martes, 22 de julio de 2014

PABLO CARRIZO [12.449]


Pablo Carrizo 

Nació en Córdoba (Argentina) en 1978, estudia Comunicación Social en la UNC. Cursó estudios de Diseño Gráfico en Aguas de la Cañada. Es librero y periodista cultural. Entre el 2001 y 2005 fue redactor y editor del suplemento cultural Ciudad Despierta, que acompañaba la edición de los jueves del diario Comercio y Justicia. Desde el 2012 participa del programa “Plaza del ángel” por radio nacional con la columna “El olor de los libros, crónicas de literatura. Actualmente integra el Grupo de Poesía Pan Comido, donde ha editado las plaquetas Pez por la boca (2007), El origen de una bandera (2007) y Pesos (2012). Ha participado de las antologías grupales: Belleza obliga (2005) , Derrota No (2006) y El día más parecido (2008)



Yo te siento presente
Barrial
en hilera de niños

Yo te veo los ojos en las ventanillas del A3
Yo te toco si respiro más

Yo te llevo adentro
bajo la pregunta qué
sin precio
estricto como un perro mirando fuego

Yo te siento presente
en plaza de abrazo
en misma marca de aceite
sabiendo que
seccional a seccional se hace el continente

En el líquido rojo
van nadando tus besos
yendo al corazón
viniendo al tiempo

Yo te siento presente
En el pájaro ciego
Que me baila tu risa
que me moja tu grito
En el líquido rojo
van nadando tus besos
bebida de vereda
doble faz de la unión
soldadura
vecinos
calle
posibilidad de club

(De la plaqueta: “Con mi sangre escribiré un poema”del   Grupo Pan comido”)
       





DIÁLOGO CON JAZZISTA EN SUEÑO

El ojo de una perdiz de yeso en su living. Dos o tres relojes en la misma sala. Luz mediana, la tarde pasando por un ventanal. Las palabras del entrevistado son como un silbido de significado.
“La música empieza en el movimiento de algo que a su vez mueve aire...y así”.
Como fichas de dominó, percusión, eso dijo el tipo, percusión.
“Vas a ver que cualquier cosa percute, la raíz de un árbol, necia en su camino, el papel que alguien abolla en otra habitación, los labios, en el ensueño, en la barrida de besos”.
“Vas a ver, decía, lo que te rodea es música destapada. Movimientos y movimientos de gente, animales, flora, cosas en su dureza”.
¿Usted dice música música?
“Desplazamientos digo. Inmensos algunos, mínimos otros. Un temblor alpino o una brisa por debajo de la puerta. Desplazamientos digo, flautas de lo que hay”.







Con dos wines

Es
el idioma de la época
elegir una cortina musical
y hablar a gritos de subasta.

Es negociar
el idioma de la época
la mímica del desprecio.

Poesía ataca por las puntas.

Palabra de niño que se mira los ojos.






Llueve, recibes

Llueve sobre la parte quemada de tu mano,
para que guardes seco el calor de tu caricia.

Recibes esa agua como amor o dios;
lo que crees en tu caso.

Recibes esa posibilidad de río
como un ciego al que no le dan sonidos;
lo que hueles en tu caso.

Llueve sobre la parte quemada de tu mano.






El Fantasio

Un heladero que pasa con la boca seca
y el cuello anaranjado
enrolla sus billetes
entre los dedos de una mano
y los chasquea
como despidiéndose del  lugar.

El sol ha empezado a untar la línea de los árboles
y lentamente todos se van yendo.
Antes, las mujeres guardan cada cosa en su bolsa,
cada niño en un silencio.

Voy a quedarme mirando el río,
su propia forma,
el pan mojado que se lleva de aquí.

Voy a quedarme sabiendo que,
a la final,
la soledad es un balneario repleto,
que se llena al vaciarse.






Sed

Es un animal en peligro de extinción el cariño.

Se lo cuelgan muerto en fiestas
almuerzos de negocios
íntimos geles.

Lo cazan juventud adentro
y él
que tiene sed antes de morir
lo último que ve es a sus captores
persignarse






Dado

La cavidad donde cada hombre
suceso cosa
lleva la poesía
buscamos
el origen del movimiento
de cada hombre
país
suceso.

Poesía exigimos. Tener liturgia.

Queremos el mundo
vuelta
 dado.
Normales






Esa ventilación que llaman música

Peso es lo que se mueve y mueve:
el pisoteo de uvas
lo que sangra
lo corriente  de la tinta.

Peso es lo que se detiene  y mueve:
la partición del beso,
el beso como caballo caprichoso de la especie.
                                           
Peso es lo que nos lleva:
todo arrullo, arroyo,
eltangor  de la lluvia,
la media luz que da Juliana.

Peso es lo que nos trae:
el sencillo amigo,
las obligaciones y los patios,
lo torpe y sonriente.

Peso es  lo que  se mueve de lo quieto:
esa ventilación que llaman música,
tu latido,
nuestra marcha
los gritos en nuestra marcha.







Soy de la gente con tiempo de sol en el rostro

Mi único canto es el que más me cuesta
el que no me pertenece
el que me ha tocado cantar.

Mi único canto está hecho de ondulaciones simples:
los cordones cuneta de mi barrio
el tempo del salario de mi madre
la naturaleza manual del padre de mi madre.

Mi único canto es el trueno regular de mi sangre
el río que cruzo para ir a trabajar
el agua igual de cada día diferente.

Mi único canto brota si la gente que soy lo canta .
Soy de la gente con tiempo de sol en el rostro.





Detrás de cámara

En el reverso de lo que vemos
está el contrapeso
la verdad leudante que no necesita prensa.

Un insecto robando azúcar
entonces
puede ser una madre cándida
y laboriosa

las salinas diarias
quizás sean
tiernos valles

un ogro puede ser el ogro
de todos los ogros
o una bondad redonda y vespertina

la belleza puede ser un rulemán del diablo.
El dolor,
una cicatriz en viaje.

De Mientras crece, Pan Comido (Inédito).






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada