lunes, 28 de julio de 2014

LUCIANA CAAMAÑO [12.535]


Luciana Caamaño

Nació en Mar del Plata, Argentina en 1984. Publicó Cocorita (Dársena3, El Pez de Plata, 2006); Tres (Dársena3, Aguaviva, 2008); Querida: ahora te llamás muchacho y Susie q (ediciones de autor, 2009); Desatinada: soberana del mambo (Ñasaindy Cartonera, 2010); No le digas que murió Chabrol! (Spyral Jetty, 2011) y Los grados del escándalo (Sacate el Saquito, 2011). Con ilustraciones de Agustina Nat, publicó tres números del fanzine Tilinga on the Rocks. Algunos de sus poemas forman parte de Peligro inflamable, antología de poesía contemporánea (Folía, 2011) y de 30:30 poesía argentina del siglo XXI (emr, 2013).En la actualidad, dirige la editorial Sacate el Saquito.




te escuché mal
y creí que habías dicho algo hermoso
hablamos mucho de plantas últimamente
en realidad             
no te despertaste pensando en que
le estás haciendo un compañero al cáctus
que este mes, por suerte anda mucho mejor de salud
te despertaste pensando en que
le estás haciendo un cáctus a tu compañero
aún así
podría seguir teniendo algo de hermoso
no te apresures, no terminé
estabas hablando de tu compañero de laburo
y entonces todas las varitas y los magos y los best sellers del mundo al tacho
debería hablar menos de que veo poco
y más de que escucho poco
o simplemente
debería hablar menos de mis ojos
me gustaría que para mi cumpleaños me regales
una semana a puro espiarme
no me lo tenés que decir
sino a la gracia le pasa lo mismo que le pasó a la magia
a menos que me lo digas y yo te escuche mal
y entienda que estás diciendo
algo hermoso






no le digas que murió chabrol!

un ancla en la tapa
cuarenta y dos minutos de música durazna
encajan justo
el resto más o menos igual
el quiosco de la esquina cerrado a la hora de la siesta
todo cerrado a la hora de la siesta
el quiosco de la esquina sigue sin traer los puchos que yo fumo
todo lleno de carteles que prohíben fumar
ah
el portero está de vacaciones
el portero suplente no sale nunca del cuartucho de los productos de limpieza
ojo nunca entré ahí
quizá lo de cartucho es un prejuicio
me estoy basando en la imagen de unas escobas y una bolsa de bolsas de consorcio
en el piso pasa cada cosa
en el mejor de los casos
todavía resisto a la tentación
de pintarme las zapatillas con el acrílico que sobró
en el peor de los casos
más o menos lo mismo
estoy prendida fuego
eso
o las letras de las canciones nuevas me convencen rápido
me gustan las escaleras
y vos
en ese orden
tu cara me suena
o ya nos vimos
o verte la cara es como escuchar la voz de una mina que ya no me banco
cómo
estuvo todo?
hermoso
todo divino
chicos
que no se corte
sacale los cuchillos
rápido
no era que te gustaba esta banda?
no podés vivir diciendo “me re suena”
retenete algún nombre, corazón
decir cosas como
sufro de incontinencia nominal
como mínimo te entierra más
por más que se rían
se están riendo
miralos
todos juntos
se cruzan miraditas
se sirven postre
se buscan novia
cruzan sirven buscan
palabras que se usan en los carteles que
hace la gente
cuando quiere que su perro deje de cogerles las piernas a las visitas
y / o
cuando quieren recuperar la guita que les costaron los papeles del perro
miralos
no digas nada
miralos
se están riendo
tirate otro
tirate a otra
soy puta de corazón
mmm, eso no garpa che
arreglala rápido
reversionate algo si es necesario
miralos
se están riendo
no se te ocurra recurrir al chiste de las jirafas
de maricona nomás
tomá
te cagué el final
aunque no venía al caso
torta y se dice a sí misma maricona
vanguardia
revolución
resemantización
instauración de nuevos discursos
puta de corazón
el tiempo de este track es una mentira
usa palabras como mina, gramaje, pija, sugus,
estaría bueno que meches algún nombre propio
alguien que te caiga muy mal que te haya caí
do muy bien
o todo lo contrario
cosa de no quedar ni tan ortiva ni tan obsecuente
miralos
se ríen
elegiste el peor pañuelo de los tres pañuelos que quedaron finalistas
no da culpar siempre a la mala iluminación del lugar
ni al espejo
ni a la necesidad
de las nuevas gafas
ni a la pérdida de la receta con las indicaciones para la nueva graduación de las nuevas
gafas
en eso estoy de acuerdo
ojalá no hayan vendido esos marcos tan encantadores
dios no lo permita
por las dudas
cada mañana
ejercé esa nueva práctica que has dado en llamar
dios tenga en la gloria a quien haya traído a este mundo
el trastorno obsesivo compulsivo
mientras te laves los dientes diez veces,
cepillando al ritmo de música durazna,
durante tres minutos cada vez,
cambiándote las medias cada vez,
reduciendo al mínimo la cantidad de buches de enjuague bucal,
atendiendo el teléfono sólo si llega a al quinto ring,
pronunciando un máximo de tres palabras cada vez,
escribiendo luego el balance de la experiencia diaria,
en el cuaderno que publicita la droga de las pastillas gordas,
nadie puede haber comprado esos marcos que no tienen el precio escrito
cuando vuelvas
disimulá el entusiasmo que esos marcos te provocan
cuando te los vuelvas a probar
evitá que se te vea en la cara
el cartel de neón
que de tanto brillo
grita
me quedan pintadas
pasa como con los libros usados
cuyos precios fluctúan
de acuerdo al interés del comprador
la próxima vez que encuentres el tomo tres de los diarios de anaïs nin
hacés esto

1.
te vas a otro estante

2.
preguntás
si tienen alguna condorito

3.
no, mejor eso no, de una persona de veinticinco años que pregunta algo como
eso se puede esperar cualquier cosa, incluso que el hallazgo de el tomo tres de
los diarios de nin le genere un entusiasmo dispuesto a pagar un dineral

4.
preguntás la hora

5.
no agradecés, supuestamente no te interesa ni siquiera la saciedad de tu pregunta

6.
revolvés el estante de novela, ahí te distraés un poco del plan, pensás en la lista de las novelas que nunca faltan en una librería de usados y en eso que te
encanta decir: el único momento en que me encantaría que me gustase la literatura española contemporánea es a los tres minutos de haber entrado a una librería de usados y perez galdós 5 p
miralos
se están riendo

7.
pregunta la hora de nuevo, cosa que sea evidente que no le diste ni bola

8.
decile gracias esta vez, tampoco es cuestión de que te tome bronca

9.
decí algo ocurrente, si andás de suerte y son las cinco de la tarde, te calza un
lorca como pija hecha a medida

10.
lo que conviene hacer en un caso de pelotudez de tus características es
esconderte detrás de cierto gesto desconcertante, en un solo movimiento
disminuyen las posibilidades de que se den cuenta y aumentan las posibilidades de que te tilden de fresca

11.
no sólo te doy el truco, justo enganchaste la promo que incluye el primero de los novecientos treinta y tres tips del apartado “cómo comportarse en una librería de usados en zonas costeras”

12.
agarrás el primer libro de borges que encontrás y decís: justo el otro día estaba
por abrir una encuesta en mi blog que dice así: “cuando escucha la palabra
laberinto, qué es lo primero que se le viene a la cabeza?”

a.jorge luis borges
b. david bowie
c. a vos te hace falta menos paja mental y más paja genital
nota: si la puesta en práctica de este tip te otorga una conquista, no te pases, no abras esa encuesta en tu blog

13.
acá aparece una cuestión de vital importancia, si el vendedor es hombre
heterosexual te hacés la tonta y la linda, si el vendedor es puto, cuando se
produzca un silencio tararea una de madonna, algo bien obvio, le podés contar el chiste de las jirafas, no se te ocurra pedirle algo de lemebel, tampoco la pavada, si la vendedora es torta chongo, hacete la tonta y la linda, podés decirle soy puta de corazón, si la vendedora es torta leída, momento, pistas para descubrir a una torta leída: usa gafas a la moda, cuando te vio ver el libro de nin se le piantó un lagrimón, en el mostrador hay una pila de ejemplares de libros de su autoría con nombre que de seguro da tortilla, en este caso le nombrás a pizarnik, encontrás la manera de que se te asomen los tatuajes, usá palabras académicas, usá palabras que te hagan parecer sensible, manejá con cuidado la dosis de cinismo, si estás muy desesperada le podés tirar un señorita, muchacha, tratarla de usted, gesticulá mucho, dale manos, a ver si en algún momento aprendés a mantenerte el esmalte, hablale de violencia de género, de momento no nombres cosas como youtube o las torres gemelas, espero te hayas reforzado el perfume poco antes de entrar, hablale de lo caros
que están los libros, no le hables de lo caro que está el morrón, a menos que logres meter el tema de cuánto te gusta la cocina, la importancia de los condimentos y el callejón sin salida llegado a estos casos, la sal de la vida, no te copes mucho con el cine, no le digas que murió chabrol

14.
te acercás nuevamente al estante en donde está el tercer tomo de los diarios de nin
miralos
se ríen

15.
mirás a otro lado mientras agarrás el libro

16.
en medio de la pregunta, toses, “me dirías el (tosés tosés tosés) precio por
favor”

17.
no olvides que podés enfrentarte a otras variables con respecto al hacedor de
precios arbitrarios

18.
anotate cosas como esa, nada más cope que un epíteto rimbombante

19.
convendría en realidad que cuando te apropies de esta idea que acabo de darte, la
mo
dernices un poco,
en lugar de epíteto
podés tirar: apodo, alias, nick, también llamado,
en lugar de rimbombante
podés tirar: chic, pro,
acordate de que cool está demodé
acordate también de que demodé está demodé
en su lugar conviene optar por
está out
ahora en vez de grasa, mersa
viste cómo es la moda
todo vuelve
ya vas a ver lo mal que la va a pasar esa conchuda
es cuestión de tiempo
y una buena coartada
miralos
se ríen

20.
el hurto siempre es una opción posible

21.
me frega el resultado de esta empresa, sin
mi atado de puchos no entrás

22.
las cosas que una hace para ahorrar seis pesos

23.
miralos
se ríen
miralos un rato
hay cosas que conviene que no escuches
no por vos no, por mí
eso por ejemplo
si querés más ejemplos buscá,
es cuestión de segundos
la idea es que
dejes de escucharme
y la excusita esta del ejemplo
en algún momento se tiene que acabar
y qué casualidad
estamos asistiendo a ese momento
vivilo bien
es este
un momento histórico,
eso sí,
al final no cantamos el himno






excusas tontas para que vuelvas

1.

ni nylon ni un carajo
traete las manzanas en la mano
te digo más o menos de qué va
en la mesa hay pedazos de lo que iba a ser un libro
se terminó el día
no digo se terminó el día
como diciendo
“no lab
uro hasta mañana”
estoy siendo absolutamente literal
la pianista nueva
antes
no
antes sólo
la pianista vieja
ahora
te digo más
en este momento
un poco más la nueva que la vieja
la cosa es así
en la mesa
además
hay un cassette de esos de folk
no digo
cassette
como diciendo
“está el cassette adentro de la cáscara del cassette”
no estoy siendo literal
arriba de la mesa está la cáscara
la pianista nueva tira una palabra en español
sigo,
en la mesa
además
hay una receta
digo receta
como diciendo
“mañana
me tengo que ir a sacar sangre”
creo que eso no es una receta
sino más bien una orden
la pianista nueva tira una palabra en latín
y bueno
en la mesa
además
hay una bolsa vacía
digo bolsa vacía
como diciendo
“por eso te dije que llevaras las manzanas en la
mano”
como diciendo
“en una de esas te asustaban los tres kilos sueltos”
como diciendo
“tenía ganas de que llevar mi excusa al ridículo te diera ganas de traerte de vuelta”
como diciendo
“tenés razón, las dos tuvimos suficiente de las dos pianistas”
digo
pianistas
como diciendo
“no se trata de pianistas”
como diciendo
“no me atrevo a quitar a las pianistas de la frase”
como diciendo
“a mí también me parecen hermosas las extrañas”
como diciendo
“a mi tampoco me gustan las manzanas”


2.

te dije
“como quiera
s”
como quien dice
“sabés que no”
como quien dice
“no me preguntes”
como quien dice
“yo tampoco”
no es que no quiera ir
es como siempre te dije
nadie como vos
sabe elegir las arvejas,
a vos no te cagan,
cosas a tener en cuenta a la hora de comprar conserv
as:
la lata
(no tiene que estar abollada)
la marca
(tiene que tener trayectoria, en esto sos un poco conservadora, pedido de silencio,
película relativamente nueva)
el precio
(tiene que ser bajo pero tampoco una bicoca “lo barato sale caro” risas te sirvo
otra copa
de vino)
quedó claro que aprendí todas esas cosas
(ahora a ese tipo de cosas se les dice “tips”)
por último y no menos importante
la fecha de vencimiento
no hace falta que te diga que buscando, lo que sea, soy inútil
(no voy a llegar tarde, la
próxima vez no revolees la ropa tan lejos de la cama, tiene
que ser ese corpiño?)
incluso lo inútil
(acá está, no es muy grande el paquete como para no encontrar unos numeritos)
no hace falta que te diga que recordando, lo que sea, soy inútil
(no me diga
s que el tuyo es fácil porque está el pinito están las luces están los cohetes
está el pionono están las doce no me digas que no usas agenda no me digas que a mí
tampoco me importan esas cosas no me digas feliz cumpleaños ahora)
incluso lo inútil,
(te fi
jaste la fecha? con un te quiero no arreglamos nada, otra lata a la basura)
no hace falta que te diga que detesto las arvejas
(no es la lata lo que molesta, ya probamos con todas, las nacionales las importadas y las
sueltas)
no hace falta que te diga que
sin tus arvejas la alacena no es la misma


3.

y si mañana domingo
cuando llega la noche
y sigue lloviendo
sigo así de triste
y agarro la lista de las cosas que me ponen todavía más triste
y elijo volver ver una de las películas de la sublista
y me doy
cuenta de que me borraste de tus recuerdos
y voy a una oficina y pido que hagan lo mismo conmigo
y mientras te me están borrando
me doy cuenta de que en realidad no quiero
y ya es tarde
y aparecemos otra vez en otros lados
en veces que antes ya
en lados
que antes ya
y se terminó la película
y pongo el tema de beck
y no tiene caso
no hay final feliz posible
y se terminó el tema de beck
y se terminó el día



acá no

me encantó!
qué parte?
ay no sé, todo, me encantó completita!
se sube a la moto
oculta los auriculares
bajo el casco
ojalá que no se la ponga
claro, la importancia del cumplimiento en las reglas del tránsito
ya sé, te la dejé picando
no lo digas, no lo digas
no lo digas
tránsito lento
qué
onda?
causó?
se muestran chochos?
mamita, si lo que andás buscando son súbditos
estás perdiendo el tiempo
sacudí el culo
cómo venís de escote?
ya sé que estoy diciendo cosas
que pensás que tenés que pensar que son horribles
abandoná las infulas queer a la cuenta de
uno
dos
tres
tengo una teta más chica que la otra
dicho esto no quiero decir:
no importa el principio
en algún momento
o nos empezamos a entender
o derrapo del todo
total
hay pasto de sobra para mis futuros revuelques
las dos a la orilla del agua
en esta época del frío
denme luces
denme estufas
denme un pancho
denme un cenicero de chapa de la más berreta del mercado con corazón de oro macizo
lo que importa es lo de adentro
denme sexo cochino de lo más bajo presupuesto del mercado con corazón de
erotismo a la femme fatale parisina
lo que importa es lo de adentro
de no haber grabado los discos
todo estaría exactamente igual
cuatro años estuvieron de viaje
no tengo idea de cómo les fue
no los vi nunca más
a todo esto
cómo te explico
lo que me gusta
n las sorpresas?
en un local de ropa
venden un sweater con botones
que no conformes con
tener anclas
son dorados
lo podés creer?
yo perdí mi fe en todo el combo
cuando leí la etiquetita
la mosquita muerta rezaba un dineral!
traté de tranquilizarme
apagando mi angustia
con chorros de “el sweater no tiene la culpa, es sólo un producto del mercado, calmate, contené las lágrimas unos segundos, por favor!, no te largues a llorar delante de la empleada, un poco de compostura, por el amor de dios! escéptica pero digna, ya, ya, ya!”
sabés bien que incluso más acá
en un punto de la mañana
no hay persiana que frene la luz del sol
ahora ya no hay tanta luz afuera
hablemos de las cosas que no están:
en este momento
al lado mío
no hay una pantalla
no se está proyectando
una película de hace pocos años con una rubia en sweater que mira al marido sostener la copa que escucha al marido decir, con la copa en la mano:
“brindo porque no se nos acaben nunca los motivos para brindar”
que corre la mirada del marido para que no se
de cuenta de que a ver si la vamos cortando con el anhelo del mejor futuro del mercado, quiero reírme ahora y acá y que se te caiga la copa y eso no importe
en este momento
adelante mío
no hay una mesa
de haber una mesa
arriba no habría pan dulce, ni una miga
en los dedos no tengo anillos
en la mano derecha no tengo un hacha
en la izquierda
tampoco
acá no hay fantasmas
aunque creas en fantasmas
es como en la propaganda
está científicamente comprobado
acá tampoco hay monstruos
no tengo pruebas
pero te lo discuto a muerte
en este momento
acá no está sonando la canción que más se cae de onda de la banda más moderna del mercado que dice:
vos estás para el crimen / yo estoy para atrás
es una pena, pero, como ya he dicho
acá no hay ni una pulgada de pantalla
de haberla podríamos comprobar que en los canales de música no están pasando el video del hit con una vieja convulsionando vestida de oso polar fluo en tanga
acá no hay un tipo diciendo:
“esto es una obra conceptual, papá, si no entendés, todo bien, es natural, soy
más canchero que dios, chupámela en el ñoba que al telo no llego”
acá no hay bailarinas
y menos mal
de lo contrario
en este momento
no tendrían una coreo que las sostenga
acá no hay paso que siga este paso
acá no hay paso que valga
y por sobre todas las cosas
acá no hay tu tía
acá
algo
necesariamente
tiene que justificar la fiesta






los grados del escándalo

se llama susurros
onda que pinta un re mal comienzo
te digo:
tranqui
ni ahí,
susurros es un re tema,
va a pasar esto:
te lo voy a mostrar
vas a empezar moviendo la cabeza
después un brazo
después tus manos más cerca de mi cuerpo que del tuyo
nos va a ir re bien,
vas a ver,
vení por acá
seguime
pará
escuchá el tema,
después va a pasar esto:
me vas a pedir por favor que te lo ponga otra vez
en una de esas me lo vas a pedir con lágrimas en los ojos
y yo
que soy taaaan gauchita
te voy a decir:
está bien,
antes escuchate este
es lo re más!
qué decís?
tengo caries?
me parece por lo menos un poco fuera de lugar
un comentario de esas características
en medio de este contexto
tan diosas del universo
que monté para nosotras,
igual, sabés qué?
re da hablar de médicos
justamente mañana a las doce del mediodía
me abro de piernas
literal
en la camilla de la nueva ginecóloga,
se dará cuenta de que me hice una paja la noche anterior
ojo, todavía no me la hice
pero me la re pienso hacer,
lo que pasa es que pasó esto:
la noche que llegué dije:
me la re hago
y justo cae
una amiga
y resulta que no me hago la paja con una amiga
durmiéndome al lado,
viste
al otro día,
llega la noche
y me pongo tipo re feliz
onda,
esta es la mía
hoy no me para nadie
y no va que me quedo dormida
y al otro día
me despierto y digo:
pucha!
me levanto
y me doy cuenta:
me quedé dormida
antes de hacérmela
cualquiera!
ayer tampoco pude
re mal!
onda que volví medio tarde
de un lugar pasado de horrible
y me quedé en lo de una amiga
y ni daba,
ya te dije:
resulta que no me hago la paja con una amiga
durmiéndome al lado,
viste,
y bueno
hoy
no viene ninguna amiga
yo no me voy
y no pienso quedarme dormida
vaya a saber qué puede llegar a pasar
en las noches venideras,
con quién dormiré,
dónde dormiré,
cuánto sueño tendré,
y el tema?
el tema se llama susurros
el tema que me acosa
es la cuestión de la nueva ginecóloga
que en la foto que sale en la página de la clínica
da vejestorio a full
y no sé a vos
pero a mí me parece una imagen que rompe el límite de lo too mutch
la de una señora entrada en años
haciéndome comentarios de corte técnico
sobre prácticas masturbatorias inadecuadas
y para colmo estando yo tan expuesta,
me entendés?
te podés figurar la idea?
para mí
podría llegar a ser una de las peores cosas del mundo
espero que mañana no me pase
bah,
espero que nunca me pase
pero sobre todo
que mañana no me pase
porque mañana está más cerca que dos años
o que diez,
ponele,
onda que mañana está re cerca
más cerca que tu casa,
estoy aterrada!
me parece que lo mejor va a ser que me despierte
tipo ocho de la mañana
y me bañe no menos de dos veces
cosa que no quede ninguna posibilidad
de que la mina se dé cuenta de la paja
el último baño
me lo tengo que dar a las diez de la mañana
como muy tarde,
si no
por más que no se dé cuenta
pasaría algo casi igual de feo,
podría llegar a quedar como una de esas minas
que se re toonean para ir al médico
onda se emperifollan
o como una de esas que se ponen los mejores paños menores del ajuar
por si les llega a pasar algo por ahí,
no vaya a ser cosa que mientras estás echa fruta
un camillero te encuentre un agujero en el calzón,
un horror digno de llanto con escandalote grado tres
que es el máximo de los grados del escandalote
es tipo,
es escandalote más power,
ya lo otro es kilombo
a lo sumo tole tole
o bolonqui
o despelote
o despropósito
o papelón
o puterío
o algo así,
cosas que no quiero ni pensar
porque te juro que me voy en llanto
para mí
sobre todo
hay dos cosas en el mundo,
está
lo que es lo menos
y está
lo que es lo más,
después,
obvio
hay grados
tampoco el reduccionismo
obvio que está
lo que es lo re menos
lo menos de lo menos
lo menos que menos
lo “no llegás ni al menos”
y lo mismo con lo más
o bastante parecido,
también tenés lo super más
lo máximo
lo máximo de lo máximo
cosas así,
onda que al final
hay mil cosas en el mundo,
además,
obvio,
también está lo inefable
que siempre te deja con la duda:
habrá rebasado los límites de lo menos o de lo más?
me dicen por acá
que también está lo neutro
o no?
igual me parece que me fui un poco de tema
pará
cuál era el tema?
te acordás de ese tema re lindo que te mostré una vez?
vos al principio mucho no querías
y empezaste moviendo la cabeza
después un brazo
después tus manos más cerca de mi cuerpo que del tuyo
y terminamos haciendo más o menos así
te acordás?
así,
mirá,
así,
yo te decía
“qué lindo!”
a vos te gustaba
a mí me gustaba
y cada tanto nos encantaba,
nos subía unos cuantos grados el me gusta
y nos re gusta nos quedaba chico
y nos encanta nos alcanzaba hasta ahí,
onda que a veces había que gritar re fuerte,
cosas por el estilo,
también había veces que nada que ver,
veces que ni susurros
como el tema!
qué palabrita, susurros
no es que no me la banque así tipo de lleno
el tema es que hace unos años
en la esquina de casa
habían puesto un local de ropa de la más fea que he visto
en los últimos tiempos
onda que era ropa fea posta
tipo fea grado punto rojo infinito,
lo más trágico del asunto
era que al inconsciente del dueño del local
se le había dado por ponerle susurros,
yo me despertaba pensando:
ya fue,
esto se soluciona sencillito,
no te piso la esquina ni en broma
y fue
a mí no me vas a cagar la vida así de fácil
el tema es que yo tenía una amiga medio pasada de boluda
y justo en esa época
se le había dado por hacerse la moderna
y sin dudas ni consultas previas
se compró unos
cuantos modelitos en susurros
el puto local empezó a ejercer una fuerte fascinación sobre mi amiga la boluda
y para colmo tenía el tupé de contarlo como si nada,
te caía con un lucido honestamente deplorable,
una cosa imposible de empeorar,
ya ni siquiera
te daba pena
y el asco cobraba una fuerza
que hasta ese momento no conocías,
no conforme con exponerte a tamaño espectáculo
decía cosas como:
“me lo compré en susurros!”
o
“no notás nada diferente en mi look?”
yo medio que le empecé a cortar la onda
pero el asco no te lo sacás con nada,
nada que sea legal al menos,
y bueno,
me puse a bailar toda una tarde a solas en bolas
y pensé que decirle a un tipo:
“tirame las gomas”
era de lo más innovador del mes en curso
que creo que era agosto,
del año no me acuerdo muy bien
me está ocupando mucho espacio en la memoria
la constante intromisión
de la barbaridad que tuve que soportar la otra noche
el recuerdo más metiche del siglo que corre
estaba en una fiesta ni muy baja ni muy sube
justo antes de entregarme a la angustia
provocada por la falta de gusto en el lugar
la providencia me regala una sonrisa
en forma de la lámpara de las tulipas más lindas del mundo
yo que soy taaaan generosa
quise compartir el hallazgo con mis compañeros de fiesta
un poco a los gritos dije:
“chicos, tranquis, sobre nuestras cabezas hay una lámpara re top”
se me acerca uno bastante más baja que sube
y me dice:
“si le decís al google que te traduzca top,
te pone “tope”,
vos sos re tope de la pelotudez, muñeca”
yo primero me reí un toque,
me reí por no matar
o no morir
que en una fiesta
viene a ser lo mismo,
después me fui a la otra punta
y no dije más top en toda la noche,
quedé medio traumi
no vayas a creer que me salió barato
semejante gesto de hostilidad
ahora tipo,
digo top
y medio que miro para todos lados,
a vos nunca te pasó?
a mí me quedó un toque de miedo
no una cosa de
“ay qué horror!”
como la vez que me apodaron kleenex todo un fin de semana,
pero quedé un toque mal,
viste,
es re normal
la gente está muy agresiva
una anda con miedo
todo el tiempo
y en todos lados
yo ,
ponele,
no sé ni dónde estoy
vos sabés?
decime:
dónde estoy?
en tu vida,
ponele,
dónde estoy?
uff
se hizo re de noche
y no voy a hacer a tiempo
para hacerme una paja
bah,
te diría que casi siempre hay tiempo para hacerse una paja,
el tema es que ya va siendo hora de hacérmela
y me parece que no tengo ni ganas,
hace bocha de frío
y como una boluda perdí el cárdigan
malísimo,
estuve re floja,
no sé dónde lo dejé,
onda que pensé que estaba re segura
de que lo había dejado acá en casa,
lo que pasa es que pasó esto:
estaba en una fiesta y me sentí sobre abrigada
y viste que a mí no me gusta nada
andar con cosas encima,
onda colgando de las manijas de la cartera
menos que menos en la mano
y pasé por casa a buscar unas cervezas
que alguien había dejado
y yo no había tomado
viste que a mí no me gusta nada
la cerveza
ni la importada
menos que menos la artesanal
y estaba segura de esta secuencia:
entré a casa
abrí la heladera
agarré las botellas
dejé el cardigan en la silla del living
y seguí camino
pero al otro día
el cardigan no aparece por ningún lado
y ahí la empiezo a dudar
onda, por ahí no la dejé acá
y pregunto
y en la fiesta tampoco está
y todo mal
ni idea dónde lo dejé
y ahora me lo re pondría
el cardigan es una prenda de lo más cómoda
para colmo medio linda y todo
pero ningún dato concreto de su paradero
así que el cardigan fue,
ahora que lo pienso,
yo soy medio como el cardigan
en este momento,
ponele,
no sé dónde estoy
y te pregunto:
dónde estoy?
y lo peor del asunto
es que te pregunto
con el pesimismo de quien perdió algo en un shopping
y llama al número de atención al cliente
y pregunta si alguien sabe algo de su bolsa
bah,
en una de esas vos abrigás más esperanzas
en un caso de estas características
yo,
casi que no,
bah,
yo definitivamente no,
onda que cuando no encuentro algo
lo doy por perdido de toque,
uh
lo re menos,
me puse re mal
me acordé de una foto de hace unos meses
estás vos estoy yo y está el cardigan
y ahora,
ni la menor idea,
si encontrás algo
onda
al cardigan
o a mí
avísame,
porfa








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada