENA [12.898]



JORGE ARACENA

Nacido en Iquique, Chile en 1958, Profesor de Historia, participó en el Grupo Solar de la Poesia en Antofagasta y con Ayala crearon el Grupo Cochucho, en Iquique del 83. Ha publicado en revistas y librillos en Antofagasta, Santiago e Iquique.






MEANDRO 

Estoy meandro 
   en este largo río 
     justo en el centro 
       en lo urbano y demolido 
          en el cementerio sagrado 
            usurpado, manoseado. 
              Estoy meandro 
                en esta tierra seca 
            reseca de hormigón armado 
               hormigones armados 
              en el centro de la ciudad 
             cuidan y descuidan la plaza. 
           Estoy meandro 
          desde un rascacielos 
         (ráscame los cielos Dios mio) 
        sobre la ciudad estiércol 
       sobre las cabecitas 
        los casquitos 
          las calabazas 
             las cabecitas. 
                Estoy meandro 
                    desde las nubes 
                        cerca de Dios. 







NOTAS SOBRE LA HISTORIA DEL SIGLO PERDIDO 


I

El tiempo escapó silenciosamente mío 
sobre los cuerpos rojizos de mar. 
Al fondo, nitrato y viento dibujaron 
los versos del profesor: 
"Mil puños emergen duros 
contra los asesinos de la patria"
Al interior del desierto, donde las montañas 
aplastan la sombra de Dios; 
el hombrecito menudo, pero ávido de sol 
cosecha una historia moribunda, 
de letras sin ruidos, sin pan. 




II 

Aquí, en la costa delicia de la nueva historia, 
los hombres se comen diariamente 
y se tranza la buena vida 
por una noche oriental 
mientras el verano se eterniza de olas 
y millones de dólares 
se ríen en nuestra cara, 
en nuestra propia y única azul cara.






GOLPES 

Con un golpe: Las raíces mueren 
             Los peces claman 
             Las lágrimas abundan 
             Las manos sudan. 
Con otro golpe: Los hombres se buscan 
             El cielo llora 
             Los cantos se vuelven grises 
             Y las palabras sobran 
Es mejor crear 
un nuevo día. 







MAL DE MAR 

Casi asombro de mis miserias 
te llamas al despertar 
dándole duro a lo imposible de realizar 
después de estos años; irreverentes al amor. 

Si te busco en los basurales, 
en las calles y avenidas 
de mis océanos.

¿Qué me contarían los letargos de tu memoria 
en esta hora de decidir el último paso 
y arrancar a los desiertos 
y zócalos violados?

¡Qué me dirás impúdica! 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada