jueves, 10 de abril de 2014

JOSEPH VON EICHENDORFF [11.504]


Joseph von Eichendorff

Joseph Karl Benedikt Freiherr von Eichendorff (Castillo de Lubowitz, Alta Silesia, 10 de marzo de 1788 - Neisse, 26 de noviembre de 1857), poeta y novelista alemán. Muchos de sus poemas fueron adaptados por compositores de la talla de Robert Schumann, Felix Mendelssohn-Bartholdy, Johannes Brahms, Hugo Wolf, Richard Strauss, Friedrich Nietzsche, Hans Pfitzner o Alexander von Zemlinsky.

Es llamado el «cantor del bosque alemán». Junto con Brentano, es el poeta lírico más importante del romanticismo alemán[cita requerida]. Tuvo gran influencia en la educación del sentimiento popular del paisaje. Escribió además novelas, cuentos y algunos tratados de historia literaria. Fue amigo de Görres, Achim von Arnim (1781-1831) y Clemens Brentano. En Viena se unió a Friedrich von Schlegel y a su círculo. Fue oficial del ejército prusiano en la guerra contra Napoleón, y desde 1816 funcionario del Estado con cargos en diversas ciudades. Pasó los últimos años de su vida en Neisse.

Su mérito como poeta está en la finura con que sabe unir en el poema las imágenes, la sonoridad y el ritmo. Con lenguaje y rima muy afines a la canción popular, consigue un intenso efecto poético. Si bien su obra se sitúa en las postrimerías del Romanticismo, en ella se expresa el alma de la naturaleza con las vibraciones más profundas. Es el creador literario del paisaje romántico alemán. Sus poesías son aún hoy patrimonio vivo de amplios sectores del pueblo. La visión del paisaje es en Eichendorff como un deliquio melancólico, sin apasionamiento y sin percepción distinta de objetos singulares. Sobre todas las cosas se extiende la paz interior del sentimiento cristiano, para el que lo temporal es manifestación de lo eterno, estando todas las cosas sumergidas en Dios.

Eichendorff era hijo del oficial prusiano del príncipe Adolf Theodor Rudolf (1756–1818) y de su mujer Karoline (1766–1822, nacida como principesa von Kloch). Joseph fue educado junto a su hermano Wilhelm en su casa. El día 12 de noviembre de 1800 comenzó a escribir su diario de vida. A las lecturas de textos de aventuras, caballeros y obras de la antigüedad, siguieron también sus primeros intentos literarios infantiles.

En 1801 ingresó al Gimnasium católico de Breslavia. Estando ahí visitó asiduamente el teatro y compuso varios poemas. Entre 1805 y 1806 estudió derecho en la universidad de Halle. Realizó también viajes hacia Hamburgo y Lübeck. En agosto de 1806 regresó al castillo familiar de Lubowitz, donde realizó una intensa vida social con cazas en sus alrededores.

En mayo de 1807 viajó primero a Linz, luego a Ratisbona, a Nuremberg y a Heidelberg a continuar sus estudios. Fue alumno de Thibaut y Joseph Görres. Conoció a Achim von Arnim, a Clemens Brentano y a Otto Heinrich Graf Isidorus Orientalis.

En abril de 1808 Eichendorff emprendió un viaje hacia Estrasburgo y París. El 13 de mayo partió de Heidelberg a Würzburg, luego a Núremberg y a Ratisbona, desde donde navegó en el barco del correo y por el Danubio hasta Viena. En el verano volvió a Lubowitz.

En el verano de 1810 siguió estudiando derecho en Viena.

Entre 1813 y 1815 combatió en la guerra de liberación contra Napoleón.

En abril de 1815 se casó con Luise von Larisch (1792–1855), hija de una familia noble venida a menos cercana a Lubowitz. En 1815 nació también su primer hijo Hermann, luego en 1817 Therese, en 1819 Rudolf.

Tras la muerte del padre, en 1818, fueron vendidos casi todas las propiedades de la familia, incluido en castillo.

Eichendorff trabajó en distintos puestos burocráticos hasta que en 1844 y luego de una fuerte neumonía se jubiló. thumb|left|Freiherr Joseph von Eichendorff

Vivió luego con su hija Teresa y su marido, el oficial prusiano Louis von Besserer-Dahlfingen. Después de algunas peripecias vitales, acogido por algunos parientes y también por el arzobispo de Breslavia Heinrich Förster, falleció Eichendorff el 26 de noviembre de 1857 en Neisse (Schlesien).

Bibliografía

Poemas

In einem kühlen Grunde (1807/08 in Heidelberg-Rohrbach)
Lied
Lockung
Die Riesen, Anklänge (1808)
Abschied (1810)
Zwielicht (1812)
Sehnsucht (1819)
Mondnacht (1837)
Der Abend (1826)
Wünschelrute (1835)
Der Einsiedler (1835)
Waffenstillstand der Nacht
Schöne Fremde (vor 1834)
Das zerbrochene Ringlein oder auch Untreue (1837)
In der Fremde
Auf einer Burg
Echte Liebe
Die Blätter fallen
Der Soldat
Wanderlied der Prager Studenten
An der Grenze
Heimweh
Herbst
Ständchen
Bei Halle
Der Gärtner
Der frohe Wandersmann
Waldgespräch
Frische Fahrt
Durcheinander
Wunder über Wunder
Frisch auf!
Allgemeines Wandern
Nachts
Die Nachtblume
Meeresstille
Morgengebet (1814)
Der Glücksritter
Der Nachtvogel
Frühlingsnacht
Kurze Fahrt
Neue Liebe
Schifferspruch
So oder so
Der Kehraus
Die zwei Gesellen
Winternacht
Vöglein in den sonn'gen Tagen
Trost
An meinem Geburtstage
In Danzig (1842)
Eldorado (1841)
Reiselied
Der stille Grund
Die Nacht
Lieber alles
Die Stillen
Der letzte Gruß
Erinnerung
Weihnachten
Lichtlein im Walde (1836)
Frühlingsgruß
Stimmen der Nacht (1841)
Der Morgen
Todeslust
Frühlingsfahrt
Wahl
Die Klage
Die blaue Blume
Frau Venus
Die Sperlinge

Novelas y narraciones

Die Zauberei im Herbste (1808) (Märchen)
Ahnung und Gegenwart (Presentimiento y presente) (1815)
Das Marmorbild (La estatua de mármol) (1819)
Aus dem Leben eines Taugenichts (De la vida de un tunante) (1826)
Viel Lärmen um nichts (1833)
Dichter und ihre Gesellen (1834)
Das Schloß Dürande (1836)
Unstern (1839)
Die Entführung (1839)
Eine Meerfahrt (1841)
Die Glücksritter (1841)

Épicas

Julian (1853)
Robert und Guiscard (1855)
Lucius (1857)

Teatro

Krieg den Philistern (1824)
Ezzelin von Romano (1828)
Meierbeths Glück und Ende (1828)
Der letzte Held von Marienburg (1830)
Die Freier (1833)

Principales ediciones en español

De la vida de un ocioso (Aus dem Leben eines Taugenichts). Traducción de Hugo Montes, Santiago de Chile, ZigZag, 1969.
Eichendorff. Gedichte/Poemas (edición bilingüe). Edición y traducción de Alfonsina Janés, Barcelona, Bosch, 1981. ISBN 978-84-7162-845-9.
Episodios de una vida tunante (Aus dem Leben eines Taugenichts). Introducción y traducción de Alfredo Gallart, Buenos Aires, Espasa Calpe, 1949 y 1971 (existe una edición de previa en Barcelona, Montaner y Simón, 1943, y una posterior en México, Universidad Autonóma Metropolitana, 1984).
La estatua de mármol (Das Marmorbild). Traducción de Carmen Bravo Villasante, en Cuentos del romanticismo alemán, Barcelona, Salvat, 1982 (reeditado como volumen individual en Palma de Mallorca, José J. de Olañeta, 1987).
Pensamiento y presente. Vida de un ocioso (Ahnung und Gegenwart. Aus dem Leben eines Taugenichts). Introducción y traducción de José Miguel Mínguez Sender, Barcelona, Bruguera, 1984.
De la vida de un tunante (Aus dem Leben eines Taugenichts). Edición y traducción de Germán Garrido, Madrid, Letras Universales, Ediciones Cátedra, 2008. ISBN 978-84-376-2463-1.
Además de selecciones dispersas de poesía aparecidas en antologías con otros autores alemanes.




EN LA PUESTA DE SOL

(Im abendrot )

Con penas y alegrías,
mano a mano, hemos caminado.
Reposemos ahora de nuestros viajes,
en la tranquila campiña.
A nuestro alrededor se inclinan los valles,
ya la brisa se ensombrece.
Sólo dos alondras alzan todavía el vuelo
soñando de nuevo en el oloroso aire.
Acércate y déjalas trinar,
pronto será hora de dormir,
para que no podamos perdernos
en esta soledad.
Oh, inmensa y dulce paz,
tan profunda en la puesta de sol,
qué fatigados estamos por haber caminado.
¿Será esta, entonces, la muerte?






EL CAMINANTE NOCTURNO

(Nachtwanderer)


Cabalga de noche en un corcel alazán,
cabalgó pasando ante muchos castillos.
¡Duerme, niña mía, hasta que amanezca!
La noche es enemiga de los hombres.
Cabalgó pasando ante un estanque,
Allí, una hermosa muchacha canta,
su camisa ondea al viento:
¡Pasa de largo, la niña esconde peligro!
Cabalgó pasando ante un río,
le saluda el duende de las aguas
y luego se sumerge de un salto.
El silencio cae sobre la fría casa.
Cuando el día y la noche peleaban,
cuando los gallos cantaban en la aldea,
se encabritó el corcel, relinchando,
piafando en el suelo, escarbaba su tumba.







RECLAMO

(Lockung)


¿No oyes el murmullo de los árboles
a través del éter silencioso?
¿No te gusta escuchar ahí abajo,
desde la azotea al suelo,
donde los arroyos fluyen, dulcemente,
en el claro de luna
y, desde el roquedal, los hieráticos castillos
se reflejan en el río?
¿Te acuerdas de las bellas canciones
de los viejos tiempos?
Por la noche, en la soledad del bosque,
todo lo alborotan,
cuando los árboles callados sueñan,
y el lilo huele sensual
y en el río murmuran las ondinas...
Ven aquí abajo, se está muy fresco.







LA MUCHACHA SOLITARIA

(Die Einsame)


Si fuera negra noche, yacería en los bosques,
en los bosques que murmullan tenuemente.
Con su manto tachonado de estrellas
la noche me cubriría.

El arroyuelo se desliza silenciosamente
en caso de que me haya dormido.
No, aún no duermo, escucho durante mucho tiempo,
a los ruiseñores.

Cuando las copas de los árboles se balancean sobre mí,
repicando toda la noche,
allí, en mi corazón, están los pensamientos
que cantan cuando nadie está despierto.

(Trad.: J. Bochaca)







EN OTOÑO

(Im Herbst)


El bosque amarillea, se caen las hojas,
¡qué vacío y silencioso se vuelve todo!
Sólo los arroyitos en el hayedo,
pasan dulcemente, como en sueños,
ya las campanas anuncian la mañana
desde la linde del bosque.
¿Qué fuerza me arrastra
hacia esta soledad?
El tañido de las campanas me recuerda
los dulces años de mi infancia...
Con temor me doy la vuelta,
¡qué lejos está el objeto de mi amor!
¡Emerged, viejas canciones
y romped mi corazón!
Aún saludo a lo lejos
a la causa de mi amor,
pero parece arrastrarme, con tristeza,
hacia abajo, hacia la tumba.








DESPEDIDA

(Abschied)


Al atardecer murmura el bosque
desde lo más profundo de su suelo,
arriba, Dios encenderá pronto las estrellas;
se extiende un silencio abismal,
sólo queda el murmullo del bosque
al atardecer.
Todo tiende al reposo,
bosque y tierra callan,
el caminante, aterrorizado,
quiere ir a su casa.
¡Aquí, bajo el verde techo del bosque,
corazón, camina tú también hacia el reposo!








VIAJE DE ESTUDIANTES

(Studentenfahrt)


Los cazadores caminan por el verde bosque
y los jinetes, magníficos, por los campos,
los estudiantes por todo el mundo,
tan lejos como los lleve el cielo azul.
La primavera es la sala de la alegría,
miles de pájaros cantan,
y resuenan en el bosque, aquí y allá:
¡Salve, amor mío, mil veces!
Muchos hijos de burgueses
viajan en contra de la corriente;
¡por difícil que parezca,
ten confianza en mí, niña mía, no temas!
Al otro lado, en las tranquilas aguas,
deja que a tus ojitos los requiebren,
y el que te guste,
que sea tu amante.
En la niebla nocturna camino silencioso,
no veo ninguna luz, el viento sopla gélido;
¡descorre el cerrojo en la noche callada
y así nosotros, jóvenes, estaremos juntos!
¡Adiós, niña, no llores!
Ya se oyen las voces aquí y allí,
en el bosque pronto surgirá la Aurora
y los estudiantes continuaran su camino.







DE NOCHE

(Nachts)


Estoy a la sombra del bosque
como si estuviera en el borde de la vida,
la tierra es como un prado oscuro,
la corriente como una cinta plateada.
A lo lejos tañen las campanas
y llegan hasta el bosque,
un corzo levanta la cabeza, asustado,
y en seguida vuelve a dormirse.
El bosque roza con las copas de los árboles
el sueño de la pared rocosa.
El Señor pasa sobre las cimas
bendiciendo al país callado.







LA LLAMADA

(Der Weckruf)


Todas las noches el Señor patrulla
buscando incansablemente a los suyos,
pero donde vaya, encuentra cerrados
las puertas y los corazones.
Lleno de tristeza regresa:
No hay nadie que vele conmigo.
Sólo el bosque que lo advierte con horror,
murmura piadoso toda la noche.
En el solitario bosque oí tañer,
sobre el valle y los abismos,
campanas a través del callado aire,
como si viniera de mañanas lejanas.
Quiero llamar a la puerta
del palacio y la cabaña: ¡Abrid!
¡Las cimas ya flamean,
despertad, despertad!







LA VEJEZ

(Das Alter)


Entre las altas nubes vuelan los pájaros,
en la tierra soñolienta asoman los narcisos,
las alegres canciones callan
y el sombrío invierno lo cubre todo.
El reloj marca las horas, en la alcoba
canta el pájaro que capturaste en otoño.
Los recuerdos semejan un álbum de fotos,
lo hojeas, protegido del temporal y del frío.
Agradable siento la vejez: detente,
pronto caerá el rocío de los tejados
y el viento rolará en la noche.
Un alegre mensajero golpea en la ventana,
sales sorprendido y no regresas,
pues ya llegó la inmortal primavera.







Hechizo nocturno

(Nachtzauber)


¿No oyes a lo lejos el correr de los manantiales,
entre piedras y flores,
en dirección a los silenciosos lagos del bosque,
donde las estatuas de mármol se hallan
en bella soledad?
Lentamente, de las montañas,
despertando a las antiquísimas canciones,
desciende la maravillosa noche
y los valles resplandecen de nuevo,
como tú, a menudo, soñando los imaginaste.
¿No conoces la flor que se abre
en el valle inundado por el resplandor de la luna?
Del capullo medio abierto,
brotan nuevos y florecientes miembros,
blancos brazos, roja boca.
Y los ruiseñores cantan,
y en derredor se alza un lamento,
¡ay! por una herida amorosa mortal
procedente de bellos días ya desaparecidos.
¡Ven, oh, ven al valle silencioso!
¡Ven! ¡Ven!








Bei einer Linde

Seh ich dich wieder, du geliebter Baum,
In dessen junge Triebe
Ich einst in jenes Frühlings schönstem Traum
Den Namen schnitt von meiner ersten Liebe? 

Wie anders ist seitdem der Äste Bug,
Verwachsen und verschwunden
Im härtren Stamm der vielgeliebte Zug,
Wie ihre Liebe und die schönen Stunden! 

Auch ich seitdem wuchs stille fort, wie du,
Und nichts an mir wollt weilen,
Doch meine Wunde wuchs - und wuchs nicht zu,
Und wird wohl niemals mehr hienieden heilen. 






Beneath a Linden Tree

Do I see you again, you beloved tree,
In whose young stem,
Once in spring, in that beautiful dream,
I cut the name of my first love? 

How changed since then is that much loved mark
Now overgrown and sunk from sight
In the trunk grown harder, crowned with branches
Like her love and the heartfelt hours! 

Like you, I have quietly grown since then,
And nothing will cause me to stay.
Yet my wound grew- and did not close,
And, here below, may never heal. 

Translation: © David Paley






Das Ständchen

Auf die Dächer zwischen blassen
Wolken schaut der Mond herfür,
Ein Student dort auf den Gassen
Singt vor seiner Liebsten Tür.
Und die Brunnen rauschen wieder
Durch die stille Einsamkeit,
Und der Wald vom Berge nieder,
Wie in alter, schöner Zeit.
So in meinen jungen Tagen
Hab ich manche Sommernacht
Auch die Laute hier geschlagen
Und manch lust'ges Lied erdacht.
Aber von der stillen Schwelle
Trugen sie mein Lieb zur Ruh,
Und du, fröhlicher Geselle,
Singe, sing nur immer zu! 







Serenade

Upon the roofs between pale
Clouds the moon looks out,
A student there in the street
Sings before his beloved's door.
And still the fountains murmur
Through the peaceful loneliness,
And the wooded mountain sides,
Like in the old and beautiful times.
Just so in my young days
Have I also on many a summer night
Strummed the lute here
And devised many a merry song.
But from her peaceful threshold
She carried my love to rest,
And you, happy fellow,
Sing, sing to her forever! 

Translation: © David Paley









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada