miércoles, 28 de mayo de 2014

FERNANDO VILLENA VILLEGAS [11.845]


FERNANDO VILLENA VILLEGAS

(La Paz, Bolivia, s. XX).- Poeta.
Julio de la Vega al referirse al libro Gris, define: “Impera en el libro un neo surrealismo con su material contemporáneo. Decimos ‘Neo surrealismo’ porque no recoge el automatismo del primero –Poemas de septiembre-. Ni en lo psíquico ni en la escritura pues el lenguaje, aunque se arma con estructuras oníricas, no desdeña la razón, ya que sobre ella levanta su crítica social”.

A  decir de Jaime Martínez Salguero:

 “El poeta Fernando Villena hace poesía en la que toca temas eternos de la vida: el amor, el dolor, la muerte, la justicia, el paisaje, son objeto de su inquietud porque, evidentemente, todos ellos son el secreto ingrediente con que está tejida a existencia. / Fernando Villena  tiene un concepto de vida y de hombre  porque, como todo indagador, ha elaborado un pensamiento que se vierte en sus poemas como parte de un intento de respuesta que es la poesía…”.


El poema nominado ‘Linderos’ dice: 


Todas las fronteras 
limitan al norte con el egoísmo 
y al sur 
con las penumbras del error. 

Me angustia esta extensión territorial 
que se mide en metros olvidados al cuadrado, 
con población sin censo de hambrientos 
y de niños sin pan.



LIBROS:

Poesía: Poemas en septiembre (1981); Gris… o senderos del hombre espacio-temporal (1987). 





POEMAS


AL PUEBLO OBRERO 

Hablando al pueblo,
A su hambre sin edad y tiempo,
A su corazón de latido oculto
Y de alegría truncada.

Al pueblo me aproximo en la hora de su sed
Para decirle que los ríos y los mares
Agonizan con el veneno de los ricos.
Me acerco a sus heridas de olvido,
A su huella de angustia
Dejada en los siglos de los siglos
Que esperan el amor.

El pueblo de todos los tiempos,
De los reinos y la democracias,
De todos los sistemas
Con laboratorios de sangre.

Pueblos de tiranos y de Estados,
Todos los pueblos con el estigma
Del trabajo con fruto de hiel.

A ti me acerco en la hora de los veinte siglos
Para decirte que los átomos bélicos
Con el salario científicamente acumulado
Desde el esfuerzo del esclavo
Al obrero masificado:
Ahí está tu lucha pueblo hermano
Con saldo en contra para tu alma.

Sí, la riqueza que tus manos han creado
Se ha convertido en cadenas
Para eslabonar tu vacío
A la tiranía del reloj y del sistema,
A la dictadura del capataz eléctrico,
Del semáforo y de la cuota vencida.

Han hecho cadenas de tus sueños
Para eslabonar tu impotencia
A la prepotencia de los grados,
Para anular con la demografía
La fibra individual de tu espíritu,
Para agonizar tus díasCon pesadillas de misiles.

Pueblo de templos y cárceles
De cruces y fusiles

De motines y masacres,
Pueblos
-historia
Que repiten sus cunas y sus tumbas
Sin encontrar la esperanza de comer algún día
Un trozo de maná eterno
Que ofreció Jesús Obrero.

Hablando al pueblo en sus estremecimientos
milenarios
En sus frustraciones a la hora del amanecer 
En sus noches de estómago vacío
Con ofertas de circo y disfraz.

Pueblos de carnaval pintado
Con el júbilo de la piel rotulada
Por los reyes y el capital.
Esclavos de ayer y de hoy,
Esclavos del petróleo y la rueda
Seguidores del televisor.

Ayer, esclavos que movían barcos
Hoy, barcos que mueven esclavos
¡Dónde está la libertad!
Poda tu árbol pueblo mío.
Retoma tu surco,
Descubre las semillas
Que habitan tus calles y aldeas
¡Y germine el edén olvidado
Desde la final agonía del Error!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada