lunes, 18 de agosto de 2014

DANTE CUADRA [12.900]

 

DANTE CUADRA

Poeta. Chile




DEL libro: Zurdo puertas afuera.
Dante Cuadra
Zurdo puertas afuera - 1° Edición
Poesía chilena
Editorial Universitaria - 2009


Anoche 

Anoche todos nos quisimos
todos fuimos buenos

todos los ojos resplandecían

Las manos entibiaban el vino que entibiaba la lengua
y era un amparo el enigma desnudo

Anoche todos nos queríamos y parecíamos buenos
también los de al lado
que hablaban de otras cosas
o tal vez de las mismas con otras palabras

Anoche todos nos quisimos
anoche fuimos pájaros
hasta el leve temblor de la madrugada

y volvimos a ser nosotros






Quién más triste que yo 

Quién más triste que yo
si no mírenme
mírenme el cuello
miren mi pelo 
mírenme el país
y esta ceniza en la boca
triste y perpetua
como mancha antigua
en el cielo de la pieza

Quién más triste que yo
si no tú conmigo





Los caracoles no se detienen

Hace ya días
Siglos casi
Un torrente de caracoles callados
Trepa por los muros de mi casa
Y las flores
Azules
Se enredan en el aire
Caen y se apagan
Los gallos cantan de lejos
Adivinaciones y presagios
Cantan a toda hora
Con la impertinencia propia de los dioses
                          Indulgentes
Me levanto a la madrugada
Hace ya días
Siglos casi 
Que todos los lugares son remotos
Me pregunto de qué color es el aroma
Del agua a punto de hervir
Y salgo a esperar otra noche
O alguna revolución ciega     no consignada
                             En el reloj
Los caracoles no se detienen






Nada le fue propicio

Nada le fue propicio
La bala esa que astilló sus pupilas
Ni las conjunciones astrales

Yo se que anduvo noviando
Con los ríos
Que son igual a trenes
                      Decía

Las piedras le lavaron la cara
Violentas
Mientras miraba
A la luna parir
Otras lunas
Sé que anduvo con los hijos
De los muertos
Y los días eran largos días de pobres
Como noches de pobres

Nada le fue propicio
Cuando quiso adivinar su suerte
Las líneas de la mano
Resbalaron entre sus dedos
Y el horror se le vino de golpe
                         Multiplicado
Las mujeres ciegas
Los hombres ciegos
Contentos de muerte ajena
Entonces
Aulló de solo 
Por los siglos de los siglos
Hasta hoy





DULCE TEDIO

Sentado miro la ropa como se mece
Camisetas y calcetines se transforman
en velas y banderas
Me gusta
es como cruzar el océano
La gata vieja y gorda
maúlla a mi lado
algo le dice al viento
Cállate gata vieja que navegamos
y debemos hacerlo en silencio

Los árboles porfiados han vuelto a brotar
entre las aguas y la espuma.





EVOCACIÓN Y DESEO

Esa vez lloré
con mi rostro apoyado en tu pecho
y terminé mitigando la pena
lamiéndote los senos
Hoy día quisiera llorar
apoyando mi rostro sobre tus piernas
No te enfades
Concertemos una tristeza






PARA CUANDO NOS SEPAREMOS

Para cuando nos separemos te encargo
Cuídate de los golpes en la cabeza
El recinto es estrecho
Cuídate del polvo y los gusanos
No habrá más nada que no sea el polvo de otros
Y otros gusanos de antes que los tuyos
Las lágrimas sólo enlodarán tu traje
Y si sales
No dejes la oscuridad encendida
Ya no estaré para pagar tus deudas





SUEÑOS

Hay sueños que me perturban
por ejemplo
cuando sueño que pierdo algo
sin saber que lo he perdido
sino porque lo busco
y encuentro cosas ....que se han ido acumulando
que no son
ni son de ese sueño
sino de otro anterior ... que no recuerdo
o más difícil ... de alguno por venir
entonces me despierto sobresaltado
y ya no puedo dormir
hasta que abro los ojos por la mañana




SIETE DÍAS HAN

Hace ya ocho días hoy
      que fue lunes de nuevo en todas partes

      El seso se rompe de espera
      hace ocho días
      diga lo que diga callo por todos los costados
      por haber así nacido
                                  de sollozo
                                  hace ocho días
El gallo canta o llora
desde el húmero
hasta la línea que corta el ojo
A esta hora de este lunes ya sido
                                  apenas silencioso y silabario





MENSAJE RECIBIDO

Hoy he recibido un mensaje
pidiéndome que me muera
no es el único
cada cual más perentorio
y heme aquí
                      contento
de saber que
hay quienes 
desean sentir la más
profunda nostalgia de mí







LAS SILLAS

No viniste a la hora convenida
ni a ninguna otra
te esperé ahí hasta que se bajaron las luces
y las sillas se subieron a las mesas
en ellas posaron sus asientos y
piernas al cielo .... distendidas
llenaron el espacio quieto
con el murmullo suave de su lenguaje
Las que tenía enfrente de mí
se quedaron en donde estaban
tan silenciosas .... apenas cruzaban miradas
hubiérales ofrecido algo para beber
pero no quise interrumpir su sosiego
y me marché ... no sin antes
darles un golpecito en sus respaldos
agradeciéndoles su lealtad y discreción







FANTASMAS

Juro
          vi cuando se subió el 
                                 camisón
hasta la cintura
abajo no había nada






Dante Cuadra presenta "Zurdo puertas afuera"

Por Luis Martínez S.


Hace un tiempo me regalaron "Zurdo puertas afuera" del poeta Dante Cuadra, autor absolutamente desconocido para mi, y también para mis amigos, a quienes de inmediato consulté. Emocionado e impactado por su trabajo continué buscando información, y encontré sólo algunos poemas dispersos pero muy pocos datos sobre su persona. De pronto en una página aparece una foto en blanco y negro: un personaje barbado y de lentes que saluda con un vaso de vino en mano derecha. ¿Es éste personaje el poeta Dante Cuadra? ¿Es este el Zurdo? no estamos seguros, nadie está seguro.

Previo a este evento, mandamos algunas inquietudes sobre su trabajo y persona que amablemente nos respondió via internet. Acá sus respuestas. 

-Te consideras un caso insólito en el escenario de la poesía, como titula en el prólogo Jaime Valdivieso?

- Entiendo bien qué dice Jaime Valdivieso cuando en su prólogo se refiere a “un nuevo caso insólito…”, le sorprende el oficio y profundidad que se manifiesta en mi escritura conociendo el antecedente de mi escasa formación literaria (sólo como lector)  y mi desvinculación total de personas o grupos en ese ámbito. El, es una persona con una vastísima experiencia poética y literaria, con una larga y reconocida trayectoria y un extraordinario lector, además de gran amigo; su opinión la sostiene en esa base. Me satisface, además de sorprenderme que, Jaime y otras personas viertan una opinión de esa magnitud, significa que lo dicho en el libro  cumplió su propósito, no puedo rebatirlo,  como tampoco puedo rebatir a quienes no lo consideren así.   También me sorprende que, a mi edad, haya tenido la suerte de ser publicado por una editorial del peso y tradición de la Editorial Universitaria, el que hayan apostado, a contramano de las circunstancias, por la poesía de un desconocido y digo suerte porque hay tantos otros cuya obra quedará (y voy a parafrasear al zurdo) “tendida a la sombra del aire”.

- Cuentame sobre tu proceso escritural

- Mi “matrimonio”  con la poesía se produjo de manera , si se quiere, divertida. Empecé a escribir cuentos que, como lo hacemos casi todos, luego de vencer ese pudor inicial, se los mostré a la “víctima” elegida, una persona cercana a mi, quien luego de observarme un momento me sugirió a probar con la poesía.  Amenazo: lo de los cuentos, no lo he descartado.

Uno parte escribiendo la poesía sin saber que está transgrediendo ciertas normas elementales. Que se está apropiando del mundo, de la realidad, de una manera particular y distinta en un proceso del cual no se tiene conciencia, excepto de aquello que se quiere decir y que,  finalmente es superado por las múltiples interpretaciones a que está expuesto. Todo eso se reconoce después. El proceso escritural no es un proceso lineal ascendente, ordenado, sino más bien antojadizo, con paradas en muchas estaciones; un tren del cual estás bajando  y al cual estás subiendo constantemente. Nunca se reconoce de inmediato  la experiencia específica, íntima, profunda que trae consigo eso que, luego de mucho y riguroso trabajo se transformará en un poema y  se distanciará cobrando vida propia en las manos de lectores y/o escuchas.

Creo que los procesos escriturales son similares para todos,  sólo que yo, quizás, necesité todos mis años para escribir este libro.

- ¿Quien es el zurdo? Hablame de él.

- El zurdo, no fue una invención, fue surgiendo de a pocos, como una necesidad y,  tal vez influenciado por la narrativa, lo fuí desarrollando a este ser entre nostalgioso, triste y divertido en quien encarné la experiencia,  lo involucré y aceptó, aceptó decir que la poesía nos atraviesa a todos, sin excepción; que todos (salvo aquellos que deshonran la vida) tenemos algo de ese zurdo simple y sobre todo mortal.

- Cuéntame de tus lecturas, a quienes admiras.

- No he sido un hombre ordenado ni abundante en mis lecturas, en comparación con otros escritores, sí he leído de todo, desde comics hasta autores de renombre, pero es mucho menos de lo que yo hubiera querido. Tengo varias desventajas, me disperso fácilmente, he ido perdiendo la capacidad de concentración y carezco de buena memoria, soy incapaz de citar frases celebres, versos y menos párrafos completos, tengo la certeza de que si fuera hoy alumno de enseñanza básica sería cliente seguro de psicólogos y psicopedagogos. Desde niño estuve cerca de los libros, me fascinaba Salgari, a quien leí y releí en ediciones baratas, Oscar Castro con su maravillosa simpleza, Francisco Coloane y su soledad patagónica. La narrativa es un género que me abrió las puertas a parajes desconocidos; ahí están más tarde cuentistas y novelistas latinoamericanos, quienes descubrieron ante mí este extenso misterio que somos, otorgándome, junto a los escritores chilenos, identidad. Curiosamente la poesía me era lejana, mantenía el prejuicio de que era un lenguaje rebuscado, cursi y almibarado, torpeza y ceguera la mía sin duda y no me acerqué, como lector, a ella, sino hasta muy tarde cuando el libro del zurdo estaba avanzado.

No soy persona de cultos, admiro a cualquiera que sea capaz de hacerme relacionar todo con todo, de lograr que me reconozca en una palabra, en un verso, en una imagen y son tantos, conocidos y desconocidos, éditos y anónimos, fundamentalmente de habla hispana. Quisiera nombrar a dos poetas cuyas obras, sin conocerlas en toda su extensión, me han producido grandes satisfacciones: Jorge Teillier y Cesar Vallejo.

- Que significancia le asignas a la publicación de tu primer libro.

- El libro tiene una significación e importancia vital. La posibilidad de establecer un puente, una conversación permanente con personas lejanas a la cuales nunca llegaré a conocer y que, sin embargo, me permitirán acompañarlas tal vez en un viaje, en su cuarto, en sus horas más propias e íntimas o en algún otro lugar insólito, es maravillosa, a  ellos les diría que no sean benevolentes.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada