sábado, 16 de agosto de 2014

CARMEN REYES FRANZANI [12.876]



Kathy Reyes de la Jara (Carmen Reyes Franzani).

(Talca, Chile   1949) TELARAÑAS FELICES (Nascimento, 1984) Ha vivido en el Perú, Venezuela.
Recientemente se ha radicado en España.




ANTOLOGÍA DE LA NUEVA POESÍA FEMENINA CHILENA
Juan Villegas, 1985
Editorial La Noria




LA FELICIDAD

Vi la felicidad dormida
en el portal de una casa.

pasé callada
para no ser seguida,

temí saberla disfrazada,
temí ser herida;

la felicidad dormía
entre nardos y olorosas plantas,

"puede ser mía" ...

me alejé pensando
con los duendes de la infancia;

"quizás le falte belleza",

no era color ni silueta su belleza
sino la forma secreta que tomaba,

torné al portal de los sueños,
¡la felicidad no estaba!,

de repente la vi
jugueteando nerviosa,

quería trastornarlo todo,
escapar posesionada,

parecía un grito irracional
la que antes dormía
en el portal de una casa,

"debo detenerla,
debo darle forma",

se encendieron fulgores
en lontananza,

pensamientos devoraron
dolor, añoranzas,

rastreé perdidos deseos,
cúpula de toda ansia,

formé un canto cruel y dulce
que tomó distintas formas
y una belleza extraña,

"es mía, es este canto cruel y dulce
que irá conmigo donde vaya";

más era un canto sin letra ni música
que no se parecía a nada,
caos inexorable, profundo.

Entonces la vi otra vez,
dulcemente recostada
en el portal de la perdida casa ...

tenía la forma del amor tranquilo,
tenía el candor de la perdida infancia.







LA BESTIA

La bestia es inmensa, esplendorosa,
con muchas cabezas, tentáculos,
resortes, escondrijos.

No la conozco, pero la conozco,
su hálito me llega vivo.

Tal vez un día en sus fauces escriba:

"estoy sola, asustada,
palpo mundo extraño
de ojos en las noches,
desde altos edificios,

de robots hablando
lenguas desconocidas,
de mecánicos ruidos".

Sola, asustada,
empujada al viento de mi destino ...

Atrás, lejanas, quedarán
felices telarañas desgarradas,
inconsciencia de útero dormido







PRESENTIMIENTO

No sé por qué,
cuando estoy contigo,
la muerte
se acuna
en mis pensamientos,
habla
con otras voces,
se afina
en nuestros cuerpos.
Siento
que somos,
pensamientos
atados
al infinito,
agujas hundidas
en silbidos,
más allá de los vientos...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada