domingo, 13 de julio de 2014

ALFONSO VELIZ TOBAR [12.293]



Alfonso Velis Tobar

Nació en Apaneca, El Salvador, 1950.  Académico de las letras,  poeta, escritor e investigador de la Literatura  Salvadoreña e Hispanoamericana. Pertenece a la generación, promoción que empiezan a publicar en la década de los 70s. Profesor de Educación Física (1971 y atleta nacional en Judo), Profesor de Literatura (Universidad de El Salvador, 1984) y Master en Artes (1996, Literatura Hispánica, estudios de Historiografía Literaria y métodos de investigación, Carletón University, Ottawa, Canadá donde fungió como profesor e investigador. Ha publicado poesía, ensayo y crítica literaria en Revistas literarias nacionales y extranjeras. Ha obtenido mención de honor  con “Las Estaciones y otras cosas” en los “Juegos Florales de Zacatecoluca” (El Salvador) en 1981. Acreedor a “Moneda de Bronce Dorada y Diploma al Mérito” como triunfador en tercer lugar en la “The North American Open Poetry Competition”, patrocinado por “The Nacional Library of Maryland”. Forma parte de la Antología “Beyond the Horizon” (“Más allá del horizonte”) titulada “The Sound of the Silence”, editada en 1998. Otras plaquettes de poesía: “Desde un Cuerpo de mujer” (1983 y 2006), “Poesía colorada” (1985, junto con el poeta  Joaquín Meza), “Los días y la Guerra” (Poesía 1979-1990). “Poemas de exilio” (1987), “Diario de un poeta desesperado” (1990-92), “Palabra Ardiente” (2007-2010), “Poemas en prosa” (2005) Su poesía ha sido traducida al ingles por  Tamara Crespín, Phd. Western Ontario University. Director de la Página Literaria “Los Cinconegritos” del Diario El Mundo en los 80s, con los poetas Joaquín Meza y Rafael Mendoza. Fundador y coordinador del Taller Literario “Alfonso Hernández” en London Ontario. En teatro junto con su hijo Juan Carlos Velis ha escrito “The Borderlines” (El Pasafrontreras), ganadora en el Festival de Teatro en Vancouver, 2007. Y escriben juntos “Crimen en la Parroquia”. En la rama ensayo ha publicado: “El Mundo Mágico y Real en la Poesía Bruja de Roberto Cea” (1981), “José María Cuellar en el tiempo” ( Generación, poesía y militancia, 1983), “País: Memoria de Muerte” (Sobre la poesía de Alfonso Hernández, 1984),  “A Propósito de Teatro en El Salvador” (1985, Re vista Casa de los Cantos), “Rafael  Alberti: Monumento Viviente de la Poesía  Española” (1986, Los Cinconegritos), “Una  Lectura Analítica de “Los Herederos de Farabundo”, de  José Roberto Cea (Literatura  y Revolución en El Salvador” (1989, Taller Literario “Alfonso Hernández”) En colaboración de Alfonso Quijada Urías ha compilado la antología “Esta es la hora” sobre la poesía y narraciones de Alfonso Hernández (Ediciones Roque Dalton, México, 1989), “Poetas os invito a proseguir el grito” (Presentación a la Antología de “Poesía a mano” (Recopilada por Joaquín Meza (Editorial Universitaria, 1997), “Humor, Tragedia y Heroísmo en la Vida y Obra Literaria de un Poeta Guerrillero” (Prologo a “Dialogo de las Germinaciones” (Narraciones de Alfonso Hernández, ASTAC,  San Salvador, Ediciones Arcoiris, 1994), “Monseñor Romero en la Cultura. El Salvadoreño más Universal” (Ensayo critico monográfico), “Lil Milagro Ramírez, Poesía y Militancia. Caja de Pandora. Procedencia  de un Manuscrito” (2007), “Roberto Cea, Poeta Salvadoreño” (Rasgos de su vida y su obra. Antología Poética 1965-2000), “El Asco: Un relato de Horacio Castellanos Moya. Parodia Satírica al colmo de la Ironía y el Sarcasmo” (1998), “Alfonso Quijada Urías (Vida, Obra Literaria y Militancia. Poemas Escogidos), “Alfonso Hernández, Comandante “Gonzalo”: Las Huellas y su Tiempo” (Vida, Poesía y Militancia: Aspectos de la Lucha Armada en El Salvador), El Martirio del Pastor, drama histórico del costarricense Samuel Robinsky (Una lecturas analítica y una visión histórica en relación al asesinato de Monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez y el Conflicto Salvadoreño), “Una Liebre en el Sol”( Roque Dalton en Casa de las Américas 1962- 1972), “Manlio Argueta en la Novela Salvadoreña: Un día  en la vida (1998, testimonio histórico),  “Escritores Coloniales” (Literatura y  Sociedad Colonizada), Como producto de sus estudios en la Academia de Letras en Carleton University tiene inéditos “Estudios Literarios Hispanoamericanos” y “Estudios Literarios Españoles” (Ensayos críticos sobre poesía, novela, cuento, teatro, escritos entre 1994-1996). ¿Literatura o Historia: en los Escritos de Hernán Cortes y Bernal Díaz del Castillo”? (Otoño, 1994), “La Teoría de las Generaciones y su aplicación al estudio Histórico de la Literatura Salvadoreña” (1997).  “La Cuestión del Método Generacional en el Esquema planteado por Juan José Arrom para la Historia de las Letras Hispanoamericanas” (Winter, 1996) “Contribución al Estudio Historiográfico de la Literatura Salvadoreña” (2008), Escribe su novela “Un sábado después de la guerra” ”.  Un conocido crítico de la Literatura Salvadoreña, don Luis Gallegos Valdez, dice que: “Alfonso Velis Tobar es otro joven en El Salvador entregado a las letras con indudable vocación, poesía, narración y crítica literaria animan sus preferencias”(Citado en “Panorama Literario Salvadoreño (Universidad Católica Centroamericana “José Simeón Canas”, UCA, 1979, p. 460, El Salvador)  Actualmente  trabaja en estudios sobre el proceso histórico critico de la Literatura Salvadoreña.




DE: “LAS ESTACIONES Y OTRAS COSAS” (1981)

-1-

Circunstancia rota
Entonces plantaron la primera estrella
Y fue el alumbramiento del primer Estado.

Joaquin Meza



¡Oh noche me conjuras!
¡Me vuelvo hacia tus ojos!
Angustia mía que ríe y que llora
Afuera la lluvia retorna al despertar
Vientos violentos cernidillos de sangre
¡Sitiada noche amarga noche!
Noche donde se rompe el silencio
Con el eco de la bomba y la metralla
Oigo el llanto de un niño
¿Lo oyes tú? a lo lejos en la madrugada
¿Por qué no decir versos al oído de vuestro llanto?
Sin embargo la noche sabe más de nosotros
Lloros atormentándome el alma
Hasta torturarme ponerme a llorar
En las noches de lipidias y pujiditos
Miseria que te sientas a la mesa de los pobres
La noche que nos trajo
Un encuentro triste con el alba
Hubo cólera amor indignación
pueblo de mucho coraje
te vemos venir vomitando huracanes
Tempestades de fuego de sangre
Historias de dolor que da miedo contarlas
Epopeyas de lucha de sacrificio y de gloria
¡Oh noche me conjuras!
¡Y con sobresalto me vuelvo hacia tus ojos!
La luz más limpia que jamás tuvieron las mañanas
Sobre estas montañas entre lagos y volcanes
¡Esta Tierra de Preseas!
¡Eterna sonrisa de primavera!
dicen los defensores de sus arcas doradas
Hasta el codo mirando la tierra
La tierra para todos
¡Que no es de nadie, nadie, nadie!
Alguien con sus ojos de esperanza
Vio hacia la humanidad
Bastará que abras la ventana
Y entonces entrará la luz. Avt.1977






-2-

Letanía sobre tu cuerpo leída en alta voz

A Miriam Magaña por una Bella Época.



¡Oh isla de silabas!
¡Árbol de mi lengua!
¡Senos de miel y polen!
¡Bamboleando de estrellas!
¡Son tus pezones dos jugosos nances!
Horno de azabache escondido entre tus piernas
¡ Labios de mariposa silvestre!
Orla de aire hurgadora del misterio
¡Pluma de sol!
¡Cabellera de luna deshecha por la brisa!
¡Uva madura dibuja tu cintura!
Para bailar hasta que la madrugada
Y el vino se nos agoten de gozo ardiente
¡Tierno lirio de caderas fabulosas!
¡Trasnochadas mareadoras!
¡Como el velamen de un navío!
¡Ojos color de ciruelas!
¡Ola de juventud lindo ramaje!
¡Ojo de agua! ¡Trino de niños!
¡Boca de granada! ¡Ninfa de las noches!
¡Frondosa pascua desnuda!
¡Flor de madera de cedro!
¡Ojos de melancolía y de malicia!
¡Temblor de roca donde me subo me bajo
me contorneo en el mar de tu saliva!
La verdad echas humo das guerra
Eres guitarra que suena
Muy dulce cuando te trino
Tocándote toda en templada cuerda
¡Pétalo de jazmín! ¡Chispa de incendio!
Roció de ardientes besos
Ojos vidriosos en la oscuridad
Trabándolos
¡Fuego de fuego somos!
Capaces de derretir hasta el recuerdo
De esa montaña
¡Capullo de mi vida!
¡Ostra llena de mis humores y jugos!
Arroyo néctar de mis besos electrónicos
Y con amor hacemos el amor
¡Llama de mi sangre! Avt/81






-3-

Viejo recuerdo

Llegaste temprano al ron fraterno
a las revoluciones.

Mario Benedetti



¡Que castaños ojos los de mi novia aquella!
Yo la buscaba entre las sombras de los barbascos
Y entre los frescos helechos yo la buscaba
Mi novia tan bonita como la chiltota
Pájaro que pasa como bola de fuego volando de repente
Me tiendo sobre la sierra sollozando
Libando están las aves
En la región montañosa de los vientos
El vuelo del colibrí ronronea
Su jade de colores extrayendo las mieles de la flor
Se ha herido mi alma
Mi corazón desmaya
Pensar que no volveré a ver ni a sentir aquellos besos
Aquella novia al tiempo perdida
Y cuando menos debemos sentirnos viejos
Piensa en la eterna juventud
Y prefieres los hondos recuerdos ¡aquellos!
A la llegada de los días del verano
Junto a la colina caminamos
Viendo la sierra el mar a lo lejos
Caminamos sin parar un momento
Acariciándonos al mágico instante
Soñando la gran marcha
¡Qué castaños ojos!
¡Los de mi novia aquella! ¡ hermosos!
Y donde quiera que ella se encuentre
Se inunden de felicidad sus difíciles instantes
Mi tan querida novia, ¡aquella!
Y me bese con los besos de su boca
Como dice el bíblico cantar
Y sin importarme hoy por hoy
Y me embriago en salud de aquel recuerdo
En esta dura soledad que me acompaña. Avt. 1980






DE: “POESIA COLORADA” (Plaquette, 1985)

-1-

En la noche te quedas callada
Qué escalofriante el infierno del que ama.

Otoniel Guevara


Te quedas callada
Como árbol dormido
Canta el clarinero en su enramada
¡Mira las estrellas brillan
Allá en el fondo del cielo…!
Que suave eres a mis labios
Cae la noche
Como enorme tapado negro
Las estaciones de policía y las cárceles
En quejidos profundos
Y se oyen cantos
De rebeldía en la montaña
Y allá lejos se oye
El estallido de una bomba
Nos están apuntando
Hagamos suave el instante
Penetro en tus profundas primaveras
Ambos concedemos
A que caiga la noche
¡Yo en cambio llego a ti amor!
A tus ritos de amores encantado
Ambos llegamos al mismo hoyito
Como siempre amándonos esta noche
Y que transcurre en pánicos de muerte
No es tan fácil en medio de una guerra
Cada vez más jodida la cosa
Llenos de miedo cada día
Mira que vigilan tus pasos
Amenazan tu vida
En psicosis constante
¡Pensar mejor que un día nos vamos!
Del ala de una noche pende
Un quejido perpetuo
Mientras después de los fuegos
Duermes como liebre bajo la luna
Y pensar que hacer para mañana
Vaya ahora ¡Que haces verdugo!
¿ Por qué me pinchan los ojos?. Avt.1985







DE: “DESDE UN CUERPO DE MUJER” 
(1983, Plaquette mimeografiada)


-1-

¡ Fuego de una constelación!

Cuando sonríes las montañas se llenan de días claros
los valles se van jugando en las aguas de los ríos.

Roberto Armijo



¡Eres como el fuego de una constelación!
Para ir al encuentro de tus astros
Y ahora el amor hasta cantar
La ciudad es un espejo
Lleno de miseria de miedos
Eres cielo de ese espejo
Flotando boca arriba
Cuando de señas me llamas
Me lanzo hacia tus noches
Una gaviota entre tu mano y mi mano
Naufragados
¡Oh noche frente al mar!
¡Bebe saliva la música del sol!
¡Tu sangre de flor maravillosa!
Preñez bendita de gran vientre maduro
¡Casi te llega hasta tus mejillas!
Por la ventana entran las colinas y el viento
Basta algo de silencio
Todo nos salta hacia los ojos
Entre las hierbas y las hojas de otoño
Un lirio se desnuda
Carne y roca de cristal delicado
Puedo atizar el tiempo
La realidad de estos días difíciles
La sal de esta perra vida
Jodida, tenebrosa.
Como una canción nacerá pronto mi hijo
Mirará la nueva luz de mañana
La otra aurora cuando llegue la hora
Hoy por hoy violenta y fértil mi sangre
En la tierra de siempre
Tantas veces soñada. 

Avt.1983.






DE: “LOS DIAS Y LA GUERRA” (1980-1990)


1-

CIUDAD DE HIERRO

Porque escribir es también
estar contigo y con la patria
junto a los monumentos
y las urgencias de pan y amor

Miguel Huezo Mixco



Cuando vengo a esta ciudad
Aun cuando no es la “Ciudad luz”
Ni se parece en nada a Stalingrado
Ni a Beirut ni mucho menos a Bagdad
Más que solo en sus muertos
¿ No sé por qué?
Mi cuerpo se hace de hierro
Las casas los buses
Las noches y los vientos
Los mendigos deambulando su miseria
Anuncios de neón
Hamburguesas McDonald
And coca cola
Dicen aguas negras del imperio
¡ Sin esa chispa de la vida!
Árboles edificios monumentos
Que van conmigo
También son de puro hierro
¡Pero en mi pensamiento amor!
¡Sos un ángel de carne y hueso
Que sueña…! Avt.1987






DE: “POEMAS DE EXILIO” (1987)


-1-

DOLOR DE PATRIA DISTANTE

Al poeta Joaquín Meza por los exilios del alma.


Pese a las nieves a los fríos del alma es lindo recordar
A nuestros seres queridos que se sueñan.
Uno se pone melancólico deambulando
Junto al trajinar de la nieve, el tráfago, el lenguaje
Las calles cantan a las mujeres hechas poesía.
Es esta una inmensidad
De pequeños y grandes recuerdos
De circunstancias atroces y bellas
El poeta Kabafis dice que por donde
Quiera que deambules cada paso significa
Como un nudo corredizo que te aprisiona
Hasta el alma (algo así refiriéndose
A una fascinada ciudad)
¡Cómo quisiera tus ojos mirándome los míos!
Y como siempre nos encontraremos
Un día al mismo sitio regresaremos
¡Aquí donde distante pienso en ti Madre mía!
Tú entre los cruentos vientos de la guerra
Que por todos los aires de la tierra
Cunde pánico y sangre por las glorias
De un mañana armonioso
Unos heroicamente se juegan la vida
Por la vida de otros
De la locura a la esperanza
Los pueblos como el nuestro
Trágicamente cantando
Se entregan a las luchas.
¡El Salvador en mi corazón!...
Paisaje primaveral
¡Que hermoso el futuro que nos espera!
¡Dentro de un par de días !
¡Nuevos prados cantaran!

Ottawa, Winter. avt/1990.






DE: “DIARIO DE UN POETA DESESPERADO”(1990-92)


-1-

VIENDO NEVAR EN LONDON

¡Hay! Memoria de inviernos,
espejos reflejan la agonía de imágenes ausentes.

Reyes Gilberto Arévalo


Silencio en la noche en soledad nevando
En esta tierra como si fuera el único sobreviviente
En la memoria dispersa de este invierno
Frisando las ciudades y los bosques
Estoy muy solo recordando mi gente
Sombrío corazón sin patria
Y conmigo tan solo quisiera
Ese humano gesto de tus ojos
Pero voy anocheciendo tus ausencias
Sonando tu cuerpo despierto
Para erigirnos en templo milenario
Entre tú y yo la luna
y su manto de estrellas
Viene a compartir sus noches
Alfonso Velis Tobar Poemas www.artepoetica.net 26
Extraña manera de mirar nevar
A través de la ventana todo blanco
Velos de luna regados por el suelo
Esta noche será intima
Lívida a nuestros deseos
A los parpados sin fondo
Imaginando decirte cosas al oído
Porque tú eres el sueño amaneciendo
Sobreviviendo a los pocos espacios
que van quedando a estos inmortales días.

Invierno, 1988. Avt.






-2-

Se habla de la noche de los cuchillos largos

Copa de luz enferma. Incomprendido por el puñal de la noche.
Así te mueres, la suciedad del tiempo.

Manlio Argueta


Aquí en London rodeado de inmigrantes judíos
Entre edades de ochentas y noventas
Que escaparon a escondidas
De las ergástulas cárceles alemanas
De sus tenebrosos campos de concentración
Condenados a morir de torturas
De terrible hambre cadáveres vivientes
Convertidos en ardientes antorchas humanas
Cual bolas de fuego rociados con gasolina o kerosene
Para entonces estos viejecitos de hoy
Eran apenas unos niños inocentes
En brazos de sus padres
Otros de ellos quizás jugaban
A las escondidas de la muerte
Judíos inmigrantes me cuentan en sollozos
Con sus ojos muy llorosos
Que se recuerdan rehenes
Entre hombres, niños y mujeres
Obligados a cavar sus propias tumbas
Es la gran trágica historia del siglo XX
Para entonces los judíos en Alemania
Vivian en constante amenaza
Ana Frank cuenta en su diario la suya
La zozobra y la angustia en que vivían
Ante el genocidio terrorista de Hitler y sus jaurías
Quien propugnaba con maquiavélica estrategia
Virulentos planes criminales
Para exterminación de los judíos
Y de sus rivales que pensaran
En contra de su diabólica amenaza
Hitler que llevaría al mundo a una segunda guerra
Esa noche de los cuchillos largos
(Noche de los asesinos)
El cielo de Alemania allá en Berlín lucia
Completamente estrellado
Pero un miedo fantasmal
Flotaba en las ciudades con la muerte
Aquellos que lograron sobrevivir al holocausto
Los judíos no sabían su destino
Sin saber la magnitud de sus desastres
Un tipo como Hitler loco desquiciado mental
A quien miles de almas también rendían culto,
Lo cierto que Hitler seguirá siendo
Una personalidad del horror y del miedo
En la historia del mundo...

London, Canadá. 2007 /avt






DE: PALABRA ARDIENTE (2007)

-1-

IMAGEN Y PALABRA

No sé qué es la filosofía ni la medicina
ni la literatura ni el hombre.

Mauricio Marquina


Muy difícil para estos tiempos
Sentimos el poema
Su huella su existencia
Las palabras hablan a solas
Ofrecer algo que ayude a la humanidad
Lo novedoso está en la mirada
Una nueva tecnología de la muerte
En la manera de destruirnos
Mi memoria resplandece
En la forma de vivir el mundo
La vida el amor los deseos de paz
La guerra que el imperio proclama
El amanecer cerca del mar
El susurro del viento entre los árboles
El vuelo lento del colibrí
La ternura de una madre ausente
Su imagen viva en la memoria
Parece ser que el mundo va en fuga
Acaba lo terrenal entre el espacio y el tiempo
que sobrevive solo en la imaginación
Quizás destruirnos así mismo
Otros catastróficos diluvios vendrán
Quizás el cataclismo del universo
Surjan otras vidas
Ante la mirada de lo inexistente
La naturaleza demanda sus dolidos paisajes
Su verdor, sus flores, sus colores deslumbrantes
sus cristalinos mantos acuíferos
de los pájaros sus trinos
las sombras del hombre y sus destinos
las luces del saber
Todo en la vida es poesía
Al fin y al cabo
Las palabras reclaman su historia
Expoliados de sueños y canciones
Claro que esperamos futuros luminosos
Ante esa eternidad de los instantes. Avt./09



Alfonso Velis Tobar Poemas www.artepoetica.net 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada