martes, 24 de junio de 2014

JUAN ANSELMO LEGUIZAMÓN [12.031]


Juan Anselmo Leguizamón 

(Santiago del Estero, Argentina    1971)
Forma parte de la primera camada de egresados de la Carrera de Comunicación Social de la UCSE. En Buenos Aires realizó una maestría en Sociología de la Cultura y análisis cultural en el Instituto de Altos Estudios Sociales de la Universidad de San Martín (UNSAM). 
Actualmente es director de Cultura de la Provincia y en el plano académico es profesor adjunto en la cátedra Seminario taller de trabajo final en la Carrera de Comunicación Social de la UCSE. 
“¿De quién son estos zapatos?” se publicó en la colección “Pez Náufrago” (Ediciones del Dock) que dirige el prestigioso poeta salteño Santiago Sylvester. Esta colección reúne libros inéditos de poetas vivos y reediciones de clásicos argentinos del siglo XX. 




Cuidado

Yo pongo toda mi furia asesina
al cuidado de mis plantas:
día tras día las riego apretando los dientes
por no estallar y a balazos cocinarles
y con maza y punzón crucificarles
a pura garra y pezuña desvaciarles
y con noble sevillana neta la tapa
de sus canezas descorcharles.







A mis amigos no les gusta la poesía

A mis amigos no les gusta la poesía
lo bien que hacen: no saben del temblor de las mañanas
ni que el mundo ya lleva muerto mil años
No derraman una sola lágrima
ante la manada en celo que cada día arrasa
con millones de gigabytes en banda ancha
Me importa un pito la poesía me dijo Julián
aquella noche mientras bajábamos del taxi
No me vengas con Neruda ponémelo a Nirvana
No me versees con Spinetta ni "te encontraré una mañana..."
Salvo esa vez cuando en la Fiesta del Reencuentro
la aparición de aquella compañera nueva
que seguía tan alegre y perturbadora como antes
que se vino espléndida tan bien acabada
con su espíritu indemne y aún más pujante sangre
Cuando terminamos al amanecer borrachos en comunión
unidos en la oración por el amor verdadero
que diríase es sencillo, básico, austero.

¿De quién son estos zapatos?, Ediciones del Dock, Buenos Aires, 2011






NO TE QUEDA SEXY EL TAUNUS

No te queda sexy el taunus, amor, no
Dejálo para los mecánicos de la old skool
Aunque gustes de ponerte en esa pose divertida, no es no
Aunque te desparrames echada en el capot, no da
Creéme, no te queda sexy el taunus
Y no te me vayas por las ramas ni nada
Dejáte llevar por mi lada bien tuneado, así
´cause it´s full of beats baby, the nonstop groovin´
Aunque rojo furioso igual el taunus no
Salí de ahí, salí, corréte, no sigas, aléjate de mí
Perdonáme que insista pero ¿tanto te gusta el taunus?
¡Jesus no! ¡Basta! Que no te queda sexy
Mi lada es más pulenta aunque te parezca irrisorio raro e inofensivo
Que pueda venir algo sexy de la Togliatti rusa, de la Berlín oriental, pero
Ahora lo ves, puedes sentirlo, can you feel it?
El lada pega mejor con tus zapatos funky tu pelo celeste cielo
El dulce rosa de tu boca tus pantis agujereados esa ideología opalescente
Olvídate del taunus y trépate a mi lada que tuyo es el volante china hermosa. 





GARABATOS DIVINOS EN TU REMERA

Hay garabatos divinos en tu remera
Gritan algo, cantan, o corren, o bailan
Oí que no tienes gel y que por eso
Te dejabas el pelo suelto
Que gastas toda tu plata en diversiones
Y que te gusta bailar en el palier con tu mp3
Dale sitúate en los pies del otro el rojo ése
Y hazlo bailar con tu candor
Debes toda esa magia a la siesta de insomnio
Secretamente pergeñada con tus primas
Y literalmente sacada de un tirón al estrellato
Con el noble Pegaso haciéndote la corte calmado
Hermoso como siempre y mirando un poco para otro lado
Muy acostumbrado él a llevar por siglos princesas al Paraíso del Pop. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada