jueves, 17 de julio de 2014

NELSON NAVARRO CENDOYA [12.373]


Nelson Navarro Cendoya

Nació en la Isla de Caucahue la comuna de Quemchi, CHILE.  Profesor de Enseñanza Básica con mención en Castellano y especialización en Teatro y Literatura en la Universidad Austral de Chile y Universidad de Chile. 
Es uno de los profesores fundadores de la Escuela de Cultura y Difusión Artística de Puerto Montt y del grupo literario POLÍGONO y director de los encuentros ARCOIRIS DE POESÍA. 
Ha sido homenajeado por la Municipalidad de Puerto Montt como ciudadano distinguido por su aporte al desarrollo de las artes y la cultura, además de colaborar en el Diario el Llanquihue y revistas de la Región y el país.

PUBLICACIONES: 

MANOJOS CHILOTES (1972); 
AGUASPIEDRAS Y EXPIACIONES (1982); 
LOS PECES QUE VIENEN, 1996. 
Miradores, 2009

Es coautor de la antología de poesía escolar PRIMERAS COSECHAS, autor de ARCOIRÍS DE POESÍA, MEMORIA DE 15 AÑOS,  autor de DONDE HABITAMOS LAS PALABRAS, 2006, con aportes del Gobierno Regional de Los Lagos. Actualmente Se desempeña como jefe del Departamento de Educación Extraescolar de la Dirección de Educación Municipal.


Después de los relámpagos

Sostuve el poema
a la altura de tus ojos mientras ardía la carretera sur.
Allí en la orilla chicoteaba el mar.
Sentimos la vibración de un trueno y la ventana
de nuestro bus se hizo trizas con los rayos.
Salimos heridos pero bastó ese primer beso
para salvarnos.

En Miradores, 2009






MANOJOS CHILOTES, de Nelson Navarro Cendoya



“A Dalcahue llegas alegre  
como el domingo  
con tus frazadas a cuesta. 
De tu telar oh niña 
me traes con olor a floridos  
arrayanes  
el más dulce abrigo nocturno.  
Unas son blancas 
y otras multicolores, 
más te pido la primera 
que ven mis ojos, 
pues parece que guarda  
las líneas de tus manos. 
¡Cómo oír el trac trac 
en tus horas de tejido!” 

(De tu telar, p.60);





“…Sus sones 
melodiosos 
me llevan 
por azules y 
serpenteros caminos, 
a caletas  
nubladas 
en una hora 
de sembradores 
y buzos. 
Rincón 
de las Chauques, 
como Añihué, 
Voigue, Cheniao, 
Tac, Taucolón 
y Butachauques 
mi sueño 
fue siempre 
dormirme 
en tus surcos 
de esmeraldas.” 

(Mechuque, p.53); 





 “Escribo 
antes de la marea 
un adiós, 
un saludo 
o un retorno 
de amor 
a la isla. 
Escribo 
un rumbo 
del alma marina, 
un viaje 
de velas lejanas 
hasta sentir 
en mis espaldas 
el agua fría.”

 (Escribo, p.16)




“Soy 
mar violento 
ante negras cumbres  
de la cordillera 
y algunos árboles 
que silbando 
se retuercen en la costa. 
Soy 
lamento de cahueles 
en una tarde de invierno, 
una red de amanecer 
sin peces, 
un náufrago y con hambre 
en un canal del archipiélago.” 

(A la deriva, p. 58);









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada