jueves, 31 de julio de 2014

SERGIO ALFSEN-ROMUSSI [12.601]


Sergio Alfsen-Romussi

Nace en el puerto de Valparaíso, Chile, el año 1981. Publica los poemarios Totémesis (2009), Enteógena (2011) y Metamérika (2012) por JC Sáez Editor. Actualmernte vive en Santiago de Chile.



del libro Supernaturaleza (JC Sáez Editor) de
Sergio Alfsen-Romussi



6. (nierika)


6.1     Escampaba el ave mool de fuga su                  fatua 
           silueta desde nuestros otros                             nombres

           (era nao parietal votiva y                                 tranceúnte des-
           taciones errancias) e

           inflorescía de la tectura un                               acantilado fe-
           nomenal y
           negativo


6.2    Desarbolados los espacios se                          vebían de 
           velocidad criadora de                                       

           viento, 

           la párpada amplitud                                        esparcida 
           sobrel

           canto futuro-arcaico cual                                 mosaico

           de aluviones en potencia iba                     .      explanada por 
           el calco                                                              flanco del

           resplandor cosido y
           eran hachas corcheas desde la                        sustancia del
           balbuceo ígneo

           /o sea se 
          gorjean los

          principios de incertidumbre                             como suble-
          vaciones ópticas, los

           halcones del espíritu                                        trayectan i-
           rrigados de incandescencia la

           profunda
           altura



6.3         Croquean piídas peregrinas los        bestiarios del 
           . . aire

           . . cuando                                          .    coinciden la

           . . misma idea de pender un                 contrafirmamento 
           . . por

           . . psicotropía 
           . . del paisaje 

           . . (onomatopeya del peyote)



6.4

6.5          Observa cintilar cintritas los             imperios no           
................................... . . ......................... . .       sonidos del

           . . planeta na
           . . veta de timpar superestructuras      . prístinas  
           . . inmateria marea                                lenta de
                                                          . . .    .       semillas di
           . . secciones
           . . /fi-
           . . ligrana mental de pólenes                 tendidos en el     
           . . triángulo del                                      hado


6.6          Tactilan el lapso en sus planos            verticales
           . . /esquilas

           . . derivas de una                                     trayectoria e-
           . . scisión sustentada en el     
                  silbo

           . . fuera sorbiéndose la
           . . luz
           . . (embriones de fuego nuevo a cabo el cuaje de

           . . alba)



6.7          Concepto de catarata en reposo,         escena de 
           . . amortiguar la

           . . esfuma 
           . . fractura empapada contra el                verdecerse lo

           . . observado des-
           . . del equilibrio /la

           . . siega deun lugar inmóvil                        /las aguas caídas

           . . del horizontescarpo hacial                     inicio

           . . : consecuencia del                                  zureo cielo 
           . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .       gestado por

           . . infarto



6.8          Caleida irreversible la                          intemperie des-
           . . tos vuelos                                             descoloniales

           . . (nagualgänger de las utopías),            un Rothko

           . . celaje de crepúsculo érasel                  flameo grácil de

           . . garúas abrasiones, un                          nido a-
           . . yermo de vidrio de-

           . . sintegrándose entre los                         haces fi-
           . . lamentos según la

           . . poderosa repetición de                          surrealidad,
           . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .   según la

           . . resolución de invisibilidad exenta de     liturgia  

           . . /sólo el  
           . . número cero entonces hace de              córnea de-
           . . sertada y

           . . contrarretrato de futuro
              


6.9           Iridiscía la quimera química su        . .cascabel a-
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ..... . .. .rracional, la

           . . faz de los fragmentos como            ...  táctil
           . . proporción de un

           . . eco cetáceo en                                      ambos

           . . lados de la lluvia,                                  como ex-
           . . tensiones de

           . . luz doblada   

               luego el paraíso límbico de los       . .   abismos 
           . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .espontáneos      

               contra la matria réplica

10. (campo psicotropical)

10.1       Y o  o s  e n s e ñ o  l a  S u p e r n a t u r a l e z a

10.1.1    Un paisaje de apercepción Escher-Tanguy escripto por
                origen mítico y

                principio enteógeno


10.1.2    Una variedad de wirikuta calabi-yau la pacificación de i-
                rrealidades  
                
                (espacio curandero abstracto)


10.1.3      Hacen la superficie                             (geometría elástica)
                                                                          hespérides metalizadas 
                                                                          árboles bronquiales
                                                                          escalas armónicas
                                                                          flores cuneiformes
                                                                          meandros aluviales
                                                                          patrones espontáneos
                                                                          cadenas proteicas
                                                                          pájaros algebraicos
                                                                          nuevas corónicas
                                                                          geodas impolutas
                                                                          lenguajes lácteos
                                                                          burbujas vegetales
                                                                          números imposibles
                                                                          criaturas acústicas
                                                                          enlaces covalentes
                                                                          bofedales boreales                                                            
                                                                          etc.


10.2         Eran extensiones hondas           .        vertidas por
                transmisión oral contra la

                ilusión de los opuestos,

                tundras traslúcidas per-
                pendiculares al
                
                estado supernatural de los                  pueblos pri-
                mordiales /la
                
                propagación solemne de                    clorofila sea

                lascivia de                           

                retina /de-

                serción de inocularse potestad de 
                tempestades


10.3        Unen los cultivos de no                                   linealidad la
                cruza de luciérnagas a-

                leatorias
                (pasaje de iniciación) /del

                aeroglifo despunta la borrasca su

                opalescencia /la

                gracilidad grabada en el filtro                           silba el
                
                curso asceta de las                                           

                aguas



10.4       Pacen los animales abstractos la                     edad del
                movimiento al                     

                aire libre /la
                napa de anarquía geométrica                           borbotea
                sondas de

                verdebolencia contigüidad cuando                   las causas
                
                primeras eran lugares indistintos                    . de un                     
                
                futuro perfecto


10.5       Masa de diástoles como cisternas de              ubicuidad las
                boas del coito multiforme han

                detentado lo absoluto /léase                            di-
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . .. . . . . . . . .. . . ..solución de

                todo pacto social por

                analogía entre deidades                                   dobles como

                bestias de quietud se                                       autofecundan,
                . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .luego la

                repiración fructífera                                       travesándose la
                plétora de

                cerros /pro-

                genitora gutural de bondad

                y vaivén


10.6        Diafanía li-

                cuefacer un
                 
                número lacónico de auquénidos en la               calma
                
                (lindan lagunas ágatas),
                siegan de-

                sembocar al hocico del verano las                   dúplicas del
                eje,

                tiernas quimeras herbívoras sigilan in-
                subordinar de los relieves cognitivos el            acceso a
                
                la fábula de in-

                stantaneidad



10.7        Arrean los ganados increados sus acordes  . . uniformes
                hacia

                las nieves de yodo diagonales do se aparean   anaerobios,
                plásticos,

                sincronizados dentro el tul volumen de   . .       glacialidad 
                como

                silencio vertebrado y altar invernadero del  .   azar o  sea 
                desexisten
                
                por mutación de inundaciones contra las cumbres      . de 
                vidrio
                 
                como dispersión florífera de horizonte y desplazamiento
                impredecible         
                
                de coincidencias por los contrastes híbridos               véase 
                sinestesia

                neoexpresionista del
                
                caos



10.8       Diluidas y

                delgadas

                manadas migratorias de                      belugas
                surcan
                
                las equidistancias e                             izan

                de la levadura luz                                sus

                prójimos mentales
                /los
                
                levantamientos per-

                mutan desde                                       el arpa de las

                temporalidades una                            oquedad
                como

                regazo

                (ende las                                              crías de
                creatividad por

                retroalimento de                                 

                ascendencia co-

                evolucionan)



10.9        Escampan de la serie de altiplanos                  madelbrot              
                bandadas de

                cóndores vectores e

                innatos al

                eco
                de las cúspides como                                      amputaciones
                unidades yendo

                azur en

                yunta es-
                quilándose la e-

                vanescencia un

                páramo diamante de                                       germen y

                estructuras ágiles ulteriores                              y o-

                pulentas
                (bioma de rompientes),
                                               
                las especies de paso                                         entonces
                como

                parapentes in-
                verosímiles sirgan el
                
                imaginario de la cúpula                                    hacia

                los campamentos de
                perspectiva y

                libertad




10.9.1    Sea la S u p e r n a t u r a l e z a nuestro sentido de
                vida,
  
                nuestra

                conciencia


15. (ríosen nete: las playas conceptuales)

                                                           Antonio Silva in memoriam


15.1         Lo único uno desangrado de los albores, cóndores de 
                mareación fueron

                puntos de la vista ex-
                traordinaria, e-

                lementos de biocinética: el

                arkhé como proceso 
                (muro huayra mariri)



15.2        Tendidos contra 
                la

                esfera, fuimos

                te-
                nuemente dádivas:
                
                seres es-

                tilizados de

                fertilidad,

                cri-
                aturas de

                cosmogonía, con-
                
                ceptos de

                antiforma



15.3        Ahoraquí: los árboles del mundo idealista, el entramado 
                de sus gestos:
                
                todas las manifestaciones espaciales desplegadas en un 
                solo

                foco, cardíaco,

                huso de las potencias preciosas como sirenas de

                placenta los rezos superrealistas de

                alteridad


15.4       Ante las fases de protomateria, un pululato de flores
                vaginales:

                el centro del universo físico imbuído en el ojo, sus

                sílfides sigmoides de filiación engarzadas según el 
                mimetismo del

                efecto, su
                
                antihorario



 15.5       Cruzaban los guacamayos un aguajal de poliuretano, se 
                nacían de

                inundaciones como lanchas fantasmas, músculos del
                
                retorno: la

                contrahistoria general (su figuración fantástica) pre-

                supone un despliegue pictórico de temporales, ultrazules,
                desaguándose: el

                pedazamiento gematista del

                instante



15.6        Las naciones es-
                pléndidas del yarinacocha eran matrices de absolución, 
                planta-

                ciones voraginales,

                villorrios de un hiperespacio atemporal, metamerikano
                (paisaje psicotropical). Los

                delfines místicos surcaban el río de la vida, preñados de
                benignidad, verbos nuevos y

                se latían de anulaciones fecundas e
                im-
                bricaban sus

                gorjeos helicoides (supercuerdas umbilicales) través los

                tractos digestivos, intoxicados de

                transparencia



15.7       La primavera congénita, su insondable unicidad melódica, 
                las
                 
                aldeas des-

                dobladas de virtualidad y flotantes refractadas en el

                horizonte, las
                
                hamacas de harmina meciéndose (mecanismos vegetales) 
                como panteras se

                parían la

                manta payariri, el

                espíritu del viento en fermosas plétoras de 
                polen pro-

                yectado, extraceleste



15.8        Un ícaro arcoírico traviesa el campo imaginario través 
                disecciones exóticas de vacío, la

                teselación de

                hologramas helio-

                trópicos curando el cuerpo, su tetradimensión arcaica, 
                continuum de mutaciones y esferados los

                espejos se derredaban códices, partículas eternitesimales,

                glifos genéticos a la esencia indivisible de la selva perfumera, 
                hiperquímica del ucayali,

                transfiguras i-

                nespaciales de extirparse las enfermedades alucinógenas 
                de

                babilonia y su consumo depredador de sujeciones. Las

                metáforas perfectas diafanizan entonces la inmortalidad del

                alma, el amor perpetuo irradia su belleza fastuosa, 
                totalitaria, y canta la

                nete hyperbolaion su fosflorescencia free from the

                yenin     yushinbaon          cárcel
                (nishi      paen      merán     bewá)






METAMERIKA

Por Andrés Ajens

Leído en el Thelonious Bar, en la presentación de Metamerika, de Sergio Alfsen.

En la esquina de una calle, vio un cartel con la siguiente inscripción. “¡Hoy, en el hipódromo de Clayton, desde las seis de la madrugada a la medianoche, se contrata personal para el teatro de Oklahoma! ¡El gran teatro de Oklahoma los llama! ¡Sólo por hoy, por una sola vez [nur einmal]! ¡El que desprecie hoy la oportunidad, la desperdicia para siempre! ¡El que piense en su futuro [an seine Zukunft denkt] es uno de los nuestros [gehört zu uns!; lit.: ‘nos pertenece’]! ¡Todos serán bienvenidos! ¡El que quiera ser artista que se presente! ¡Nuestro teatro puede emplear a todo el mundo, a cada uno en su lugar [an seinem Ort]! […][1]

Amerika, F. Kafka




Si comienzo este saludo a Metamerika con un pasaje encontrado entre los capítulos inacabados de la Amerika de Kafka, no es solo porque esta Amerika está visiblemente alojada en Metamerika, no es solo, digo, por esa coincidencia azarosa o, quién sabe,  buscada, en cualquier caso, dada, sino también o antes bien porque nos arroja de entrada ante la insoslayable, la viejonueva y cada vez más o menos urgente pregunta por el arte (y, con ella, por la técnica, que si hablamos aquí de arte es en buena medida por la traducción latina de la techné griega), pregunta e inquietud que se asoma sin estridencia, pero no por ello de manera deslavada, en diversos pasajes de Metamerika de Sergio Alfsen.

Huélase, por caso, EL ARTE DE LA FUGA: AVE DE PRESAGIO, poco después de una cita en traducción de Todesfuge (Fuga de muerte) de Paul Celan, poeta que por demás pudo haber emigrado en su juventud a Sudamérica, escapando de la escenita sin nombre que ya se avecinaba en su natal Bocovina, pero su padre lo desaconsejó mentando que Sudamérica era tierra de indios bárbaros. U, otro pasaje de Metamerika, TECNICAS FUTUROARCAICAS DEL EXTASIS / (A METAMERIKAN PRAYER). O aun PSYCHOLOGICAL MORPHOLOGY OF CONDORCANQUI TUPAC AMARU, donde ya en su línea inicial leemos: “El carcajadeo huyenta su artepuro hacia el cetro del otro”.  Pregunta o plegaria del arte, pues plegaria como, en inglés, prayer, viene de precaria, precarious, lo preguntado o pedido encarecidamente. ¡Pero estás loco…! ¿Cómo vas a abrir o reabrir la inmensa, la interminable pregunta, o plegaria si prefieres, acerca del arte (occidental), en esta “presentación” del libro de Sergio? […] Simplemente la modulación de la pregunta esta vez en su precariedad umbilical se circunscribiera. Así: no tanto si Metamerika se sustrae del arte (occidental), el del teatro total de Oklahoma de Kafka por caso, ese que asigna pertenencia y asegurado lugar a cada cual (an seinem Ort!), sino más bien: ¿es que a ratos hay en Metamerika, en puntuales pasos y pasajes, o en el suspenso de los hiatos entre pasaje y pasaje, forados que marquen una tan cierta como incierta despedida del arte, el desgajamiento o la sustracción al arte (occidental), incluso a la literatura? Si no porfiáramos hoy en estas preguntas, por más alambicadas, fallidas o mal planteadas que pudieran estar, ¿lograríamos acaso pispar lo más sabroso, lo más regalado, y a la vez lo más interruptor y/o traumático de las escrituras anti/poéticas que sobrevienen hoy en día? La respuesta de Sergio, su balbucear y su Metamerikan prayer,  se inscribiera de entrada en una apuesta por la desautomatización, dislocación y/o desvío por de pronto en y/o con respecto a la lengua heredada:

[…] desaprender lo inyecto
por la puta babilonia desde el perfecto caos y educarnos al lenguaje de las águilas do
las innúmeras transformas colosales se solazan desperdigando insuflasiones bálsamas
ultrasonidas

Las innúmeras transformas, tranferencias y traducciones colosales de entrada en Metamerika (baste abrir el libro y encontrarse con la visión del Inti Punku, alias puerta del sol, en Tihuanaco) consuenan con la lengua de las águilas desde el primer poema/zancada del libro: “Ikarografía / Visión del paraíso” (Ars poétika)”.

Dejemos reposar un instante la pregunta, precaria plegaria. O blasfemia — pero blasfemia, o “mala” palabra, sólo para creyentes o suscriptores sin más de lo sacrosanto en literatura sino, sin más, de las sagradas Escrituras alias sin más Escrituras. Suscribir sin más versus leer, lectoescribir (incluso “sagradas escrituras”), desaprendiendo, escena agonal en viaje, desplazándose por distintos puntos de Metamerika. Conflicto del lenguaje de las águilas con el lenguaje de las curadas culpógenas de las sacras cesáreas católicas majestades; winka “farmacéutica de culpa”, “historia de la culpa o ex altar de poderío, así se biblian”, “colonialismo psíquico”, “despotismo inquisidor católico[universal]  y su estreñía clerecía”, etc. Frente a ello:

la intemperie psique […], despeñaderos constrictores cual doblez de los katunes to destroy the vatican y sus drogadictos virreinos […] chupar wachuma: estupendo alochol de alcoholes […] suctarsel sebo de los cóndores […] liana umbilical desde la plasma Pucallpa efímera […] un wenuleufu de betacarbolina bautista nos baña y anuncia la vida simple en abundancia… (A metamerikan prayer).

La vida simple, a Metamerikan prayer, la intemperie psíquica, la liana umbilical de Pucallpa, la ayahuasca tal wenuleufu (¿ancho cielo?) de betacarbolina bautista, nos baña y nos anuncia la vida, simple… Entre tanto nuncio evangélico clamando la vida después de la vida, o después de la muerte, o la vida (nueva) redimida (cf. Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui), cómo es que esta betacarbolina bautista ayahuasquera,de Metamerikan prayer logra zafar de lo que en otra parte habrá llamado “altar de poderío” o “colonialismo psíquico”? ¿O es que en su persecución, en su ansia por to destroy the vatican, queda presa ella misma de la lengua y de la operación impuesta por su contrario?

En otras palabras: ¿de qué modo esta Metamerikan prayer no se confunde sin más con una Christian o aun Metachristian prayer? ¿La vida simple? Leemos: “La vida simple en abundancia: la gratuidad de la gratitud: la gratitud de la gratuidad”. Pregunta: ¿la gratuidad, lo dado o regalado enteramente de gracia, lo que se sustrae de raíz del círculo comercial o sacrificial del don y el contra-don, eso: posible? ¿Y si fuera la gracia, la gratuidad, otro nombre de lo imposible, no sería por ello justamente lo único digno de dar, de dar a conocer, desde ya, de anunciar? ¡Qué preguntas! ¡Qué precarias!

Metamerika, viajes y visiones leemos en su dedicatoria, juega con la plasticidad de su/s sentido/s y destino/s, baila con el diferir su meta: en la precipicia danza, danzaidanza, como orgía sacra y danza del azar…  de visiones y de tránsitos.

Pues Metamerika puede nombrar lo propio, lo otro y su contrario. Puede nombrar lo que trasciende o está más allá de Amerika: Meta-Amerika (como metafísica, metamorfosis o aun matáfora). Puede nombrar también un llamado a “meterse” en Amerika: ¡Meta Amerika! (como ¡meta cuerpo! o ¡mete bala!). Puede nombrar a su vez a Amerika como objetivo, como destino o meta: Meta: Amerika. Y como el sentido o referente de Amerika también se reparte (al menos entre Amerika en tanto America o Estados Unidos y Amerika en tanto el conjunto del antaño llamado Nuevo Mundo o continente americano, sin mencionar a Amerika como el mismo aguayo inacabado de Kafka. Ir, viajar más allá de la América kafkeana (la de Buch padre e hijo, por caso), metiéndose América adentro, como fijando rumbo a una América jamás antes vista, por venir cada vez, y no necesariamente esa tierra mía sin nombre, sin América de la que habla Neruda al comienzo de Canto general. 

En tanto textura, en tanto aguayo o chumbi, su tactura entrelaza diversas hebras, hilachas, lianas, y a su vez, con ritmo a ratos de trance, de abismales derivas asémicas (tales curvas megalitas de lo asémico que encontramos en ÜL: METAFORACION Y CIELOGRAFIA FROM THE FIRST  ALCALEIDOSCOPIO), Metamerika deja en suspenso o abiertamente manda a pique por momentos al poema como textil o texto.

Entre otras hebras o hilachas, especie de series alegóricas, aquí, estas:

hilacha ayaguasca,
hilacha huichol,
hilacha inherencias se zurcean (plasticidad y emergencia e inmergencia permanente de la lengua, las lenguas, porque en Metamerika visible y audiblemente converge más de una: lengua repartida en el reinato de las mieses / rancias por raspado, leemos por ahí), 
hilacha ojeo bozal, en cuanto trance de la visión y sus imágenes en el aguayo dado, en su misma inscripción, si se quiere, en camino, desplazándose: vi contraluz de un contrasueño fugitivo sobre una camada de aleaciones entreurdidas, por caso, en Códices del vértigo)
y una quinta hilacha difícil sino imposible de nombrar, ¡hay que verla! Me refiero a la serie de imágenes y figuras que puntean el texto.

Cada hilacha, cada hebra o liana alegórica, decimos, a su vez se reparte.  La hilacha ayahuasca se prosigue en sampedrito, achuma o wachuma, en alcaloide, en alcohol y marihuana, mezcalina, peyote o datura… La hilacha huichol se conjuga con navajo, con pifilka, con pachakuti, con huayno, con fütawentru, con ül, con mawida… La hilacha ojo bozal es casi omnipresente, al punto de convocar más de una vez de manera explícita a la videncia extrema, esa, que en Rimbaud al menos, pero también en Celan y otros/as, linda con el enceguecimiento extremo; para “ver”, justamente, lo jamás antes visto, lo invisible a la ojo-tecnia, ya sin ver, o de otra muy otra manera.

* * *

Un saludo a Metamerika, decía; lo reitero a punto de callar. ¿Pero? ¿Es posible saludar, desear y pronosticar buena salud, estancia entera a un libro – o es solo hablar figurado, pues a un libro, a una cosa, a un objeto no se habla, sólo se habla al humano? ¡Pero! ¿Quién dijo que sólo (se le) habla al humano! Y, sobre todo, ¡quién dijo que un libro, Metamerika, por caso, es sin más una cosa, un “poema-objeto”, si tal hubiera? Si la palabra, su enhuelladura, dice, muestra un fuera de sí (con respecto a ella misma), lo que habitualmente llamamos un “mundo”, un libro no sería sin más un objeto. Entonces, cómo no saludar a Metamerika, tal paraje prometido, convocado en este libro?

Una palabra (¿más?, ¿menos?) antes de callar. Más bien una imagen. O aun más bien una impresión fugaz no discursiva aunque tampoco, verán, enteramente visual, pues hay zonas en que la cosa, como se dice, se va al negro – impresión, esta:

Se trata, lo adelantáramos, de una impresión de la llamada “Puerta del sol” o “Inti punku” en Tihuanaco, a 70 kilómetros de La Paz, no lejos del Titicaca. Hay quienes postulan (se figuran) que la figura central, rodeado por 24 cóndores, sería Viraqucha, figura ampliamente convocada en Metamerika, así como el mismo Tiwanaku (cf. RELATO RITUAL DE TIWANAKU EN MARIHUANA). Resulta que hoy, hoy mismo (8 de septiembre de 2012), el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, se ha casado con su novia, la presentadora de televisión Claudia Fernández, en una ceremonia-ritual con lejanas reminiscencias andinas, aunque amenizada con Veneno y Sin ley (ambos grupos, de música tropical, orureños). […]

Desde esta impresión tihuanacota, desde esta memoria tan impersonal como personal puesta en escena en Metamerika, en el borde de este saludo, este ¡meta saludo! —  metanimal con aire inquieto, aire de pregunta:

qué haces otra vez aquí, fraserío 
desprolijo, no con tu nombre 
ni renombre milenario, taypi
qala, con el rocío, sino
de tus sílabas pétreas
ni añorar ni arañar al pre
sente desde la puerta
donde el arqueólogopoeta pro
clamara que rodaban cabezas 
como flores de los 
cuatro caminos del mundo
en temporadas secas; […]

8.9.12 .. .. .. .. .. . .. .. .. .

[1] América, F. Kafka, trad. de Ruth Saunner (con ligeras variaciones), Akal, Madrid, 1983.





WIRACOCHA EN WACHUMA

/COSMOGONIA Y FUGA

Sergio Alfsen-Romussi

I

/trópico nagual se lanza a las derivas yermas y tráquease vertiente,
[taja el pique
ninguno dosotres

/brotado el fractal paisaje y definitivo de astronomías glíficas se
[empreñan de
decibeles mimbres unas parábolas catedrales y peregrinas islas

/cha’lla de filos un amante y textil solsticio la secución de yerbos
[archipiélagos

/sobrenatura sedentada huesadera trapezoida el suyu biomecánico a las
[ventiscas,
del horizonte el quipu etéreo unciona sus fecciones a la insomnia y surge
[entonces
impecable el



P   U  M   A   E   M   P   L  U   M   A  D   O   D   E   L   A   E   S  P   U   M  A,

[verborreico,
se climata entraña al eje entre la quema (agua quemada o fuego empapado)

/un arpo de plácidos barrancos resume así nuestra zooniria libertaria
[yéndose fecta,
orografía del entume yugaría un manantial colgante y el feminario acorde
[sustrajera la
hondanada

/corrientes longitudes acuarelan las estrellas confesiones de la bóveda
[incineración
de insectos y componen un vaso de tufo a la omnipresencia de invisibilidad

/un pastoreo de timones quietos la significancia del hojar saetas por un
[furtivo
caminado y ligeras sierras diagonales al esquilar la oscilación de
[cóndores

/una matadería alcaloidal y sus vaciales caravanas fléxanse peñascas
[sondas
hereditarias, riberas amplitudes ágatas que caen excesas al vendajal
[quebranto de
una parinacota edénica

/era el sagrado inconsciente y lamido luminosidad prensada el prahna
[pucará
entrestas hebras cerebrales como pan de cielo celular y avenidas           
[gelaciones.




II

Sé sin piel que tangen y latran idos al suspensamiento un édito dibujo,
[disipar lo
curvaturo como pedazas palatales, un absor de obscur desde los pozos
[flácidos
(las lindes que dolían yo no sé, siringe vaporación por los costreos
[templativa)
y una turbulencia repitencia los jaguareptiles rrean sus sonidas lascas por la
[charca
oquedad yuntada al renunciamiento entrel atavío de llagas como un fardo de
[cardos linos

/zumbida marillenta crustada en el resbalo aerosolar del amor por las
[cascadas
gravedades, cuajos agudos de una véspera fluvía, salmo resuello de laderas
[seudolineales
arrasadas

/lahares paralelos del escarche una velación delgaza en el echazo sus
[cortezas
adosadas al musaje, gradación pirita de ensenadas tonales para
[primaver
inimágenes, cekes riegos dese travesarse unas luceras entidades por la
[imitación
de flechamientos

/una bella estelación melliza de periferias íntegras y glaseadas súbditas se
[extenuan
exactas (carcajea esquiva lo cenizo en las carpelas, verse palabrir la racha
[amalgama
doquiera se redima al salterío de la equivalencia)

/cuáles perseveraciones ubren nuestros líxires placentos, dónde
[vegetan esas
finísimas neoanémonas sus pérgolas sumisiones

/(he visto la completitud de los auspicios cimientos vaivenir por atacamas
[nébulas e
incubar oasis)

/gel de gea que vevemos, eran panteráguilas diamándose en el zanjo de lo
[cero.


III

/variabilidades /yedrofanías (llamaradas al yelo altamente diluidas),
[entonces
radian los cerrajes sus expolios al plantío y ataúdan un sortílego
[galope a las
barriadas geosinclinales o sus acequias subátomas, la vid del ululato
[en el gollete
puente y su pesor cilindro ungulado al llamo nuncio dícese toda esta
[pictoriqueza
ferrada a lo proteico y bufida a la sideria

/totora toroidal del nagualfabeto y sus atardecidas ininterrumpidas
[tejiéndose
coágulas lacustres (una escala porosa de partículas elementales cuenca el
[sol oído
entra la holleja)

/sacerdotescientíficos contra lo cruzáceo pero madre cuelga ropa blanca
[por los dedos y
faénase vocación de cuclillas una muralla suprandina do se uteran
[ecofaunas

/aputeosis (cielografía de la mente) desque había de percibirse una
[palimpsesta
protozoa y metaforrada voz entre lo moho retrospecto, así desove una
[torrencia
de parihuanas ascendentes al visviri de los husos despojados

/luego un panteón obturador gemela estas comarcas uniones al neto
[aguacollar
de los vastos nidos do los ámbares han de beber su transfiguración
[despacia y
baldía planisferia

/lo philamento amortiguado en sus transplantes y la irrisión emanatista
[comprimida
en nuestros balnearios sacrificios como remaches vasculares esos
[desbordes
polimorfan sutiles despliegos sutiles de máscara ninguna a la lampa y
[espermanencia
cuando el ánimal NO VESTIA CARNE ESAS VECES EN EL ALMA.



IV

/NEGRA LECHE DEL ALBA TE BEBEMOS DE NOCHE(Celan) en una

[copa de
raza el pezón votivo de la poderosa vida madrépora su emulsión y sébase
[vicuña
lampiña lo extirpado en halos (sarro de phaxi la vaguada huída y sus
[vaguidas
faces),cardumen de graznidos bilocados borboteando oroflores, frutopías se
[cenitan
cántaros heraldos, sonethos al surfeo morfoseando el médano imagínate,
[pluran
pétalos y descuarzan, dulzan escamas y arborescen

/ida escalpela un racimo de abanicos anulados tecta la quietud indoblegable
[su idilia
arbusta y el cuervo cobre desde el tallo trelazado en el ilímite pirándose la
[vista
preñada de infinito

/dionisos yatiri solemne poseedor de las condoraciones disemínase un
[etcétera
acceso a los verbos de carne fuera las harapas inquisitivas desta amenclatura
[neoliberal
totalitaria, librado de los falsos dogmas y sus tristes gobiernos eclesiásticos

/llorado en la equinocta dieta (kenosis plantera) el ego aniquilado entre la
[magnificencia
inenarrable de los andes arrecifes y sus pétreos cetáceos vastados al
[atempo
(embriagado con un tinto licor amargo de fino relámpago vertirse al
[hoguero
volumen y adivinatorio de las aymaras ziones bajorrelievas)

/érase la miración íntimateria eviscerada y un observador anónimo
[calcándose
al origen


/TODESFUGE

/COSMOSIS.






ENTEÓGENA
Sergio Alfsen-Romussi; J. C. Sáez Editor; 
Santiago, 2011

Por Leonidas Rubio



Cuando Antonin Artaud visitó Mexico y se internó en la sierra donde sobrevive dudosamente la cultura tarahumara, encontró el rito del peyote, llamado Ciguri. Creyó percibir que encontraba el punto de convergencia de sus yoes superpuestos, caóticos, descentrados. Fue un momento de expansión de la conciencia en el viajero. En esa estirpe se encuentra el libro de Sergio Alfsen. Ya desde el título se propone escribir por inspiración sobreviniente, apostando a fuerzas tutelares, de arquetipo desatado, pero no confiadas a la exterioridad celeste o telúrica -por bien que conecte con aquéllas- sino a la interioridad de su nudo genitivo. Es un lenguaje que prolifera sonidos y sentidos, con vocación mitogénetica, productora de nuevos hitos epónimos pero que no se resuelven en la palabra sino en la vida, a la manera de los viejos vanguardistas, o mejor, de los exploradores en procesos iniciáticos en la línea de Gurdjieff o del citado trágico autor del Pesanervios. Es poesía que se goza en lo rítmico, en el poder evocador de lo sonoro y lo gráfico, como la letra manuscrita de Sergio, que traza desde un estado liminal un gesto conjurador, que reclama significaciones urgentes. Un libro que puede ser fácilmente incomprendido, porque su materia espesa y específica es de vibración selectiva. Sin embargo la maravilla y el placer que nos son comunes a todos, reúne a la tribu en este libro.





TOTÉMESIS
Sergio Alfsen-Romussi, JC Sáez Editor, 2009

Por José Kozer


Tour de force, el lenguaje loco por salirse de la página en blanco, donde se va incrustando, loco por forjarse en otro sitio, más lábil, menos cuadrangulado. Y como no es posible, se atiene: machaca, golpea, por un lado con la insistencia del que aclara porque sabe lo que se puede aclarar, y por otro lado, desde una enajenación no culpable que está ahí para el gozo, propio y ajeno, de autor y lector (de autor al lector, y viceversa) que no teme correr el riesgo de la dificultad (de expresión) ni de la oscuridad salvaje que no es oscurantismo, sino borde firme, deshaciéndose. Ahí, "el suelocielo se abrecierra traumaturgo", modo que tiene el estro de sostener la tradición de la palabra valija (Huidobro, Joyce, Girondo) y desde su apoyo acceder a una nueva, personal exploración. TOTEMESIS no teme explorar: de entrada, variando las estructuras, y luego, desde las mismas, "enhebrando glóbulos de vidrio" que hacen del lenguaje, no gratuidad, sino yunque, chispa, risa, ascua volátil, acendrada creación. Forja. Hierro que suelta sus escorias, porque ama también la escoria, y suelta raedura y robín, consciente de que la excrecencia es eje también. Un eje donde el poeta Sergio Alfsen Romussi se sitúa, se ve situado, afín a la ingente realidad del lenguaje, muesca y mueca, razón y salvajada, para cantarlo, cantar éxodo, éxodo que devuelve goce.



ALUCINOGENIA

Onomatopéyico al tarot y sobre el iris yunque o yugo hablo no en hocico en exequias fieles reveladas luz de claustro ansío jugo vaginal de vieja virgen instante no salvado he vomitado lugares no placeres aproximado no prójimo en amparo piel retratado azar y presagio fortuito inserto tacto etéreo de cruces en oferta mecánico el fuego mea un feto en pena y nace la sombra de una mariposa idéntica en masa baba ulula matadero tugurio vertical alienado ritmo euforia polvo no eres plástica flor serás plantada tumefacta nada permanece sólo sebo soliloquio primitivo barata androginia penitente imputada ascesis en quietud autómata leche materna cuajada utopía lamo huesos confesos no orgánicos idilio ignorancia y precio fraude credo antiguo anorexia termina oráculo en momento vértebra hipócrita cuéntame la penumbra grito condescendencia de la raza predeterminada coincidencia no duermo no como no piedra era yo hace no mucho reiterado físico en la huída traducida cárcel oquedad es el acceso del refugio sed negada paraíso paralítico lisonjas de una infancia hostil a la oclusión benigna de las kivas ser imagen mártir es no estar eyecto en la experiencia laxa del labio instinto en base a clavos ataraxia preñado ley marcial jadeo puertas hegemónicas sin historia desenlace concreto de la jungla cenestesia te reconoces bíblica en el deseo de las urnas alfabeto paranoia en la apariencia triste de las lágrimas coito conscripto al cráneo y entre persona y sistema sólo ánima producto del milagro definido orgía vértigo del horario raído umbra o hembra u hombre o hambre



CLAUSTROMANCIA

Alcohólico coincido faz o hiedra en cerrojo suerte escupido plagio yazgo promesa en horca 
renuncio plumas en pelaje pétreo finjo séquito de espinas dedicadas nudos sabor a tajo extraviado círculo víscera culpable del color quirúrgico de las flores nómadas decididas putas simultáneas al milagro revelado peso entre piernas números arrepentimiento blanco de sombras todavía bilis gota a gota susurrado ajeno innato a la licuefacción de los augurios me incrusto guadaña al presente continuo mañana no es futuro es semejanza de sémen cementado clímax mitocondrial imagen imaginada convento quechua envejecido gratis por la justicia medieval del castigo crucífero expiado cocaína en el regocijo fragmentado de los féretros políticos ungidos tumores en escuelas absueltas crematorios fui todos los hombres de todos los tiempos sin ser yo aún exhumado aurora

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada