miércoles, 2 de abril de 2014

ÓSCAR ROJAS CONNELL [11.422]


Óscar Rojas Connell

Nació en Coya, VI Región Chile, el 18 de Julio de 1982. 
Criado en Rancagua y comprometido desde hace años con la poesía, Óscar Rojas es uno de los tantos rostros anónimos tras la prodigiosa creación poética que parece caracterizar a Chile. A continuación, las razones, los gustos y la concepción artística del joven escritor.

Óscar Rojas Connell explica que escribe desde la adolescencia. Todo comenzó en el colegio, de base católica, con una revista que atrevidamente llamaron LSD. “Había un sentido común de contar historias que alimentaran nuestra imaginación, el sentido crítico y también para tener un espacio para expresarse más allá de lo banal; descubrir y poder conocernos a nosotros mismos, pero no dejó de ser un juego divertido”, enfatiza, respecto a las ganas que impulsaron tal proyecto.

La censura lo acosó desde entonces. Revista LSD fue editada por Óscar años después, mientras cursaba Periodismo y Literatura en la Universidad Andrés Bello. El financiamiento de LSD se vio truncado luego de que “una mamá reclamó por un cuento, tipo realismo mágico, donde supuestamente se interpretó que dudábamos de la virginidad de la virgen María, jajaja”.

“Yo escribo poesía porque es el centro de la vida, la puedes encontrar en todas los demás artes”, declara Rojas. “Creo en los actos poéticos que la vida te entrega; están en todo, son fuente de inspiración, la palabra es para el hombre como el sol a la tierra”.

A la hora de explicar su concepto de poesía, Rojas revela que ésta “es parte inalienable de la vida, es de todos, no de los intelectuales ni de los egos de muchos, si no que de la gente, por eso hay que llevárselas, mostrárselas y enseñárselas, como con todas las artes. Todos deberíamos ser creadores”.

“CUANDO MADURAS LOS POEMAS SE VUELVEN MÁS DECIDORES”

Óscar es comunicador y documentalista en Pichilemu, localidad desde donde se desenvuelve al interior de una ONG y un canal comunitario. Desde ahí, Rojas detalla su inevitable interacción a diario con el arte y con creadores de las más diversas áreas de expresión. “Hace poco estrenamos una película de ficción, se llama “Antes de la Multitud” (2010) y trata sobre la llegada del surf a Pichilemu”, relata, agregando que al estar en constante proceso de creación, la poesía prevalece.

“Aquí se transforma en una actitud objetiva. Trato, intento, la busco, en todo lo que hago, a veces resulta, otras no”, enfatiza.

Respecto a los temas desarrollados por su pluma, Óscar explica que son relativos al “amor, al desencuentro, las dudas, el cuestionamiento de la vida en sí”. Sin embargo, puntualiza que el amor toma protagonismo en la poesía, “sobre todo cuando eres veinteañero, creo que cuando ya maduras los poemas se vuelven mucho más decidores”.

Entre los autores que inspiran su obra, Rojas destaca a Edgard Allan Poe, Pablo de Rocka y a la mítica Violeta Parra. “Me conmueve demasiado, creo que ella debe llevarse todos los méritos como poeta, más que Neruda o Mistral”.

Respecto al rol de la poesía en el presente social, Óscar Rojas señala que “vivimos en una eterna injusticia social, cultural, intelectual y política. El arte permite, por lo menos, hablar de estas injusticias y hacer conscientes a los demás”.

Por Vanessa Vargas Rojas
El Ciudadano






ANDANZAS CON BAUDELAIRE

La farra, los demonios y el buen vino son amigos
Esperan pacientes
En mesas sin luces
Llenas de hambrientas mentes
De sangrientas cruces
El Diablo hace diversas muecas
¡Por primera vez soy yo! Dijo borracho
abrazó a su mujer y le besó la frente
tal como lo hace un esposo a su mujer
cada mañana
Al otro costado de la mesa
Una abeja le hace el amor a una flor
Y un predicador las insulta
¡Roñosas lesbianas! ¡Naturaleza del demonio!
Ofendido se sintió Belcebú
Recordando que él no ha creado nada
Que solo es el Rey de las Tinieblas
Y ni siquiera sabe donde mierda queda
Si en el centro de la tierra
Si en el centro de la sangre
Si en el aire
Si en el centro de una bala
Si en el centro de una canción
O quizás es la pobreza
No hay bien que por mal no venga
Respondió lucifer
Acercándole una copa de vino
Que el predicador llenó y vació en actos sucesivos
Como millones de luciérnagas
Con sus lecturas
Los poetas, iluminaron el lugar
Y todo fue silencio
Fue poesía
Pudieron mirar a los ojos
Para reír y llorar
Belleza en las letras
todo acabó, se exterminó
como un animal libre
como una vela que agoniza en su sangre.








EL ALBA, SONETO DE LA NOCHE

Sal y enfréntame
tú, animal colosal.
Yo, un hombre
con pelos, uñas y dientes;
también soy animal.
¿Somos hombres inteligentes
o animales poderosos?
La luz es libertad
cuando lo poderoso
es tu inteligencia.
La oscuridad es placer
cuando el hombre
alcanza  ser un animal.
Dios quiere que otorgues
tus dos mejillas
a la impereza del dañar.
Pero, entregar a tu pueblo
prodigar sus ojos y sus piernas,
abrirles las puertas de la muerte,
derramando aquella sangre
que la tierra absorbe,
recorriendo el mundo
por las venas de tu maldita ambición.
Inundas de rabia las sendas de la tierra.
Ante tu deseo y anhelo
de hombre inteligente.
Cuando tu madre preguntó
a tu inocencia.
¿Qué pretendes, hijo, para tu vida?
Tú respondiste:
Deseo poder, petróleo, dinero,
asesinar a mucha gente.
Los medios SI justifican
mi bienestar final,
si es que hay un término
en tu inocente
antojo de niño.






Sutil Odio

Sangrando lágrimas
de maqui amargo,
mi amiga niña 
arrancó su cabeza.

Cae el infierno tierno
Bajo el corazón negro,
Sube el dios infame 
que fornica tu amor
al basurero de carne.

Fóllame amiga, fóllame
Acariciadme mujer, tu 
la de los pasos pesados
firmes, de tanto
escribir tu nombre y amar
el viento de tus hombres animales.

Yo bajé con los relámpagos destructores
De mis amigos demonios,
Al pesebre de mi hermano
Que lame mi brebaje ennegrecido,
Embarazando a todas las mujeres
De elefantes furiosos, que no desean
Tu mirada que vive en el asfalto perpetuo.

Ahora mira mis ojos, róbatelos
Para que puedas ver bien
Ver verde, azul y rojo.

Amiga, amor
Véis el amor ahora
Cambiáis una mentira
Por estar bien húmeda 
Y te reviento e pecho,
Virgen de amor espeso.

Quédate con mis ojos si quieres,
No pretendo seguir viendo
un ojo lagrimoso que añora mi regreso.

Mira en tu interior y verás 
Mi multitud de deseo-amor
Que crece como la locura.

Perro que no ladra
MUERDE, MUERDE
Yo no ladro...... 

Solo espero enseñarte
Jardines llenos de
Orgásmicos besos

Tus yemas solo conocen el dolor
Me hierve la sangre por beberte.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada