sábado, 30 de agosto de 2014

CARLOS GODOY [13.094]


Carlos Godoy 

Poeta argentino. Nació en Córdoba en 1983. Colabora en diversas publicaciones especializadas y coordina talleres de escritura. Publicó Espuma de rabia, plaqueta de poesía perra (antología de varios autores, La Creciente, Córdoba, 2004); Prendas (Gog y Magog, Buenos Aires, 2005); Cinco vocales luego de una pe (¿Qué Vamos a Hacer hasta las Seis?, Córdoba, 2006); Escolástica peronista ilustrada (Funesiana, Buenos Aires, 2007), La temporada de Vizcachas (Ed. Stanton, Bs.As, 2009); Paritarias + soy la decepción (WEd. Stanton, 2011); la novela Sugar blueberry, sugar blueberry (Mancha de aceite, Bs.As., 2011)  y el libro de relatos Can Solar (17 grises, Bahía Blanca, 2012). Trabaja como docente y es periodista cultural.





Escolástica Peronista Ilustrada

el único
peronismo
es
el de su extinción

ya no son peronistas
los poemas
con huesos
por todas partes
los ciclistas
son
los ciclistas
en bicicletas de paseo

la historia
es peronista

una bicicleta
de paseo
es
el giroscopio
peronista sin caretas

no existe
la vanguardia
peronista
es un invento.
la matemática
es un invento
el peronismo
es un invento





los domingos
con el solcito
suave
y las veredas un poco
húmedas
al despertar
son peronistas

las panaderías
son peronistas

casarse
por iglesia
es peronista

los punteros peronistas
son barrabravas
sacados de las canchas
y puestos
en los comicios
con la misma
furia
que en un para avalancha

un peronista es peronista
si
y solo si
premia
lo miserable

mamá es radical
por que
en campaña
le regalaron una cuna
a los meses que yo nací
los radicales
también
son peronistas

los presidentes
son peronistas


no hay lecturas
obligatorias
en el peronismo

perón
tenía una pija enorme
la mostraba
con insistencia
a sus compañeros
en los baños
del liceo

los días de aburrimiento
en hojotas
son peronistas

los ex represores
son
peronistas

la historia
es peronista
como se viste tu mamá es peronista
igual como se viste tu hermana

pajearse antes de dormir
la siesta
o en el baño de la escuela
en una hora libre
pensando en la
novia de tu amigo
es peronista

espiar a tu mamá
mientras se cambia
es peronista

gorrear a la bruja
es peronista




tener hijos
ponerle nombre
mostrarlo
decir a todo el mundo
que se lo ama
es peronista

el amor a la madre
es peronista

el amor a tu mamá
y a tu hermana
también
es peronista

culear en
casa de la nena
mientras los papis
vacacionan en la costa
es peronista

bajar pornografía
y guardarla
en carpetas
tipo
“estadísticas 2003”
es peronista

mis topper
celestes
son peronistas
la conformación
de clases
de acuerdo
a los gustos
musicales
tu mamá
y tu hermana
también

el fútbol
argentino
es peronista

bañarse los domingos
lo es

el menemismo
es peronista

los simpsons
son recontra
peronistas

los artistas
que marcan tendencia
no son peronistas

lo divertido
es peronista
lo ridículo
lo grasa
lo feo

una buena
pelea callejera
a la madrugada
en la cañada
es peronista

una puteada
entre autos
es peronista

los clásicos son peronistas

la cortesía
en el bocinazo
de un bondi a otro
es lo
mas peronista

los policiales
de conti
son peronistas

lo peronista
es instintivo

tener
la casa con las
paredes pintadas
de blanco
es peronista

decir
que no hay peronismo
es peronista

tomar merca
a los 16
en sacoa
es peronista

odiar a los hippies
es peronista

usar medias
diferentes en cada pie
o rotas en los talones
(da igual)
es el himno peronista

la canción peronista
es peronista
cantarla en una fiesta
de quince
mucho mas

rascarse
las bolas en jogging
y después olerse
la punta de los dedos
sentado
en la pirca
de la casa del vecino
es peronista


un buen chiste
cordobés
es peronista
tu mamá
y tu hermana
haciendo las ensaladas
lo son

todo lo macho
es peronista
un falo en un punta
una tirada de goma
también

escribir
en los pupitres
“el que lee esto
se come la del burro”
es
participación
educativa peronista

lo ario
primer mundista
no es peronista

viejos jugando
al fútbol
con indumentarias
pasadas de moda
es peronista

tener apellido
español
o italiano
es herencia peronista

ser hincha de un equipo
de la C
es orgullo
peronista


las dentaduras
podridas
son peronistas

todo lo que sobrevivió
al menemismo
es peronista

esperar
que den
las películas
del cine
en los canales
de aire
es peronista

hacer paro
ir a manifestaciones
es peronista

criar culo
y panza
es fisiológicamente peronista

la policía
reprimiendo
es un paisaje
peronista

giordano
es peronista

comer con la tele
es peronista

los sanguches de mortadela
son peronistas
las verdulerías
y las canicerías

un guiso de mondongo
es la oda peronista

la justicia
es peronista

el concepto de barrio
es peronista

lo lascivo
es peronista

llamar al grupo de amigos
“banda”
es peronista

la bicicleta
es un vehículo de
dos ruedas
peronista

un pedazo
de carne
embutido
en el agujero de la muela
es peronista

faltar a un parcial
en invierno
por cojer
es peronista

tener muchas
llaves colgadas
de la cintura
es estética peronista

una camisa
manga largas
arremangada
es un canto peronista

un banco
de una plaza
destruido
es peronista

romper los cordones
de la vereda
para obtener
proyectiles a medida
es peronista

dormir en calzoncillos
es peronista

decir comentarios
reaccionarios
en la mesa
es la poesía peronista

edmundo
rivero
es peronista

desayunar
té con pan pelado
es peronista

tocarse el corazón
cuando suena
el himno
es peronista

cagar con campera
es incómodidad
peronista

ser
“fana”
de cualquier cosa
es peronista

comer salame con vino
es peronista

los hijos
mezcla
de clases
son peronistas

un crucifijo
fluor
que brilla en la oscuridad
es peronista

tu mamá
y tu hermana
haciendo
compras son la
gloria peronista

las profesoras
pinturraqueadas
que dictan
rápido
con los brazos
tensos y los puños
cerrados apoyados
en el escritorio
son peronistas

el manual
estrada
es instrucción
peronista

odiar a la cana
es peronista

ir a la cancha
es peronista

el chori
sin cuidados
bromatológicos
es peronista

el bombachón
de tu abuela
flameando
en la soga
de la terraza
es peronista

mostrar
el culo
por las ventanillas
es peronista

soriano
escribe
thrillers
peronistas

un zurdito
de la revolución
perdida
es la resaca
peronista

anotar
caminando por la calle
sobre la palma de la mano
el número de teléfono
de un departamento
que se alquila
es romance
peronista

quedarse
con un perro
callejero
es peronista

el concepto
de familia
es peronista



la musculosa
blanca
debajo de la camisa
casi transparente
es peronista

las camperas
marrones
símil cuero
ceñidas
en la cintura
son mafia peronista

cazar
es peronista

el boxeo
es el deporte
por excelencia
peronista

hemingway
era bien peronista

cortazar
ni borges
son peronistas

la damajuana
es el recipiente
peronista

la autoridad
de un taxi
es peronista

el trapo del piso
es el lienzo peronista

la merluza
con el tango
son el slogan
peronista

las pajas
colectivas
son un descubrimiento
peronista

no existe
la debilidad peronista

la mugre
es un accesorio
peronista

el asado
es una expropiación
peronista
a los gauchos

los gauchos
no son peronistas

los edificios
de seis pisos
con manchas de sarro
en la fachada
y balcones
son construcciones
peronistas

no
existen soberanos
peronistas

todos
los partidos políticos
son peronistas

usar
una chomba
con el estampado
de una banda de rock
es adolescencia
peronista / menemista

los que juegan
al rugby
al golf
al water polo
al tenis
al jockey
se la pone
fácilmente
de parado
en los vestuarios limpitos
un peronista

el albañil
es el obrero
peronista

la calva
involuntaria
y desprolija
es madurez
peronista

eyacularse
en los calzoncillos
es peronista

decirle
al semen
gustavo
es dialecto
peronista

la ginebra con coca
es la bebida
peronista

mandar escabeche
en una encomienda
a un hijo que está lejos
es peronista


la pedofilia
es un lapsus
peronista

los travestís
son el invento
peronista

las propagandas
del mundial
son peronistas

un fútbol
con cascos hexagonales
negros y blancos
es peronista

una nenita
haciendo pis
sobre la vereda
desde lo alto
sostenida
en brazos de su padre
es rock and roll
peronista

aprobar un examen
sin estudiar
es peronista

los cintazos
a los hijos
son el sermón
peronista

la innovación
no es
peronista

darse vuelta
para mirar
un culo
es un movimiento
peronista

la subsistencia
es peronista

el plagio
es peronista

un almacén
improvisado
en la ventana
del living-comedor
que da a la calle
es peronista

las botellitas
descartables amontonadas
en las paradas de los bondis
son peronista

las camperas adidas
azules
con rayas blancas
desde
los hombros a los puños
son peronistas

los bailes
son peronistas

la mona
es peronista

ficciones
de borges
es peronista

rayuela
de cortázar
es peronista

los cementerios
municipales
son peronistas

alberdi
es peronista






EL HOMBRE QUE SIEMBRA

El hombre que siembra está sentado sobre un escalón 
estira el brazo, toca el suelo, acerca la mano a su nariz 
siente el olor húmedo de la tierra.

En cada planta hay una idea de las cosas. 
Por cada planta un hombre que siembra.

Las semillas deben estar enterradas
a una profundidad del doble de su tamaño.
De no ser así, puede que la planta no cumpla
con todo lo que esperamos haga.
El hombre que siembra, a esto lo tiene bien clarito,
y cada vez que se equivoca se castiga con baños de agua fría.

El hombre que siembra
rompe en su mano las piedras de tierra seca
formadas por el exceso de sal, de sodio.
Y a ese polvo lo mezcla con uno más húmedo y sedimentado.
De este modo la tierra nunca se pierde, nunca está maldita:
el único desierto es el de uno y su clase.

El hombre que siembra tiene un cuaderno
donde cuenta lo que le rodea.
"Hoy encontré el sauce
quemado. Pensamos que por un vaso de whisky.
Le hice una poda de ramas y brotes muertos,
removí y cambié su tierra; lavé sus raíces con jabón blanco.
El sauce sabrá cómo continúan sus días,
sus nuevas cicatrices y su fuerza que duerme
deberán significar un nuevo aprendizaje
en este punto donde el tiempo ha detenido el crecimiento".

El hombre que siembra camina por los viveros 
recordando la temperatura del metal a la intemperie.

Matas altas, follajes verdes.

Con los brazos cruzados en la espalda 
mira la líneas de las figuras sobre las hojas. 
Las plantas vistas de cerca 
no parecen plantas.

El hombre que siembra observa las flores de su balcón
atacadas por una peste estacional.
En el edificio de enfrente sus vecinos discuten
por una llamada perdida.
La peste forma colonias en los rincones del tallo
contra la hoja. Después pone huevos. Después
descansa. Cuando revientan los huevos la planta muere
y se mudan a la próxima.

El hombre que siembra sale a caminar cada vez que llueve.
Calcula los años de los árboles
que están en la vereda y escribe su edad sobre el cordón
con un pedazo de ladrillo.
Después vuelve a pasar y corrobora.
A veces tacha el número viejo y a su lado escribe el nuevo,
a veces le suma un dos, un tres en las unidades.
Cuando llueve es más fácil saber la edad de los árboles 
porque brilla su corteza.

El hombre que siembra mira a su mujer mientras duerme.
Imagina que es una planta y la puede arreglar.
Cambiar la tierra, regar, cortar las ramas secas.
Después camina a su cuarto, se acuesta y reza:
"Esta es mi pala. Hay muchas como ella, pero esta es la mía.
Mi pala es mi mejor amiga. Es mi vida.
Debo dominarla como domino mi vida,
Sin mí la pala es inútil. Sin la pala yo soy inútil.
Debo enterrarla con precisión.
Debo enterrarla mejor que los que quieren mi trabajo.
Debo enterrarla antes de que ellos lo hagan.
Lo voy a hacer. Amén".

Después de rezar, se queda unos minutos
solo con su memoria, que le enseña un pueblo
a la siesta, con los troncos de sus árboles pintados de blanco.
Y él camina entre unos largos eucaliptos
que delinean un camino de tierra.
El hombre que siembra se arrodilla.
Apoya una mano sobre el suelo, la cierra
y levanta un puñado de tierra que lleva
hasta su cara y huele.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada